Súper Gen Divino – Capítulo 390: Matando a la Criatura Divina que Tú no Ves


Quinto Capítulo Pack 7M

¡Disfrútenlo!

El grupo de personas continuó su camino hacia el Desierto del Diablo. Por la noche, cuando estaban descansando, Yuan le susurró a Han Sen cuando el adolescente no estaba cerca, “Hermano, Hai Yun es arrogante porque su abuelo es Hai Mingwei. No le hagas caso.”

“¿El Senador Hai Mingwei?” Han Sen se sorprendió al oír eso. Hai Mingwei era un senador y semidiós, probablemente el mejor luchador entre todos los humanos. Cuando Han Sen acaba de entrar en El Santuario de Dios, Hai Mingwei se convirtió en el primer ser humano que había matado a una criatura semidiós divina.

Hasta ahora, nadie podía seguir ese ejemplo. Hai Mingwei fue nombrado el mejor luchador de la historia y el candidato más probable a Presidente de la Alianza.

Han Sen había oído rumores de que los Hais eran uno de los clanes que heredaron las antiguas artes marciales, por lo que Hai Mingwei podía alcanzar su nivel.

Yuan asintió con la cabeza y dijo, “Hai Yun es el único muchacho de su generación, por lo que todo el clan se toma muy en serio su educación. Como fue asignado al azar al Refugio Armadura de Acero, tanto mi familia como la de Qing nos dijeron que lo mantuviéramos a salvo. Si algo le pasa, ambos seremos responsables. No le hagas caso, hermano.”

Han Sen asintió. De todas formas, no quería tomarse en serio a Hai Yun. Sin embargo, curiosamente preguntó, “¿Realmente los Hais heredaron las antiguas artes marciales?”

Yuan frunció sus labios y dijo, “La mayoría de los senadores tienen algo que ver con las antiguas artes marciales, lo que les dio una gran ventaja cuando entraron en El Santuario de Dios. De lo contrario, no tendrían ninguna ventaja. Aquellos que pueden luchar por su cuenta están todos básicamente en la Cámara.”

“Es bueno saberlo.” Era la primera vez que Han Sen se enteraba de estas cosas, así que se sintió muy interesado y le hizo a Yuan unas cuantas preguntas más.

Yuan tampoco sabía mucho. Algunos de los miembros de su familia estaban en la Cámara. Aunque sabía algo sobre el Senado, no sabía mucho.

Cuando se pusieron de nuevo en camino, Hai Yun estaba extremadamente activo, matando a casi todas las criaturas que veían. Su estado físico era excelente, y las técnicas que estaba usando eran impresionantes, muchas de las cuales Han Sen nunca había visto antes. Probablemente eran un secreto de los Hais.

Cada vez que Hai Yun mataba a una criatura, miraba desafiante a Han Sen, pero éste permanecía tranquilo y actuaba como si no lo viera.

Lo más poderoso que mató Hai Yun fue una o dos criaturas mutantes, en las que Han Sen no estaba interesado en absoluto. No estaba de humor para jugar un juego de niños.

Al tercer día en el desierto, cuando estaban marchando, Han Sen de repente pareció sorprendido mientras miraba el horizonte. Detuvo su montura y llamó al arco de cuerno y a la flecha Pez Óseo.

“Hermano, ¿qué pasa?” Viendo a Han Sen actuando así, todos los demás se alarmaron. Sin embargo, no vieron nada cerca.

“Bestias de Plumas Negras. El rey también está aquí.” comento Han Sen mientras señalaba hacia el horizonte.

Han Sen estaba muy contento. Esto no estaba lejos de donde se encontró con las bestias de plumas negras la última vez. Fue genial que los volviera a ver. Nunca dejaría pasar esta oportunidad.

El resto del grupo miró en la dirección que señalaba Han Sen. Todo lo que podían ver eran algunos puntos negros.

“Me pregunto si eso es cierto. Estás tan lejos de las criaturas. Aunque pudieras verlos, ¿qué sentido tiene sacarte el arco? No podrías ni siquiera herir a una criatura ordinaria a tal distancia, y mucho menos a una criatura divina.” Dijo Hai Yun con los labios fruncidos.

Han Sen no respondió, pero tiró del arco del cuerno a tope. Apuntando al horizonte por un rato, Han Sen repentinamente disparó la flecha Pez Óseo.

Una sombra gris voló hacia el cielo e inmediatamente desapareció a la vista de la gente. Nadie sabía dónde estaba la flecha.

Al rato, escucharon un grito agudo desde lejos. El grupo estaba encantado. Yuan miró a Han Sen y le preguntó, “Hermano, ¿lo cazaste?”

Han Sen asintió excitado. La voz en su mente le hacía tan feliz que no sabía qué decir.

«Cazada Bestia Divina Rey de Plumas Negras. Se ha obtenido el Espíritu Divino de la Bestia Rey de Plumas Negras. Consumiendo la carne de Bestia Divina Rey de Plumas Negras hay oportunidad de obtener 0-10 puntos genéticos divinos.»

Han Sen se sorprendió al ganar el espíritu de la bestia de la criatura. Sentía que su suerte estaba mejorando últimamente.

“Hermano, ¿de verdad mataste a la bestia divina de plumas negras?” Qing no podía creer lo que había pasado. Miró fijamente a sus ojos, ya que no vio como era la bestia de plumas negras.

Han Sen asintió. Hai Yun resopló e instó a su montura a correr donde cayó la flecha. No creía que antes de ver a las bestias, Han Sen ya hubiese matado a su rey divino.

Yuan y Qing estaban preocupados por Hai Yun y rápidamente ordenaron a todos para que fueran tras él. Cuando el grupo de personas se acercó al lugar, finalmente vieron un tornado de bestias de plumas negras flotando en el cielo, chillando.

En el centro del tornado había una roca de 30 metros de altura. Una bestia gigante de plumas negras estaba empalada en la roca con una flecha, la misma flecha que Han Sen acaba de disparar.

Hai Yun abrió los ojos de par en par y estaba incrédulo. El resto del grupo también se quedó atónito. Qué poderoso debía ser Han Sen para matar a una criatura divina a más de una milla de distancia.

“En la primera zona de El Santuario de Dios, creo que no tienes ningún contrincante.” Dijo Yuan con admiración.

Hai Yun miró a Han Sen con emociones complejas. Al principio, no tenía en muy alta estima a Han Sen, pero de repente se dio cuenta de que la brecha entre Han Sen y él era demasiado grande. Incluso antes de ver a la criatura divina, Han Sen ya la había matado, lo que fue un duro golpe en la cara de Hai Yun.

“Hay muchos maestros en la Alianza. Esto no es nada.” Dijo Han Sen casualmente y rápidamente se abalanzo sobre las bestias de plumas negras, tratando de arrebatarle el cuerpo del rey de la bestia.

El resto del grupo también se apresuró a ir. Sin el liderazgo del rey bestia, las bestias de plumas negras se convirtieron en un caos. La mayoría de ellos huyeron volando, y los pocos que atacaron a los humanos fueron todos cazados.

Han Sen corrió rápidamente hacia la roca y recuperó la flecha Pez Óseo. El cuerpo del rey de la bestia de plumas negras cayó inmediatamente al suelo, con el polvo arremolinándose.

Han Sen no levantó el cuerpo, sino que convocó al Rey Gusano de Roca Dorado. Señaló el cuerpo del Rey Bestia de Plumas Negras y el Rey Gusano se lanzó inmediatamente sobre el cuerpo con entusiasmo.

Recientemente, el Rey Gusano de Roca Dorado había dejado de comer. Perdió su interés en toda la carne menos en la carne de las criaturas divinas. Han Sen pensó que era hora de que el Rey Gusano evolucionara. La bestia de plumas negras era enorme en tamaño. A Han Sen le llevaría mucho tiempo ganar un punto genético divino. Pensó que era mejor si le daba todo el cuerpo al Rey Gusano.

 

 


Un comentario

  1. -Me imagino a Hua Yun preguntandole a Han Sen porque desperdisio la carne de una criatura Divina en una mascota, bueno horita mismo lo sabre
    -Gracias por el cap

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s