Súper Gen Divino – Capítulo 374: Cuello Seccionado


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen tuvo que pasar por muchos procedimientos antes de poder representar oficialmente a Wang Di. La parte más importante era la prueba genético. Para determinar si Han Sen era una persona no evolucionada o un evolucionado, debía pasar por una prueba estricta.

Como había una clara distinción entre los genes de un evolucionada y los de una persona no evolucionada, no era difícil decir que Han Sen no había evolucionado. Sin embargo, esa prueba no podía mostrar el nivel de aptitud física.

En la sección VIP, había otra regla. Si uno iba a pelear en nombre de otra persona, debía tener un nivel de aptitud física superior al participante reemplazado.

Eso no fue difícil para Han Sen en absoluto. Controló su cuerpo para pasar por la prueba de modo que su nivel de aptitud física fuera un poco más alto que el de Wang Di.

Después de todos los procedimientos, Han Sen entro en el cuadrilátero de la sección VIP.

Mirando a Tie Kuang que rugía como un monstruo, Han Sen estaba extremadamente tranquilo.

Ni los emocionados aplausos ni los feroces movimientos de Tie Kuang podían afectar a Han Sen en absoluto.

No importaba lo feroz que fuese Tie Kuang, seguía siendo más débil que el Rugidor Dorado. Han Sen no se sentiría presionado sólo porque Tie Kuang era más alto. Había demasiadas criaturas enormes en El Santuario de Dios.

Han Sen se convirtió en la Reina Feérica y de repente quedo coronado con una corona de rubí. Sosteniendo la daga del Lobo Maldito, Han Sen observó a Tie Kuang, que intentaba provocarle en silencio.

Aunque Tie Kuang había visto el espíritu de la bestia invocada por Han Sen, no tenía intención de usar un espíritu de la bestia. Con su nivel de aptitud física, no necesitaba usar ningún espíritu de la bestia para abusar de una persona no evolucionada. El público enloquecido también disfrutaba viéndolo destrozar a sus oponentes con las manos desnudas. A Tie Kuang también le encantaba ese sentimiento.

En el momento en que el muro láser desapareció, Tie Kuang caminó rápidamente hacia Han Sen con una sonrisa cruel, con los dedos separados.

Tie Kuang casi no intentó defenderse en absoluto, porque no creyó que fuera necesario. El arte hipergénico, Chaqueta Metálica, que practicaba, lo protegía contra cualquier arma divina de la primera zona de El Santuario de Dios.

Incluso una poderosa persona no evolucionada sólo podía dejar un rasguño en su cuerpo usando un arma divina. El rasguño solo haría que Tie Kuang se emocionara más, y el público se alegrara más. Tie Kuang entendía bien cómo complacer a la gente rica que pagaba por la emoción.

Viendo a Tie Kuang acercarse a Han Sen, Huangfu Pingqing no pudo evitar sentirse nerviosa, con las palmas de sus manos sudando.

Aunque Han Sen había confirmado repetidamente que podía vencer a Tie Kuang, Huangfu Pingqing seguía pensando que no era realista.

Tie Kuang evolucionó con sus puntos genético divinos al máximo. Una persona no evolucionada era simplemente mucho más débil que él.

El público, en cambio, estaba encantado. Viendo a Tie Kuang acercarse a Han Sen con los dedos abiertos, gritaron enloquecidos.

“¡Destroza al bastardo!”

“¡Mátalo!”

“¡Arráncale la cabeza!”

“¡Destrozalo!”

Era como una escena en el infierno. Miles de demonios gritaban de deseo.

De repente, Tie Kuang estaba al lado de Han Sen con sed de sangre. Sus manos estaban a punto de atrapar los hombros de Han Sen. Con un cuerpo tan grande, Tie Kuang era increíblemente rápido.

La velocidad de Tie Kuang era como un rayo a los ojos de los no evolucionados. Incluso para una persona no evolucionada que ya había llegado al máximo de los puntos genéticos divinos, los movimientos de la mano de Tie Kuang apenas podían discernirse. Sin embargo, era mucho más lento que la tortuga. A los ojos de Han Sen, que se había convertido en la Reina Feérica, Tie Kuang no era nada rápido.

En el momento en que Tie Kuang estaba a punto de agarrar los hombros de Han Sen, éste usó el Mantra de la Herejía para hacer que su corazón latiera con fuerza. La sangre comenzó a bombear de su corazón y su cuerpo se puso tenso.

¡Boom!

Usando Spartícula, los pies de Han Sen se volvieron borrosos. Una cosa negra apareció en el cuello de Tie Kuang y Han Sen ya se puso a la espalda de su oponente.

“Mocoso, aunque tienes algunos trucos, mi carne es como hierro y tu daga de mierda ni siquiera puede afeitarme.” Tie Kuang se dio la vuelta y le rugió a Han Sen.

“¿Es eso cierto?” Han Sen miró a Tie Kuang con la cara inmutable.

“Ejem…” Cuando Tie Kuang estaba a punto de decir algo, sólo pudo hacer un sonido como si fuera una tubería bloqueada. Se le abrió el cuello, y la sangre salió rociada.

El público se quedó en silencio. La mirada cruel había desaparecido en la cara de Tie Kuang. El evolucionado estaba aterrorizado y conmocionado, tratando de cubrir su herida con la mano.

Sin embargo, la lesión era demasiado profunda y amplia. No importaba cómo Tie Kuang trató de detener la hemorragia, simplemente no funciono. Al poco, el evolucionado cayó al suelo y dejo de moverse.

Después de un breve silencio, el público vitoreó y rugió aún más fuerte.

Han Sen desconvoco el espíritu de la bestia y caminó por el cuadrilátero, sorprendido también por la agudeza de la daga, que cortó fácilmente la garganta de un evolucionado como Tie Kuang, que había practicado un arte hipergénico defensivo para evolucionados. El arma era tan afilada que cortaba el hierro como la mantequilla. Huangfu Pingqing miró a Han Sen marcharse incrédula, incapaz de creer lo que había pasado.

“Interesante… Tráemelo…” Ning Yue habló a través de su comunicador, mirando a Han Sen con un brillo en sus ojos.

Han Sen fue llevado a una habitación y vio a Ning Yue sonriendo y a Huangfu Pingqing de pie nerviosa junto a Ning Yue.

“Hola. Mi nombre es Ning Yue.” Ning Yue caminó hacia Han Sen y extendió su mano derecha, pareciendo inofensiva.

“Han Sen.” Han Sen estrechó la mano de Ning Yue. La vibración que recibió de Ning Yue era diferente a la que Huangfu Pingqing había descrito.

Han Sen no podía decir qué tipo de vibración era. No se sentía incómodo alrededor de Ning Yue como Huangfu Pingqing. En cambio, sintió que Ning Yue era como una flor de amapola, haciendo temblar a la gente, pero no pudo evitar sentirse atraído.

 

 


Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s