Súper Gen Divino – Capítulo 454: Llévame Contigo


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Después de matar al mamut blanco, Han Sen había establecido su prestigio en el Grupo de la Diosa. La gente lo había reconocido oficialmente como el líder. Muchos jóvenes incluso lo veían como un ídolo.

El Grupo de la Diosa se había vuelto más y más organizado. Han Sen fue muy generoso con los miembros que trabajaron duro, premiándolos con mucha carne.

Han Sen pidió a Yang Manli que cultivara específicamente a los jóvenes como Xu You que se atrevieron a arriesgar sus vidas.

La llegada de Han Sen trajo una revolución al lugar. Aunque todavía no se atrevían a cazar en áreas remotas o a acercarse al refugio espiritual, con Han Sen al frente del equipo, fueron capaces de matar a muchas criaturas ordinarias y primitivas a la vez en las montañas cercanas.

Esto dio un poco de esperanza a los que aparecieron en ese lugar. Ya no necesitaban contener la respiración y contar los días.

Muchas personas que no habían entrado en El Santuario de Dios en mucho tiempo y habían perdido la esperanza regresaron al lugar después de escuchar las noticias, queriendo ver si la leyenda era real. Resultó que estaban extasiados. El mundo de hielo y nieve ya no estaba tan silencioso como antes. La gente estaba activa en todas partes. Aunque no podía compararse con los grandes refugios humanos, la situación no era tan desesperada. Más y más personas regresaban y se unían al Grupo de la Diosa.

Cada vez más gente comentaba las noticias, haciendo que los que habían perdido la esperanza y volvieran a estar presentes en El Santuario de Dios. Por lo tanto, el Grupo de la Diosa se hizo más y más fuerte. Con mucha carne para comerciar, los ricos también habían empezado a aparecer. El comercio se hizo cada vez más frecuente y hubo muchas transacciones.

Debido a que Han Sen raramente aparecía, poca gente sabía cómo era. La mayoría de la gente sólo conocía el nombre de Han Sen.

Más gente pensaba que Han Sen era una leyenda, una leyenda viviente.

Un evolucionado que acababa de entrar en la segunda zona de El Santuario de Dios unos meses antes revivió un lugar por su cuenta e inspiró a mucha gente desesperada, que sólo podía existir en una leyenda.

Obviamente, más gente conocía a Yang Manli, la mujer a su derecha. Mucha gente asumió que Yang Manli era la diosa de el “Grupo de la Diosa” y pensaba que era la mujer de Han Sen, la amante de el Grupo de la Diosa.

Por supuesto, Yang Manli también había oído esa suposición. Al principio, estaba tímida y enojada. Sin embargo, era imposible que ella aclararlo todo el tiempo. Tras un tiempo, se cansó de corregir a los demás.

“Hermano, realmente eres tú. Finalmente encontré la organización.” En ese día, cuando Han Sen acaba de teletransportarse a El Santuario de Dios desde la Alianza, alguien de repente corrió hacia él y se abrazó al muslo lleno de lágrimas.

¿”Zhu Ting”? Cuando Han Sen vio quién era, no pudo evitar sentirse aturdido. No tenía ni idea de que se encontraría con Zhu Ting aquí.

“¿Cómo te atreves a mostrar tu cara? Realmente crees que no te mataré, ¿verdad?” La cara de Han Sen se puso severa.

“Hermano, no tiene sentido vivir en un lugar así. ¿Puedo seguirte? Si no puedo, preferiría morir. ¡Sólo mátame!” Zhu Ting no soltaba la pierna de Han Sen.

Han Sen se rió interiormente y pensó para sí mismo, este tipo es bastante desafortunado de ser asignado aquí. Debe haber pasado por muchas dificultades. Parece que se está volviendo loco.

“¿Cuándo llegaste aquí? ¿Cómo es que nunca te vi?” Han Sen llevó a Zhu Ting a un lugar tranquilo y le preguntó.

“Después de huir, llegué a la segunda zona de El Santuario de Dios directamente. Dios sabe que me enviarían a este maldito lugar. Cada vez que intentaba matar a una criatura primitiva, arriesgaba mi vida. Después de tanto tiempo, ni siquiera he llegado al límite de los puntos genéticos ordinarios. Esta no es manera de vivir…. Hace dos meses, salí a cazar y casi me mata una criatura mutante. Me fui tan lejos que sólo volví anteayer. Desde que me enteré de ti, hermano, siempre te he estado esperando cerca del teletransportador…” Zhu Ting se quejó con lágrimas en los ojos.

Naturalmente, Han Sen no se tomaría las palabras de Zhu Ting demasiado en serio. Ese tipo era bastante astuto y lleno de ideas. También podría usar bien el veneno. Desvergonzado y asesino, Zhu Ting era definitivamente una persona peligrosa.

Sin embargo, Han Sen no quería matar a Zhu Ting todavía. Aunque ese tipo era peligroso, Han Sen no lo consideraba un riesgo. Además, Zhu Ting sabía muchas cosas que Han Sen se moría por saber, como cosas sobre Han Jingzhi.

Zhu Ting era un hijo bastardo de los Chen. Parecía que los Chen también sabían lo que pasó en el pasado. Han Sen se preguntó qué papel habían desempeñado.

Han Sen sospechaba que alguien de los Chen también era miembro de la Unidad Siete del Servicio Secreto.

“Así que, quieres seguirme. Pero, ¿por qué debería aceptar eso?” Han Sen observó a Zhu Ting con media sonrisa. No importaba lo que Zhu Ting quería, a Han Sen le gustaría obtener algo de él primero.

“Hermano, no importa lo que pase, debería ser mucho más útil que esa gente común, ¿verdad?” Zhu Ting contestó con un guiño.

“Y mucho más peligroso.” Contestó Han Sen con voz suave.

Zhu Ting dijo con una sonrisa irónica, “Joven maestro, hermano mayor, tú eres el descendiente del instructor Han. ¿Cómo me atrevería a hacerte daño? Si realmente hiciera algo para hacerte daño, hasta mi padre me mataría a golpes.”

“Los Chen están bien informados. Sin embargo, no recuerdo ninguna relación entre los Hans y los Chen.” Han Sen no se inmuto en absoluto. Todos decían ser amigos de Han Jingzhi. No podía decir quién decía la verdad, así que decidió ignorarlos a todos.

“¿No mencionó el instructor Han que mi antepasado también era miembro del Servicio Secreto, un colega suyo?” Dijo rápidamente Zhu Ting.

“No lo sé.” Han Sen no quería hacer comentarios. Pensó para sí mismo que, efectivamente, los Chen también fueron parte de la misión.

“Es inútil que digas nada. Dame algo sólido. Si quieres seguirme, primero debes pagar por adelantado.” Dijo Han Sen.

Zhu Ting dijo con cara triste, “Después de venir a este maldito lugar, no he ganado nada y he perdido casi todos los espíritus de las bestias que traje de la primera zona de El Santuario de Dios. Ahora soy tan pobre que todo lo que tengo es dinero. ¿Quieres dinero? Da un número, y te pagaré sin importar cuánto.”

“¿No tienes todavía Siete Pasos?” Dijo Han Sen abruptamente.

Han Sen siempre había codiciado Siete Pasos de los Chen. Aunque podía volar con alas espíritu de la bestia, la velocidad estaría determinada por la fuerza del espíritu de la bestia en lugar de su propia fuerza. Por lo tanto, Han Sen estaba muy interesado en esa técnica que podía enviarle en el aire por si mismo.

Sin embargo, Siete Pasos era el secreto de la familia Chen. No se puede enseñar a ningún forastero. Con tal oportunidad, Han Sen quería probar si Zhu Ting podía enseñarle Siete Pasos.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s