Súper Gen Divino – Capítulo 386: Quien Está a Cargo


Primer Capítulo Pack 7M

¡Disfrútenlo!

Han Sen más o menos había aprendido las fortalezas y debilidades de la criatura. Esta era exactamente la oportunidad que él había estado esperando, el límite de tiempo para la transformación de los evolucionados había llegado, de modo que ya no se atreverían a luchar contra la criatura de cerca. Mientras Han Sen pudiera enfrentarse a la criatura solo, tendría su oportunidad.

“Señor Han, regresemos ahora. Organizaremos otra campaña.” Exclamó Ning Yue a Han Sen con sus cejas fruncidas.

“Está bien. Regresad primero. Teme a mi daga, así que puedo intentarlo de nuevo.” Contestó Han Sen, lanzándose contra la carne roja.

Ning Yue no consiguió disuadir a Han Sen y, sorprendentemente, también regresó, ayudando a Han Sen a distraer a la criatura.

Sin embargo, el evolucionado ya no podía soportar la presión de sobrepasar el límite de tiempo. Inmediatamente desconvocaron la transformación y se volvieron mucho más débiles, lo que hizo que la situación se volviera más difícil.

“¡Ay!” El brazo de un evolucionado fue alcanzado por la carne roja, y su músculo se derritió repentinamente, sus huesos quedaron expuestos.

Han Sen aprovechó esa oportunidad para hacer otro corte en la carne roja. Esta vez, parecía que había cortado una parte vital de la criatura, que inmediatamente gritó y volvió a su caparazón, sin volver a salir.

Han Sen se acercó al caparazón y rápidamente lo atacó.

¡Ding!

Han Sen sintió que una fuerte fuerza le atravesaba, casi impidiéndole sostener la daga, mientras que el caparazón sólo quedaba con una marca blanca.

“¡Déjame probar con la daga!” Yang Yongcheng se acercó a Han Sen y gritó.

Han Sen no respondió, retrocedió y miró al resto del grupo. Su actitud era evidente.

“Señor Han, no le mentiré. Usted debe ser capaz de ver que esta criatura es significativamente diferente de todas las criaturas que hemos visto. Tal vez es un ser más allá de las criaturas divinas. Si somos capaces de conseguir su espíritu de la bestia y su carne, los seres humanos daremos otro salto en la historia de la evolución. Su fuerza no es suficiente para romper su caparazón. Puedes elegir entre prestarnos la daga o vendérnosla. Después de que tengamos éxito, podrá obtener la mitad de los beneficios.” Dijo Ning Yue.

Antes de que Han Sen contestara, un tentáculo de la carne roja alcanzó desde debajo del caparazón a un evolucionado. Esa persona estaba prestando atención a la reacción de Han Sen y no esquivó a tiempo. Fue capturado por la carne roja y rápidamente arrastrado al caparazón.

Se esparció sangre y se oyeron gritos. La persona se quedó callada al rato, conmocionando al resto del grupo.

Cuando Ning Yue estaba a punto de decir algo, la criatura se dirigió hacia el acantilado con el caparazón en la espalda. Han Sen utilizo la daga para cortar la carne roja expuesta bajo el caparazón, lo que no hizo mucho porque la herida sanó rápidamente.

La criatura continuó hacia el acantilado que tenía forma de pirámide invertida. La criatura bajó rápidamente y se pegó a la pared de la montaña, mientras que ninguno de los humanos tenía esa habilidad.

“Señor Han, ¿qué opina de mi sugerencia?” Preguntó Ning Yue.

“Lo siento. No estoy interesado en prestar o vender la daga.” Dijo Han Sen suavemente.

“Cinco espíritus divinos de la bestia por la daga. Y todavía podrás quedarte con la mitad de la carne después de matar a la criatura.” Dijo Ning Yue y de repente atacó con la espada a la garganta de Han Sen.

Ese movimiento fue tan inesperado en medio de una frase que incluso un evolucionado como Yang Yongcheng probablemente habría sido asesinado.

Sin embargo, Han Sen era un experto en ese aspecto. En el momento en que Ning Yue se movió, Han Sen también había empuñado su daga.

¡Crack!

La espada de Ning Yue fue cortada por la mitad por la daga del Lobo Maldito. Ning Yue pareció sorprendido, pero no dejó de atacar a Han Sen.

Yang Yongcheng y los otros evolucionados también ayudaron a Ning Yue. Parecía que habían decidido matar a Han Sen.

“Huangfu Pingqing me dijo que eres alguien que siempre sigue las reglas. Parece que está equivocada.” Han Sen se movió entre las tres personas, usando la daga para defenderse.

“Sólo sigo las reglas porque no quiero que otros me teman y me malinterpreten. No eres alguien que me teme.” Ning Yue estaba extremadamente calmado. Invocó otra espada delgada. Aunque parecía ser de un estilo diferente, seguía siendo un espíritu divino de la bestia.

“Incluso si me matas, no podrás obtener la daga.” Dijo Han Sen.

“Prefiero no tenerla que dejar que otros la tengan.” La espada de Ning Yue se volvió cada vez más rápida y mortal.

Los dos evolucionados también hicieron todo lo posible para atacar a Han Sen de la forma más feroz posible.

“Huangfu Pingqing tenía razón. Eres una persona que da miedo. Sin embargo, hay una cosa que usted hizo mal.” Han Sen esquivó varios ataques y dijo.

“¿Qué cosa?” Ning Yue no detuvo su espada.

“No entendiste bien quién está a cargo aquí.” Dijo Han Sen con calma. De repente, sostuvo la daga hacia atrás y su trabajo de pies se volvió extremadamente extraño.

Su corazón latía como un motor, y Han Sen ya no era quien era hacía un momento.

En el momento en que Han Sen pasó junto a Ning Yue, la daga en su mano se movió como el agua, cortando la lanza en la mano de Yang Yongcheng. En un instante, Han Sen se acercó al otro evolucionado y lo decapitó. La sangre se esparció por todas partes.

Ning Yue se quedó inmóvil durante un segundo. Yang Yongcheng gritó.

No podían imaginar que Han Sen pudiera mejorar su fuerza tan tremendamente de repente. Mientras era asediado por dos evolucionados y Ning Yue, Han Sen incluso mató a un evolucionado.

“¡También eres un evolucionado!” Yang Yongcheng abrió los ojos de par en par. A menos que Han Sen fuera un evolucionado, Yang Yongcheng no podría explicar la velocidad y la fuerza de Han Sen.

“Te enteraste demasiado tarde.” Han Sen se movió como el viento, corriendo hacia Yang Yongcheng.

Yang Yongcheng se sorprendió. Con su velocidad, no podía ni siquiera alejarse a tiempo. Todo lo que pudo hacer fue invocar una espada para bloquear la daga de Han Sen.

¡Crack!

Tanto la espada como el cuello de Yang Yongcheng fueron cortados por la daga del Lobo Maldito como si estuvieran hechos de tofu. La hoja se rompió, y el hombre fue asesinado. El cuerpo sin cabeza cayó al suelo.

Ning Yue vio a Han Sen. Tan tranquilo como él, su corazón se hundió. Después de todos los cálculos, no pudo predecir la fuerza de Han Sen.

En el anillo de la sección VIP, Han Sen sólo mostró lo afilada que era la daga. Ning Yue no sabía que Han Sen también tenía la fuerza de un evolucionado.

“Tenía razón en pensar que somos el mismo tipo de persona.” Ning Yue sonrió inesperadamente. Tenía mejor juicio que Yang Yongcheng, que ya era un evolucionado y no planeaba huir, porque sabía muy bien que su velocidad era muy inferior a la de Han Sen. Tal vez cuando se diera la vuelta, su cabeza ya no estaría sobre sus hombros.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s