El Retornante: Capítulo 34


Traductor: The Un-Neet~

Editor: Skerly

Corrector: Gif


Episodio 8:

Protegeré mi propio hogar (4)

 

Jung Beom-Hyuk era un miembro orgulloso de la Defcom.

Actualmente, la Defcom estaba siendo vista como las verdaderas elites de las fuerzas de defensa Coreanas que poseía incluso más prestigio que las Fuerzas Especiales.

Era una organización donde incluso los soldados más talentosos cuidadosamente escogidos de todo el sistema militar tenían que pasar primero por otra ronda de pruebas mucho más estrictas y vigorosas antes de otorgarles el derecho de unirse.

El honor de ser un miembro de la Defcom, por no mencionar el salario y los beneficios que eran inimaginables para un soldado regular, esos eran buenos. Asombrosos de hecho.

Encima de esto, los miembros de la Defcom eran vistos por el sexo opuesto como el compañero de matrimonio más ideal también, debido a que ganaban un montón de dinero, muchos de ellos morían tempranamente, así como también los paquetes de pensión generosos endulzando el trato incluso más. Era un gran trabajo, efectivamente.

Oh, con la excepción de morir fácilmente en el trabajo, claro.

Era por esto que Jung Beom-Hyuk se enorgullecía de su estatus como un miembro de la Defcom.

Y entonces, estaban aquellas miradas de admiración cuando se ponía el uniforme y se paraba en público. A menos que uno lo hubiera experimentado de primera mano, uno nunca sería capaz de entender tan solo lo poderoso que las emociones podían ponerse cuando recibías tales adulaciones.

Tal admiración viniendo de las personas, y el orgullo de trabajar en un uniforme militar que era, sin lugar a dudas, el más avanzado y justo en Sur Corea, hacía de la vida para Jung Beom-Hyuk muy agradable, en efecto.

Sin embargo…

Una nueva orden fue emitida hoy… Que hizo las cosas un poco extrañas para él.

Después de que la Puerta del incidente previo se cerrara, el rol de la Defcom había cambiado a buscar y matar a los monstruos restantes que podrían haber perdido de vista la primera vez, así como también restringir el acceso al área afectada a todo el en público general.

Así que, un parte del equipo estaba patrullando el área interna, mientras que el resto se quedaba afuera del perímetro y detenía a las personas no autorizadas de entrar al área de la misión.

Bueno, esa cantidad no era la parte rara.

— ¿Por qué no se supone que restrinjamos el acceso desde este lado, me pregunto?

La misión de Jung Beom-Hyuk era restringir el acceso desde el perímetro.

Sin embargo, ¿eso no significaba que se suponía que bloqueara todos los caminos que se dirigían a la parte interna del área de la misión?

Hasta hoy, ese era el tipo de rol que se le había sido dado. Pero hoy… La misión de hoy fue extraña, como mínimo.

Un área en particular. No, para ser exactos, prohibir el acercamiento dentro de un radio de 300 metros de un cierto complejo de apartamentos.

Si consideraba el hecho de que una orden como esta nunca había sido emitida hasta ahora, él no pudo evitar preguntarse la rareza de todo esto.

— ‘¿Podría haber un monstruo viviendo en ese apartamento?’

Aunque muy pronto— Jung Beom-Hyuk tuvo que aprender la razón de sus órdenes. Ya sea que fuese algo afortunado o no… Bueno.

Un joven hombre estaba saliendo de dicho apartamento.

La vista de él vistiendo un chándal desgastado levantado hasta el cuello mientras arrastraba un par de zapatos igualmente viejos y un sucio cigarrillo metido en sus labios, él era el perfecto ejemplo del típico vagabundo del vecindario.

— ‘Tsk, tsk, tsk.’

Jung Beom-Hyuk recordó la crisis que su amado país estaba pasando en el momento, por no mencionar la frecuentemente mencionada “falta de personas jóvenes dispuestas a unirse a la fuerza laboral, cuando miraba la descuidada apariencia de este vagabundo.”

Seguro, podías decir que este chico era un asalariado que simplemente se había cambiado a una ropa más cómoda después de llegar a casa de un largo día de trabajo.

Sin embargo, eso no explicaría su desordenado, desaliñado y sucio cabello suyo, danzando en el viento así.

Además, todos y cada uno de los vagos en la historia de la humanidad emitían una cierta vibra de ellos. Del punto de vista de Jung Beom-Hyuk, este joven era un vago de alto nivel de seguro. Probablemente en el nivel de un jefe de fase también.

Bueno, con solo una mirada, Jung Boem-Hyuk podía sentir personalmente la abrumadora aura de — ‘nunca trabajaré en toda mi vida, incluso si me muero de hambre’ saliendo del joven.

— Tan solo qué le está pasando a este mundo… (Jung Beom-Hyuk)

Jung Beom-Hyuk chasqueó su lengua.

Sin embargo, el vago repentinamente empezó a acercarse a Jung Beom-Hyuk

— ¿Mmm?

El vago caminó de una manera infeliz y entonces se quedó mirando a Jung Beom-Hyuk con ojos igualmente infelices, antes de abrir su boca.

— Oye, ahjussi.

— ¿Sí?

A pesar de que era un inexcusable pedazo de m*erda de vago, Jung Beom-Hyuk todavía mantuvo sus modales ya que le estaba hablando a un civil.

— ¿Tienes un encendedor? (Yi Ji-Hyuk)

— ¿Un encendedor?

— Se me olvidó traer mi encendedor conmigo cuando fui expulsado de casa, ya ves. (Yi Ji-Hyuk)

La expresión de Jung Beom-Hyuk se deformó.

¿Este estúpido no podía ver lo que estaba haciendo ahora mismo?

¡¿Este estúpido realmente le estaba pidiendo a un soldado engalanado de pie a cabeza de armas y armadura, un encendedor?!

— ‘¡Este hijo de…!’ (Jung Beom-Hyuk)

Jung Beom-Hyuk sabía que no sería posible usar la ley, pero todavía decidió enseñarle a este joven hombre una lección o dos. Bueno, también era bastante irrespetuoso, para que una persona de aspecto más joven le demandara un encendedor a una persona mayor, ¡así que allí estaba su justificación!

— Pero qué, estás loc… (Jung Beom-Hyuk)

Fue en ese entonces.

De la nada, una mano se disparó desde atrás, La mano procedió a cubrir la boca de Jung Beom-Hyuk realmente fuerte, y entonces, el soldado asombrado fue llevado a rastras, pateando y resistiéndose.

— ¡¡Eup!! ¡¡Eup, eup!! ¡¡Euuppphhhh!!

Jung Beom-Hyuk resistió ferozmente, pero la fuerza restringiéndolo era tan fuerte como una pinza de torno y no le permitió liberarse.

Y mientras fue arrastrado, Jung Beom-Hyuk pudo ver a un hombre usando un brillante traje negro entregándole personalmente un cigarrillo prendido a los labios de yi Ji-Hyuk.

— ‘¿Qué demonios es esto? ¡¿Quiénes son esas personas?!’ (Jung Boem-Hyuk)

De repente, alguien murmuró en los oídos de Jung Beom-Hyuk

— Somos de la KSF. ¿No escuchaste del nuevo protocolo de seguridad, cabr*n? ¿Quién es tu oficial a cargo?

— ‘Oh, dios. Estoy jodido.’ (Jung Beom-Hyuk)

Pobre Jung Beom-Hyuk no tenía idea de la causa ni la razón, aun así, ya sabía lo que le pasaría más tarde.

 

 

— ¿A dónde te estás llevando a ese ahjussi? (Yi Ji-Hyuk)

— Se va a ir a un lugar muy remoto.

— Oh… (Yi Ji-Hyuk)

— Bueno, entonces.

— Uh, gracias por el encendedor. (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk se metió el encendedor recibido a su bolsillo. Cuando echó una mirada a su alrededor, esos hombres en trajes negros ya habían desaparecido de su vista.

— Bueno, es conveniente, creo. (Yi Ji-Hyuk)

Era un poquito irritante también, pero vio el trabajo como un poquito excesivo el atraparlos y elevar su voz hacia ellos cada vez también. Además, se preguntaba si se merecían tal trato o no, cuando fueron tan considerados como para entregarle unos cigarrillos y un encendedor, justo como ahora…

¡¡No, espera, aparte de todo eso!!

¡¿Esto no era simplemente demasiado?!

— ¡Vamos, ya! No dije nada malo, ¿no? ¡¿Quién en su sano juicio secuestraría o lastimaría a esa niña?! Quiero decir, ¡ella incluso es lo suficientemente feroz como para patear a un toro en las bolas!

El amor de mamá era algo ciegamente poderoso.

Su amor era tan ‘ciegamente’ poderoso que a veces no podía diferenciar entre el malhechor y la víctima.

Honestamente, ¿Ye-Won era una chica que se dejaría intimidar por otros?

En vez de eso, ella se aseguraría de intimidar a otros apropiada y minuciosamente.

En serio, ¿ella no era del tipo de persona que, al verla un ser humano con una cabeza en funcionamiento sana, rápidamente bajaría por una calle diferente tan pronto como la captara desde 30 metros de distancia? ¡A ellos tampoco le valdría una mi*rda si estuvieran bajando por el camino equivocado!

Y decir que, ¿algo le podría haber pasado a una chica como esa?

¡¿Por qué no te preocupas por la paz mundial en vez de eso?! (monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

— Uh-whew

Ahora, ¿cómo debería continuar buscando a esta chica?

¡¿Tan solo cómo podría localizar a esa maldita niña en este gran mundo?!

Yi Ji-Hyuk sacó su teléfono y llamó a su mamá.

— Mamá.

—“¿Qué?”

— Mamá, honestamente, ¿no estás exagerando un poquito aquí? No puedo simplemente regresar a casa y esperar por…

— Si no regresas en un par, tu torso no se quedará en una sola pieza pero en su lugar se volverá un par, ¿entendido?

— Eso no va a servir. Bien, entonces, regresaré. Después de encontrarla. No te preocupes, mamá.

Después de colgar, Yi Ji-Hyuk cayó en un precipicio de desesperación.

¡¿¡¿Por qué?!?!

¡¿¡¿Tan solo por qué yo?!?!

¡¿Qué le pasó a la dignidad intocable del Portador del Apocalipsis de Berafe?!

¡¿Por qué no funciona en mamá?!

¿No he esclavizado a incontables monstruos con nada más que simples miradas? ¿No controlé un ejército de demonios con un movimiento de mi mano?

Justo ahora, es un reverso total de las cosas— ella me ha esclavizado con nada más que su mirada, y me está ordenando como un perro, ¡con un movimiento de su mano! (Monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

— Uh-whew

Oh bueno, ¿qué podría hacer? Ella era su mamá, después de todo.

— ¡¿Y tan solo dónde está esa maldita niña ahora mismo, perdiendo mi tiempo así?!

Su ira estaba intentando encontrar un nuevo objetivo para desquitarse, después de ser completamente derrotado por la poderosa voluntad de su mamá.

Sin embargo, incluso si quisiera desquitarse, tenía que encontrar a su hermana primero.

Bien, veamos ahora.

Bien, entonces…

No puedo usar Detectar, eh… (Yi Ji-Hyuk)

Él todavía le quedaba un poco de Mana, pero el hechizo Detectar le permitía escanear y encontrar señales de Mana individuales, lo que significaba que era inútil lanzar el hechizo en los habitantes de este particular distrito, ya que no poseían ni una pizca de Mana en primer lugar.

— ¿Qué se supone que haga aquí…?

Mientras vagabundeaba en los alrededores así, de repente empezó a recordar los primeros cuantos días de él llegando a Berafe.

Incluso entonces, él estaba completamente perdido, justo como ahora.

Por la suerte que tiene, llegó en medio de un denso bosque. Lo que significaba que era mutilado por monstruos casi dos, tres veces al día.

El miedo que sintió cuando se encontró a punto de ser atacado por un monstruo por primera vez.

Ese dolor que sintió cuando colmillos afilados rasgaron su carne y desgarraron pedazos de su cuerpo.

Sin embargo… No importaba lo mucho que era comido, su carne se regeneraba. Y sin importar lo mucho que fuera comido, él no ‘disminuía’, así que al final, incluso los monstruos con barrigas llenas lo dejaron escapar con expresiones aturdidas.

— … Y entonces, me volví un bento…

Si empezara a contar el número de monstruos los cuales habían llenado sus barrigas felizmente gracias a su sacrificio— antes de que hiciera su escape del bosque— entonces eso fácilmente excedería los 100.

Diablos, uno o dos astutos HDP incluso lo siguieron y le hincaron el diente cada vez que tenían hambre.

Y cuando todo esto se volvió una rutina diaria de alguna clase, él incluso terminó dándole un puñetazo a un cierto b*stardo sin modales que le mordió dos veces en vez de una…

Bueno, él no iba a morir de todos modos, ¿así que de qué tenía que tener miedo entonces?

Espera un minuto…

Esto… ¿esto no es una historia desgarradora, ahora que lo pienso?

¿No es como, oh, es una pequeña broma, me estoy riendo, después de hacerlo por tanto tiempo?

De todos modos…

Él finalmente escapó de ese bosque después de sufrir tanto, solo para encontrarse con otro remolino de caos.

Él buscó un asentamiento con gente en ella, pero…

Él no podía comunicarse. Su tono de piel era distinto. Demonios, incluso se veía diferente a todos los demás.

Para los aldeanos, él era un humano que no se veía como uno, y tan pronto como lo encontraron, bueno, fue llevado a rastras por los soldados patrullando. Y entonces…

— Eh. Espera un segundo. Tengo que limpiarme las lágrimas primero…

Yi ji-Hyuk gentilmente se limpió las lágrimas derramándose en los extremos de sus ojos.

El Berafe de mi*rda.

Todas esas historias isekai de protagonistas cayendo en otros mundos y experimentar aventuras felices no eran nada más que m*erda de perro. Tomó más de cien años antes de que Yi Ji-Hyuk pudiera más o menos adaptarse a las maneras de ese lado y empezar a vivir como una persona normal.

Sobre todo, si no fuera por el cuerpo inmortal suyo, el Yi Ji-Hyuk de hoy ni siquiera estaría aquí, parado y buscando a su hermana. Él estaría por mucho, muy muerto a estas alturas.

Si contara el número de heridas corporales graves que había sufrido en los primeros cien años, las que probarían ser fatales para personas regulares, entonces lo más probable, el número fácilmente excedería los 500.

— Realmente debería escribir una novela web de esto y sacar dinero de ello…

Pero, entonces de nuevo, las personas dicen que mi historia carece de realismo y empiezan a hablar m*erda de ella. ¡A pesar de que todo es real! ¡Tsk!

Yi ji-Hyuk agitó su cabeza para expulsar de su cabeza las desagradables memorias de Berafe de su mente.

No importaba lo profundo que cavaba, él no podía recordar una sola cosa de ese lugar.

— Espera, ni siquiera debería estar excavando a través de mis memorias, y en su lugar debería ubicar a esa maldita niña primero.

Él no tenía ningún plan más que buscar a por ella ciegamente.

Si la buscara desde el cielo, podría ser más fácil, pero entonces otra vez, probaría ser fácil para las personas captarlo allí. Y su Mana actual no era lo suficiente como para lanzar un hechizo de invisibilidad tampoco.

Una vez más, llegó a “apreciar” lo inconveniente que era sin suficiente Mana apoyándolo.

Ahora que lo pensaba, si no hubiera hecho ese ‘Contrato’ en ese entonces, le podría haber tomado diez mil años escapar de Berafe. No, espera— lo más probable era que, ni siquiera hubiera sido capaz de escapar de Berafe en primer lugar.

Bueno, la verdad era que, él no podía reunir Mana por su propia cuenta, así que, si el Contrato no le suministrara con Mana infinito, él no hubiera sido capaz de volverse un hechicero del todo.

Yi Ji-Hyuk fumó su cigarrillo y continuó caminando con dificultad.

Él sabía que era bastante estúpido buscar sin un plan en mente. Necesitaba reducir el perímetro de búsqueda.

Si ella fuera cualquier gamberra ordinaria, encontraría una manera de escabullirse de los guardias de un bar o un club nocturno y tomar hasta llegar a un estado de estupor a estas altas horas de la noche, pero viendo que nunca había vuelto a casa oliendo a alcohol, esa avenida de investigación parecía inútil.

Bueno, ella podría ver ido a la casa de un amigo que no tuviera ninguna presencia adulta y jugar hasta caer, pero como no conocía a ninguno de sus amigos, eso tampoco serviría.

Así que, lo que queda con el mayor porcentaje de probabilidad sería…

A pesar de ser barato, cliché y definitivamente bajo, ¿podría estar ella de cuclillas en alguna esquina oscura, olorosa y húmeda de un parque público o detrás de unas gradas con su pandilla, fumando un cigarrillo detrás de otro y tragando chupitos de soju?

Eiii, ella todavía es mi hermana menor. No hay manera, ella tiene su orgullo al que considerar… En serio, no hay forma de que hiciera eso. Digo, ella es… (Monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

— … ¡Detente!

Jujuju…

Debe ser una rara coincidencia escuchar una voz familiar mientras caminaba por el parque, ¿verdad?

— No puede ser ella, ¿cierto? (Monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

— … Esto es.

… Pero, es de ella.

Es, sin duda alguna, 100% de ella.

— Es, sin dudas, su voz irritante, siempre gritándome para que venga a comer la cena. (Monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk dejó salir un largo, largo gruñido.

Él fue repentinamente abrumado por la tristeza después de percatarse que esta niña estaba tonteando de una forma tan burda, ni siquiera tomando en consideración su posición como hermana menor.

En serio, ¡¡es la educación!! ¡¡Parece ser que ella podría necesitar una educación apropiada antes de que sea demasiado tarde!!

Los ojos de Yi Ji-Hyuk se afilaron como un cuchillo mientras se dirigió hacia la dirección de la voz.

Pronto, captó a un grupo de personas a la distancia.

— ¿Mm?

¿Eh? ¿Tal vez la situación no es lo que pensaba?

Pensé que ella podría haber estado en cuclillas en el suelo, tomando tragos de soju, mordiendo papitas y m*erda, pero, pero qué… (Yi Ji-Hyuk)

Parecía ser que la situación era un poco más seria de lo que sus pensamientos iniciales sugerían.

Un grupo de unos cuantos b*stardos bien fornidos estaban rodeando a una sola persona. La escena era de hecho directamente sacada del libro de texto de acoso/Arrancar dinero del bolsillo.

Y la persona rodeada por el grupo era…

¿Una rubia?

¡¿Una condenada y sincera-a-dios rubia?!

— ‘¿Ye-Won?’

Bueno, ahora. ¿Esa no era una escena de varias personas rodeando a una niña rubia para acosarla?

Además, las chicas enfrente de esa rubia incluso la estaban golpeando ligeramente también.

— ‘¡¿Pero qué, esas m*lditas se atreven a ponerle la mano encima a mi hermana?!’ (Yi Ji-Hyuk)

Llamas estallaron de los ojos de Yi Ji-Hyuik

¡Mi hermana menor!

¡¡Mi hermana más preciosa que el oro!!

¡¡No, espera, quiero decir, mi hermana menor de pelo dorado!!

¡¡Mi pequeña Ye-Won, que siempre decía que se casaría con su hermano mayor cuando creciera!! ¡¡Mi pequeña, y bondadosa Ye-Won!!

¡¡Mi pequeña Ye-Won, que aparentemente perdió su jodida cabeza como si fuera la que experimentara la tragedia de un mundo alterno!!

¡¡Siempre me pregunté cómo una persona podría cambiar tanto— y ahora sé la razón!!

¡¡Cualquiera habría cambiado después de ser acosado así!!

¡¡Esta estúpida pequeña niña!!

¡¡Si ella me hubiera mencionado esto, este Oppa habría derribado esa maldita escuela en tres segundos exactos!!

No espera, ¡¡ahora no es el momento para esto!! (Monólogo interno de Yi Ji-Hyuk)

— Ye-Won-ah

¡¡Aguanta ahí, Ye-Won!! ¡Aquí viene Oppa!

Yi Ji-Hyuk se abalanzó hacia delante con la suficiente fuerza como para casi arruinar el concreto debajo de sus pies.

Y pudo ver los vagos contornos de los b*stardos mucho más claramente ahora.

— ¡¡Pero qué demonios!! ¡¿Qué es esto?!

Cuando vieron a una persona embestir hacia ellos a una velocidad alarmante, obviamente cayeron en un estado de pánico y empezaron a gritar mientras apuntaban sus dedos hacia él.

¡Apretar!

Yi Ji-Hyuk apretó sus dientes.

Cuando se acercó, pudo ver más claramente lo que estaba pasando.

Vio a una chica rubia con ojos lagrimosos e hinchados. Vio a una panda de bstardos adornados con uniformes de escuela negros detrás de ella. Entonces, enfrente de la chica en llanto, ¡¡un grupo de prras malditas delincuentes ocupadas acosándola y abofeteando sus mejillas!!

¡¡Esas escorias inútiles se atreven!!

¡¡Qué audaces!! ¡¿¡¿Tan solo quién demonios pensaron que eran, para meterse con esta persona?!?!

Yi Ji-Hyuk extendió su mano y agarró el pelo de la chica líder del grupo de acoso, su mano conteniendo todo su enojo y resentimiento.

Y entonces, gritó a todo pulmón, su voz agrietándose de ese mismo resentimiento, furia e… incluso desesperación.

— ¡¡Pero qué dmonios!! ¡¡Oye prra loca!! ¡¿Por qué tienes que ser la que acosa a otros, ah?! ¿¿¿¿Por qué no es al contrario???? (Yi Ji-Hyuk)


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

5 comentarios

  1. Y me convertí en un bentos, jaja ja, bien no había empezado la novela por que vi que se habían detenido hace mucho. Pero esta divertidisima esa mamá me recuerda a la mía y sus chanclas voladoras, mientras me gritaba… NO corra o le tiro lo que encuentre”…
    Gracias por la traducción y agradezco que la continuen

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .