Súper Gen Divino – Capítulo 403: Gato de Nueve Vidas


Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Por alguna razón, Ning Yue empezó a temblar mientras era observado por el horrendo espíritu de la bestia. Sintió como si su alma temblase.

Sin dudarlo, Ning Yue giró su espada y se la clavó en el pecho, intentando suicidarse.

“¡Roar!” El horrendo espíritu de la bestia abrió la boca. De repente, Ning Yue perdió el control de su cuerpo. Extendió las manos y dejó caer la espada al suelo.

Viendo a Ning Yue, que estaba pálido como una hoja de papel, Han Sen dijo con voz suave, “Te dije que no sería tan fácil morir. Contesta algunas preguntas, y tal vez te deje morir.”

“¿Qué espíritu de la bestia es ese?” Ning Yue tosió pero no respondió a la pregunta de Han Sen.

“AquaSegador, un espíritu de la bestia parásito.” Dijo Han Sen.

Han Sen había estado buscando la información sobre los espíritu de la bestia parásitos en internet, pero no encontró nada. Después de hacer muchas pruebas, finalmente entendió cómo funcionaba el espíritu de la bestia parásito.

El AquaSegador podía alojarse en cualquier criatura o humano y compartir su vida. En ese momento, la vida de Ning Yue ya no le pertenecía a él, ya que el AquaSegador podía además controlar su cuerpo. Cuánto control dependía de cuánta fuerza tenía el espíritu de la bestia y su anfitrión respectivamente.

No había duda de que el AquaSegador como súper espíritu de la bestia era mucho más poderoso que Ning Yue. Por lo tanto, el AquaSegador tenía naturalmente la prioridad de controlar el cuerpo de Ning Yue.

Los movimientos e incluso los pensamientos de Ning Yue podían ser detectados por el AquaSegador y enviados a Han Sen, por lo tanto, Han Sen podía saber parcialmente lo que Ning Yue estaba pensando.

El espíritu de la bestia parásito también tenía su defecto. Si su fuerza era más débil que la de su anfitrión, sería controlado por el anfitrión.

Por supuesto, si el anfitrión era más poderoso que el parásito, o tan poderoso como el espíritu de la bestia parásito inicialmente, sería difícil para el espíritu de la bestia parásito alojarse en el anfitrión si este se resistiese.

Una vez que se alojaba, el espíritu de la bestia parásito comenzaba a absorber la fuerza del cuerpo del anfitrión. Cuanto más fuerte se volviese Ning Yue, el AquaSegador también crecería con él. Sería muy difícil para Ning Yue deshacerse del AquaSegador.

En la primera zona de El Santuario de Dios, Han Sen no creía que hubiera ningún ser humano que pudiera ser más fuerte que un súper espíritu de la bestia, de modo que la parasitación casi siempre tendría éxito, a menos que el anfitrión fuera un súper evolucionado. Hasta ahora, en la primera zona de El Santuario de Dios, no existía tal persona. Han Sen ni siquiera había llegado al límite de los súper puntos genéticos.

Han Sen hizo unas cuantas preguntas más, pero Ning Yue no contestó ninguna. Usando al AquaSegador, Han Sen sólo obtuvo información muy limitada. La voluntad de Ning Yue era demasiado fuerte.

Qué hombre. Es tan impresionante que tiene una voluntad tan fuerte. Han Sen miró a Ning Yue y le miró a los ojos.

“Mátame. Es imposible que consigas algo que quieras de mi.” Dijo Ning Yue con calma.

“Ning Yue, ¿reconoces esto?” Han Sen se dio cuenta de que las preguntas comunes no podían romper la voluntad de Ning Yue. Lo meditó, sacó el colgante de cristal rojo que parecía un gato o un zorro, y se lo mostró a Ning Yue.

En el momento en que Ning Yue vio el colgante, su expresión cambió repentinamente. Por lo que el AquaSegador había leído en la mente de Ning Yue, Han Sen oyó una exclamación loca, “Gato de Nueve Vidas… ¿Cómo podría ser el Gato de Nueve Vidas….?

“Es imposible…. He investigado tu orígenes… No hay forma de que seas descendiente del Instructor Han….” Mirando el colgante rojo en la mano de Han Sen, Ning Yue habló.

“¿Por qué es imposible?” Viendo que la guardia de Ning Yue estaba baja, Han Sen preguntó inmediatamente.

Ning Yue parecía aturdido por la pregunta de Han Sen. Mucho tiempo después, tartamudeó, “Sí, tú debes ser su descendiente… Sí, lo eres… Si no, ¿cómo podrías ser tan poderoso…. y cómo podrías….?”

Ning Yue miró repentinamente a Han Sen con una mirada complicada, “Si me hubieses enseñado el Gato de Nueve Vidas antes, nunca habríamos terminado así. El instructor Han es un benefactor de los Nings. Si hubiera sabido antes que eres su descendiente, nunca me hubiese atrevido a faltarte el respeto.”

Han Sen resopló y dijo, “Aunque hubiera salvado a los Nings, eso fue hace mucho tiempo. Si no tuviese fuerzas para defenderme, no creo que te importase matarme.”

Ning Yue agitó la cabeza y dijo, “Tenemos una ley familiar que dice que si nos encontramos con algún descendiente del instructor Han, tenemos que tratar a la persona como un benefactor. Los Nings nunca se atreverían a faltarte el respeto…”

Han Sen estaba muy sorprendido. Podía sentir lo que Ning Yue estaba pensando con el AquaSegador. Han Sen sabía que Ning Yue estaba diciendo la verdad. Sin embargo, Han Sen no pudo preguntar por qué los Nings nunca se atreverían a faltarle el respeto al descendiente del Instructor Han. Si hubiese preguntado eso, Ning Yue probablemente se preguntaría si estaba realmente emparentado con el Instructor Han. En ese caso, Han Sen no podría obtener más información de él.

Y Han Sen no estaba tan seguro de que estuviera relacionado con el instructor Han. Después de todo, todo era bastante extraño. Con el poder de los Nings, no había forma de que no supieran que el bisabuelo de Han Sen era el mismo Han Jingzhi que el instructor Han. Han Sen se preguntaba si los dos eran la misma persona. Después de todo, no parecían tener la misma edad.

Mientras Han Sen se preguntaba qué pregunta debía hacer, Ning Yue sonrió irónicamente y continuó diciendo, “Si hubiera sabido que eres descendiente del instructor Han, nunca me habría esforzado tanto y habría perdido a todos los hombres buenos que los Nings cultivaron. Es tan predecible que alguien de los Hans pueda matar a esas poderosas criaturas..”

“Parece que sabes mucho de lo que pasó en el pasado.” Respondió Han Sen. Deseaba que Ning Yue pudiese seguir hablando. Cuando se trataba de alguien como Ning Yue, si no quería decirte algo, no podías decir ni media palabra aunque le hubieses matado.

“Los ancianos de la familia eran reacios a hablar de lo que había ocurrido en el pasado. No sé mucho, pero como el Instructor Han fue un benefactor para mis ancestros, tenemos una ley familiar que se transmitió de generación en generación para no olvidar nunca el favor. Es la única razón por la que lo sé.” Ning Yue suspiró y dijo, “He oído hablar mucho de las acciones del instructor Han desde que era niño. Siempre he querido ser alguien como él y pagárselo. Nunca esperé enemistarme con su descendiente antes de dar las gracias a los Hans.”

“¿Oh? Dime, ¿qué dijeron los Nings de él?” Preguntó Han Sen, tratando de aprender más sobre el pasado.

Ning Yue no intentó ocultar nada y empezó a hablar. Sin embargo, las acciones del Instructor Han, que Ning Yue relato, hicieron que Han Sen se sintiera totalmente sorprendido. No podía creer que tuviera a una persona así como bisabuelo.

 

 


Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s