Súper Gen Divino – Capítulo 411: Matando al Rey Duende


Primer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

La flecha Pez Óseo destelló por el cielo y alcanzó una de las dos cabezas del gigantesco Rey Trasgo Malvado.

El Rey Trasgo Malvado se levantó rápidamente como una serpiente, con todas las manos de tres dedos bajo su cuerpo mirando hacia la flecha que llegaba.

Un par de manos agarraron la flecha Pez Óseo, que seguía girando, haciendo ruidos estridentes.

Sin embargo, momentáneamente, muchas manos cubrieron la flecha y la sujetaron. Incluso con la poderosa fuerza de giro, la flecha fue detenida por la criatura.

“¡Cheep!” El Rey Trasgo Malvado chirrió con su cabeza dirigida hacia donde estaba Han Sen. El sonido era tan penetrante que incluso las personas que se encontraban a kilómetros de distancia sentirían un dolor de cabeza.

¡Boom!

Mientras el rey chirriaba, los trasgos malvados empezaron a salir de todos los agujeros de la pared de la montaña, parecía una cascada roja, fluyendo hacia donde estaba Han Sen.

Al escuchar el sonido del Rey Trasgo Malvado, el grupo de cuatro se tapó los oídos y se volvió para mirar a la montaña.

“¡El tipo realmente lo hizo!” Jia Changfeng murmuró para sí mismo, mirando en dirección a la montaña.

“Él ha salvado nuestras vidas. ¿Deberíamos dejarlo solo?” Jia Yan estaba indecisa.

“¿Qué podemos hacer? Todos sabéis lo fuertes que son los trasgos malvados. Son demasiado difíciles de matar y también son venenosos. Incluso si pudiéramos herirlos, moriríamos si tocáramos su sangre.” Dijo Xiao Lingfeng.

Xiao Wei dijo impotente, “Aunque queramos salvarlo, ya es demasiado tarde. Esperemos aquí mismo. Tiene una montura divina, así que tal vez podrá correr hasta aquí. Y tal vez podamos ayudarlo en ese momento.”

Jia Changfeng asintió y no habló. Los cuatro estaban mirando fijamente hacia la montaña, escuchando los ruidos cada vez más fuertes.

Han Sen estaba más feliz que sorprendido de ver su flecha atrapada por el Rey Trasgo Malvado. Una criatura divina ordinaria no sería capaz de detener su flecha, lo que significaba que ese Rey Trasgo Malvado era muy probable que fuera una súper criatura.

Aunque estaba en el lugar equivocado y no pudo encontrar al pájaro de fuego, otra súper criatura sería más que bienvenida.

Viendo a los trasgos malvados que venían hacia él como una marea roja, Han Sen convocó rápidamente al Rey Gusano de Roca Dorado y le puso la súper armadura para mascota. La mascota voló rápidamente hacia el Rey Trasgo Malvado.

Han Sen no se atrevió a ser descuidado. Simplemente había demasiadas criaturas. Le llevaría mucho tiempo eliminarlos. Saltó sobre la grupa del Rugidor Dorado, que movió su cuerpo y rugió, convirtiéndose en una pequeña colina y corriendo hacia el grupo de trasgos malvados.

El gigantesco cuerpo del león se estampó contra los trasgos malvados, matando a incontables criaturas mientras corría. El grupo de trasgos malvados eran como un estanque rojo a los ojos del Rugidor Dorado.

Aunque el Rugidor Dorado era una montura y no tenía la habilidad de atacar, era tan grande en tamaño y tan poderoso que incluso las paredes del refugio no podrían detenerlo. En ese sentido, también era un arma de destrucción masiva.

Han Sen se alegró de ver al Rugidor Dorado aplastar al grupo de trasgos malvados. Escuchando la voz que le decía que habían matado a las criaturas, Han Sen ocasionalmente ganaba unos cuantos espíritus de la bestia.

Los aparentemente impresionantes trasgos malvados eran incluso más débiles que las lombrices de tierra bajo las patas del Rugidor Dorado. No había necesidad de que Han Sen moviera un músculo.

La sangre venenosa de los trasgos malvados muertos no tenía efecto sobre la súper montura, y no había forma de que pudieran alcanzar a Han Sen, que estaba sentado en lo alto.

Con Meowth en brazos, Han Sen observo al Rey Gusano de Roca Dorado que luchaba contra el Rey Trasgo Malvado.

Alrededor del rey trasgo en el aire, el Rey Gusano de Roca Dorado lo atacó con ocho garras afiladas. El Rey Trasgo Malvado había extendido la mitad de su cuerpo fuera del agujero, chirriando con la cabeza en alto. Moviendo las manos, el Rey Trasgo Malvado intentaba capturar a la súper mascota.

Sin embargo, el Rey Gusano de Roca Dorado era rápido y flexible. Aunque el Rey Trasgo Malvado lo intentó varias veces, no pudo capturar a la súper mascota y perdió unas cuantas manos por culpa de las afiladas garras. De esa manera, el Rey Trasgo Malvado se revolvió y se lanzó contra la súper mascota.

Aunque la súper mascota hirió al Rey Trasgo Malvado un par de veces, no tenía la ventaja absoluta. Los dos monstruos seguían luchando entre sí, chillando a veces.

Debido a la súper armadura para mascota, el Rey Trasgo Malvado sólo podía arañar la armadura y no podía herir a la súper mascota. Si la pelea continuaba, la súper mascota ganaría tarde o temprano.

Han Sen se alegró mucho de que el Rey Trasgo Malvado estuviera a la par con la súper mascota. Era casi seguro que era una súper criatura.

Sin embargo, Han Sen no quería seguir viendo la pelea, así que convocó al Ángel Santo y ordenó al Rey Gusano de Roca Dorado que fuera más agresivo con su enemigo. Aunque las afiladas uñas del Rey Trasgo Malvado apuñalaban a la súper mascota, no podía herir al Rey Gusano a causa de la armadura.

¡Boom!

La hermosa figura del Ángel Santo resplandecía en la pared de la montaña. Ella movió su mano y cortó por la mitad al Rey Trasgo Malvado, que estaba sujetado por el Rey Gusano de Roca Dorado.

La mitad del cuerpo del Rey Trasgo Malvado cayó rápidamente de la montaña e hizo un enorme hoyo en la arena. Sin embargo, cuando aterrizó, la mitad del cuerpo aún se movía. Con la sangre venenosa fluyendo, se lanzó una vez más contra el Rey Gusanos de Roca Dorado, e incluso la súper armadura para mascota quedó con algunas marcas.

El Ángel Santo usó su mano como una espada. Instantáneamente, la mitad del cuerpo fue cortada en pedazos y dejó de moverse. La cabeza triangular fue cortada en cuatro partes y explotó. Esta vez, el Rey Trasgo Malvado se quedo completamente callado.

Viendo cómo mataba al Rey Trasgo Malvado, Han Sen miró al agujero de la pared de la montaña, molesto. La otra mitad del cuerpo del Rey Trasgo Malvado había desaparecido, y Han Sen no escuchó la voz que le decía que la criatura había sido cazada.

Y los pedazos del cuerpo en la arena se corrompían rápidamente, lo que parecía anormal.

Sin dudarlo, Han Sen desconvoco el Rugidor Dorado y al Rey Gusano de Roca Dorado y entró en el agujero con el Ángel Santo.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s