Súper Gen Divino – Capítulo 445: Montañas de Carne


Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen observó a todos los espíritus de las bestias que poseía y finalmente puso sus ojos en el espíritu de la bestia Caracol Sangriento. Era una súper armadura para mascota, pero ya no era tan efectiva frente a una criatura divina en la segunda zona de El Santuario de Dios. Han Sen decidió probar el cristal negro como experimento.

Los súper espíritus de la bestia rodeaban el cristal negro, mientras que el Arcángel había perdido su interés en él. Han Sen no podía decir si era porque el cristal negro ya no le era útil o porque aún no se había transformado.

Con la orden de Han Sen, el Caracol Sangriento se movió rápidamente hacia el cristal negro con alegría, tragándolo por completo.

Al igual que el ángel, la luz comenzó a formar un capullo que envolvió al Caracol Sangriento.

Han Sen no tenía prisa. Era obvio que alimentar el espíritu de la bestia era mucho más rápido que alimentar a una criatura. En el caso del Ángel, no tardó mucho. Para el Caracol Sangriento, debería tomar probablemente un mes.

Han Sen tenía grandes expectativas. Si lo que él pensaba era real, eso sería fantástico.

En la cueva de hielo, la bestia con armadura de hielo que Yang Manli recuperó causó un gran revuelo entre los veteranos.

Un evolucionado que acababa de entrar en la segunda zona de El Santuario de Dios había sido capaz de matar a una bestia con armadura de hielo, lo cual era simplemente increíble.

Algunos decían que los jóvenes de hoy en día eran impresionantes, mientras que otros pensaban que era sólo buena suerte.

Yang Manli no explicó nada. Incluso si ella dijera que Han Sen mató a la bestia berserker de un solo golpe, esta gente no lo creería.

En realidad, nadie creería que un evolucionado novato podría matar a una bestia con armadura de hielo con un solo puñetazo. Ni siquiera un evolucionado divino podría lograr eso.

Mientras la gente seguía hablando de Han Sen y de la bestia de hielo, escucharon ruidos fuertes que sonaban como un terremoto.

“¿Encontraron las criaturas este lugar y vinieron aquí a atacarnos?” Mucha gente se sorprendió y se acercaron al teletransportador, lista para salir de El Santuario de Dios en caso de peligro.

Después de un tiempo, los ruidos se detuvieron. Oyeron una voz que gritaba, “Manli, echame una mano.”

Yang Manli supo claramente que era la voz de Han Sen. Rápidamente salió de la cueva de hielo. Otros también se preguntaban qué estaba pasando, así que algunos de ellos también la siguieron.

Cuando salieron de la cueva de hielo, todos ellos miraron fijamente con los ojos abiertos. No podían creer lo que estaban viendo y sus mandíbulas casi se tocan el suelo.

Un león dorado que parecía una pequeña colina llevaba montones de cuerpos de bestias con armadura de hielo y otras criaturas mutantes como el lobo de nieve gigante y el oso de hielo.

Encima de los cuerpos había una joven figura. Era Han Sen quien hizo caso omiso de los consejos de la gente y se fue a cazar solo.

“Han Sen… Hermano… ¿Todo esto es tuyo?” Xu, pregunto con su voz temblorosa. Eso era tan difícil de creer que no podía darse cuenta de ello a pesar de haberse frotado los ojos con fuerza.

Todos los demás tuvieron casi la misma reacción. Muchos de ellos habían estado allí durante más de una década, pero ninguno de ellos había sido testigo de tantos avances. Además, había incluso cuerpos de criaturas mutantes.

Muchos de ellos se sentían irreales como Xu You, creyendo que estaban en un sueño.

Si no, ¿cómo podría haber tantos cuerpos de criaturas? ¿Y cómo podía existir una montura tan enorme?

Yang Manli miró a Han Sen con una mirada extraña, sintiéndose confusa por dentro. Ella acababa de decirle a Han Sen que no podía derribar el refugio espiritual, pero regresó con tantos cuerpos de criaturas mutantes en tan poco tiempo.

¿Quizás realmente conquistó el refugio espiritual? Yang Manli miró a Han Sen y no sabía qué pensar.

El joven al que ella despreciaba había crecido tan rápido que había superado totalmente sus expectativas e incluso su comprensión.

“Se puede decir que sí.” Han Sen les contó cómo se encontró con la Araña de la Nieve divina, el Cóndor Desalmado, el monstruo de los tentáculos y la Espíritu Aristócrata.

Sin embargo, les estaba contando la versión adaptada, en la que sólo presenció una pelea entre los cuatro y consiguió algunas ganancias cuando todos estaban gravemente heridos.

“Mirad, esta es la pata de pájaro de ese pájaro mordido por otra criatura. Desafortunadamente, aún así escapó, así que sólo tengo esta pierna.” Han Sen levantó la pata del pájaro que era lo que había dejado el Arcángel, como si estuviera presumiendo.

Todos miraron a Han Sen con admiración, diciendo que Han Sen tuvo tanta suerte que coleccionó tantos cuerpos de bestias con armadura de hielo y criaturas mutantes e incluso una pata de un pájaro divino. La dama fortuna estaba realmente cuidando de él.

Nadie sospechó de lo que dijo Han Sen. Algunas personas habían estado allí durante décadas, y muchos de ellos habían visto la araña de la nieve y el pájaro negro. Algunas personas incluso habían visto a la Espíritu Aristócrata. Para alguien que acaba de venir a conocer esos detalles, Han Sen debía haberlos visto con sus propios ojos, de lo contrario, ¿cómo podría saberlo?

“Hermano, qué suerte.” Xu, mirando los montones de cuerpos con deseo. “¿Qué planeas hacer con esto? No puedes comerlo todo tú mismo. ¿Qué tal si nos vendes algunos de ellos? Y podemos darte un buen precio.

Como dijo Xu You, los ojos de todos estaban fijos en Han Sen, los cuales tenían mucho más deseo por la carne de las criaturas que los hombres comunes, especialmente por esas criaturas mutantes. Mucha gente había estado tan emocionada que sus ojos se volvieron rojos, queriendo dar un mordisco de inmediato.

“Sí, por supuesto que están a la venta.” Dijo Han Sen con firmeza.

“Te daré cien mil por una bestia con armadura de hielo.”

“Ciento cincuenta mil.”

Como Han Sen acaba de dar su respuesta, mucha gente ya estaba empezando a gritar el precio. La escena parecía un montón de gente rica que no sabía cómo gastar su dinero, agitando sus cheques a Han Sen.

“Voy a vender estas criaturas, pero sólo a los de dentro. Si alguien más quiere comprarlos, tendrá que pagar el doble del precio. Además, sólo acepto licencias del Pabellón Santo y soluciones genéricas por encima de la Clase A.” Dijo Han Sen con voz tranquila. No trajo toda la carne de vuelta sólo para ganar algo de dinero.

“Hermano, ¿que quieres decir?” Todo el mundo estaba aturdido, y Xu preguntó finalmente.

“Voy a formar un grupo. Quienquiera que forme parte del grupo podrá comprar carne al precio interno, y también podrán usar sus puntos.” Dijo Han Sen con indiferencia.

En el futuro, conquistaría definitivamente el refugio espiritual. Haría falta alguien más aparte de él para gobernar el refugio espiritual, porque no podía quedarse allí todo el tiempo. Preferiría reclutar a cada experto luchador en ese lugar para que le siguiese y defendiese el refugio espiritual para él. De esa manera, en el futuro, no importaba cuánta gente fuera teletransportada a ese lugar, tendrían que seguir su orden.

 

 


6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s