Súper Gen Divino – Capítulo 385: Criatura Extraña


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Los evolucionados estaban tan cerca de la criatura que el caracol rápidamente se convirtió en una serpiente con alas y dejó su caparazón, lanzándose sobre uno de los evolucionados.

La persona rápidamente blandió su espada contra la serpiente. Yang Yongcheng y la otra persona también empezaron a atacar.

La serpiente alada ni siquiera trató de esquivar y dejó que las armas cortaran su carne.

Los evolucionados se alegraron. Actualmente, su índice de aptitud física debería ser superior a treinta. Con un arma de sangre divina, puede que no fueran capaces de dañar el caparazón, pero creían que las armas debían herir la carne blanda. Sin embargo, cuando sus armas golpearon la carne, se dieron cuenta de lo equivocados que estaban. La delgada hoja golpeo la carne blanda como si hubiera atacado goma. No sólo la carne estaba intacta, sino que también absorbió toda la fuerza utilizada en las armas.

Entonces, la serpiente roja cambió de forma repentinamente. La carne roja se movió como un líquido y envolvió las tres armas.

Los evolucionados intentaron recuperar sus armas, pero se dieron cuenta de que era imposible. Las armas estaban atrapadas con una poderosa fuerza que no le permitía ser retiradas. Lo que fue más aterrador fue que la carne roja comenzó a desarrollar tentáculos que parecían cabezas de serpiente, moviéndose hacia los tipos.

Los evolucionados tuvieron que soltar sus armas y regresar. Cuando trataron de desconvocar a sus armas espíritu de la bestia, descubrieron que ya no era posible. Las tres armas estaban envueltas dentro de la carne roja y derritiéndose.

Los tres evolucionados se enfadaron. Inicialmente, pensaron que tras su evolución, podrían suponer una amenaza para la criatura. Sin embargo, en el momento en que lanzaron sus ataques, perdieron tres armas espíritus divinos de la bestia.

La carne roja no detuvo su ataque. Su cuerpo se podía transformar en cualquier forma para atacar en cualquier momento, haciendo imposible que las personas se defendieran.

Por otro lado, los tres evolucionados no se atrevieron a tocarlo. Ni siquiera se atrevieron a usar sus armas y de repente quedaron atrapados en una posición incómoda. Una vez que la carne roja los tocó, incluso su armadura comenzó a derretirse, lo que parecía horrible.

Afortunadamente, aunque la criatura se volvió muy rápido tras salir del caparazón, no era tan rápido como el Lobo Maldito. De lo contrario, los tres evolucionados habrían muerto un millón de veces.

Aún así, los evolucionados apenas podían llegar al lugar donde se escondían Han Sen y Ning Yue.

Han Sen se transformó en la Reina Feérica y convoco la daga del Lobo Maldito, queriendo salir y ayudar a los evolucionados. De hecho, intentaba buscar una oportunidad para matar a la criatura.

Antes de que Han Sen saliera corriendo, Ning Yue le agarró y le dijo tranquilamente, “No te apresures. Este no es el momento. Espera a que atraigan a la criatura aquí, encuentra un buen lugar y asegúrate de matarla de un solo golpe.”

Han Sen miró a Ning Yue y vio que el tipo tenía la cara tranquila, como si estuviera hablando en su sala de estar. El hecho de que Ning Yue no estuviera nervioso en absoluto hizo que Han Sen sintiese que los tres evolucionados no significaban nada para él.

Viendo los pensamientos de Han Sen, Ning Yue dijo con calma, “Si vas ahora, entonces los riesgos que están corriendo serán en vano.”

Antes de que Han Sen contestase, Ning Yue invocó una delgada espada y caminó hacia la criatura.

Han Sen se sorprendió. Ning Yue estaba tan enfermo y aún no había evolucionado, ¿por qué iba a ir él mismo?

Sosteniendo la delgada espada, Ning Yue rápidamente apuñaló a la criatura a una velocidad increíble, que realmente la golpeó. Su espada tampoco quedó clavada en la carne roja.

Impresionante, ese Ning Yue. Aunque eran gemelos, era mucho más fuerte que Shen Tianzi. Han Sen se sintió un poco conmocionado. Podía ver que Ning Yue no había evolucionado, pero Ning Yue era capaz de distraer a la criatura y evitar sus ataques. Además, sus habilidades con la espada eran inesperadas. Aunque sólo hacía un movimiento, siempre atacaba en el ángulo más sorprendente. Sólo su espada podía ser recuperada de la carne roja que ninguno de los evolucionados se atrevía a tocar. Aunque la criatura no fue herida por su espada, se irritó.

Bajo las circunstancias extremadamente intensas, Ning Yue parecía tan tranquilo que Han Sen no podía decir que estaba en una batalla mortal.

El rendimiento de los evolucionados se volvió más y más organizado desde que Ning Yue se unió a ellos. Se movieron alrededor de la criatura y gradualmente la llevaron hacia Han Sen.

Era una pena que Ning Yue tuviese un mal estado físico. Su índice de aptitud física debería ser de unos quince, el número de una persona normal con los puntos genéticos divinos al máximo. Incluso con la daga del Lobo Maldito, no creía que pudiera matar a la criatura.

Después de observar un rato, Han Sen comprendió que la velocidad debería ser la principal fuerza de Ning Yue, que debería llegar a unos veinte, mientras que sus otros aspectos deberían estar alrededor del quince.

Viendo que la criatura era conducida hacia él, Han Sen agarró su daga. Había estado observando lo suficiente como para determinar el nivel de aptitud física de la criatura.

Mientras Han Sen no usara el Mantra de la Herejía y la Sobrecarga, podría herir a la criatura con la daga pero no podría matarla, que era lo que Han Sen quería. No podía matar a la criatura frente al grupo.

Finalmente, la criatura se acercó a Han Sen. Han Sen salio corriendo sin dudarlo y rápidamente cortó la daga contra la carne.

La carne que los evolucionados no podían herir usando armas divinas fue cortada profundamente por la daga de Han Sen. La lesión era de aproximadamente 3 pulgadas de profundidad y la sangre fluyó inmediatamente. La criatura gritó y rápidamente encogió su cuerpo.

Para sorpresa de todos, después de que la carne roja se contrajo, la lesión desapareció como si estuviera pegada.

Han Sen se unió al resto del grupo. Sin embargo, parecía que la criatura estaba asustada por la daga del Lobo Maldito y no se atrevía a tocarla de nuevo. Se alejaba de Han Sen y atacaba al resto.

Aunque Han Sen encontró oportunidades para apuñalarlo unas cuantas veces más, fue inútil. La carne roja tenía una increíble capacidad de curarse a sí misma.

“Eso es todo. Mi límite de tiempo de transformación ha llegado a su fin.” Exclamó un evolucionado.

Las pupilas de Ning Yue se contrajeron. Él ordenó fríamente, “Retrocedamos.”

Al escuchar a Ning Yue, los evolucionados empezaron a retirarse con el joven maestro. Sin embargo, Han Sen marchó hacia delante, dirigiéndose a la criatura.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s