Sevens: Volumen 11: Capítulo 13: Fortaleza Redant



Ese lugar fue una vez un fuerte.

Pero ahora se había convertido en una fortaleza de triple pared que encierra un ejército de diez mil.

Fuerte Redant, ahora Fortaleza Redant había comenzado a tomar forma.

Agarré la Joya, cabalgando en May en su forma de Kirin, mientras miraba la fortaleza desde arriba. Comprendí el mapa tridimensional del área producido a partir de mis Habilidades, y mientras miraba la fortaleza, conversé con mis antepasados ​​en la Joya.

En momentos como este, estoy agradecido de que haya alguien como May, que entiende la situación.

El quinto confirmó la fortaleza.

『La defensa antimagia puede mantenerse en la superficie. No tenemos tiempo, así que constrúyelo con un solo uso como premisa. Siempre y cuando viertas tu celo en la pared final, está bien si las otras dos se rompen.』

Untamos el exterior con una fina capa de material que reflejaba Mana. Eso solo marcó una gran diferencia, pero no era lo suficientemente confiable contra un ejército de cientos de miles.

Originalmente, la totalidad de la construcción de la fortaleza estaría hecha de material fuerte contra Mana. Pero no teníamos tanto tiempo, por lo que la idea fue rechazada.

También confirme las trampas. Como se estimó desde el principio que se romperían las dos primeras paredes, planeamos colocar trampas entre ellas.

El tercero miró a la fortaleza que se dirigía a su finalización mientras hablaba.

『Aceite, pólvora y flechas … no es suficiente, pero te deja con bastantes medios. El problema tendría que ser el cielo.』

Se dice que cuando te enfrentas a un ejército de monstruos, el mayor problema son los que vuelan por el cielo.

Todavía tengo que experimentar una batalla de ejércitos a esta escala, pero parece que había una gran diferencia entre el hombre y los monstruos.

El hecho de que los monstruos no conocían la retirada.

Si el hombre supiera que no tenía ninguna posibilidad de victoria, podría renunciar si así lo deseara. Pero los monstruos no tenían ese concepto, avanzaban hasta el final.

Debido a eso, era posible atraparlos con trampas obvias. Pero su habilidad para romperlos era otra cosa.

Y de esos monstruos capaces de atravesar casi todo, el mayor dolor eran los voladores. Pasan por encima de las murallas e incluso pueden atacar desde la retaguardia.

Si volaban lo suficientemente alto, eran enemigos difíciles de alcanzar. Más que nada, si un poderoso monstruo, digamos un Grifo, aterrizara sobre las paredes, los soldados no serían suficientes para manejarlo.

Miré en dirección a la fortaleza, esperando el asalto monstruoso.

“Podríamos seguir reduciéndolos. Pero dudo que eso realmente inflija mucho daño a su lado”

La primera vez, tomé prestados los ojos de Shannon para hacer reconocimiento.

Y en el segundo viaje, fui con May para eliminar a los monstruos problemáticos.

La tercera vez … hice llover unos cientos de flechas sobre ellos, pero los monstruos especializados en magia pudieron bloquearlos.

Los monstruos voladores solos hacían unos pocos miles, estoy seguro. Los que derroté ni siquiera representarían un centenar de ellos.

Quería seguir reduciéndolos así, pero tenía otro trabajo que hacer.

“Personalmente, me gustaría atacar y aplastarlos. ¿Es realmente necesario que me salga de mi camino para hacer una aparición? Ustedes los humanos realmente están obsesionados con ese tipo de cosas”

Cuando May sacudió la cabeza con cansancio, estaba vinculada con Connection, por lo que el Quinto podía hablarle.

『Por favor aguanta, May. En momentos como estos, la moral es más importante que todo lo demás. Los monstruos no tienen tal cosa, pero los humanos necesitan voluntad para luchar.』

Si no tuvieran eso, el lado humano se derrumbaría tan fácilmente.

No importa cuán seguro esté de que podríamos ganar, eso no tendría sentido si los demás no lo creyeran también.

“¡Haz tu mejor esfuerzo, yo!”

Al verla tan motivada con las palabras del Quinto, le di una sonrisa amarga.

Confirmé las trampas en su curso.

Habíamos preparado todo lo que pudimos, pero los antepasados ​​dijeron que algo de este nivel no reduciría demasiado sus números.

Según ellos, era mejor que no hacer nada. Las trampas se llenarían instantáneamente y se pisotearían. Contra cien mil monstruos, si las trampas dejaban descansar a unos miles, solo era un error de medición.

Además de eso, el ejército de monstruos de esta vez … la peor parte fue que estaba bien equilibrado.

Con fuerzas aerotransportadas y muchos monstruos expertos en magia. Dudo que tengan algún tipo de coordinación, pero ya podía verlos concentrando su fuego mágico en la fortaleza.

Al no tener una fortaleza construida en esa tierra por nada, había acantilados alrededor, poniendo un límite al paso del enemigo. Si pudiera llamar a eso una gracia salvadora, lo haría.

El séptimo abrió la boca.

『Bueno, los que están escondidos en la fortaleza tienen la ventaja. Aunque el enemigo los supera por más de diez veces.』

Pensando solo en el número de tropas, parece que definitivamente se abrirían paso.

“Bueno, hicimos lo que pudimos”

El cuarto asintió favorablemente.

『Correcto. Has hecho prácticamente todo lo que puedes hacer en este corto período de tiempo. Has convertido un fuerte en una fortaleza para enfrentarte a Bahnseim en el futuro. Has acogido a los elfos y has hecho que te anuncien como el héroe que se enfrenta a obstáculos abrumadores. Aunque podríamos hacerlo con un poco más de una fuerza de combate.』

Zayin y Lorphys … les habíamos pedido prestados soldados.

Para esos dos países, seguramente fue una conversación problemática. El escalón superior puede regocijarse por su deuda reducida, pero para los extremos inferiores, fue simplemente indignante.

Los mercenarios y aventureros, para defender su ciudad de Beim, endurecieron sus defensas alrededor del centro urbano para una guerra defensiva.

Reclutamos soldados voluntarios de las aldeas cercanas a la frontera, pero ni siquiera llegaron a mil. Si continuáramos reuniéndolos, cuántos podríamos obtener … además, no serían tan útiles como soldados en primer lugar.

Si bien tenían armas, no se habían sometido al entrenamiento de un soldado.

(Bueno, no es que nuestro objetivo sea hacer que luchen, sin embargo)

En momentos como estos, Beim no tenía que reunir a sus civiles como soldados. Intentar hacerlo no era muy productivo.

El tercero habló.

『Ahora bien, Lyle. Las circunstancias no tienen remedio. ¡Es un error tratar de desafiar esta situación! Cualquiera pensaría eso』

“Estoy seguro de que lo harían. Pero…”

『… ¡Esa es la mejor parte!』

De alguna manera podía imaginar la intrigante sonrisa del Tercero en mi mente.

… Rama del gremio oriental de Beim.

Detrás de su mostrador de recepciones, Marianne estaba liberando su ira.

“¡Ya te dije que no! Tu grupo no se ve obligado a participar. ¡No tiene sentido tirar sus vidas en vano!”

A quien enfrentó fue a Erhart. Ante la ira que hizo añicos su habitual atmósfera esponjosa, los aventureros de los alrededores y el grupo de Erhart parecían bastante confundidos.

Sus compañeros recepcionistas también la miraban en estado de shock.

“P-Pero Marianne-san. Ya tenemos todo nuestro equipo en orden … y si nos unimos, habrá una recompensa. Si trabajamos fuera de la ciudad, la suma que obtendremos será considerable”

Incluso el usualmente terco Erhart estaba tropezando con sus palabras frente a la ira de Marianne.

“Debido a que acabas de conseguir tu equipo, ¿crees que te has vuelto de primera clase? Solo detente allí mismo. Escucha aquí, si sigues pensando así, ¡definitivamente morirás! Todo lo que has hecho hasta ahora son trabajos extraños, y ocasionalmente has cazado monstruos afuera en el espacio entre ellos. Entonces, ¿qué tan fuerte te has vuelto en un par de meses? ¿Realmente entiendes eso?”

Su papel era ofrecer palabras amables a los nuevos reclutas, pero esta vez la persona misma había olvidado su propio trabajo.

Erhart habló.

“¿Q-Qué te pasa? ¡No somos enclenques! Tú eres quien dijo que teníamos talento, ¿verdad?” (NTE: solo quiero aclarar, aquí Erhart usa la expresión “chopped liver” que se puede traducir literalmente como hígado picado, pero parece hacer referencia a una persona o cosa considerada insignificante, pero lo cambie a enclenque, aunque no sé si se usó de forma adecuada)

Marianne miró hacia abajo y se mordió el labio inferior. Apretó el puño y sintió que estaba a punto de llorar, pero aguantó e hizo la sonrisa más repulsiva que pudo.

“Se lo diría a cualquiera. No es que ustedes fueran especiales ni nada. Hay muchos aventureros de tu calibre. Debido a que un poco de elogio fue suficiente para hacerte hacer el trabajo que nadie quería, simplemente te traté amablemente”

Acariciando su cabello, dirigió una sonrisa burlona al grupo de Erhart.

“¡¿A-Así que así es como has estado pensando de nosotros hasta ahora?! Estamos realmente agradecidos por ti, Marianne-san, y queríamos …”

“¿Hah? No te quedes tan atrapado en eso. ¿Y que hay con eso? Ahora ve a buscar un trabajo del que ya seas capaz y no te interpongas en mi trabajo, ¿de acuerdo?”

Lo que Marianne procedió a entregar a Erhart fue una solicitud de mano de obra manual para construir las defensas de la ciudad. Un papel no combatiente.

El grupo de Erhart bajó la cabeza. De sus camaradas, incluso había uno que dejaba correr sus lágrimas.

Las palabras de su amable y confiable existencia parecida a una hermana mayor habían traído un shock terrible.

Erhart firmó el documento en silencio, antes de aplastarlo en su mano y golpearlo sobre la mesa.

“… Creí en ti.”

Marianne presentó ese formulario con una actitud desvergonzada y le entregó un sobre. Y después de arrebatárselo, el grupo de Erhart salió del mostrador.

Al verlos así, Marianne bajó los hombros aliviada.

Tanya inmediatamente se puso al lado de Marianne.

“Marianne, has sido convocada”

Pensando que realmente se había equivocado, Marianne hizo una sonrisa nebulosa mientras se levantaba, y se dirigió directamente a la habitación de su superior.

Tanya se hizo cargo del mostrador en su lugar, y ayudó a los aventureros …

… La habitación del superior.

Al escuchar el informe de Marianne sobre las circunstancias, el supervisor no parecía muy enojado.

“Marianne, te había pensado más inteligente que eso. Si lo desean, ¿qué daño hay al enviar uno o dos grupos de aventureros al frente? No es nada de lo que debas sentirte responsable.”

Marianne bajó la vista.

Cuando le informó a su jefe, él estaba sonriendo muy levemente.

“Tiene razón. Aun así, cuando los vigilo, mis sentimientos hierven. Esos chicos todavía tienen futuros por delante. Dejarlos morir aquí es …”

Quizás su superior entendió su sentimiento, cuando él dejó escapar un suspiro.

“Es precisamente porque eres así, que estás a cargo de los nuevos reclutas. Pero el asunto de hoy se extenderá en un instante. Como jugaste a la mala para detenerlos, se convertirá en un obstáculo para tu trabajo. Entonces, de ahora en adelante, te tendré en los escritorios en el tercer piso. No más novatos para ti … haz tu mejor esfuerzo en tu nuevo trabajo”

En las palabras de su superior, Marianne sintió ganas de llorar de nuevo. No de alegría. Pero cuando sintió que las lágrimas estaban a punto de salir, se llevó una mano a la boca.

“… Muchas gracias. Me pondré manos a la obra.”

Después de dar tal respuesta, ella salió de la habitación …

… Con su trabajo llegando a un buen punto para salir del turno, Tanya se dirigió a la sala de descanso y se topó con Rühe.

“¡Ah, buen trabajo, Tanya-san!”

Brillante y enérgica, tomó una actitud un poco descortés hacia sus superiores, pero sabía que no debía hacer eso a aquellos a quienes no podía oponerse a toda costa.

Y ella estaba pasando hábilmente sus días en este lugar de trabajo.

“Igualmente. ¿Cómo van las cosas por tu lado?”

Cuando Tanya se sentó y preguntó, Rühe sonrió encantada.

“Hemos logrado que los aventureros vayan a los puntos importantes fuera de la ciudad. La recompensa era buena, y si yo era la que preguntaba, entonces … ellos aceptaban”

Al verla hablar tan agradablemente, Tanya recordó. Todavía joven, la generación que no había experimentado el último Laberinto desbordado.

Esa era la época de la que Rühe era parte.

“… Así que cuando le pregunté a un aventurero que conocía muy bien, ¡él se hizo cargo! ¡Dijo que había algo que quería decirme cuando volviera!”

Por la actitud de Rühe, parece que se llevaba bastante bien con ese aventurero. Y al escuchar eso, las recepcionistas veteranas le enviaron ojos de simpatía.

Tanya tenía una estimación general de qué tipo de hombre era ese aventurero. Un aventurero clasificado como competente, pero en el sentido de cómo el Gremio lo percibía, eso era otra cosa.

Si le preguntaras si era realmente fuerte, solo sacudiría la cabeza.

Rühe entabló una conversación sobre Marianne.

“Aun así, ¿podría ser que finalmente has alcanzado tu límite? Ese tipo de aventureros con nada más que motivos ocultos en su mente realmente envían las miradas más viles, después de todo. Tienes mi simpatía.”

Lo que Tanya, y los otros recepcionistas veteranos recordaron mientras miraban a Rühe, era a Marianne.

Cuando acababa de convertirse en recepcionista, había sido hermosa, amable y popular. Y con todos los halagos que recibió, adoptó un comportamiento al estilo de Rühe.

Tanya pensó.

(Rezo para que no te conviertas en la segunda Marianne, Rühe)

Mientras el Gremio se movía por todas partes, Tanya sintió el cambio de generación en la oficina …

Fortaleza Redant.

Mientras estaba parado en un punto alto de la estructura, había banderas alrededor. Había una de Beim, pero a su alrededor estaban las banderas de Zayin, Lorphys … y de la Casa Walt también.

Esa bandera que tenía la Joya Azul con sus adornos de plata fue algo que hice por mi propia cuenta. (NTE: esta oración esta algo cambiada en un intento de darle coherencia a lo que decía en la versión en inglés)

Con una armadura azul, hecha por un herrero, sostuve mi casco debajo de mi brazo derecho y me di la vuelta.

Los números que habíamos reunido eran poco más de veintiséis mil. Era más bajo de lo estimado, pero pensé que no podía evitarse.

Y cuando salió el sol de la mañana, vi una sombra negra al otro lado del horizonte. Un ejército de monstruos.

“¡Caballeros! Estoy seguro de que la mayoría de ustedes está pensando esto: “¿Por qué debemos apostar nuestras vidas por el bien de Beim?” … “¿Por qué deberían escuchar las órdenes de un novato como yo?””

Extendí una voz fuerte, extendiendo mi mano izquierda. El ejército armado permaneció en silencio.

“Esta pelea. Realmente es solo para beneficio de Beim. Beim se está moviendo con la caída de esta fortaleza como premisa. ¡Rechazando mi llamado a enviar aventureros, concentran sus poderes en la defensa de la ciudad, y solo envían aventureros y mercenarios a los puntos que consideran importantes!”

Sí, una historia bastante terrible allí. Por supuesto, estoy seguro de que Beim tenía muchas cosas que querrían decir en respuesta, pero no había nadie de Beim aquí, así que eso no fue un problema.

Yo tampoco mentí.

“Realmente es injusto. Ustedes que prometieron sus vidas a sus patrias deben luchar por el bien de otra nación … ¿pero está realmente bien abandonar a Beim? ¿Es realmente correcto ver el sufrimiento de Beim desde la distancia? ¡No es solo Beim quien será pisoteado sin razón por los monstruos! ¡Todas las personas que viven en estas tierras sufrirán el mismo destino! ¡Y no puedo permitir eso!”

Desde la Joya, escuché la voz del Cuarto.

『Sí, se ve bien. Tienes que hacer una gran proclamación aquí sobre cómo eres diferente de Celes.』

Milleia-san intervino para refutarlo.

『Incluso si son diferentes, esto todavía es bastante dudoso. No está mintiendo, pero tampoco está diciendo toda la verdad.』

Este discurso … no es como si estuviera dirigido solo a los soldados. Más que eso, estaba destinado a los civiles de Beim que habíamos reunido aquí.

Estoy trabajando duro, pero Beim te abandonó, es el punto que estoy tratando de apelar.

Mientras continuaba el discurso, saqué una espada que estaba en la parte de mi cintura. No era una katana, sino una espada de doble filo por el bien de la apariencia. La apunté al cielo y exprimí mi voz.

“¡Si el destino está en esta difícil situación mía, las diosas seguramente responderán! ¡Aquí lo juro, protegeré este punto por el bien de la gente que será pisoteada!”

Por el momento, May bajó del cielo en su forma de Kirin. Los soldados que miraban hacia arriba observaron al Kirin y alzaron la voz.

“¡O-Oye! ¡Es un Kirin!” 
“De ninguna manera. ¿Podría ser realmente el destino? … “
“No podría ser, no, tiene que ser …” 
“Podemos ganar. ¡Podemos ganar esto!”
“¡Sí, hay un Kirin de nuestro lado!”

(Como se esperaba del símbolo de buena fortuna)

Había ocultado su existencia hasta ahora, pero opté por usarla aquí.

Las opiniones favorables comenzaron a salir. Naturalmente, era parte del plan. Los antepasados ​​no se relajaron en estos preparativos más finos.

Cuando May descendió a mi lado, los soldados levantaron vítores de alegría. Pude ver la moral elevarse ante mis ojos. Y sentí que su vigor incluso me iba a alcanzar aquí.

“¡Tenemos la gracia de la diosa! ¡Nuestra fortaleza de Redant será el cementerio de esas viles legiones! ¡Solo sigan mi ejemplo!”

Cuando levanté la voz, las voces de los soldados que gritaban mi nombre se superpusieron unas diez mil veces, creando algo bastante magnífico.

(Maldición, engañarlos me deja un mal sabor de boca)

Me detestaba por realizar este discurso para levantar la moral.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s