Súper Gen Divino – Capítulo 456: Gárgola


Cuarto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen estaba muy satisfecho con Pisando Nubes, que era un arte secreto hipergénico que ni siquiera podía aprender en el Pabellón Santo. Valía la pena pagar una licencia de clase S del Pabellón Santo y un espíritu de la bestia berserker.

Así de fácil, Han Sen y Zhu Ting acordaron la hora del intercambio. Zhu Ting podía enseñar a Han Sen el trabajo de pies por sí mismo, pero tenía que obtener las soluciones genéticas especiales de los Chen.

Zhu Ting llevó a Han Sen a buscar el nido. Con la velocidad del Rugidor Dorado, les tomó más de medio día ver montañas en capas formando un loto de la vida, que era la entrada al nido.

Por suerte, no había criaturas cerca. Subieron por las montañas y bajaron por la entrada hasta llegar a la pared de oro verde.

La pared de oro verde aún estaba intacta. Nadie había entrado. Aunque Zhu Ting encontró el lugar, no se atrevió a entrar.

Zhu Ting era inteligente en el sentido de que sabía lo que estaba dentro de su capacidad y lo que estaba más allá, lo cual no era algo que todo el mundo supiera.

Después de todo, los hombres son animales emocionales, por lo que era difícil para ellos mantenerse racionales todo el tiempo.

“Espera afuera. Iré a comprobarlo.” Le dijo Han Sen a Zhu Ting y rompió el muro de oro verde para entrar.

La omnisciente luz verde hacía del gran nido un espacio aterrador. Celdas de forma extraña estaban por todas partes, todas intactas. No había forma de saber cuál había criado a una criatura.

Han Sen se acercó lentamente a las celdas, pero debido a que había demasiadas celdas, todas estaban apiñadas. No había otra forma de atravesarlo más que trepando sobre las celdas.

Han Sen no se atrevió a saltar a una celda. Con la mirada puesta en un óvalo de 6 metros de altura, caminó lentamente hacia adelante, sintiéndose incómodo como si algo estuviera a punto de salir mal.

“¡Roar!” Cuando Han Sen estaba a unos diez metros de una celda, explotó de repente. Una criatura negra con dos cuernos plateados y alas de murciélago que parecía una gárgola salió de repente de la celda rota.

Han Sen sólo lo miró antes de empezar a correr tan rápido como sus piernas podían llevarle.

Aunque aún no había luchado contra la criatura, a juzgar por su velocidad, Han Sen estaba seguro de que la gárgola era una criatura divina con un físico de más de cien.

Han Sen se alegró de que fuera a lo primero que llamó la atención. Si Han Sen se topase con esa criatura cuando ya hubiese profundizado, le sería mucho más difícil huir.

Han Sen sólo corrió unos pasos cuando la gárgola lo alcanzó. Su brazo, tan fuerte como una columna de mármol, se balanceó rápidamente en la espalda de Han Sen.

En su garra, cada uno de los uñas tenía más de medio pie de largo, tan afilados como una daga de tungsteno. Incluso un cuerpo hecho de acero Z se rompería con tales uñas.

Sin retroceder, Han Sen movió su cuerpo como una serpiente, alejándose del golpe de la gárgola, como si tuviera ojos en la espalda. Entonces Han Sen continuó corriendo por una ruta retorcida. Agitando sus alas, la gárgola estaba detrás de Han Sen inmediatamente. Sin embargo, su golpe fue inútil de nuevo. Han Sen era tan resbaladizo como una anguila, deslizándose entre los brazos de la gárgola una y otra vez.

Han Sen miró hacia la entrada y vio que Zhu Ting se había ido, más rápido que un conejo.

Habiendo fracasado varias veces, la gárgola aulló rápidamente cuando Han Sen estaba a punto de correr hacia el estrecho sendero. Los cuernos plateados de la gárgola brillaron repentinamente y el color plateado comenzó a descender hacia el cuerpo negro de la gárgola. De repente, la gárgola se convirtió en una estatua plateada, que parecía extrañamente glamurosa.

“¡Maldita sea! ¡Una criatura divina berserker!” Exclamó Han Sen. La gárgola plateada apareció casi instantáneamente detrás de Han Sen, arañando la cabeza de Han Sen.

La velocidad de la gárgola plateada era tan rápida que Han Sen no tuvo tiempo de esquivar el golpe. Aunque intento utilizar al máximo sus habilidades de kiting, frente a la velocidad absoluta, todos sus esfuerzos eran inútiles.

Han Sen apretó los dientes y usó Músculo de Hielo y Hueso de Jade. Alcanzando una mano en el grueso brazo de la bestia loca, Han Sen no estaba tratando de golpear a la criatura con su fuerza.

Mientras los dos brazos chocaban, Han Sen enredó el grueso brazo de la gárgola plateada como una serpiente y se deslizó sobre su cuerpo.

Combinando perfectamente Demonio Libertino y Diversión, Han Sen también utilizó la flexibilidad que obtuvo de la práctica de Músculo de Hielo y Hueso de Jade para alcanzar ese efecto.

La gárgola plateada intentó atrapar a Han Sen, que estaba colgado de su espalda, mientras que Han Sen se había deslizado hasta la entrepierna de la gárgola y golpeado con fuerza esa parte.

¡Boom!

La mano de jade de Han Sen golpeó con fuerza la entrepierna de la gárgola, haciéndola gritar como loca. La gárgola rápidamente usó ambas manos para arañar a Han Sen.

Han Sen giró su cuerpo sobre el muslo de la gárgola y se movió hacia atrás. Agarrando las alas de la gárgola, Han Sen rápidamente golpeo el cuello con la mano.

Moviéndose sobre el cuerpo de la gárgola, la gárgola berserker trató de atrapar a Han Sen, pero siguió fallando.

Sin embargo, el físico de la gárgola plateada berserker era tan poderoso que incluso después de que Han Sen usara Músculo de Hielo y Hueso de Jade, sólo podía producir una pequeña hinchazón en su cuerpo plateada.

Han Sen no se atrevió a usar la daga Lobo Maldita, porque no era lo suficientemente fuerte para romper este cuerpo y porque sostener la daga afectaría a los movimientos de Han Sen.

Han Sen incluso intentó arañar los ojos de la gárgola, pero fue igualmente inútil. Sus ojos eran tan fuertes como su cuerpo, hecho de metal plateado.

Han Sen sentía que el tiempo, que había sido menos de un minuto, fue tan largo como horas. No era fácil luchar contra la gárgola de esa manera.

Han Sen había usado su poder físico y mental al máximo. Cada ligero movimiento fue calculado cuidadosamente. Su fuerza física y mental estaba agotada.

Aun así, Han Sen seguía enfrentándose a peores riesgos. La gárgola berserker se volvió cada vez más rápida. Unas cuantas veces, sus uñas habían arañado a Han Sen, haciéndolo sangrar inmediatamente.

Han Sen no fue sacudido en absoluto. Continuó deslizándose sobre el cuerpo de la gárgola como una serpiente, pero su rango de movimiento era cada vez más pequeño.

Eventualmente, la gárgola berserker empujó a Han Sen tan fuerte que no tenía adónde ir. La gárgola que rápidamente arañó a Han Sen estaba justo sobre su cuerpo.

Cuando las afiladas uñas plateadas estaban a punto de apuñalar el cuerpo de Han Sen, éste empujó rápidamente la cabeza de la gárgola y saltó en el aire, evitando su garra.

La gárgola plateada había consumido su energía con ese movimiento. Después de que Han Sen esquivó el golpe, su garra no se detuvo y continuó hasta golpear su propia cara. Las cinco uñas plateadas tan afiladas como dagas se clavaron en la cara plateada, y la sangre plateada brotó de repente.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s