Estrella Tragada: Volumen 7, Capítulo 4


73482757_2286012481507104_1237174950339543040_n.png


-Ejército Personal-

 

“¿Lector de espíritus en la cima del nivel Dios de la Guerra Avanzado? De hecho, eres bastante diferente.” Justo cuando el comandante Li vio entrar a Luo Feng, comenzó a observar a este genio legendario. El Luo Feng frente a él vestía un uniforme de entrenamiento regular y tenía algunas bolas de sudor en la frente. Una energía aparentemente sin forma emanaba de Luo Feng, lo que lo hizo parecer una bestia extremadamente poderosa.

Esto hizo que los latidos del corazón del comandante Li y del oficial ejecutivo Wang se aceleraran un poco.

No sabían que esto se debía a que Luo Feng estaba practicando el 《Catálogo de la Deidad Celestial》 unas miles de veces más temprano esta mañana. Debido a su agotamiento, no pudo controlar perfectamente su fuerza espiritual, lo que causó que se filtrara un poco.

“Ustedes charlen, saldré primero.” Sonrió Wu Tong.

“Gracias, Jefe Instructor Wu.”

Li Da Wei y Wang Luo Han vieron a Wu Tong irse. A pesar de que Li Da Wei y Wang Luo Han tienen un alto estatus, Wu Tong sigue siendo parte del ‘Dōjō de Límites’. El gobierno chino todavía quiere mantener relaciones amistosas con el Dōjō de Límites.

“Comandante Li, oficial ejecutivo, sentémonos y charlemos.” Sonrió Luo Feng mientras se sentaba.

Li Da Wei y Wang Luo Han sonrieron mientras se sentaban. Li Da Wei sonrió cuando dijo: “Hace mucho que escuché sobre el gran nombre del Sr. Luo Feng. En el Palacio de Dioses de la Guerra, vi al Sr. Luo Feng desde lejos. Y ahora, después de reunirme cara a cara, me di cuenta de que el Sr. Luo Feng parece aún más extraordinario que en el Palacio de los Dioses de la Guerra.”

“Si el comandante Li me sigue felicitando, terminaré volando.” Se rió Luo Feng.

“¡No es un cumplido, respeto!” Sonrió el comandante Li. “Cumpliré 62 este año, pero sigo siendo un Dios de la Guerra de nivel Intermedio. Este es mi límite. Según la información de nuestros militares, el Sr. Luo Feng una vez derrotó a Demonio Fantasma Catalán , Sombra de Sangre Ethan, Gran Oso Keita  y Vulture Li Yao, los cuatro grandes Dioses de la Guerra nivel avanzado. Y tres de estos cuatro tienen “conjuntos de Dios Negro”…… este puntaje de batalla es sobresaliente. El título más alto, “Dios de la Guerra Invencible”, fue otorgado al Sr. Luo Feng por el Dōjō de Límites, que también coincide con la fuerza del Sr. Luo Feng. Como luchador… realmente respeto al Sr. Luo Feng.”

Después de escuchar esto, Luo Feng no dejó que se le subiera a la cabeza.

A decir verdad, cuando alguien es felicitado, especialmente por alguien con un alto estatus como el comandante del sector militar del sudeste, ¡los haría realmente felices! Sin embargo, Luo Feng no se ha entrometido en el gobierno. Él está en una posición alta debido a su habilidad, y también debido a su personalidad.

Solo unas pocas oraciones simples causaron que Luo Feng tuviera una buena impresión.

Dado que Li Da Wei y Wang Luo Han fueron claros, a pesar de que ocupaban altos cargos en el gobierno chino, ya que Li Da Wei es el comandante de un sector militar y el General de las fuerzas terrestres… Luo Feng es un examinador del Dōjō de Límites. ¡Y el Dōjō de Límites es el poder más elitista de la tierra!

¡Por supuesto que ocuparán una posición extraordinaria! A pesar de que no han formado un país, ninguno de los cinco grandes países está dispuesto a meterse con ellos. En cambio, preferirían estar en términos amistosos.

Si tienen una solicitud para Luo Feng, por supuesto, tienen que poner a Luo Feng de buen humor. De lo contrario, si son escoltados fuera por Luo Feng… incluso si son los superiores del ejército, no pueden hacer nada al respecto.

“Sr. Luo Feng, si no te importa, te llamaré irrespetuosamente Luo Feng. Y no hay necesidad de llamarme comandante ni nada… solo llámame Li Da Wei, viejo Li, o incluso el hermano Li.” Sonrió Li Da Wei.

“Jaja, te llamaré viejo Li.” Sonrió Luo Feng. “Viejo Li, siéntete libre de decir cualquier cosa por la que vinieron aquí.”

En el sobre que el Dōjō de Límites le dio a Luo Feng sobre las ‘responsabilidades de un examinador’, las cosas que el examinador enfrentaría y las cosas de las que el examinador es responsable… todo esto fue mencionado. Entonces Luo Feng sabía vagamente para qué estaban estas dos personas aquí.

“Muy bien, seré directo.” La cara de Li Da Wei se volvió un poco más seria. “¡Aunque nuestra sociedad humana tiene poderosos luchadores y cañones láser, las hordas de monstruos son demasiado poderosas!”

“¡No es que esté tratando de bajar la moral! En términos de números, incluso los monstruos terrestres superan en número a los humanos.” Suspiró Li Da Wei mientras sacudía la cabeza. “Si no fuera por la amenaza del ‘cañón láser’, ¿cómo podrían los humanos vivir pacíficamente en las ciudades centrales?”

Luo Feng frunció ligeramente el ceño mientras continuaba escuchando en voz baja.

“¡Los humanos y los monstruos terrestres están en un punto muerto!”

“No usaremos nuestros cañones láser contra los monstruos de nivel Emperador. ¡Y los monstruos de nivel Emperador no se unirán a las hordas de monstruos en sus invasiones contra las ciudades centrales! Ambas partes tienen un acuerdo.” Li Da Wei suspiró y dijo: “En realidad, sobre el acuerdo…… el Jefe, ‘Hong’, fue quien negoció con los monstruos de nivel emperador en ese entonces.”

Luo Feng se congeló.

¿Negociaciones entre humanos y monstruos? ¿Hong fue a negociar?

“Las hordas de monstruos en tierra y las hordas monstruos en el cielo no son demasiado peligrosas. El año pasado, nuestra China tuvo una marea de monstruos de primer grado, seis mareas de monstruos grado dos y 21 mareas de monstruos grado tres. Todo esto está dentro de un rango aceptable.” Dijo Li Da Wei con indiferencia.

Luo Feng estaba sorprendido…

Estos números eran todos confidenciales. Luo Feng no sabía que el país era atacado tanto cada año.

“Los monstruos más peligrosos para nuestro país son los monstruos en el mar.” La expresión de Li Da Wei era extremadamente seria. “Incluso los cañones láser no pueden amenazar a los poderosos monstruos marinos que se encuentran en el fondo del mar.” Y la cantidad de monstruos en el mar supera ampliamente a la cantidad de monstruos terrestres y monstruos voladores. ¿Cómo podrían ceder y negociar?

“Además—— una vez en el mar, los Luchadores humanos probablemente solo tengan entre el 20 y el 30 por ciento de su poder. Ni siquiera podemos iniciar el ataque.” Li Da Wei sacudió la cabeza.

Luo Feng asintió en silencio.

De hecho, los humanos se debilitan bastante en el agua. Incluso ese pequeño lago junto a la isla brumosa casi terminó matando a Luo Feng. Y ni siquiera menciones el vasto e ilimitado mar. A partir de ahora, la humanidad no tiene forma de iniciar el ataque contra los monstruos marinos.

“Solo podemos defender.” La cara de Li Da Wei tenía tristeza escrita. “¡Los monstruos en el mar pueden atacar las partes internas del país a través de los ríos! Los monstruos marinos tienen poderes peculiares: ¡mientras haya suficientes, pueden crear sus propios ríos! Entonces nosotros los humanos no podemos permitirles entrar. ¡Tenemos que bloquearlos con terreno, cañones láser y nuestro ejército!”

“Las pérdidas son grandes.” Li Da Wei sacudió la cabeza.

“Incluso si matamos a miles de millones de monstruos marinos a la vez… quién sabe cuántos monstruos nacen todos los días. Las batallas entre los monstruos grandes y pequeños hacen que muchos de ellos mueran. Si los matamos o no… no hace ninguna diferencia para los monstruos marinos en general.” Dijo Li Da Wei impotente.

Luo Feng también se sintió impotente.

En efecto––  

Los monstruos se matan frecuentemente: supervivencia del más apto. Si los humanos matan o no a algunos monstruos marinos, no hay diferencia para los monstruos marinos en general.

“Entonces, Luo Feng, espero que ocasionalmente puedas ayudar a nuestro sector militar del sudeste cuando lo necesitemos y lidiar con algunos de los monstruos marinos más poderosos. No te preocupes… los monstruos de nivel Emperador no se atreverían a entrar en los ríos. Nuestros cañones láser los están esperando.” Dijo Li Da Wei.

Un Dios de la Guerra invencible…

¡A veces es más efectivo que un ejército de 10,000 en una batalla contra monstruos!

“Muy bien, acepto.” Dijo Luo Feng sin dudarlo.

La batalla entre humanos y monstruos determina su supervivencia, ¡así que él debería ayudar!

“¡Gracias!” Dijo Li Da Wei agradecido.

Un Dios de la Guerra invencible… ¡y un lector de espíritus!

En una batalla contra una marea de monstruos marinos sin monstruos de nivel Emperador, ¡es aún más útil que 10 cañones láser!

“Luo Feng, de acuerdo con las reglas, el ejército te otorgará el título de ‘Mayor General’. A pesar de que no viene con mucho poder, representa el estatus. Puedes ahorrarte muchos problemas si alguna vez vas al ejército de ahora en adelante.” Sonrió Li Da Wei. “Este título ya es bastante bueno. El título de comandante de un subsector militar también es Mayor General.”

“Jaja… viejo Li, para decirte la verdad, quería inscribirme en la escuela militar cuando estaba en la escuela secundaria.” Se rió Luo Feng.

“Oh, ¿cómo es que no lo hiciste entonces? De lo contrario, un gran talento como tú estaría en nuestro ejército.” Siguió Li Da Wei.

“Nadie puede predecir los giros de la vida.”** Sonrió Luo Feng mientras sacudía la cabeza.

No pudo inscribirse en la escuela militar, ¡pero terminó siendo un Mayor General!

Hay que tener en cuenta que ya no hay marina. ¿Fuerza Aérea? Solo mira el precio de un avión de combate y sabrás que el tamaño de la fuerza aérea es definitivamente pequeño. Entonces, a partir de ahora, el ejército terrestre constituye la mayor parte del ejército de un país. Lo que significa que un título de Mayor General es de hecho bastante prestigioso.

“Luo Feng, a pesar de que no tienes tanto poder como Mayor General, de acuerdo con las reglas, tu nivel de ‘Dios de la Guerra Invencible’ te permite recibir un ejército personal de 900 personas.” Dijo Li Da Wei.

“Oh, ¿un ejército personal de 900 personas? ¿Qué pasa con el examinador del Dōjō del Trueno?” Sonrió Luo Feng mientras preguntaba.

“El suyo es un ejército personal de 500 personas.” Se rieron Li Da Wei y Wang Luo Han, quien había permanecido en silencio todo el tiempo.

Tenían claro que el Dōjō de Límites y el Dōjō del Trueno siempre están compitiendo entre sí. Ambos enormes Dōjōs se extienden por todo el mundo. En cuanto a sus Jefes, uno de ellos es el # 1 y uno de ellos es el # 2. ¡Ambas son existencias que rápidamente llegaron al poder después del período del Gran Nirvana! Y Dios del Trueno incluso afirma que su velocidad y nivel de condición física son el número 1.

Quizás en términos de fuerza, está un poco alejado de Hong. Pero claramente, él es el hombre más cercano a Hong en este momento.

Solo por está charla, Luo Feng se convirtió en un general importante de China y ahora tiene un ejército personal de 900 personas. ¡Por supuesto, su responsabilidad es—— ayudar al sector militar del sudeste cuando necesiten ayuda y desviar la invasión del monstruo marino!

..

Los días pasaron uno por uno y se acercó el 1 de septiembre. La noche del 1 de septiembre es la noche en que el Dōjō de Límites en el sector principal celebra su banquete de bienvenida para el nuevo examinador.

Noche del 31 de agosto.

Sala de escucha, Xu Xin apareció en la pantalla de la pared.

“Luo Feng, ¿qué tal si me pongo esto? ¿Esto encajaría en el banquete?” En la pantalla, Xu Xin llevaba un vestido de noche amarillo claro.

“Bastante bien.” Luo Feng estaba sonriendo un poco mientras asentía.

“¿Por qué siempre dices bastante bien?” Xu Xin comenzó a irritarse un poco. “Contéstame ahora mismo. Solo tres respuestas: no es bueno, promedio, muy bueno.”

Luo Feng se tocó la nariz y sonrió: “Está bien, este… es normal. No tan bueno como el púrpura de antes.”

“Oh, entonces déjame probar el siguiente.” Xu Xin salió corriendo y desapareció de la pantalla.

De repente, el reloj de comunicaciones tácticas de Luo Feng sonó… ¡Bip! ¡Bip!

“¿Hm?”

“¿Correo?” Luo Feng presionó el botón y abrió el correo. El título era —— 《Ruina Arqueológica Descubierta》.

 

NT: Si recuerdan, en el Volumen 1, Capitulo 6, Luo Feng fue a hacer los exámenes para entrar en el ejército, pero tuvo uno de esos ataques y no pudo completar su examen, por lo que no entró.

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n**


CAPÍTULO ANTERIOR  | ÍNDICECAPÍTULO SIGUIENTE

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s