Súper Gen Divino – Capítulo 436: Primera Caza


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“Buen trabajo, Coronel.” Después de regresar a la cocina, Han Sen le dio el visto bueno al gordo líder del equipo.

“Grandioso mi culo. Te pedí que llevaras un plan de nutrición. ¿Por qué tardaste tanto?” El gordo líder del equipo dijo, molesto.

“Después de que el capitán revisara el plan, me hizo algunas preguntas. Como soy nuevo aquí, no sé nada y le di todas las respuestas equivocadas, por eso me llevó tanto tiempo. Incluso me regañó un poco. Después de eso me encontré con el coronel Wang. Eres un gran salvador por estar allí a tiempo…” Han Sen había pensado su excusa durante algún tiempo.

“No te cruces con Wang Hou en el futuro.” Dijo el gordo líder del equipo.

“Gracias, Coronel.” Aunque Han Sen no tenía miedo de Wang Hou, era una situación problemática. Estaba muy agradecido de que el gordo líder del equipo se lo llevara.

Ji Yanran le había dicho que todos en la Daphne tenían una formación complicada, así que no debería tomar a nadie a la ligera.

“Eres uno de los míos, así que no dejaré que nadie más te toque. Si necesitas ser disciplinado, yo seré el que lo haga.” El jefe del equipo golpeó a Han Sen en la espalda y le dijo, “Ve a hacer tu trabajo.”

Debido a que faltaban unos tres meses para que pudieran llegar al planeta donde estaban las ruinas, Han Sen cambió unos cuantos turnos y solicitó entrar en El Santuario de Dios.

Esta vez se teletransportó a El Santuario de Dios, aún estaba en la cueva de hielo. Esta vez, sin embargo, había de siete u ocho personas en la cueva de hielo, charlando entre sí. Xu You también estaba allí.

“Han Sen, ¿por qué tardaste tanto? Aquí, te presentaré a todos.” Xu You presentó a Han Sen al resto del grupo con entusiasmo.

Tal vez era debido a las difíciles condiciones de vida, todo el mundo conocía el beneficio de ayudarse unos a otros. La mayoría del grupo era muy tranquilo y fácil de hablar.

“Genio, ¿tú también estás aquí?” Un joven exclamó repentinamente a Han Sen.

“¿Y tú eres?” Han Sen miró al joven y vio que su cara no le sonaba.

“Mi nombre es Liu Feng. También me gradué en Blackhawk, un año antes que tú. Pero mis notas eran mediocres, así que tiene sentido que no me conozcas.” Dijo Liu Feng con una sonrisa.

“¿Qué genio? Liu Feng, ¿Han Sen erá tu compañero de escuela?” Xu, pregunto sorprendido.

Liu Feng habló al grupo sobre los logros de Han Sen en Blackhawk. Parecía haber prestado mucha atención a Han Sen e incluso sabía que se había graduado con el rango de mayor.

El resto del grupo miró a Han Sen con sorpresa. Después de mucho tiempo, Xu You se lamentó, “No me di cuenta de que te habías graduado en una escuela superior e incluso te habías graduado como mayor. Deberías tener un futuro mucho más brillante que este. Este lugar hará bastante difícil para ti ir más lejos.

“No necesariamente. Mientras ocupemos ese refugio espiritual, lo tendremos todo.” Dijo Han Sen sonriendo.

Había un dispositivo de teletransporte en el refugio espiritual, así que si podían ocupar el lugar, podían convertirlo en un refugio para humanos. Todo lo que tenían que hacer era resistir los ataques de las criaturas cercanas.

“Joven, esto es mucho más difícil que eso. Esta es la segunda zona de El Santuario de Dios, no una escuela militar donde los jóvenes pasan el rato. Aquí puedes morir de verdad.” Un hombre de mediana edad de entre cuarenta y cincuenta años frunció los labios y en cuclillas en un rincón. Entonces dijo, “No creas que vas a conquistar todo porque eres alguien de una escuela militar. Te lo daré si cazas a alguna criatura. Ni siquiera necesitas derribar el refugio espiritual.”

“Genio, no le hagas caso. Solía ser bastante talentoso y evolucionó con los puntos genéticos divinos al máximo, pero terminó aquí y ha estado atrapado durante casi 20 años. Ni siquiera tenía muchos puntos genéticos mutante, así que había perdido la voluntad de luchar.” Dijo Xu You.

Han Sen miró al hombre de mediana edad, sorprendido. Un evolucionado divino hacía veinte años, que era mucho más difícil de alcanzar que un evolucionado divino hoy en día, y debe ser realmente algo. Incluso ese tipo de persona se volvió así, lo que hizo que Han Sen se sintiera triste. El hombre de mediana edad se mantuvo en cuclillas en el rincón, tomando una bocanada tras otra del cigarrillo que tenía en la mano.

“Con tanta gente aquí, ¿por qué no vamos a cazar?” Preguntó Han Sen.

“Estamos esperando al tío Qing. Te lo dije la última vez, es el más fuerte entre nosotros. Si vamos juntos con él, será más seguro. El tío Qing cuida de los jóvenes. Te lo presentaré más tarde. Puedes cazar con nosotros hoy. Bien, ¿cómo es que nunca vi a la chica del otro día? ¿Se rindió?”

“No estoy tan seguro.” Han Sen sabía que estaba hablando de Zero.

Después de que Han Sen abordó la Daphne, ya no podía usar su comunicador privado para contactar con nadie, así que Han Sen le había dicho a Zero que entrara a El Santuario de Dios en dos meses para reunirse con él.

Han Sen no esperaba poder entrar a El Santuario de Dios tan pronto, y no tenía forma de decirle que viniera. Así que tendría que esperar hasta la hora acordada.

“Investigaré por mi cuenta para familiarizarme con el entorno primero.” Han Sen salió al exterior directamente, sin planear cazar junto con el resto del grupo.

Si no hacía ningún esfuerzo, no se le repartirán los beneficios. Si se esforzara, sería muy sospechoso que alguien que acaba de evolucionar tuviera su aptitud física.

Por lo tanto, Han Sen decidió cazar por su cuenta, sin seguir al resto del grupo.

“¿No te lo he dicho ya? No estás familiarizado con este lugar, y es demasiado peligroso afuera. Aunque quieras cazar tú mismo, deberías seguirnos unas cuantas veces y acompañarnos más tarde. De lo contrario, es realmente demasiado peligroso.” Dijo Xu You.

“Sí, genio. Este lugar es muy peligroso.” Dijo Liu Feng.

Han Sen sabía que tenían buenas intenciones, pero tenía sus propias preocupaciones y no quería perder el tiempo en cosas sin sentido.

“Ya he buscado en internet y he aprendido algo sobre este lugar. Voy a dar un paseo y volveré en un minuto. No habrá peligros.” Explicó Han Sen con indiferencia.

Cuando Xu You estaba a punto de decir algo, el hombre de mediana edad se mofó, “Está deseando que lo maten. ¿Por qué lo detienes? Para alguien tan arrogante, tiene derecho a ser asesinado.”

Han Sen no le hizo caso, saludó con la mano al resto del grupo y salió de la cueva de hielo.

El tiempo tampoco era bueno ese día. Una tormenta de nieve dio la bienvenida a Han Sen al salir de la cueva. Han Sen caminó hacia el refugio espiritual en la tormenta. Con su habilidad, debería ser fácil para él vencer a las criaturas mutantes y a los espíritus aristócratas.

Aunque no pudiera ocupar el refugio espiritual por ahora, sería bueno experimentar las criaturas y los Espíritus en la segunda zona de El Santuario de Dios.

Cuando Han Sen estaba lejos de la cueva de hielo, convocó a Meowth para que corriera por la montaña. Al poco tiempo, de repente oyó rugir a una bestia.

Una criatura blanca con una armadura de hielo cubriendo su espalda gruñía a Han Sen y Meowth.

“¿Es esta la bestia con armadura de hielo de la que Xu hablaba?”

Han Sen observó a la criatura que se parecía mucho a lo que Xu You había descrito.

Mientras Han Sen pensaba, la bestia con armadura de hielo corrió hacia Han Sen, gruñendo. Su velocidad era aún más rápida que la de las criaturas divinas en la primera zona de El Santuario de Dios.

 

 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s