Amaryllis en el País de Hielo — Capítulo 09 Partes 1 y 2


Capítulo 09 – A la superficie (1)

 

EZ: De antemano les digo se viene lo sad y muy sad este cap solo es el comienzo el cap 10 duele y mucho……


Parte 1

Paso una noche y es el día de la operación.

 

“Todo el mundo, en fila en fila. De frente”.

 

Los trescientos aldeanos están reunidos dentro del bosque REM. Veinte una fila, quince filas en total. Cada uno de ellos está formado por hombres y mujeres, jóvenes y viejos. Los niños hoy son excepcionalmente obedientes por primera vez.

 

“Fila A, ¡informe!”

 

Götz ordena, y los aldeanos gritan “¡Uno!” “¡Dos!” ¡Tres!”. Es un cheque de tipo militar, pero las voces de los niños le dan la vibración de un encuentro deportivo en una escuela primaria, y hace reír a algunos.

 

Empezando de la fila A a la fila O, la toma de participación continúa. Hay trescientas personas en fila y seis que no lo son, un total de trescientos seis aldeanos. Todos, excepto el Jefe, están presentes.

 

En este momento, la muerte del Jefe aún no ha sido revelada. El Senado decidió esperar a que todos llegaran a la superficie y calmarse para no agitar a los aldeanos, antes de anunciar la muerte y el funeral.

 

“Lady Amaryllis, con esto acaba el pase de asistencia.”

 

“Buen trabajo”.

 

Doy las gracias a Götz y me pongo a su lado.

 

“¿Cómo van las cosas por tu lado, Viscaria?”

 

“Espera.”

 

Viscaria se asoma de la silla y está comprobando todos los parámetros del panel de control del Blancanieves. Las pantallas muestran todos los ángulos del Blancanieves, y el husillo sigue girando a su ritmo original.

 

“Valores de las cunas normales. Todos los valores vitales son normales. Eh, y….sí, sí, lo tengo.”

 

Viscaira murmura para sí misma mientras procede con las últimas comprobaciones. “¡Está bien!” Se arremangará,

 

“¡Amarilis, he terminado aquí!”

 

“¡Entendido!”

 

—Todo está yendo bien.

 

Toco mi pecho con las manos, afirmando mi determinación. Esta operación afectará el futuro de la humanidad y los robots. Estamos transportando a más de trescientos maestros a la superficie. No se puede bajar la guardia hasta que despierten pacíficamente.

 

—Descanse bien, jefe. Definitivamente terminaremos esto.

 

Recuerdo la cara del Jefe fallecido, y me muerdo los labios suavemente.

 

-Tambíen tu descansa, Gappy. Definitivamente traeré a la superficie la cuna que protegiste.

 

Ga, ppy, la nostálgica voz resuena de nuevo en mi mente.

 

“Bien, entonces, ¡todos!”

 

Le grito a los aldeanos que están en fila.

 

“A partir de ahora, comenzaremos la operación para retirar las cunas”.

 

Entretanto, la atmósfera parece tensa.

 

“La operación ocurrirá como antes. Cada equipo como una unidad debe mover las Cunas a la superficie basándose en las rutas designadas. Sigan las instrucciones de sus líderes, y muévanse con mucha precaución—ahora”.

 

Lo digo en voz alta,

 

“¡Comienza la operación!”

 

 

Parte 2

 

Las paredes exteriores del Blancanieves se abren, asemejándose a una inmensa flor en floración, hermosa y regia.

 

Las cunas son escoltadas hacia afuera como huevos recién nacidos dentro de las unidades de almacenamiento blancas de la flor. Los huevos son transportados durante unos diez metros, y llegan al otro extremo—la espalda de Götz. Hay un cerrojo instalado en su espalda para mover las cunas que se sincroniza perfectamente con los imanes de estas. Los cables que se extienden desde la cuna están unidos al pecho de Götz. De este modo, el trabajo de preparación está completo.

 

“¡Primera fila, Vamos!”

 

Götz lleva la cuna con facilidad mientras sube por la escalera de la pared. Mirando desde arriba, parece que huevos largos y angostos están subiendo por la pared.

 

Con Götz a la cabeza, el segundo aldeano sigue el ejemplo. De este modo, los aldeanos que llevan las cunas suben uno tras otro. Unos doscientos metros más o menos por el “Canal del sendero”, la escalera se dirige lateralmente hacia el “Túnel de trabajo”.

 

—sin problemas.

 

Veo a los aldeanos avanzar mientras pongo suavemente mi mano sobre mi pecho.

 

—tendrá éxito.

 

Hay otras veinte horas. Algo mas allá de eso, y tanto nosotros como las Cunas moriremos.

 

Lo más preocupante aquí sería un terremoto. Por supuesto, una vez que se detecta uno, todos recibirán una notificación de emergencia. Cada equipo tiene una batería de repuesto, pero aún así, debido a la incertidumbre de la escala del terremoto, nadie sabe qué ocurrirá. Estamos completamente perdidos si hay terremotos masivos que causen el colapso total de los túneles de trabajo.

 

—Oh Tierra, por favor. Sólo mantente en paz por ahora.

 

Rezo al dios tierra mientras espero a que el tiempo pase. No hay nada que podamos hacer, y no puedo evitar sentirme incómoda.

 

“Este es Götz. ¡Llegué al primer punto de control!”

 

El primer punto de control es la entrada a los túneles de trabajo.

 

“¡Bien, va bien! Escuchen, todavía hay mucho tiempo, así que por favor tengan cuidado!”

 

“¡Entendido!”

 

Han pasado quince minutos desde que comenzó la operación, y más de treinta aldeanos han partido. Götz tomará la delantera y Eisbahn le seguirá al final. Viscaria y yo no participaremos, y daremos instrucciones en el Blancanieves hasta que la operación haya terminado.

 

“¿Cómo va todo?”

 

Veo la pantalla al lado de Viscaria. Hay un mapa del mundo subterráneo con numerosas luces que se mueven hacia arriba en una sola línea.

 

“Las reacciones energéticas son normales. Va muy bien”.

 

“Ya veo….gracias a Dios.”

 

Las luces rojas siguen avanzando por el pozo subterráneo. El camino planeado ha sido impreso en los Circuitos Mentales de los aldeanos, pero puede haber cambios en casos de obstáculos.

 

“Cunas A, transporte completo! Abriendo el bloque B!”

 

“¡Entendido! ¡Sigan así!”

 

Doy la instrucción, y con un sonido retumbante, el segundo pétalo del Blancanieves—el bloque B es expuesto. Las Cunas que salen de las unidades son transportadas, llevadas en la espalda de los aldeanos.

 

—Bien, las cosas van bien.

 

Las Cunas son trasladadas de manera ordenada, y una vez que lleguemos a la superficie, será un éxito—no puedo evitar hacer una conjetura optimista.

 

Pero,

 

Justo cuando la 73ª Cuna está siendo transportada.

 

 

 

 

 

Se oye una sirena/alarma.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s