Súper Gen Divino – Capítulo 378: Metamorfosis


Sexto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

¡Bang!

El cuerpo rojo salió volando del caparazón, y el caparazón traslucido cayó al suelo, rompiendo rocas y haciendo temblar la montaña. Han Sen se preguntaba qué tan pesado era.

El cuerpo blando que se había deshecho del caparazón se volvió increíblemente rápido. Voló hacia Han Sen como un rayo rojo.

Viendo a la serpiente voladora casi en su cara, Han Sen rápidamente la atacó con la daga Lobo Maldito.

Para sorpresa de Han Sen, la serpiente voladora zigzagueó rápidamente y esquivó el golpe de Han Sen. Sin disminuir la velocidad, se lanzó sobre Han Sen una vez más.

Han Sen frunció el ceño. No tenia tiempo de pensar, así que usó el Mantra de la Herejía y rápidamente rodó por el suelo para alejarse de la serpiente voladora.

La serpiente ni siquiera se detuvo, pero continuó atacando a Han Sen.

Zhu Ting arrojó un montón de dagas voladoras de acero Z a la serpiente, que no funcionó en absoluto. Todas las dagas voladoras rebotaron.

Yang Yongcheng y el resto corrieron rápidamente y gritaron, “¡Corre! Estarás a salvo a trescientos pies del caparazón.”

Han Sen todavía no sabía mucho sobre la serpiente voladora. Y no se atrevía a correr riesgos y empezó a correr.

Han Sen no siguió una línea recta. Aunque la serpiente voladora lo perseguía en el cielo, la ruta de Han Sen le impidió atacar. Eventualmente, Han Sen alcanzó los trescientos pies de distancia del caparazón.

Como el grupo había dicho, una vez que Han Sen llegó allí, la serpiente dejó de perseguir a Han Sen, pero gritó como un bebé y voló de vuelta a la concha.

Yang Yongcheng y los demás dieron un suspiro de alivio y se llevaron a Han Sen de la montaña.

Escondida de nuevo en el caparazón, la criatura se volvió increíblemente lenta, y ya no era posible que alcanzara al grupo.

“¿Qué ha pasado? ¿No te dije que corrieras después del ataque? Casi nos matas.” Le gritó Zhu Ting a Han Sen, señalando su nariz, después de que llegaran a un lugar seguro.

“Lo siento, sólo quería intentar si podía atravesar el caparazón.” Dijo Han Sen disculpándose.

Aunque Han Sen no creía que la serpiente pudiera matarlo, había ido en contra del plan, lo que era su culpa.

“Bueno, te tienes en demasiada estima. Eres lo suficientemente bueno como para poder lastimar su cuerpo. ¿El caparazón? ¡Ja!” Dijo Zhu Ting satíricamente.

Zhu Ting no creía que hubiera una sola arma en la primera zona de El Santuario de Dios que pudiera arañar el caparazón.

“Es suficiente. Es bueno que no haya pasado nada.” Detuvo Yang Yongcheng a Zhu Ting y le dijo al resto. “Nuestra misión ha sido completada. Descansaremos y nos prepararemos para volver al refugio.”

“¿No vamos a matar a la criatura?” Han Sen estaba aturdido. No esperaba que el grupo regresara así.

“¿Matar? ¿Crees que puedes matar a esa criatura con una daga afilada? Qué muchacho tan ingenuo.” Resopló Zhu Ting.

Yang Yongcheng miró fijamente a Zhu Ting para detenerlo y luego le dijo a Han Sen, “Señor Han, usted ha visto que no tenemos la capacidad de matar a la criatura, así que tendremos que esperar a que el joven maestro Ning Yue organice otra misión para matarla.”

Han Sen comprendió de repente que Ning Yue solo le pidió que viniese a probar si su daga podían herir a la criatura en vez de matarla.

El propio Ning Yue probablemente estaba viajando al Refugio La Fe en ese momento para organizar otra misión para matar a la criatura.

Han Sen no dijo nada más y siguió al grupo de vuelta. En ese momento, estaba seguro de que el caracol gigante también debía ser una súper criatura.

Parece que los Nings saben algo sobre súper criaturas. De lo contrario, ¿por qué habrían dedicado tanto tiempo y esfuerzo a buscar un nido y matar a esta criatura? Obviamente, están detrás de algo. Han Sen pensó para sí mismo. Sin embargo, no estaba seguro de si los Nings habían matado alguna vez a una súper criatura o si habían ganado súper genes.

Si la respuesta era no, ¿cómo supieron de la existencia de los súper genes? ¿O era sólo una especulación?

Han Sen pensó en ello y sintió que era improbable. Hacía mucho tiempo, su bisabuelo había escrito ‘Súper Gen’ ¿Cómo se enteró?

En la época de su bisabuelo, el ser humano acababa de entrar en El Santuario de Dios y tenía un recuento genético bastante bajo en general. Era difícil para ellos cazar criaturas divinas o incluso criaturas mutantes. Entonces, ¿cómo sabían de los súper genes? ¿Qué tenía que ver con el Grupo Starry y los Nings?

Han Sen no tenía respuestas. Siempre pensó que una vez que fuera lo suficientemente poderoso, podría vengar a su padre y golpear duro al Grupo Starry. Sin embargo, las cosas no eran tan simples como él creía.

Después de dejar el bosque primigenio, el resto del grupo dio un suspiro de alivio. Aunque hubo una sorpresa durante la misión, fue un viaje tranquilo, y pudieron volver a Ning Yue con una respuesta satisfactoria.

Zhu Ting era el único que se quejaba de los comportamientos de Han Sen, lo cual era molesto.

A la hora de comer, Zhu Ting cazó a una criatura mutante y asó la carne.

Aunque Zhu Ting era un imbécil, tenía grandes habilidades culinarias. La barbacoa que hizo era mucho mejor que la que podía hacer Han Sen. La carne era tierna y jugosa, definitivamente de primera clase.

Han Sen nunca esperó que ese molesto compañero tuviera tales habilidades. Sin embargo, Yang Yongcheng y los demás parecían saber de la capacidad de Zhu Ting. Tal vez ya habían disfrutado de su barbacoa varias veces. El grupo estaba charlando mientras comía. Algunos incluso sacaron botellas de licor.

Después de que Han Sen tomó varios bocados, comenzó a sentir que algo era sospechoso. La temperatura de su cuerpo estaba subiendo, lo que era casi imposible para alguien que practicaba Músculo de Hielo y Hueso de Jade. Si eso sucedía, significaba que algo andaba mal con su cuerpo.

Muy pronto, Han Sen se dio cuenta de cuál era el problema. No hizo nada en el camino de regreso y había estado comiendo lo que trajo consigo. Lo único que podía ir mal era la barbacoa de Zhu Ting.

Ning Yue, si intentas matarme así, entonces me tienes en muy poca estima. Han Sen usó Músculo de Hielo y Hueso de Jade y la frialdad le devolvió su cuerpo a la normalidad. Luego fingió que no había pasado nada y siguió comiendo la barbacoa.

Después de que todos terminaron la barbacoa, Han Sen vio que no había nada malo con Yang Yongcheng y el resto. Mientras Han Sen dudaba si debía fingir, oyó un golpe.

Rápidamente, Han Sen vio a Yang Yongcheng y a los otros caer al suelo como si estuvieran drogados. Sólo pudieron moverse un poco antes de quedar inmóviles.

“¿Zhu Ting?” Han Sen miró a la única persona en pie además de él mismo, sorprendido.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s