Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 04 – Capítulo 10


Capítulo 10 – Hada Serpiente Blanca Primera Parte

 

Comenzó con la historia de cierto invitado.

 

“No es de extrañar que haya menos invitados últimamente.”

 

Meimei-neechan estaba tumbada y desaliñada mientras colocaba piedras en el tablero de Go. Su kamuro estaba mirando por encima de eso, poniendo piedras mientras ella agonizaba por ello. Estaban tocando el zhenlong [珍瓏]. (Un problema de Go. De la novela  Wuxia 天龍八部 “Demi-gods and Semi-devils”, donde es una formación que ni siquiera los maestros del juego fueron capaces de resolver, hasta que el monje Xuzhu (uno de los tres protagonistas) lo hace por casualidad 30 años después).

 

“A los ministros importantes les gustan las cosas inusuales después de todo.”

 

Quien dijo eso, mientras fumaba, fue Joga.

 

Maomao se preparó para la moxibustión a petición de sus hermanas. Como los caminos femeninos de las dos eran pesados, a veces se aliviaban estimulando sus puntos de presión de esta manera.

 

Dijo que eso era lo que el oponente de Meimei en el Go le había dicho ayer. Que había una doncella parecida a un hada que era más inusual que las Tres Princesas del Rokushoukan.

 

“Estamos en la edad en que se hartarán de nosotros. A pesar de que fuimos tratadas como joyas de admiración en el pasado”.

 

Keh, escupió Joga. “Sí, claro,” Maomao hace sonidos de que la escucha (EZ: “aha” ese tipo de sonido), haciendo que Joga se acueste y encienda la moxa que ella colocó en la piel de la mujer. Escuchando el sexy “Haaaaaah~” y viendo el enrollamiento de los dedos de sus pies, ella quería decir que todavía les queda un tiempo por delante.

 

“De alguna manera, según él, ella tiene cabello blanco puro. Si es eso, debería haber dicho que ella tiene pelo blanco normal”.

 

Además, parece que sus ojos son rojos, añadió Meimei.

 

(Pelo blanco y ojos rojos.)

 

Eso es inusual, afirmó Maomao. Preparó la moxibustión de Meimei después de la de Joga.

 

Meimei estiró una delgada pierna de su ropa. Maomao enrolló cuidadosamente su vestido para que no se quemara, y colocó la moxa en su pierna y la encendió.

 

“Dejando de lado el cabello, sus ojos también son rojos. ¿Eso la convertiría en albina entonces?”

 

“Ese parece ser el caso.”

 

Sus hermanas mayores tarareaban de acuerdo. La kamuro que sostenía la piedra del Go no entendió nada; le tiró de las mangas a Maomao. Era la chica que gritó cuando vio a Jinshi comiéndo las langostas el otro día. Si Maomao recordaba correctamente, el nombre de la niña es Zuurin (梓琳, Zi Lin).

 

Maomao entrecerró los ojos, molesta, pero cuando vio a Zuurin actuar asustada, abrió la boca de mala gana.

 

“Es raro para los humanos, pero los niños pueden nacer sin color. Su cabello y piel son ambos blancos, y sus ojos se ven rojos ya que la sangre en su interior es transparente. A estos se les llama albinos”.

 

También existe en los animales. Las serpientes y zorros blancos son venerados como dioses auspiciosos, pero ¿qué pasa con los humanos? Se le dijo que los países extranjeros lejanos -creyendo que los niños de piel blanca son una panacea- tienen la costumbre de comerlos. Pero esa historia es falsa. Aunque su cabello y piel son blancos, eso es sólo una diferencia de color, y sus entrañas no son diferentes, es lo que Maomao aprendió de su padre Ruomen.

 

Maomao una vez atrapó una serpiente blanca, pero realmente pensó que era una criatura misteriosa.

 

Parece que, esta vez, la albina estaba siendo venerada como un hada curiosa.

 

“Aunque los peces gordos se cansarán de ella tarde o temprano.”

 

“Sobre eso.”

 

Dijo Meimei al extender su otra pierna.

 

“La historia es que en realidad usa Hechicería*.” (EZ: *Senjutsu/仙術; es más o menos eso magia y demás en japonés)

 

Ante esas palabras, las cejas de Maomao se movieron.

 

 

 

 

 

Le dijeron que el hada usa ese poder para leer mentes y crear oro.

 

Es una historia que hace que uno quiera mancharse las cejas con saliva (Para ser precavido con los engaños. Algo que se hace para no ser embrujado por un zorro o un mapache), pero era en lo que la gente caprichosa se interesaba mucho. Al principio se decía que el hada actuaba en una pequeña cabaña de exposición, pero ahora alquilaba el teatro de la capital.

 

Dado que la exposición que reunía a los ricos se abría una vez por noche, el refunfuño de las cortesanas del distrito del placer también tendría que ser irrazonable.

Teniendo en cuenta que los huéspedes ricos se presentaron después de mucho tiempo, no era divertido porque alababan la apariencia inhumana del hada y admiraban su habilidad.

 

Con la disminución del veinte por ciento en las ganancias de lo normal, incluso la madam estaba tirando por la tubería. Los invitados que venían por las cortesanas de rango medio seguían siendo los mismos, pero el Rokushoukan es un burdel de clase alta. Con los invitados de arriba apenas entrando, las ganancias cambiaron mucho.

 

“Es una exhibición. Verlo una vez debería ser suficiente”.

 

“No es nada de eso.”

 

Fue el sirviente principal, Ukyou, quien respondió al monólogo de Maomao. Este hombre, que está a punto de cumplir los cuarenta años, debe estar pasando por un momento difícil por haber cuidado recientemente de Chou’u y Sazen.  Parece que finalmente consiguió un descanso antes de levantar las linternas de la tienda nocturna. Estaba comiendo un gran bollo de carne al vapor.

 

Maomao aprovechó la oportunidad para darle un té insípido. “Discúlpa”, dijo Ukyou, tomando la taza de té y tomando el té.

 

“Conoces la alquimia (錬丹術, más específicamente la alquimia china, literalmente “el arte de transmutar el cinabrio”), ¿verdad?”

 

“¿Por qué tan de pronto?”

 

Alquimia. El arte de crear medicina que convierte a uno en un inmortal que no envejece ni muere. Habiendo escuchado tal cosa de su padre, no habría forma de que los ojos de Maomao no brillaran. Y entonces, inmediatamente recordó que la apuñalaron con las uñas.

 

“No copies eso.”

 

Ruomen le había dicho eso.

En otras palabras, era ese tipo de arte inmensamente sospechoso.

 

“¿Es esta la historia de querer compartir la suerte del poder de la inmortalidad?”

 

“Quién sabe. No hace falta decir que tiene una apariencia inusual, pero oí que puede leer la mente de las personas”.

 

“Hohoh.”

 

Los peces gordos que aparecieron con saliva en sus cejas, ¿qué pensarían de que les vieran la mente? De socavar sus sentimientos haciéndolos pasar por tontos, ella podría convertirse en una figura de adoración.

Y podrían pensar que esta cosa llamada el elixir de la vida es real.

 

(Como si existiera una cosa tan estúpida.)

 

Maomao sabe de la persona que creó la medicina de la resurrección en la víspera de su investigación sobre la medicina de la inmortalidad. A pesar de que fue un destacado oficial médico, por los efectos secundarios, no había ni sombra de lo que fue ahora.

 

Maomao apretó los puños. Comprendió que lamentarse de que si ella tuviera su conocimiento, ellos podrían crear un contra plan apropiado contra la plaga de langostas, era algo que no podía evitarse.

 

El desastre aún estaba en camino. Eso podría cambiar dependiendo de lo que hagan a partir de ahora.

 

Aunque las personas de Jinshi estaban desconcertadas por las contramedidas para el desastre que posiblemente ocurrirá en el futuro, ella suspiró hacia los otros peces gordos que se estaban relajando demasiado.

 

Aunque, Maomao se interesó en ese arte.

 

“¿Es eso en otras palabras? Esa hada, ¿está reuniendo a su audiencia con el elixir de la vida como la atracción?

 

“No sé mucho. Sólo lo escuché de los seguidores de los oficiales”.

 

Al decir eso, Ukyou arrojó el panecillo al vapor a su boca y lo lavó/bajó con el resto del té.

 

Era hora de encender las linternas.

 

“Si estás interesada, ¿qué tal si vas a verlo?”

 

“No puedo pagar por un espectáculo tan caro.”

 

“Entonces, ¿por qué no se lo pides a alguien?”

 

Ukyou dijo, guiñó hábilmente el ojo derecho, y se fue corriendo.

 

(¿A quién se lo puedo pedir?)

 

Maomao escupió un keh cuando se le vino a la mente una cara, como algo natural.

 

 

 

 

 

 

 

Aunque sería más fácil si dijera el que es imposible porque está ocupado.

 

Cuando ella intentó decirlo un poco, él se puso exageradamente ansioso. Lejos de eso, parece que la exposición ya había llegado a oídos de Jinshi, así que estaba interesado en él.

 

Le dijeron que se preparara rápidamente para partir.

 

Maomao pensó eso mientras se ponía su ropa de vestir. Se lo regalaron en la tienda de ropa, una prenda acolchada de primera clase. Los colores eran un poco llamativos, pero era un desperdicio tomar lo que le dieron regalado y dejarlo por ahí. Y era un desperdicio no usarlo.

 

Se vistió con ropa abrigada y salió. Un carruaje tirado por caballos la esperaba.

 

Ya estaba oscuro afuera. Nieve húmeda caía del cielo. Cuando ella le informó a Chou’u, él se puso a hacer un alboroto para que lo llevara con ella, así que le pidió a Ukyou que le hiciera la cena.

 

“¿Nos vamos?”

 

Dijo Gaoshun. Cuando entró, Jinshi llevaba una máscara.

 

Maomao bajó lentamente su cabeza, y se sentó en el asiento ante la señal de que se sentara.

 

“Jinshi-sama, ¿va a ir con una máscara?”

 

“Sí.”

 

Maomao hizo una expresión dudosa.

 

Como respuesta a eso, la expresión de Jinshi fue tranquila.

 

“Está bien. No debería ser un problema”.

 

Dijo y el carruaje se movió.

 

 

 

 

 

 

 

Dicen que el teatro con el hada está un poco al este del centro de la capital. Era el lugar que más prosperaba en la capital, que tenía filas de tiendas, por lo que estaba cerca del exclusivo barrio residencial.

Este lugar era normalmente el centro donde se representaban las obras de teatro, por lo que era misterioso que se celebrara la actuación en solitario del hada.

 

(Qué hada tan mundana.)

 

El hada, por su apariencia, se llama Lady Pai (白娘々, Pai-nyan’nyan, Bai-niangniang en chino. La Dama Blanca. 娘々: nyan’nyan[niangniang en chino] es un título de reverencia para las mujeres, normalmente usado para diosas, emperatrices y consortes, que significa ‘madre’).

 

Bajaron del carruaje. Ya tenía filas de muchas personas. El recepcionista aceptó el dinero y los llevó adentro.

 

(Ya veo huh.)

 

“No hay ningún problema, ¿verdad?”

 

Maomao comprendió que Jinshi estaba haciendo una expresión triunfante incluso bajo una máscara. La mitad del público a su alrededor llevaba máscaras o velos. Incluso Maomao llevaba un velo en la cabeza -Gaoshun lo trajo para ella, dejando de lado de donde lo sacó.

 

Si fuera el caso de que los peces gordos ricos disfrutaran viendo este tipo de cosas, se podría ver como si estuvieran divirtiéndose un poco demasiado. De lo contrario, esto podría ser algo así como un festival de atracciones. Sentía que se estaba ahogando en esa atmósfera cuestionable.

 

Había un escenario dentro del teatro y varias decenas de mesas ante el. El techo estaba abierto para que puedas ver desde el segundo piso. Se pueden poner más de cien personas a la vez.

El edificio del palacio interior era mucho más grande, pero el diseño permitía a todo el mundo ver el teatro. Siendo este el caso, el diseño tallado en los pilares y vigas era detallado y hermoso.

 

Una gran linterna colgaba del techo. Entraron confiando en su tenue iluminación.

 

El lugar donde se sentó Jinshi, era el asiento en la segunda fila del lado izquierdo del escenario. Justo en frente de ellos y en el centro, había un hombre bien fornido y una joven doncella que estaban sentados y siendo atendidos.

 

“Lo siento. No pude conseguir los asientos en el medio.”

 

La que lo dijo con pesar fue el joven que se unió a ellos antes de que ella se diera cuenta. Por su voz, incluso con la máscara puesta, sabía que era Basen.

 

La mesa era para cuatro. Incluyendo a Gaoshun, era suficiente.

 

“No, más bien, sería mejor si fuera más atrás.”

 

Fue Gaoshun quien dijo eso. En efecto, no importa si llevabas una máscara, si ocupabas los buenos asientos, es fácil imaginar el alcance del poder y la fortuna de esta persona.

 

A juzgar por las apariencias, el hombre en el asiento del medio sólo podía verse como el nuevo rico que tenía dinero en exceso. Si no estaba equivocada, ¿no era ese tipo de hombre el comerciante que se jactaba/pavoneaba en el distrito del placer recientemente?

 

Tan pronto como se sentaron, las sirvientas que estaban sonriendo aparecieron llevando tazas de sake.

 

Maomao lo olió.

 

“Es vino. ¿No beberá?”

 

Le gustaba el vino. Pero quería mirar a la Dama Pai o a quien fuera con ojos sobrios.

 

Jinshi también puso la taza sobre la mesa como si la estuviera copiando. Si lo hacía, Gaoshun y Basen no tenían otra opción que hacer lo mismo. En cuanto a lo que ella vio de los que la rodeaban, el vino en las tazas parecía muy delicioso. Mientras pensaba lamentablemente que debería beberlo, Maomao miró al escenario.

 

El tenue interior estaba cubierto de niebla blanca. Y, junto con el choque del gong, la estrella del escenario apareció desde el interior como si estuviera liberando luz.

 

Era una doncella con ropa blanca y piel blanca. Su cabello blanco estaba suelto y seguía tras ella. En medio del color blanco puro, sus labios teñidos de rojo y sus ojos eran lo único que destacaba.

Mientras el gong resonaba, Lady Pai se encontraba en el centro del escenario. Había una sola y hermosa mesa preparada en él.

La doncella se acercó hasta ahí. Ella mostró el papel que se preparó en la mesa de antemano. Trazó la disposición actual de las mesas y del escenario.

 

Cuando lo hizo, un hombre vestido de blanco apareció en la plataforma. Su cabello era negro, pero aparte de eso, por su apariencia que coincidía con Lady Pai, Maomao entendió que era el seguidor de la doncella.

 

El hombre recibió ese diagrama de arreglo de la doncella y lo pegó en la pared de la plataforma. Y luego tiró algo hacia ella.

 

¿Podría ser un tipo de arma de lanzamiento? La cosa larga y estrecha atravesó el papel y se incrustó en la pared. Como la pared era de papel maché que se preparó de antemano, fue perforada inmediatamente.

 

“Bueno, entonces, el invitado sentado en este asiento es…”

 

Se abrió un agujero en el papel.

 

Estaba exactamente en el lado izquierdo, los asientos de la segunda fila desde el frente.

 

“Es aquí, sí”.

 

“Aquí es, sí”.

 

En otras palabras, los asientos en los que estaban sentados Maomao y los demás.

 

“¿Qué hacemos?”

 

“Incluso si preguntas qué hacer.”

 

Jinshi no parecía querer destacar.

 

Gaoshun tampoco estaba a la edad de estar de buen humor ante esto.

 

En cuando a Basen……

 

Estaba un poco inquieto. Me gustaría ir un rato, pero sugerirme a mí mismo también es, hacia ese tipo de expresión. Por mucho que sea demasiado serio, no puede ser honesto sobre este tipo de cosas, al parecer.

 

Pero a este ritmo, si nadie va a ir, no se puede evitar.

 

“Entonces, yo Ir….”

 

“Ve tú”.

 

Dijo Jinshi. Señaló a Maomao.

 

“¿No es esta una oportunidad para verla de cerca?”

 

“….”

 

Basen, que estaba a punto de pararse a su lado, estaba un poco perplejo. Ahora mismo, Maomao estaba a punto de intentar lanzarle una pelota, pero tampoco tenía ese tipo de personalidad.

 

“Iré entonces”.

 

Ella dijo eso, mirando de lado a Basen quien, abatido, bajo la cabeza y subió a la plataforma.

 

Lady Pai era más deslumbrante bajo la luz parpadeante de la linterna. Su piel demasiado blanca expuso sus venas transparentes. Maomao entendió que era diferente a simplemente pintar la piel de blanco.

 

“Del uno al diez, ¿puedes elegir tu número favorito?”

 

Escuchó una delicada voz que parecía desvanecerse. Como para complementar a la doncella, el hombre que estaba junto a ella repitió sus palabras en voz alta.

 

“Escríbelo para que no pueda verlo. Por favor, también dóblalo en un trozo pequeño para que nadie pueda verlo”.

 

Lady Pai y el hombre se dieron la vuelta. En ese momento, Maomao escribió suavemente el caracter con el pincel que le fue dado. El pincel se llenó con tinta de antemano, así que era un poco difícil escribir con él. La sensación del pincel también era un poco mala, así que podrían haber usado tinta mediocre. Había una alfombra debajo para que no la pusiera sobre la mesa.

 

Cuando terminó de escribir el número, Maomao lo dobló.

 

“He terminado.”

 

Cuando dijo eso, Lady Pai y el hombre se dieron la vuelta. El hombre empujó un extraño carro esta vez. A cambio, la mesa anterior fue trasladada al fondo del escenario.

 

Había una caja con las bases de varios tubos extraños pegados a ella. Diez verticales, diez horizontales, un total de cien tubos.

 

“¿Puedes meter ese papel en uno de ellos?”

 

Le dijo Lady Pai, y luego se volteó con el hombre otra vez.

 

Aunque no se dieran la vuelta de forma especial, el público tampoco podría ver desde el escenario.

 

Maomao arrugó el papel a un tamaño aún menor y lo metió en un tubo. El papel era blando, pero el ancho del tubo en el que lo metió era estrecho, así que tuvo algunos problemas.

 

Después de terminar, lo cubrió con una gasa fina en la parte superior para ocultarlo.

 

Cuando lo hizo, el hombre lo volvió a mover. La caja que contenía los tubos se colocó en una mesa diferente al lado del escenario. Como si la gasa fuera delgada y ligera, revoloteaba libremente.

 

“He terminado.”

 

Justo cuando ella dijo eso, el gong resonó. Aunque sus ojos se abrieron ante la sorpresa, se sintió agradecida por llevar un velo.

 

Pero, como si Jinshi se hubiera dado cuenta de ello, se dio cuenta de que sus hombros temblaron desde su lejano asiento.

 

Qué irritante.

 

Lady Pai sonrió y presentó su mano.

 

Maomao, como se le dijo, extendió su mano y la fría y blanca mano de la doncella tomó la muñeca de Maomao.

 

Esta vez sonó una campana.

 

La Dama Pai miró a Maomao.

 

(Ah, esta persona.)

 

Sus ojos están mal, pensó Maomao. Sus ojos se movían extrañamente a veces.

Lo que le recuerda, ya que no había pigmentos en sus ojos, en comparación con otros, debe haber muchos aspectos en los que tendría que estar afectada.

 

Cuando pensó eso…

 

“El número escrito es siete.”

 

“!?”

 

“Correcto”.

 

Sus labios rojos se convirtieron en una sonrisa. Junto con sus ojos rojos, a Maomao le recordó a una serpiente blanca que atrapó hace mucho tiempo.

Cuando iba a asar la serpiente de ojos rojos y piel blanca, su padre se enfadó con ella. Son los mensajeros de los dioses, así que no puedes, le dijeron, pero Maomao sabía que en realidad no son esa clase de criaturas. Su padre, a pesar de que la piel blanca que poseían no estaba relacionada con los dioses, de vez en cuando llevaba a cabo esa visión moral, por lo que era preocupante.

 

Sintió como si estuviera siendo absorbida por esos ojos rojos y redondos, cuando el gong volvió a sonar.

 

Quizás porque estaba envuelta por la neblina que la rodeaba, se sentía extrañamente caliente y le dolía la cabeza.

Se sintió abruptamente irritada por la sensación que era como mosquitos zumbando alrededor de sus orejas, y la Dama Pai volvió a abrir la boca.

 

“Tercero desde arriba, segundo desde la izquierda.”

 

“…”

 

“¿Qué tal?”

 

El hombre tomó la gasa para que el público pudiera ver el contenido de la caja. Y luego desde adentro, tomó el tubo que era el tercero desde arriba y el segundo desde la izquierda, y lo atravesó con un palo delgado.

 

Cuando lo hizo.

 

El papel salió de adentro. El hombre abrió el papel finamente doblado, había un número ‘7’ escrito claramente en él.

 

No hace falta decir que era lo que Maomao escribió.

 

T/N: La versión de LN tenía a Rahan y Rikuson (lo conocerán pronto) en lugar del grupo Jinshi.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s