Shiki: Volumen 01: Capítulo uno: parte 2


[Anterior] [Índice] [Siguiente]


El pueblo de montaña estaba cubierto de negro azabache, incluso las carreteras de asfalto se perdieron en la oscuridad. Había farolas en las calles, pero las luces estaban atenuadas, con poca luz más que el reflejo del rocío nocturno. La luz más tenue se extendió sobre el asfalto, haciendo resaltar la línea blanca que denotaba la carretera.

Más allá de la línea blanca que parecía estar siendo absorbida por la oscuridad había un brillo sombrío. Al costado del camino, cerca del puente, se erigió un santuario. Innumerables velas se encontraban alrededor del Jizo de piedra del hokora, llamas que parpadeaban en un viento que podría o no haber estado soplando. Esa luz oscura brilló en la estatua inexpresiva, con los párpados a medias y la rareza que estaba a su lado. (NTE: Jizo: Una representación de piedra del Bodhisattva que busca guiar a las personas en el mundo físico y espiritual, a menudo colocadas a los lados de la carretera para alentar a elegir el camino correcto. Jizo ha tomado muchas formas y propósitos, no todos ellos necesariamente representan al Bodhisattva, sino que también representan a dioses a veces. Ejemplo)

Era una sotoba de la altura de un niño.

En la cara de la sotoba había una muñeca apretada, encolada y cortada de papel blanco. Las luces de las velas crean patrones cruzados en las muñecas de papel, las luces parpadean en el papel, las sombras danzan como si la muñeca se retorciera. — A lo lejos, la campana sonó.

La sotoba esperó. Iluminado por las luces ofrecidas a Dios, inundadas por el ruido de los insectos y las ranas, esperando allí entre los ruidos mezclados y luego con el leve sonido de la campana, se quedó en silencio.

Desde la oscuridad, el sonido de las campanas se acercó. Sonó el golpeteo de los tambores, vigoroso como si fuera tan necesario como la respiración. Hubo un ruido seco y fuerte y los pasos de una multitud.

El viento soplaba, balanceando las velas. La luz y las sombras danzantes cambiaron la expresión del Jizo. Finalmente, la luz de la antorcha apareció sobre la hokora.

Sombras negras saltaron desde las crestas entre los campos de arroz hasta el asfalto. Las numerosas llamas dibujaban círculos en la oscuridad, latían juntos y se unían con un choque y un estallido de brasas rojas. Esas luces que caían iluminaban sus formas grotescas.

Llevaban máscaras con paños blancos cortos debajo de ellos. Túnicas de monje negro. Los Onis que se cubrían la cara con toallas de mano anticuadas llevaban muchas tablas enormes de sotoba en la espalda. Mientras bailaban, las muñecas de papel se apiñaban en la sotoba del tamaño de un niño balanceándose.

Los sonidos de los insectos fueron interrumpidos como si estuvieran atrapados por el miedo. El sonido de los gongs, el sonido de los tambores, el sonido de las antorchas batiéndose juntas se mezclaron con el sonido del arroyo de la montaña. El croar de las ranas toro eran más claros que el sonido de los insectos.

Los onis agitaban las antorchas, sus ofrendas. Apoyándose bajo el peso de la sotoba, aún daban grandes pasos hacia adelante o pequeños saltos, se balanceaban arriba y abajo, haciendo sonar las campanas y los tambores mientras avanzaban por las calles nocturnas. El Oni a la cabeza de la procesión llevaba una figura de paja del tamaño de un niño, crucificado en el punto más alto al final de una barra.

El Oni rojo se adelantó, agitando la efigie como un keyari y se detuvo ante la hokora. Había unos veinte Onis que lo siguieron, agitando sus antorchas, saltando y bailando. Recogiendo la ofrenda ante los jizo, descendieron los escalones de piedra hacia el valle del río. El Oni rojo con la efigie tomó la sotoba del costado de la hokora y los siguió. En el valle del río, donde el nivel del agua era bajo, había tres efigies preparadas y esperando ser quemadas. (NTE: Efigie: imagen o representación de una persona, generalmente reproducida en una moneda, una pintura o una escultura. Keyari: una lanza de empuje ritualista con plumas.)

Las campanas y los tambores se callaron como si finalmente hubieran resuelto su crisis, murmurando hasta un final que los cubrió con un suspiro de alivio.

“¡Gracias por su arduo trabajo, hombres!”

Un anciano llamó con una voz claramente clara. Un hombre se quitó la máscara y suspiró profundamente.

“Caramba.”

Siguiendo su ejemplo, unos veinte más se despojaron de sus máscaras y bajaron sus cargas. Las efigies, las sotobas, se amontonaron sobre el fuego al aire libre como para ocultar las llamas dentro de la pequeña montaña que formaron. Arrojaron las luces de la antorcha sobre la pila, ofrecidas a los dioses. Las llamas se mezclaron y alcanzaron a las muñecas, formando un solo resplandor que brilló sobre el valle del río y las caras de las personas circundantes.

Al ver que los demás lo habían hecho, Yuuki finalmente se quitó la máscara de Oni. Dando un fuerte suspiro de alivio porque finalmente su tormento había terminado, se sentó en una roca cercana. Se cubrió la cara con una toalla de mano, secándose el sudor y sacudiendo la cabeza para lavarse la cara con la brisa nocturna.

“Vaya, buen trabajo”

Yuuki giró la cabeza hacia la voz para encontrar una cerveza que se lanzó hacia él, la cual tomó. Mientras se limpiaba la cara con la tela negra, el hombre del extraño atuendo le dirigió una amplia sonrisa, y no pudo evitar que una sonrisa brotara de la peculiaridad de ese disfraz, incluso después de todo esto.

Mutou puede haber adivinado la razón de la sonrisa de Yuuki, diciendo “Ah”, mientras tomaba su toalla de mano. Limpiándose el sudor con una cerveza todavía en una mano, se sentó junto a Yuuki. La cara de Mutou estaba roja. El hombre era normalmente la imagen de la sobriedad, pero en las raras ocasiones en que tenía un humor particularmente bueno, se podía estar seguro de que estaba borracho. Debe haber encontrado que merodear por la aldea es una buena ocasión para beber. La cerveza que le trajeron estaba mojada en su cálida mano. Debe haber sido sumergido en el río para enfriarlo.

“¿Y? Apuesto a que estás agotado” Mutou habló, Yuuki asintió.

“Esto es lo que quieren decir cuando dicen que tus piernas son rígidas como barras. No pensé que el mushiokuri sería tan grande”

“Es un trabajo duro, ser un yuge-shuu. La primera vez que fui parte del yuge-shuu, no puedo recordar cuántas veces pensé en renunciar a la mitad y correr a casa”, dijo Mutou con una sonrisa. “Pero, bueno, esto es lo que hacen los hombres. Hasta que participes en el festival, solo eres un visitante” (NTE: el traductor japonés-ingles hizo un buen trabajo a la hora de buscar el significado de varias cosas, pero lo hizo muy extenso por lo que pienso dejar sus respectivas notas (si son muy largas y no lo puedo resumir) al final)

Yuuki asintió con la cabeza.

Yuuki se mudó a este pueblo, a Sotoba, hace aproximadamente un año. No era que tuviera familia aquí. Él solo había querido mudarse al lugar y por eso tuvo un conocido que hizo los arreglos para una casa en Sotoba. Pero no había muchos que vinieran a Sotoba de esa manera. Al menos por lo que Yuuki sabía, solo estaba Mutou. Mutou trabajaba en la oficina comercial del único hospital de la aldea. Parecía que se mudó a una casa en Sotoba desde cerca cuando su hijo mayor estaba en la escuela secundaria. No era como si nadie se hubiera mudado de los vecindarios circundantes, sino que aquellos que lo hacian tendían a tener lazos de sangre con alguien del pueblo. En ese sentido, Yuuki y Mutou eran rarezas.

“¿Es así, este año es la primera vez de Yuuki-san?” Era una voz tranquila. El hombre estaba sentado en una piedra cercana y miraba a Yuuki. “Bueno, entonces, realmente te desgastará, ¿no?”

“De hecho” asintió Yuuki al recordar, estaba bastante seguro, que el hombre era Hirosawa, un maestro de la escuela secundaria. “Pero con esto fuera del camino, finalmente también siento que soy un miembro de la aldea”

Mientras Yuuki hablaba, Hirosawa tomó otra cerveza en la mano y se acercó.

“Será alrededor de un año, ¿no es así? desde que Yuuki-san se mudó aquí. Para abrir un estudio de arte, ¿no?”

“No es algo tan elegante. Azusa, es decir, mi esposa y yo tallamos muebles de madera, y teñimos y tejemos tela, pero en realidad, es solo un lugar para que hagamos eso”

Hirosawa sonrió, pero Mutou hizo una mueca y lanzó su lata hacia Yuuki.

“¡Eso mismo! Tú y tu esposa son complicados, manteniendo nombres separados, es por eso que tomó todo un año involucrarse en los rituales. Los aldeanos no pueden entender ese tipo de cosas progresivas”

Yuuki forzó una sonrisa. Sus casas estaban algo cerca y Mutou lo había mirado desde la primera vez que se mudaron, pero tan pronto como se agregara el licor a la mezcla, la conversación se volvería sobre este tema.

Vivía con Azusa como una familia sin casarse con ella, sin ingresarla en su registro familiar. Azusa se negó a cambiar su apellido. Él entendió sus sentimientos y Yuuki tenía algunas dudas sobre la institución conocida como matrimonio, por lo que no era necesario ingresarla en el registro familiar. No la llamó su esposa, la llamó su compañera de casa. Tenían un hijo, pero la forma en que terminaron las cosas fue que su hijo fue ingresado bajo el registro familiar de Azusa, con la aprobación de Yuuki. Parecía que la gente de Sotoba no podía entender eso en absoluto. Aparentemente, las especulaciones sobre ellos circularon sin control cuando se acababan de mudar.

“Ah, bueno, los aldeanos parecen estar acostumbrados ahora, así que ¿no está bien?” Hirosawa sonrió gentilmente. “Ciertamente, tu hijo va a venir, ¿no? Se ha vuelto tan grande — este año, comenzó la preparatoria, si no me equivoco”

“Sí. Tuvimos a nuestro hijo en la universidad. ¿Cuidaste a mi hijo en la escuela secundaria?”

“No, no tenía conexiones con él. Solo dieciséis, ¿eh? Él tiene la edad en que debería entender a sus padres ahora, ¿no es así?”

“Eso es” Yuuki se rió. Cuando era más pequeño, habría malentendidos y parecía que lo molestaban y se quejaba de que quería que se casaran adecuadamente, pero desde que ingresó a la escuela secundaria no había dicho nada de eso. Yuuki entendió que significaba que finalmente entendía cuál había sido el objetivo de sus padres.

“Con ese tipo de estilo de vida, ¿no hay muchas partes de la vida en el campo que no te sientan bien? Por ejemplo, las mujeres que no participan en las ceremonias o algo así”

Yuuki sacudió la cabeza ligeramente ante la pregunta de Hirosawa.

“No es así. No es como si Azusa y yo pensáramos que deberíamos arremeter contra algo anticuado o algo así. En todo caso nos conmovió, ya que ambos éramos forasteros nacidos en la ciudad, sin cualquier conexión con festivales o servicios religiosos o costumbres locales y similares”

“¿Te conmovió?”

“De hecho, ¿o debería decir que me asombró? Es la sensación que viene al pensar ‘Estoy realmente y verdaderamente experimentando esto’ Ese es el tipo de cosas que buscábamos cuando nos mudamos aquí. Bueno, Azusa podría haber estado un poco molesta. Dijo que a pesar de que finalmente era el festival, si no fuera un yuge-shuu, realmente no podría verlo. hasta el final, eso dijo”

Ante la respuesta de Yuuki, la voz de Hirosawa se elevó en una risa tranquila. “Ya veo.”

“Puso mala cara ‘por qué las mujeres no se convierten en yuge-shuu’ pero, al menos, esto tendría que ser solo para hombres. Esto requiere más fuerza física que cualquier otra cosa”

“Sí, de hecho” Hirosawa sonrió. “Hace un calor sofocante y estamos con estos disfraces. Además de eso, nos ponemos estas máscaras y bailamos de un extremo del pueblo al otro”

“Cuéntame sobre eso. ¿Hay algún significado en vestirse con la túnica de un monje como esta?”

“La palabra yuge-shuu viene del yugyou shounin o monje errante. Esa sería la razón por la que usamos las túnicas negras de monje, me imagino”

“¿Un monje errante?”

“Esa gran efigie de paja” dijo Hirosawa volviendo la vista hacia el resplandor creciente de la hoguera. “Se llama el Bettou. Parece que es una efigie del Bettou — No sé mucho sobre eso, el Joven Monje me lo dijo”

Al escuchar al Joven Monje, Yuuki se volvió del lecho del río iluminado por la hoguera hacia las montañas. El pueblo de Sotoba estaba rodeado por tres lados por montañas, y en la ladera estaba el templo principal, cuyo heredero también tenía un trabajo secundario como escritor. Yuuki aún no había obtenido ninguno de sus escritos, pero entre los aldeanos, las opiniones al respecto parecían teñidas de cinismo. No lo dirían demasiado alto, pero alguien lo había llamado “algo fastidioso”. Que pudieran decir eso con un tono de voz tan cálido puede haber sido porque tener un escritor en la aldea era un motivo de orgullo o por su respeto y afecto hacia el hijo del templo.

“En las antiguas aldeas agrícolas, se creía que los insectos y las enfermedades se debían a espíritus malignos. Durante la Rebelión de Hougen, hubo un líder militar llamado Saitou Sanemori” (NTE: la rebelión de Hougen es una de dos rebeliones ocurridas en 1156 y en 1159 cuya causa fue un problema (disputa?) de sucesión en la familia imperial)

“¿La rebelión en el período Heian?” (NTE: El Periodo Heian es el último periodo de la época clásica de la historia japonesa, entre los años 794 a 1185,​ en el que la capital era Kioto.)

“Sí. Saitou Sanemori también se llamaba Nagai Bettou, ya ves. Originalmente era un comandante militar del Clan Minamoto, pero luego se dirigió al Clan Heike. Sanemori fue al oeste para suprimir al General Yoshinaka de Minamoto y fue derrotado en la Batalla de Shinohara en Kaga, dicen que fue porque tropezó con un tocón de planta de arroz. La leyenda de que guardaba rencor y se convirtió en una horda de insectos que devoraban las plantas de arroz se extendió por Japón, por lo que parece haberse convertido en una costumbre ofrecer servicios conmemorativos al espíritu de Sanemori durante el mushiokuri” (NTE: Bettou: Será mucho más fácil si solo piensas en esto como ‘señor’, un título honorífico con connotaciones históricas específicas, si aún quieres saber más, el traductor dejo algo más de información y la dejare al final)

“¿Eh? Entonces el Bettou, ¿ese es Saitou Bettou?”

“Está escrito en un documento antiguo que el fantasma de Sanemori apareció en la aldea de Shinowara en Kaga ante un monje errante de la secta Ji que realizó sus ceremonias funerarias. También está la obra de Noh ‘Sanemori’ que también trata sobre este tema. La leyenda debe haber sido transmitida en esos días. Por eso los asistentes de Bettou son monjes errantes; yugyou shounin, pero de todos modos les decimos yuge-shuu, según el Joven Monje”

“Pero aun así, ¿por qué las máscaras de Onis?”

“Ah, eso” se rió Hirosawa. “En Sotoba tenemos unos Onis llamados los resucitados”

“¿Los resucitados?”

“Sí. Aquí enterramos a los muertos, ¿verdad? Así que tenemos cuentos populares sobre los muertos que se levantan de sus tumbas y bajan para atormentar el pueblo. Los llamamos Onis. No tiene sentido que los vagabundos que lloraron al Bettou fueran Onis pero están sus asistentes que usan no solo la túnica del sacerdote, sino también las máscaras de Onis. Le rezan y luego lo echan. Ese es el mushiokuri”

“Rezar y expulsarlos lejos” Yuuki miró al fuego. “Es decir, lo quemamos”

El yuge-shuu llevaba el Bettou. Si bien el Bettou en sí solo estaba hecho de paja, todavía era bastante pesado. Fue llevado a una procesión por las tierras aradas y los bosques de montaña de la aldea. Había oído que las impurezas de los alrededores fluirían hacia él. Los otros estaban allí para soportar el peso del Sotoba mientras realizaban uppo. Uppo era el juego de pies realizado por el yuge-shuu mientras bailaban y desfilaban por cada rincón y grieta de la aldea purificándolo aún más con cada paso. Llevar las tablas de los sotobas del tamaño de un niño de una hokora a la siguiente mientras hacían el uppo era un trabajo realmente pesado. (NTE: no encontré una definición clara de uppo y parece que el traductor al inglés tampoco, pero podemos definirlo como una danza específica para esa celebración)

“¿Usamos sotobas porque este lugar se llama Sotoba?”

Había oído que el nombre de la aldea de Sotoba provenía de las Sotobas. Hirosawa asintió en silencio en respuesta a la pregunta de Yuuki.

“El pueblo nació para criar abetos y convertirlos en sotoba”

La semana pasada, esas grandes sotoba se plantaron en el Hokora disperso aquí y allá. La gente compró las muñecas de papel del santuario y escribieron nombres en ellas, rezaron en los santuarios de sus casas, les pasaron sus pecados y suciedad y las apiñaron en las sotobas, ofreciendo montones de sake y comida en un servicio conmemorativo. Los vagabundos recorrían todo el pueblo recogiendo esas ofrendas. Para ser sincero, no le sentó bien, las sotobas con las muñecas de papel coladas en ellas. O al menos, la primera vez que lo vio con sus propios ojos, pensó que había visto algo que se suponía que no debería haber visto.

“Debe parecer de mal gusto si no estás acostumbrado”

Yuuki dio una sonrisa amarga, mientras Hirosawa hablaba como si le leyera la mente.

“Al principio me sorprendió. Lo que es peor es que los disfrazados de Onis desfilaban con luces de antorchas, era más como un ritual de magia negra o una maldición que un festival”

“Una maldición y una oración son lo mismo al final. Ambos son sobrenaturales. Técnicamente, a los mushiokuri también se les podría llamar contacto con los muertos. Rezamos a los espíritus para que no seamos maldecidos por ellos. La relación entre el hombre y los dioses es más fría de lo que cabría esperar” (NTE: El texto a continuación es de parte del traductor japonés-ingles :v El concepto japonés de una maldición es a veces un poco diferente del uso común en inglés. En inglés, y a veces en japonés, es un hechizo mágico para hacer que sucedan cosas malas. En japonés, también se usa con frecuencia para referirse al resultado de emociones fuertes que tienen un efecto sobrenatural en el mundo real, por ejemplo, la obsesión de una persona muerta con alguien que hace que el muerto regrese o se manifieste como un espíritu, tal vez no actuando como su ser completo y sensato, se llamaría una maldición. En Shiki, una oración con un ritual horrible (quemar el Bettou) se usa para señalar cuán similar es una maldición noroi (呪 い) a un majinai (también 呪 い) que es un hechizo mágico de encanto no necesariamente malvado, aunque la maldición es técnicamente siempre mala y un encanto no necesariamente, eso es bastante subjetivo.)

“Los festivales religiosos aborígenes podrían haber sido así”

Hirosawa asintió con la cabeza. En algún momento, Mutou, con la lata de cerveza en la mano, se había marchado.

“Como adoramos y lo desechamos, no podemos usar las máscaras en el viaje de regreso. Los Onis fueron expulsados ​​de la aldea. En el pasado, parece que incluso se bañaban en el río y se cambiaban de ropa. Pero eso podría ser peligroso cuando el licor está involucrado, por lo que esa tradición se extinguió”

“Ya veo. — Entonces ha cambiado, ¿no?”

Pensando que escuchó decepción en sus palabras, Hirosawa hizo una expresión de disculpa.

“Originalmente, el mushiokuri estaba destinado a tener lugar en los días más calurosos del verano, pero ahora se establece en la noche de un sábado cercano a la fecha original. Si no lo hiciéramos, entonces los trabajadores no podrían participar. Sin ese tipo de cambios, ya no ocurriría en absoluto”

“Oh, no, solo quise decir que si bien se ajusta al status quo, todavía continúa. No podría llamarse un festival real y en vivo si solo se trata de preservar una vieja tradición porque es vieja, ¿verdad?” Yuuki complementó rápidamente, ganándose una sonrisa de Hirosawa.

“No sé nada de eso. Bueno, si nos comparas con los pueblos de los alrededores, probablemente tendremos más restos. Sotoba es un poco único. Incluso entre los otros pueblos de aquí, somos una singularidad”

“¿Es eso así?”

“Era un pueblo abierto por leñadores que venían de otros lugares, tanto que se llama ‘otro’ o ‘fuera’ Soto-, ‘lugar’ -ba. En verdad, ni siquiera estaba lo suficientemente consolidado como para llamarse un pueblo, pero la gente de Sotoba dijo ‘pueblo’ y la gente de afuera dijo ‘pueblo’. Quizás hay algo de comprensión de que no debemos convertirnos en un grupo mixto. La gente rara vez viene y no se va. Eso es lo que es este lugar”

“Entonces, soy una rareza en una rareza” dijo Yuuki mientras Hirosawa se reía.

“¿Qué? Ahora que has experimentado ser un yuge-shuu, eres uno de la aldea. Será un problema, ya sabes, hay cosas que hay que hacer, se te asignará tu rol, por así decirlo, y los actores principales y de apoyo deben participar en el trabajo físico”

“¿El yuge-shuu no cambia?”

“Ya que participaste este año, es probable que también te inviten el año que viene. No es algo que tengas que hacer absolutamente, pero quién va a participar está más o menos decidido. Desde el gong y el taiko hasta el uppo, hay una manera de hacer las cosas” (NTE: Un taiko es un tambor japonés, tocado con baquetas de madera denominadas bachi. Fuera de Japón, el término se refiere a los distintos tipos de tambores japoneses. ejemplo)

“Ya veo.”

Yuuki forzó una sonrisa. Como un hombre de cuarenta años, practicar el baile era vergonzoso, si él mismo lo decía.

“Va Kami-Naka-Monzen, Shimo-Soto-Mizuguchi”

“¿Qué significa eso?”

“El pueblo de Sotoba está compuesto por seis subdivisiones. Kami-Sotoba o Sotoba superior, Naka-Sotoba o Sotoba central, Monzen o la entrada de Sotoba, Shimo-Sotoba o Sotoba inferior, Sotoba y Mizuguchi o Tromba de agua. En realidad hay una más, un asentamiento se inició un poco en las montañas llamado Yamairi o Entrada de la montaña”

“Escuché que no quedaban muchos allí, pero …¿?”

“De hecho. Solo quedan dos casas. Bueno, hay una parte superior e inferior de Yamairi que son trabajos asignados. La organización de los miembros del santuario se llama Miyaza o Gremio Parroquial del Santuario, pero, si los deberes no son asignados por el Miyaza, los deberes fluyen de arriba hacia abajo. Ese fue el caso, aunque las cosas han cambiado. Últimamente han surgido casas a lo largo de la carretera y la parte inferior se ha vuelto más grande, pero en el pasado, no era más que campos de arroz. La parte inferior está a cargo del Año Nuevo chino y el festival Shinkousai realizado justo antes del mushiokuri. Eso es un trabajo bastante pesado en sí mismo, pero, como estamos a cargo del año nuevo, toshigamisai y el mushiokuri, solo observamos eso” (NTE: el Shinkousai es un festival que consiste en la procesión de tres altares con el fin de deshacerse de las enfermados infecciosas y rezar por la felicidad de las personas; es una procesión nocturna, en cuanto a toshigamisai, bien puede referirse al festival de la cosecha (Hōnensai) que se lleva acabo cada 15 de marzo donde se veneran a varias deidades entre ellas toshigami, o bien puede ser un festival exclusivo para toshigami, también cabe señalar que se cree que los Toshigami son deidades del año que se cree que traen con cada Año Nuevo por lo que quizás no estén sea un festival de año nuevo, esto último solo es especulación mía)

“¿heh?”

“Incluso un pueblo tan pequeño como este es más amplio de lo que cabría esperar. No se trata solo de los rituales religiosos, todos los eventos del pueblo se manejan de arriba a abajo. Los eventos más pequeños se manejan por territorios individuales. Los eventos de felicitación o consolación se realizan a una escala más pequeña, ya ves. Con el pueblo subdividido como está, tu papel está más o menos decidido, pase lo que pase. En ese caso, él será el que tenga la campana, en ese caso, él será el portador del palanquín, y así sucesivamente”

“Ya veo. Entonces, para prepararme para el mushiokuri del próximo año, tendré que desarrollar un poco de resistencia” se rió Yuuki, la risa ligera de Hirosawa se unió.

“¿Dónde está tu casa, Hirosawa-san?”

“En el mismo lugar que tú, Yuuki-san. Naka-Sotoba”

“Es cierto. Entonces asegúrate de pasar por allí en algún momento”

“Del mismo modo” dijo Hirosawa con una sonrisa cuando Mutou levantó la cabeza. Parecía que se despertaba de su sueño.

“……Un coche.”

Yuuki y Hirosawa miraron el rostro de Mutou y luego al banco.

Desde la entrada del pueblo, es decir hacia el sur, podían ver los faros.

“Hahaa, camino equivocado, lo apuesto” dijo Mutou, su enunciación era nebulosa. Puede que el haya tenido razón. El auto se quedó allí como desconcertado, y lentamente, poco a poco, comenzó a retroceder.

Mutou entrecerró los ojos, expectante, y Hirosawa frunció el ceño. Quizás el mismo Yuuki estaba haciendo una expresión similar. —- Ese fue un camión de carga el que vieron. El contenedor trasero era bastante grande. El auto detrás de él estaba a la sombra del camión y no se podía ver bien.

Los yuge-shuu que rodeaban la hoguera quedaron sorprendidos y volvieron la espalda hacia la llama para ver partir el camión.

“¿Se están mudando? … ¿A esta hora?” La voz de Mutou sonaba medio sorprendida, medio dudosa. Yuuki asintió por el momento, por alguna razón se giró para mirar el fondo. Contra el cielo con estrellas como granos de arena, los montículos que se avecinaban de la cordillera eran de simple negrura. El pueblo estaba encajado entre esa negrura, donde convergían los arroyos de la montaña superior. Como atrapado por las cadenas montañosas fusionadas, una cadena montañosa especialmente grande se alzó en las profundidades. Inmediatamente a la izquierda de esa montaña del norte, en el noroeste de la aldea, se reunieron las montañas del norte y el oeste. Yuuki sabía tan bien como cualquiera en el pueblo que había una sola residencia allí,

Como el camión se volvió, probablemente no estaba relacionado con esa casa. —Pero.

Quizás estaban pensando lo mismo; tan pronto como pensó en mirar, se dio cuenta de que no solo Mutou y Hirosawa sino los yuge-shuu que rodeaban la hoguera estaban haciendo lo mismo, mirando hacia la montaña del noroeste.


NTE: aquí dejo las notas del traductor japones-ingles. como dije, son muy extensas, hay un apartado para los honoríficos, pero lo omitiré ya que a estas alturas imagino que todos conocen la terminación -chan, -kun y demás (hare aclaraciones si lo creo necesario). Hay varios que no se pusieron en las notas, pero pienso ponerlas aquí, solo como notas curiosas.

Estas son solo las aclaraciones de este capitulo/parte. Pondré las aclaraciones respectivas a cada capitulo/parte si lo veo necesario o lo encuentro curioso, eres libre de leerlos o no.

  • Registro de familia

El registro familiar ocupa los roles de certificados de nacimiento, certificados de defunción, licencias de matrimonio y el censo en Japón. Los estados fuera de la muerte y el nacimiento, como el matrimonio y la paternidad, no son oficiales hasta que se registren en el registro familiar. En el pasado, los registros se administraban en los templos budistas y para registrarse con el estado, era necesario registrarse y financiar el templo. Había registros separados para diferentes clases y ciertas clases parias no podían registrarse. Después de la Restauración Meiji, todos los ciudadanos debían tener apellidos (previamente reservados para clases de élite), el registro era para todos los ciudadanos y el registro ya no estaba vinculado a los templos.

  • Budismo, sintoísmo, templos, santuarios

Una simplificación extrema del budismo y el sintoísmo en Japón.
Japón tiene una larga historia de mezclar su religión nativa, el sintoísmo, con el budismo. El sintoísmo se centra principalmente en dioses o kami que son espíritus sobrenaturales que residen en la naturaleza, en eventos como tormentas de rayos o lluvia e incluso en productos hechos por el hombre como tazas o herramientas; diferentes seres espirituales se deforman según diversas circunstancias y leyendas en formas de monstruos o criaturas sobrenaturales como zorros astutos o tengu. A pesar de la prohibición nacional de mezclar las religiones que duraron un período, las dos religiones están profundamente entrelazadas en la vida cotidiana japonesa y en la práctica y las creencias comunes. El establecimiento budista se llama templo en traducción, los santuarios de los establecimientos sintoístas. No hay conflicto en los asistentes del Templo Budista que también participan en el mantenimiento y las actividades del Santuario Sintoísta; más bien, hacer uno y no el otro sería visto como una holgura en las actividades basadas en la fe. Los Jizo, que tienen una base budista, a menudo se encuentran en Hokora con sede en Shinto. Esta es una simplificación extrema, pero hay mucha historia de mezcla y retroalimentación entre las religiones para crear muchas variantes de tradiciones y ceremonias.

  • Hokora

Pequeños santuarios, que varían desde los tamaños más pequeños que una casa para perros hasta el tamaño de un cobertizo modesto. Mientras que los principales dioses o espíritus generalmente se encuentran en los grandes santuarios, los Hokora tiende a ser para dioses menores, locales o populares. Se pueden ubicar a los lados de la carretera o en los terrenos de los santuarios establecidos para los dioses más importantes. Hay muchas variaciones basadas en el dios o dioses alojados; Las características comunes incluyen figuras de piedra como Jizo o piedras grandes con varios significados. Ocasionalmente también hay cajas para ofertas monetarias, o se pueden colocar ofertas de bienes, alimentos, bebidas, etc.

  • Jizo

Una representación de piedra del Bodhisattva que busca guiar a las personas en el mundo físico y espiritual, a menudo colocadas a los lados de la carretera para alentar a elegir el camino correcto. Comúnmente conocido como el guardián de niños y mujeres embarazadas. Las piedras son comúnmente amontonadas por las estatuas con la idea de disminuir la carga sobre los niños que deben apilar piedras en el inframundo para obtener un buen karma para ellos o sus padres. Se dice que apilar piedras representa la construcción de una estupa, un símbolo budista para ayudar a desarrollar un buen karma; Los marcadores graves de Sotoba también se basan en el concepto de estupa. A veces, una estatua de rostro sereno, otras veces una simple representación de piedra, a menudo con un babero, Jizo ha tomado muchas formas y propósitos, no todos ellos necesariamente representan al Bodhisattva, sino que también representan a dioses a veces.

  • Mushiokuri

Explicado en detalle en el texto. Saitou Betto Sanemori se convirtió en un espíritu vengativo de insectos que comen plantas de arroz debido a que su caída en la batalla se basó en una de esas plantas en los campos. La historia de Saitou Sanemori también recibe bastante detalle en el texto, y hay muchas obras de teatro de Noh sobre él. Relevante para esta historia es la obra Noh del monje Tawami (el decimocuarto Yugyou o sucesor de Ippen, el fundador de una secta Ji del budismo japonés). Tawami y dos sacerdotes asistentes realizan ceremonias/cantan sutras en Shinohara, donde hace doscientos años Sanemori murió cuando su caballo tropezó con una raíz de arroz, dejándolo abierto al ataque enemigo. Se había quedado allí en Shinohara como la imagen de un anciano que solo Tawami podía ver. Los sacerdotes realizan una ceremonia para ayudarlo a liberar su vergüenza y lamenta la transmisión.

  • Bettou

Será mucho más fácil si solo piensas en esto como ‘señor’, un título honorífico con connotaciones históricas específicas. Para aquellos con un poco más de tiempo:
Originalmente, un término utilizado en el sistema de gobierno feudal japonés para denotar a un funcionario del gobierno que asumió temporalmente todos los deberes de gobernar para otro territorio. Eventualmente llegó a significar simplemente el más alto orden de director o supervisor en varias divisiones gubernamentales desde el Departamento de Estado que manejaba todos los asuntos seculares del gobierno hasta el Departamento de Divinidades. Debido a esto último, en contextos religiosos con frecuencia se refiere a un monje/sacerdote con estatus administrativo. Otros miembros de la corte que no están relacionados con el gobierno obtendrían los mismos títulos para sus rangos cortesanos en cada división específica, incluidos los músicos, etc., por lo que podría haber muchísimos mejores en varios campos y territorios. Saito Sanemori también era conocido como ‘Nagai Bettou’ debido a su fortaleza en la ciudad de Nagai en la providencia Musashi.

  • Yugyou shounin

literalmente santo. Puede referirse a cualquier monje errante, pero está fuertemente asociado con la secta del budismo Toutakusan Muryoko-in Shoujoukou-ji, llamada con mayor frecuencia la secta Ji, o Yugyou-ji para el ‘templo errante’. Yugyou Shounin es a menudo otro nombre para Ippen, el fundador de dicha secta, de modo que sería el monje errante en lugar de un monje errante, pero sus cabezas sucesivas también se llamarían así a veces. El monje errante Taiku que atendió a Sanemori en la obra Noh de Sanemori también fue llamado yugyou shounin.

  • Yuge-shuu

Basado en el término yugyou shonin, el primer kanji 遊 es también el símbolo de la palabra juego, también el primer símbolo en la palabra juego, una palabra con un significado especial en el budismo. El juego se dice yuugi en la conversación estándar, pero el significado budista se pronuncia yuge. Bodhisattvas, aquellos que desean salvar a otros antes de llegar a alcanzar la iluminación ellos mismos, eligiendo libremente salvar a otros y divertirse al hacerlo. A pesar de haber alcanzado la iluminación, “juegan” en el reino de los mortales para ayudar a los demás, ya que les brinda felicidad. De esta manera, hacer algo como jugar y hacer algo libremente tiene significados similares. En algunas sectas del budismo, se alienta a los discípulos y monjes a deambular libremente enseñando y salvando a otros, con una mentalidad como el juego. Por lo tanto, la lectura para el acto mushiokuri es Yuge-shuu, un vagabundo. La palabra yuge también significa humo o vapor, lo que lo convierte en un juego de palabras para los nombres de los que “ahuyentan con humo” de la aldea a los insectos.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .