Amaryllis en el País de Hielo — Capítulo 10 Parte O – (Circuito Mental=Viscaria) – (Circuito Mental=Amaryllis) – Parte O – (Circuito Mental=Eisbahn) – (Circuito Mental=Amaryllis)[Final Del Cap 10]


Parte O

Es como lluvia.

 

Los fragmentos metálicos cae sobre nosotros, y el polvo que voló entierra los alrededores. Me tumbo boca arriba, mi conciencia se nubla al ver los fragmentos metálicos que caen. Varios trozos de lo que solía ser un robot militar golpean mi cuerpo, emitiendo un lamentable sonido de golpeteo.

 

Después de la lluvia de escombros, Eisbahn se para ante mí y me mira hacia abajo, “¿Estás bien…?” pregunta.

 

—Ah….

 

Mis labios se mueven, pero no puedo decir ni una palabra. “Ya veo.” Asiento ligeramente. Luego, se arrodilla y se inclina hacia la parte superior de mi cuerpo.

 

—Eisbahn.

 

Levanto mi brazo izquierdo que está dislocado como madera podrida, tocándolo.

 

“Hey… Eis-ba-hn…”

 

Al escuchar mi llamada, él, recostado sobre mi cuerpo, se mueve ligeramente. Su cuerpo está acuchillado con fragmentos metálicos, y me doy cuenta de que es causado por él protegiéndome de las explosiones.

 

Por lo tanto, ambos continuamos tumbados en el suelo.

 

Entonces, dice,

 

“Ama…ryll, llis…”

 

“¿Q-, qué…?”

 

No puedo mover mi cuerpo y decírselo mientras miro hacia abajo. Él también me mira.

 

Entonces, él sonríe,

 

“¿estás bien…?”

 

“Sí…”

 

Respondo a esta misma pregunta exactamente igual que antes de una manera poco elegante.

 

“Bien, ¿huh?”

 

“¿S-, si…?”

 

Mi voz es apenas audible, y él dice,

 

“Eso es, bueno.”

 

Entonces, la conversación termina.

 

Nuestros cuerpos se entrelazan a medida que sentimos el calor del otro.

 

Esto continúa por quién sabe por cuánto tiempo.

 

Y yo, sintiendo su peso, sólo puedo espaciarme y mirar al cielo.

 

 

Circuito mental=Viscaria

En mi borrosa visión, siento que el final se avecina.

 

La parte inferior de mi cuerpo está completamente destrozada, y los cables de seguridad en mi abdomen están emitiendo chispas. Pero extrañamente, me siento muy tranquila. Es probablemente porque todas mis funciones están dañadas que mis Circuitos Mentales están en un estado de falsa muerte.

 

Antes de darme cuenta, Götz está a mi lado. Su mitad derecha se ha ido, y la otra mitad izquierda está completamente desfigurada.

 

“Götz…”

 

Lo llamo, con una débil voz.

 

“¿Qué… pasa, preguntas…?”

 

Responde, pero suena como una voz procesada y robótica,

 

“¿Todavía estás vivo…?”

 

Es una pregunta estúpida. Pero esto es lo único que realmente quiero saber.

 

“Todavía… estoy… vivo…”

 

“Oh… eso es, bueno…”

 

Seguimos conversando sin movernos. Esto es lo único que podemos hacer.

 

“Götz…”

 

“¿Qué…. preguntas…?”

 

“¿Qué paso con los demás…?”

 

“No estoy seguro…. estoy solo… yo…. aquí…”

 

“Oh….”

 

Quiero girar la mirada, pero mi visión está fija y no puedo moverme. No puedo mover la cabeza y mi conexión inalámbrica está dañada.

 

Por lo tanto, sólo puedo seguir conversando con Götz.

 

“¿Aún vivo…?”

 

“Aún, vivo….sí…”

 

Pregunto de nuevo. En este momento, sólo quiero oír su voz.

 

“Götz…”

 

“¿Qué, preguntas…?”

 

“¿Aún vivo…?”

 

“Sí… todavía estoy… vivo…”

 

Dentro de unos segundos, seguimos repitiendo las mismas preguntas. Si no lo hago, tengo la sensación de que seré arrastrada al oscuro abismo del terror. Después de haber vivido más de cien años, finalmente me doy cuenta, así que los robots le temen a la muerte.

 

“¿Aún… vivo…?” “Todavía… estoy… vivo…” “¿Aún vivo…?” “Todavía estoy…. vivo…” Una conversación tan retórica continúa como un proceso. La mano izquierda de Götz sostiene mi mano derecha, el calor de su palma tan inexplicablemente adorable, y me entusiasma.

 

“Götz…”

 

“…”

 

No hay respuesta.

 

“¿Götz…?”

 

Sigo pidiendo su nombre, y tímidamente abro los ojos. Su cuerpo plateado, manchado de grasa negra, está completamente dañado mientras permanece inmóvil.

 

Cierro los ojos, y con una voz temblorosa, finalmente pregunto,

 

“¿Ya falleciste…?”

 

Circuito mental=Amaryllis

“¿Amarylis…?”

 

La ayuda llega poco después. Abro los ojos y veo a Daisy mirándome con lágrimas en los ojos. Le sonrío, y la chica de cabello castaño empieza a llorar, las lágrimas caen sobre mi rostro. Todo ha terminado.

 

Después de eso, los niños nos salvan.

 

Abro los ojos, y el cielo se ve más deslumbrante que nunca, yo, calentada por el sol abrasador, teñida de un total blanco en mi visión. El mundo es tan brillante después de todo; mi corazón se calienta y las lágrimas siguen cayendo.

 

Una vez que llegamos al generador, la salida de energía se restablece. Los niños han estado trabajando duro, uniendo todos los cables de las cunas al generador como se indica en el manual.

 

Fui reparada a un estado en el que puedo hablar normalmente. El agujero en mi pecho está lleno de una aleación, pero mi pierna izquierda cortada no se puede recuperar.

 

El cuerpo de Eisbahn fue apuñalado con metralla debido al impacto de la explosión; sus funciones han cesado, pero por suerte, sus Circuitos Mentales no están dañados. Una vez que recupera el conocimiento, me mira con indiferencia. Por tercera vez hace la misma pregunta: “¿Estás bien…?” “Estoy bien.” Con lágrimas en los ojos, lo abrazo.

 

Viscaria está demasiado dañada, y por lo tanto, las reparaciones de sus Circuito Mental serán dejadas de momento. Sería peligroso si no podemos encontrar un lugar con mejores instalaciones para repararla, y por lo tanto, sus Circuitos Mentales son guardados en una caja, conservados por el momento.

 

Götz está muerto. Sus circuitos mentales están completamente destrozados, y todos saben que no pueden ser reparados. Lo único que pudimos encontrar de él son los fragmentos de su máscara de plata, y los guardamos dentro de la caja de Viscaria.

 

Después de aproximadamente veinte horas, esta larga operación finalmente llega a su fin.

 

—jefe…

 

De pie ante las Cunas bien alineadas, hago mi informe de nuevo.

 

—Nuestros maestros finalmente lograron llegar a la superficie.

 

Hay un bebé dentro de una cuna; es el que Daisy y Gappy protegieron con todas sus fuerzas.

 

—Gappy, lo logramos…

 

El número de cunas que logramos salvar es de treinta y cuatro en total. Había trescientas más al comienzo de esta operación, así que perdimos aproximadamente el noventa por ciento de ellas. Lo logramos, pero el costo para lograr este resultado es demasiado.

 

Parte O

“Duerme profundamente ahora…”

 

El bebé en la cuna está durmiendo bien. Hay un sistema de aire acondicionado instalado en la sala de control central del generador, por lo que no hay que preocuparse de que las cunas se congelen.

 

“¿Las baterías?”

 

“Las reuní….bueno, más o menos.”

 

Diciendo eso, Eisbahn saca las baterías de sus bolsillos. Hay docenas de Cunas alineadas en la habitación, y no puedo evitar pensar en esto como un nido de pájaro debido a los objetos en forma de huevos.

 

“Oye, ¿por qué no estás durmiendo, Amaryllis?”

 

Daisy pregunta con curiosidad: “Bueno,” le doy una palmadita en la cabeza a la chica, diciendo,

 

“Pronto iremos a dormir. Necesitamos asegurarnos de que las Cunas funcionen bien primero”.

 

“Ya veo…”

 

Daisy parece entenderlo mientras mira el interior de la Cuna. El bebé que salvó está durmiendo en ella.

 

“Gabriella White”. El nombre está grabado en la placa de identificación. “Es una niña.” Daisy estrecha los ojos, murmurando con emoción.

 

“Oye, Amaryllis.”

 

“¿Qué pasa?”

 

“¿Por qué los robots se meten en las cunas?”

 

En este punto, Daisy está acostada dentro de otra cuna al lado del bebé. Hay cunas de repuesto dentro del generador, y esta es una de ellas. Todos los demás niños están dormidos.

 

“La cuna es muy buena para controlar la temperatura y aislar el aire del exterior. Es muy eficaz para prevenir la congelación”.

 

“Heh….”

 

“Te dejaremos todo a ti.”

 

Miro la caja que Daisy tiene en sus manos. Contiene los Circuitos Mentales de los aldeanos.

 

“¿Y tú, Amaryllis?”

 

“Estoy bien. Mi batería restante puede proporcionar calor.”

 

“Ya veo.”

 

“Así que, es hora de dormir bien.”

 

“Uu…”

 

Daisy cierra los ojos en silencio. Cambia al modo de reposo y deja salir una respiración constante.

 

“Buenas noches, Daisy.”

 

Cierro lentamente la tapa de la cuna.

 

Hay dos filas de cunas alineadas una al lado de la otra. Uno de ellas es para los niños humanos, y la otra es para los niños robots. Mirando esta escena simbólica, muestro una sonrisa en mis labios. Todos ellos están durmiendo con una expresión pacífica, y esto me recuerda a la habitación de siestas en el jardín de infantes en el que trabajaba. (EZ: solo los niños humanos se salvaron huh….)

 

“Daisy podría enfadarse cuando se despierte de nuevo.”

 

“Es lo más probable”.

 

Eibshan mira hacia abajo a la Cuna, “Nunca pensé que esto sería un adiós.” Él dijo,

 

Es cierto que la Era de Hielo está llegando a su fin, y la temperatura en la superficie aumentará. Pero aparte de esto, no sabemos cuántos humanos han sobrevivido, incapaces de decir cuándo serán salvados. En cuanto a si pueden llegar aquí antes de que se acabe la electricidad del generador, será cuestión de suerte.

 

Por lo tanto, decidimos cortar el resto de la electricidad suministrada. Esto incluye la iluminación dentro del generador, el aire acondicionado y nosotros también renunciaremos a mantener nuestras funciones. Mantener un cuerpo dañado gastará más electricidad de lo normal, y existe el riesgo de que se produzca una fuga de electricidad. Más que nada, quiero que los niños y los maestros tengan más posibilidades de sobrevivir, aunque sea un poco. Esta es mi responsabilidad como la Jefa.

 

“Duerme bien ahí…”

 

Eisbahn se maravilla al mirar las Cunas. Los niños duermen tranquilamente en su interior, pero los bebés agarran sus pequeños dedos, como si estuvieran agarrando algo precioso.

 

“Ya veo…”

 

“¿Hm?”

 

“¿Dormimos?”

 

Eibshan tira de mi mano. Antes, me lo habría quitado de encima por fastidioso, pero ahora no.

 

Tomo su mano y contesto,

 

“Sí.”

 

Circuito mental= Eisbahn

“…Oye.”

 

“¿Qué?”

 

“Los vientos… seguro que son fuertes, ¿huh?”

 

“Sí.”

 

Respondo con ternura, y acaricio tiernamente el cabello de la chica.

 

La tormenta de nieve se oye aullando afuera, pero no está entrando en el generador.

 

La cuna al lado de mi cabeza emite una tenue luz, esperando lentamente el momento de despertar.

 

A la altura de mi codo, el cuerpo de la chica está temblando. Su temperatura corporal está bajando a sus límites.

 

“…¿Frío?”

 

Abrazo a la chica con más fuerza que antes.

 

“No, estoy bien…”

 

No sentiré frío si desconecto completamente el sistema de sensores. Pero no lo he hecho, porque aún deseo sentir la calidez de la chica.

 

“Oye, Eisbahn.”

 

“¿Hm?”

 

“¿Quién eres exactamente?”

 

Esta pregunta repentina se me es hecha.

 

“…Huh? ¿Qué quieres decir?

 

Pregunto con sospecha, y la chica me mira fijamente.

 

“Nunca mencionaste tu pasado…”

 

“…¿Quieres saberlo?”

 

“Sí.”

 

Nunca le mencioné esto a nadie antes. Pero si es sólo hoy—sólo para esta chica, podría considerarlo.

 

“—Yo.”

 

Hace mucho tiempo que no hablaba de esto.

 

“Yo era un robot mayordomo.”

 

“…Mayordomo?”

 

“Sí.”

 

“Mayordomo… como eso, la persona que sirve en una mansión?”

 

“Sí.”

 

Doy una mirada seria, “…Pffft.” Pero la chica se ríe,

 

“No te queda bien….para nada.”

 

“Oye!”

 

“Lo que quiero decir…”

 

Presiono su cabeza con fuerza con mi codo, “Ow ow ow.” Y la chica habla,

 

“Por eso odio mencionar mi pasado.”

 

“Lo siento, lo siento… ¿cómo te fue como mayordomo?”

 

La chica sigue sonriendo: “No quiero hablar de ello”. Así que me niego. Pero con ella yendo una y otra vez, finalmente cedí. Al final, nunca podré rechazar ninguna de las peticiones de esta chica.

 

“…trabajé en esa mansión durante mucho tiempo. Rabia una una ‘Lady/Dama’ ahí, y yo vivía con ella, encargado de cuidarla”.

 

“Ohh.”

 

“Y luego”

 

Como robot mayordomo, me ocupé de esa “dama”. Era débil, y su padre le prohibió salir de la mansión.

 

Pero un día, saqué a la dama porque quería mostrarle al mundo exterior sin importar lo que pasara. Fue sólo medio día, pero esta salida secreta la dejó realmente encantada.

 

Al final, este asunto fue conocido por el maestro de la mansión. Como desobedecí las órdenes, me despidieron.

 

“Estaba destinado a ser desechado. Pero milady quería fugarse conmigo, a una tierra lejana, y vivir juntos….pero no pude. Me despedí de ella y escapé de la mansión. Poco después, ella falleció”.

 

La chica se queda callada. Antes de darme cuenta, mi tono arrogante desapareció, y lo reemplace con el lenguaje formal que usaba en mis días de mayordomo”.

 

“En realidad, milady sabía que pronto llegaría su fin, y quería que la sacara. Pero nunca lo hice. Pensé que era por su propio bien. Por lo tanto, nunca cumplí su última petición en la vida…”

 

Mis manos empiezan a temblar. La chica toma mis manos, tratando de calmarme.

 

Y entonces, de pronto, dice esto,

 

“Esa lady… ¿se parece a mí?”

 

—!

 

“…Eso es.”

 

Estoy asombrado. Quería mantener esto en secreto hasta el final.

 

—¿Así que es esto?

 

“Cabello azul, bonita, elegante, noble y de fuerte carácter/voluntad.”

 

“Me avergüenza que me elogies así.”

 

“Idiota, no estoy hablando de ti.”

 

Mi tono vuelve a ser el de siempre.

 

La ventisca se hace más fuerte, y los vientos suenan como un silbato. La temperatura baja, y nuestros cuerpos se congelan, congelados como el hielo. A pesar de esto, continuamos abrazándonos, queriendo congelarnos como uno solo.

 

“…Oye.”

 

“¿Qué?”

 

“Canta. Esa canción.”

 

“¿Cuál?”

 

“La canción que te gusta.”

 

La chica me mira por un momento, “Ahh, esa.” Y sonríe.

 

Y luego, ella canta,

 

Duerme bien, duerme bien, duerme bien por hoy.

 

Continuaré sosteniéndote en mis brazos, así que duerme bien.

 

Un día, aunque este país sea aniquilado, la luz de la mañana,

 

Todo, y cualquier cosa, es para ti.

 

Por eso, que duermas bien, por hoy.

 

Hasta que, el día, te despiertas de nuevo.

 

 

 

Una vez que termina de cantar, hago un pequeño silbido.

 

“Es una canción muy bonita, no importa cuántas veces la oiga.”

 

“Gracias.”

 

“Siento ganas de dormir cuanto más lo hago.”

 

“¿Me estás alabando?”

 

“Por supuesto.” Yo respondo. Cada vez que oigo esta canción, se me calienta el pecho.

 

Y de esta forma, la conversación termina.

 

Seguimos abrazándonos, dejando nuestros cuerpos al paso del tiempo.

 

 

Circuito mental= Amaryllis

Mientras mi batería está casi agotada.

 

El se levanta.

 

“¿Eisbahn?”

 

Lo llamo por su nombre. No puedo usar nada de fuerza. Mi batería ha sobrepasado su límite, supongo.

 

“…en aquel entonces.”

 

Está jugando con algo en su mano, diciendolo lentamente,

 

“Mencioné esta pregunta antes, ¿no es así… Si hay una situación en la que no puedas ‘partir a la mitad’, ¿qué harías?”

 

“?”

 

Ante su repentina pregunta: “Ahh, sí eso”. Sólo puedo responder de forma ambigua.

 

—Si hay una situación en la que no puedes “partir a la mitad”, ¿qué harías?

 

Esta fue la conversación que tuve con él antes de irnos.

 

-Supongamos que estás en un río, nadie nos salvará en un tiempo, y nos estamos quedando sin baterías. Si nos quedamos así, ambos moriremos congelados. Sólo queda una batería. ¿Qué harás?

 

“Tú dijiste eso. ¿No es así?”

 

“en aquel entonces”.

 

Eisbahn continúa moviendose,

 

“Así fue como respondiste— sólo hay una batería, así que Sólo hay una batería, así que te la daría toda—y con eso la partiríamos a la mitad”.

 

“Uh, huh…”

 

En ese momento, una sensación de agarre golpea mi pecho. No sé por qué, pero probablemente se deba a lo amable que es su expresión.

 

“Oye, Eisbahn.”

 

“¿Qué pasa?”

 

“¿Qué has estado haciendo?”

 

“He estado pensando.”

 

No responde a mi pregunta,

 

“Hablaste del futuro de ‘Partir a la mitad’. Pero creo que puedes ser un poco más codiciosa. Tú controlas tu vida, y nadie puede repartirla a la mitad. Toda te pertenece a ti. No puede dársela a nadie más”.

 

“¿Eisbahn?”

 

Puedo ver la batería que tiene en su mano izquierda. Su pecho ya está abierto, y veo la placa base y los cables.

 

“Esta es mi batería. Todavía tiene algo de poder, así que úsala”.

 

Luego, la inserta suavemente en mi pecho.

 

“¿Qué estás tratando de hacer?”

 

“Estoy tratando de salvarte. Así que te estoy dando mi batería.”

 

“Eisbahn, para.”

 

Quiero negarme, pero mi cuerpo no puede hacerlo.

 

“Es inútil. Incluso si lo haces, no me salvaré”.

 

“Es suficiente.”

 

Sonríe con auto-desprecio.

 

“Es inútil. Sólo estoy feliz. Si esto puede aumentar las posibilidades de que te salves, estaré feliz con eso”.

 

Se saca la medalla de flor del cuello y la cuelga suavemente sobre el mío.

 

“Después de escapar de la mansión, vagaba por ahí, intranquilo. Deambulaba por la ciudad sin rumbo, pasando todos los días así… pero cuando llegué al pueblo, te conocí y renací. Eras tan seria, tan honesta, tan directa, tan inocente, más trabajadora que nadie… Me gustan estas partes de ti, y me siento bendecido por eso… así que”.

 

Finalmente, sonríe tiernamente.

 

“Si sólo hay una vida, te la daré toda a tí. Te quitaré todo tu amor. Este será mi uno por uno—partido.”

 

Después de eso, deja de moverse.

 

Su cuerpo se enfría cada vez más, y yo lo sigo abrazándolo.

 

Lágrimas calientes se deslizan por mis mejillas, y finalmente se congelan.

 

El sonido de la ventisca continúa.

Amaryllis376

EZ: El epilogo lo subiré junto con las notas del autor dentro de unos días, razón? no tendré internet por “ciertas razones” hasta el martes o miércoles a mas tardar


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s