Cerda Villana — Capítulo 24


Capítulo algo corto. Nos vemos la semana que viene (?) :v


Anterior |Índice| Siguiente


Una pregunta de mi primo

 

El príncipe heredero, que había venido de incógnito, regresó sano y salvo a la capital real. El día de la fiesta de la capital real se aproximaba.

Sin embargo, aún me quedaba algo de tiempo, así que salí de mi habitación a medianoche, y me dirigí al laboratorio a investigar sobre la loción facial.

Mientras trabajaba en cosmética, no debía olvidarme de seguir con el entrenamiento con pesas y los ejercicios de adelgazamiento facial.

Lo que estoy haciendo ahora es una loción super simple usando agua floral.

A fin de producir aceites esenciales en este mundo, se aplica dicha agua a hojas y flores —tales como hierbas— para vaporizar y extraer los competentes del aceite esencial. En ese momento, el líquido final se convierte en dos capas. (TI: En Cómo hacer aceites esenciales se explica el proceso que ella acaba de describir.)

Está la parte del aceite, que es aceite esencial, y la otra que es del agua floral.

No obstante, hasta ahora el agua foral ha sido descartada por productores como un subproducto del aceite esencial. ¡Qué desperdicio!

Por eso compré agua floral sin usar a un precio bajo, y la usé para la loción facial.

Para pieles sensibles, se usa lavanda; para pieles secas, hay que usar manzanilla alemana; y romero para las pieles grasas. La efectividad de la hierba cambia dependiendo de la condición de la piel.

Britney, por supuesto, necesita una loción facial para piel grasa que erradique el acné…

—Gufufufu.

Con un «basha, basha» (salpicadura) me puse la loción facial, sintiéndome bien al hidratarme. Ya que no hay emulsiones (látex líquido) disponibles, estoy hidratando con aceites naturales. Bueno, como originalmente tenía piel grasosa, no tenía que usar mucho.

Por lo general, el aceite de jojoba y el de oliva tienen un efecto hidratante, y el aceite de argán y el de almendras son buenos para el blanqueamiento de la piel. Para pieles grasas, utilizo aceite de semilla de uva, ya que es abundante en el condado Hakusu.

En Japón, solía usar aceite de camelia y aceite de coco en mi cabello.

Pero dado que la loción facial y los aceites utilizados son naturales, es necesario que permanezcan frescos para su uso. Si se dejan sin atender, se estropearán al oxidarse con el tiempo.

Es muy inconveniente.

De momento, peso 65 kilos. Estoy a un suspiro de tener un cuerpo de 60 kilos ligeramente regordete.

A propósito, Britney no es muy alta. Aún no ha llegado a los 150 centímetros…

En cuanto al regalo que recibí del príncipe heredero, lo repartí entre los hijos de los sirvientes una vez que él se había marchado. Esto pareció haber funcionado como soborno, ya que ahora todos eran más amigables conmigo de lo que habían sido antes. La próxima vez probaré dándoles jabón y loción facial.

No hay manera de que pueda perder peso antes de la fiesta, pero quiero verme lo más delgada posible. Debo elegir mi vestido sabiamente.

A la mañana siguiente, me dirigí a la habitación de Ryuze para molestar a quien manejaba los hilos de la cartera del condado.

Por supuesto, es en son de comprar un vestido nuevo. Hasta ahora Britney había sido arbitrariamente mandona y sin control, pero después de que mis memorias regresaran y me percatara de la verdadera cara de mi primo, tengo miedo de que termine gastando demasiado dinero por mi cuenta…

Pese a mis apariencias, tengo el delicado corazón de un pájaro cantor.

—Buenos días, onii-sama. Quiero tener una charla sincera contigo.

—Buenos días, Britney. Qué inusual verte querer consultarme algo.

Con movimientos refinados, mi primo se acercó al sofá, y entonces se sentó. Según el príncipe heredero, Ryuze se ganó el título “joven noble pelinegro” en la capital real. Parece que era muy querido por las señoritas nobles de allá.

—Verás, es sobre la fiesta en la capital real…

—Ya veo. Cuéntame, ¿qué es?

—Pues… Quería un vestido nuevo para asistir…

—…

De alguna manera, mi primo me mostró una sonrisa que no calzaba con su mirada. Qué horror. ¡Tengo miedo!

—Sucede que mis gustos previos eran horrendos, así que no tengo un vestido adecuado… Estoy en aprietos porque sería complicado rehacer alguno de los míos. Ah, y claro, no estoy pidiendo un vestido caro.

—Fufufu, entiendo. En estos últimos días, Britney se ha vuelto mucho más delgada. Iré a la capital real para conseguirte un vestido.

—¡Muchas gracias!

La expresión de Ryuze volvió a ser amable. ¿Quizá me estaba poniendo a prueba?

—A propósito, Britney. ¿Qué clase de vestido te gustaría?

—Um… uno de color oscuro. Algo como negro o azul marino, y que haga que mi cuerpo parezca un poco más delgado al menos.

—Haré los arreglos con un artesano. Como los ingresos fiscales han aumentado considerablemente este año, no tenemos que preocuparnos mucho por el precio.

—… ¿Entonces va bien la producción de vino y la cría de caballos que maneja Onii-sama?

—Eso también, pero es mayormente gracias a las actividades de Britney. Por eso mismo… no necesitas elegir un vestido barato, elige el que más te guste. Gracias a tu ayuda, estamos casi libres de deudas, y pronto podremos comenzar a construir el acueducto.

Mi primo está constantemente mejorando el condado.

—Onii-sama es increíble. Entre nuestros parientes, creo que sólo onii-sama piensa seriamente en mejorar el condado Hakusu. Cuánto menos, puedo decir que tío-sama y tía-sama ven eso con bastante indiferencia.

—Es cierto. Aunque yo también era así hasta que fui a la capital real… Era un niño mimado que vivía de los lujos.

—Ah, ¿sí? Jamás te habría imaginado así.

—Hubo un período en el que yo era así. Mis padres vivían de ese modo, por lo que pensé que yo debía vivir de la misma forma que ellos.

—Seguro que estudiaste mucho cuando llegaste a la capital real.

—Sí. En todo caso, después de que me convierta en Conde, detendré a mis padres de seguir gastando extravagantemente y los mantendré alejados de la administración del territorio. También haré que el abuelo se retire completamente.

Parece que Ryuze se estaba preparando para asumir la carga de este territorio por su cuenta.

—Um, onii-sama…

—Britney, ¿estarías dispuesta a ser mi aliada?

Tengo los mismos ojos azul marino que Ryuze, pero esos ojos suyos transmitían mucha seriedad.

De alguna manera, esto parecía una encrucijada. La última encrucijada que mi primo, que estaba tan decepcionado de mí, ofrecería.

Si no estoy de acuerdo con las intenciones de Ryuze, también seré echada a un lado. Tal como pasaría con sus padres y el abuelo.

Mi primo tiene semejante resolución.

—No tengo intenciones de oponerme a los planes de onii-sama. Recientemente, como has podido ver, he ganado algo de músculo. Si es sólo una pequeña carga, creo que seré capaz de soportarla.

Al escuchar mi respuesta, Ryuze mostró una refrescante… ¿eh?

No hay forma de que eso sea una sonrisa refrescante. Más bien, parece una oscura sonrisa complacida.


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .