Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 04 – Capítulo 20


Capítulo 20 – Reunión Parte Final

 

(Es rápido.)

 

Pensó honestamente Maomao.

 

Pero eso no significaba que corriera rápido en línea recta. Era como si su velocidad no disminuyera entre los estrechos senderos llenos de obstáculos de los callejones traseros entre los muchos barriles no utilizados.

 

(Oi oi, dame un respiro.)

 

Maomao dejó las botellas a las que se aferraba y lo persiguió.

 

Fue una bendición que a pesar de los giros, el camino fuera fundamentalmente recto. Incluso Maomao, que había vivido en la capital desde que nació, no conocía todos los caminos.

 

(Aunque realmente no quiero ir por aquí.)

 

Sinvergüenzas como ratas merodeaban en lugares con poco tráfico humano. Estos tipos o no trabajan o no pueden. No obstante, son miembros de pleno derecho de la sociedad por el hecho de que sólo conocen el terreno.

 

¿Podría el sonido que oyó Basen ser una guerra de territorio entre esos tipos?

 

(No necesitas meter tu nariz en esto.)

 

Sus pensamientos están saltando demasiado lejos, no?, pensó Maomao

 

En ese momento, escuchó el chillido del metal y un grito.

 

Maomao miró a través de las dos bifurcaciones del camino. Miró a la izquierda y a la derecha, y luego se dirigió hacia el sonido. Se dirigió a la derecha.

 

(!?)

 

Había una plaza al final de la curva. Hay un almacén en la parte de atrás. Podía ver figuras humanas ante ella.

 

Una, dos, tres…

 

(Siete personas.)

 

Los matones estaban atacando a dos hombres. Basen se involucró con los dos primeros contra cuatro.

 

Los dos hombres estaban vestidos como buenos ciudadanos. Parecía que estaban en medio de un robo.

No obstante, las espadas que tenían en sus manos no estaban refinadas para defenderse. Estaban peleando con los matones como si estuvieran protegiendo algo.

 

Los cuatro matones parecían sucios, pero sus armas eran más especializadas. Tampoco había virutas en sus hojas.

 

Como si fuera a resolverlo en ese momento, parece que Basen había decidido cómo iba a actuar.

 

(Oi oi.)

 

Aunque su mente y sus manos estaban vacías. ¿Qué estaba planeando?

 

Pensó Maomao mientras se escondía tras la pared.

 

Pero entonces-.

 

Fue el matón el que cayó primero.

 

(!?)

 

Basen se había ido. Ella pensó que se había ido, pero entonces su sombra apareció detrás de los matones.

Ella no tenía ni idea de lo que hizo. Sólo que otro matón había caído antes de que se diera cuenta.

 

No estaba segura, pero ninguno de los dos tuvo que ser eliminado por Basen.

Uno mostraba la parte blanca de sus ojos, y el otro temblaba mientras se agarraba la rodilla.

 

(¿Se la rompió?)

 

La pierna estaba doblada en una dirección extraña. Estaba rota, no retorcida. Su habilidad era demasiado alta para haber hecho eso en un momento.

 

Y durante el intervalo Maomao los observó, parece que los dos últimos también fueron acabados.

 

No tenía ni idea de cómo lo hizo, pero el resto de los matones salieron volando. En ese momento, Basen retorció el brazo del matón de forma extraña. Hubo un sonido desagradable.

 

(¿No hay posibilidad de que se recuperen?)

 

A los cuatro matones que cayeron al suelo les rompieron las articulaciones.

 

Ciertamente, no era necesario tener cuidado con los ladrones armados, pero ella sentía que fue demasiado lejos yendo al azar para ayudar a otros.

 

Pero las dos personas a las que Basen ayudó no se lo agradecieron. Sólo se arrodillaron.

 

(¿Eh?)

 

“Fuiste muy descuidado.”

 

“Mis más sinceras disculpas.”

 

Un hombre bajó la cabeza ante las palabras de Basen. El otro sacó una cuerda del bolsillo de su pecho y ató a los matones caídos.

Parece que se conocían.

 

“Basen-sama.”

 

Maomao salió, con la cabeza inclinada.

 

Basen la ignoró y entró en el almacén.

 

“¿Adentro?”

 

“S-, sí”.

 

Vio al hombre cubrir su boca reflexivamente. Con una cara que quería decir que hay límites a la negligencia, Basen se alejó.

 

(….)

 

Maomao también corrió tras Basen.

 

Basen abrió violentamente las puertas del almacén. Podía ver la sombra de alguien acurrucado en su interior.

 

“….”

 

“….”

 

Había una linda chica del pueblo. No, para ser una chica de pueblo, era demasiado perfecta, una joya. Una chica, una doncella muy querida por un proxeneta, que no se puede comparar.

 

Por supuesto, no había forma de que fuera una chica normal.

 

(Oh sí, normalmente, es considerablemente hermosa.)

 

Ella tendía a olvidarlo mientras estaba en el palacio interior. El deslumbrante jardín de flores – no importa cuán hermosa sea una flor, se verá eclipsada cuando se rodee de flores más hermosas.

 

La consorte Riishu estaba ahí.

 

Ella lo entendió. Los hombres de afuera eran los guardias de la consorte; tendrían que ser oficiales militares o algo por el estilo. Sin duda también conocerán a Basen.

Y así fue como Maomao se preocupó. ¿Se filtró la salida de la consorte? ¿O conoció a unos ladrones por casualidad? Probablemente tendría que ser la primera.

 

Ya fuera una redada de armas o un callejón sin salida en la parte trasera del callejón, ella no podía verlo como un crimen al azar.

 

La consorte Riishu no llevaba su vestido de siempre. A pesar de ello, llevaba ropa que llevaría la hija de un gran comerciante. Tal vez estuvo temblando todo el tiempo dentro de la estrecha bodega, cuando abrieron la puerta, hubo una explosión de fragancia perfumada.

 

El borde de sus ojos que tenía menos maquillaje de lo normal estaba lleno de más lágrimas de lo normal. Sus labios estaban retorcidos. Todo su cuerpo estaba temblando.

 

Sus ojos estaban teñidos de terror.

 

Basen, que estaba iluminado desde atrás, se reflejaba en los ojos de la Consorte Riishu. (EZ: ship XD)

 

Aunque Basen también debería haber dicho algo, sólo estaba de pie. A este ritmo, la tímida Consorte Riishu podría mojarse mientras su cara está cubierta de mocos por el miedo.

 

La exasperada Maomao mostró su cara desde detrás de Basen.

 

“¿Estás herida?”

 

De forma absolutamente natural, Maomao sonrió para aliviar el nerviosismo de la consorte.

 

Sin embargo, la Consorte Riishu se echó hacia atrás como si estuviera erizada. “Eek!” Ella involuntariamente levantó la voz. (EZ: con las sonrisas que suele poner Maomao XD)

 

Oh, ¿no es esto peor que cuando vio a Basen, pensó Maomao mientras se agachaba por un momento, y intencionadamente miró para ver si estaba herida? Aunque su ropa estaba sucia en algunos lugares, no parecía tener ninguna lesión externa.

 

Como si finalmente se hubiera calmado, la rígida cara de la Consorte Riishu se relajó gradualmente.

 

Era sólo que su cara parecía enfebrecida.* Puede ser que se haya agotado repentinamente después de que su tensión se alivió – se veía un poco aturdida. (EZ: *su cara esta roja con lo que es al parecer un fiebre según Maomao, peeeero~~~)

 

“Basen-sama.”

 

Maomao miró a Basen.

Ella no podía ver su cara correctamente con la retroiluminación, pero sabía que su tensión aún no había disminuido.

 

“La dejaré en tus manos por un tiempo. Iré a ayudar a lidiar con ellos ahí”.

 

Partiendo con un tono rígido, Basen se dirigió hacia los guardias.

 

Parece que Maomao tenía una impresión un poco equivocada sobre Basen.

 

Ella pensó que él era el ayudante cercano de Jinshi porque es el hijo de Gaoshun, el hermano de leche de Jinshi. Su esencia era directa e impulsiva, pero con su juventud también, ella siempre pensó que él estaba esperando para crecer.

 

(¿No hay forma de que eso suceda?)

 

Honestamente, pensó que Basen no era capaz. O mejor dicho, ella pensó que él era una persona sencilla con la que era fácil tratar.

 

Corrijamos eso.

 

Ciertamente, en el aspecto civil de las cosas, sentía que le faltaba un poco para trabajar para Jinshi. Por supuesto, ella pensó que él es perfectamente excepcional comparado con un oficial civil de la misma edad. Pero no bastaba con eso.

 

Desafortunadamente, parece que su talento estaba más en el lado militar de las cosas. No había forma de derrotar fácilmente a cuatro matones con las manos vacías. Pero Basen se deshizo de ellos con movimientos tan naturales como si estuviera respirando.

 

Maomao, que no tenía ni idea de las artes marciales, también sabía eso.

 

Lo que le recuerda que habían sido Basen quien acompañó a Jinshi cuando se dirigían a reprimir al Clan Shi, no a Gaoshun. Como Jinshi volvió con una herida en la cara, Basen fue golpeado por Gaoshun y sus mejillas se habían hinchado.

Sin embargo, Gaoshun tampoco debe haber puesto guardias con Jinshi porque adoraba a su hijo. El haberle pegado a su hijo podría haber sido porque había traicionado esa confianza.

 

(Vamos a burlarnos un poco menos de él.)

 

No parece del tipo que levanta la mano a las mujeres, pero por ahora, ella tiene una mejor opinión de él.

 

Aún así, Maomao miró a la Consorte Riishu.

 

“¿Se encuentra bien?”

 

“Eh, s-, sí.”

 

Es-, estoy bien, el rostro de la Consorte Riishu estaba más rojo que antes.

 

Y entonces volteó su cara roja hacia la plaza, mirando a Basen, que estaba dando instrucciones a los guardias.

 

“…”

 

Tuvo una desagradable premonición. (EZ: yep)

 

Y eso era lo más probable.

 

“…sama.”

 

La consorte susurró algo.

No obstante, no pudo oírlo bien. Esta vez fue un golpe contundente – no era algo así.

 

“Así que su nombre es Basen-sama…”

 

Se proyectaba a Basen, treinta por ciento más atractivo, en los ojos llorosos de la consorte.

 

(….¿podemos parar aquí?)

 

El rostro de la consorte Riishu se había convertido en el de una doncella extremadamente molesta. (EZ: Jajajaja se enamoró a primera vista por haber sido salvada por el)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s