Amaryllis en el País de Hielo — Capítulo 08 Partes 1, O y 2


Capítulo 08 – Hasta siempre/Adiós, nuestro combustible.

 

Parte 1

Y entonces, la votación final acabo así.

 

‘Preposición para que los humanos continúen viviendo’ – treinta votos.

 

‘Preposición para acabar con la humanidad’ – nueve votos.

 

‘Preposición para que humanos y robots coexistan’ – doscientos sesenta y tres votos.

 

 

 

-Número total con derecho a voto: trescientos siete (100% de los votos)

 

-Votos nulos/no votantes: Cinco.

 

 

 

Una abrumadora mayoría votó a favor de que los humanos y los robots coexistan.

 

Después de los resultados, el Jefe se inclina en silencio y regreso al Salón del Pueblo. Se ve realmente triste y abandonado*, y no sé qué decirle. (EZ: malditos modismos en ingles dios! es esto en inglés; “Forlon” y segun el diccionaro urbano es; Triste abandonado solitario eje: Qué persona tan solitaria y triste.)

 

Y así, elegimos seguir el camino de la coexistencia con los humanos, forjando un nuevo camino para nosotros mismos.

 

Pero los verdaderos problemas no han hecho más que empezar.

 

 

Parte O

“¿No es suficiente…?”

 

Le pregunto a Viscaria en el Salón del Senado del Consejo del Pueblo.

 

“Sí….abrumadoramente insuficiente.”

 

Viscaria me explica lentamente.

 

“Tres días después de terminada la reunión, y el número total de baterías que encontramos es de casi quinientas aproximadamente, independientemente de su tamaño. Y además, menos de la mitad son recargables y se pueden usar directamente”.

 

“Entonces, ¿no podemos usar algunos de los cables de recarga del Blancanieves?”

 

De hecho, pregunto. “No se puede hacer”. Viscaria menea la cabeza.

 

“El desplazamiento a la superficie es de sólo unos quinientos metros, pero la distancia real podría ser de decenas de kilómetros. Nos faltan cables”.

 

“Hmmm, ¿así que sólo podemos usar las baterías que tenemos…?”

 

“Sí.”

 

Viscaria agarro su boina, y parece que no tiene ideas cuando la pone sobre la mesa.

 

El único generador del pueblo es el “Blancanieves”. El “horno de cristal” dentro del husillo puede generar mucha electricidad, y los pueblos se mantienen operativos diariamente con esta electricidad. Los cables de recarga se encuentran por todo el pueblo, y cualquiera puede recargarse siempre que permanezca en el pueblo.

 

Pero esta operación es diferente. Todas las instalaciones eléctricas no pueden ser utilizadas desde el momento en que partamos hasta llegar a la superficie. Tenemos que confiar en la electricidad que tenemos a mano, el valor de trescientas personas.

 

“Basándonos en el número de personas, necesitamos mantener al menos 20 horas de energía en las baterías. Nuestro stock actual no puede contener el valor de diez horas. No es suficiente”.

 

“Lo tengo. De todos modos, intentaré hacer un censo del pueblo otra vez.”

 

“No hay otra forma de hacerlo”.

 

Viscaria se coloca la boina: “Iré a la clínica”. Y se pone de pie, diciendo esto,

 

“Revisaría las instalaciones pesadas.”

 

“Iré a ver los vehículos de hielo, aunque probablemente no sean de mucha utilidad.”

 

Y así nos dirigimos a nuestros propios caminos, buscando pistas.

 

 

Parte 2

No hay progreso en el trabajo de preparación.

 

Recolectamos todas las baterías que pudimos encontrar, desde las del vehiculo de hielo y la maquinaria pesada, hasta los mandos a distancia y las linternas. Pero todas las baterías que pudimos recoger están oxidadas o quemadas, probablemente porque hemos estado “recogiéndolas” de nuevo, y es mucho menos de lo que requiere el plan. Pensé en un plan para usar la iluminación de repuesto del techo cuando haya un apagón, pero aun así, eso sólo compensa un poco.

 

Pero el tiempo no espera a nadie.

 

Entonces~~ ¿Qué puedo hacer con las baterías…?

 

Ruedo sobre mi cama en casa, pensando mucho, tratando de encontrar algo. Pero no importa cuánto piense, no sale nada y no se me ocurre ninguna idea.

 

“Esto es preocupante….haaaa.”

 

Suspiro con fuerza. Y entonces, en este momento,

 

“Yoo, Se te cayó la falda aquí.”

 

“Wah!”

 

Salto sorprendida. Estrecho los ojos y veo a un rubio conocido en la habitación. Mi falda está dando vueltas en la punta de su dedo.

 

“¡Espera! ¿Qué estás haciendo?”

 

Le quito mi falda a este tipo sinvergüenza.

 

“No entres aquí sin permiso”.

 

“Intenté llamar a la puerta. No hubo respuesta.”

 

“¿Por qué estás aquí?”

 

“Sólo estoy aquí para alegrar a Amaryllis con esa mirada conflictiva en su rostro mientras tararea.”

 

“Nunca te pedí ayuda.”

 

“No seas tímida ahora….oh, un sujetador aquí.”

 

“Devuélvemelo, pervertido”.

 

Le quito mi ropa interior al tipo. Mirando de cerca, encuentro mi ropa interior y mi ropa por toda la habitación, y recuerdo que todavía tengo que limpiar mi habitación en un rato. La caja de música con la batería quitada yace ahí, dando una sensación de soledad.

 

—Ahh, ¿qué hago con las baterías?

 

Recojo la caja de música que ha perdido poder y empiezo a sentirme frustrada de nuevo. Si esto sigue así, tendré que notificar a todos los que retrasen la operación de nuevo. No quiero que todos los demás se sientan desanimados después de haberse entusiasmado, pero retrasarlo sin tener una fecha límite en mente será fatal.

 

“Tómate un descanso por ahora. Es importante cambiar tu estado de ánimo”.

 

Eisbahn da una rara sugerencia apropiada.

 

—Bueno, no puedo pensar en nada bueno si sigo insistiendo en esto, ¿huh….?

 

Suspiro y decido descansar un poco. Me apoyo en la pared y dejo que mi cuerpo se hunda en la silla. Mis articulaciones emiten un “creack”, y me siento pesada por todas partes.

 

—He estado muy cansada últimamente.

 

Relajo mi cuerpo y cierro los ojos. “¿Estás bien?” “Sí, estoy bien.” “Bien entonces” Conversé despreocupadamente con Eisbahn, y se acabó.

 

Después de que paso un tiempo.

 

“…Hey, Eisbahn.”

 

Lentamente hablo más alto. Eisbahn ya está acostado en mi cama, “Hm?” y me devuelve la pregunta sin pensar.

 

“¿Puedo preguntarte algo?”

 

“¿Qué?”

 

“¿Por qué me dijiste eso entonces?”

 

Sé que mi voz es muy suave aquí. En aquel entonces—colapse cuando hice un cortocircuito, y fue Eisbahn quien vino a salvarme.

 

Me sonríe y dice,

 

“Es el deber de un hombre salvar a su amante, ¿verdad?

 

“Sé serio aquí.”

 

“Ehh, pero lo digo en serio.”

 

El tono de Eisbahn es tan travieso como siempre.

 

“Nunca mencioné nada sobre ir a la superficie a nadie más.”

 

“Te vi dirigiéndote hacia el bosque REM”.

 

“Ya veo… entonces, ¿cómo averiguaste dónde estaba? Ese lugar estaba tan lejos que ni siquiera los comunicadores pueden funcionar”.

 

“Entraste en los túneles de trabajo, ¿no? Seguí las huellas”.

 

“H-hmm…. eres muy inteligente en eso.”

 

“Gracias por los cumplidos.”

 

—Ahh, esto es inútil.

 

Meneo la cabeza un poco. Realmente quiero agradecerle formalmente, pero no me atrevo a hacerlo.

 

—Correcto.

 

Aprieto con fuerza el puño y digo,

 

“…E-erm.”

 

“¿Huh”

 

“Bueno… gracias, p-,… por salvar-, me.”

 

“¿Heh?”

 

Eisbahn se levanta de la cama y se voltea hacia mí,

 

“Realmente me estás agradeciendo sinceramente. Los cielos van a derribar lanzas sobre nosotros.”

 

“Está bien. Eres mi salvador….de vez en cuando.”

 

“Salvador….bonita forma de decirlo. Siento que me perdonarán por todo lo que haga”.

 

“Espera, ¿qué vas a hacer?”

 

Cubro mi cuerpo con ambas manos. Este tipo es capaz de decir algo como “la recompensa es tu cuerpo”.

 

Pero esta vez es diferente.

 

“¿Puedo preguntarte algo?

 

“¿Qué?

 

“Dime. ¿Cómo surgió el ‘plan de coexistencia entre humanos y robots?’ “

 

“…? ¿Qué quieres decir?”

 

“Básicamente. Pensaste en un tercer plan que no fuera aniquilarlos o dejarlos vivir. ¿Qué te dio la inspiración?”

 

“Ahh, quieres decir eso.”

 

Me froto la mejilla con el dedo índice y llego al punto.

 

“Bueno, ¿cómo lo digo?… ‘partiendolo a la mitad’ “.

 

“¿Partirlo a la mitad?”

 

“Sabes que era una robot niñera, ¿verdad? En aquel entonces, el mantra del director era ‘partir a la mitad’.”

 

Cada vez que los niños discutían, el director les enseñaba a “partir a la mitad”. Incluso si son dulces o juguetes, él recomendaba que los dividiéramos por la mitad.

 

“…En aquel entonces, Yuu y Fuu—ahh, eran los niños del jardín de infantes. Los dos discutieron.”

 

Con sentimientos nostálgicos, lo narro. Pensar en ello ahora, en lo que sucedió entonces, se siente como si fuera ayer.

 

“Estaban peleando por una pelota. Me preocupé porque no pude hacer que se portaran bien. El director vino y me sugirió que la ‘partiera a la mitad’ “.

 

-Ahora, entonces, La ‘partiré’ en dos.

 

En este momento, Eisbahn interrumpe,

 

“No puedes tener la mitad de una pelota, ¿verdad? No es una galleta”.

 

“¿Tú también lo crees? Solía pensar lo mismo que tú. Adivina qué hizo el director”.

 

Enrollo el pañuelo en mis manos en una pelota y se la tiro al Eisbahn.

 

“Terminamos jugando a la pelota. ‘¿Toma, ¿qué te parece? Tira la pelota hacia atrás.’ El director lanzo la pelota a Yuu, y así Yuu y Fuuu terminan jugando a atraparla, volviéndose más felices. Antes de darme cuenta, yo también le seguí el juego.”

 

“Hmm….este director seguro que puede mezclar las cosas.”

 

Plop, me arroja la bola de pañuelo hacia atrás.

 

“Hmm, seguro que suena como tirar de la cuerda floja, pero lo respeto mucho en ese momento. Ahh, hay una manera de hacer esto, pensé. Incluso él se las arreglo para ‘partir por la mitad’ una pelota con éxito cuando no hay manera de hacerlo.”

 

Al director le encantaba partir todo a la mitad. Si los niños pelean por juguetes, él los hará jugar juntos; si los niños se pelean por un libro ilustrado, los hará leer juntos.

 

“Así que, me preguntaba si puedo partir a la mitad esto. El futuro no sólo pertenece a los humanos o a los robots, sino que debe ser abierto por ambas partes”.

 

“Así que, un futuro ‘Partido a la mitad’…”

 

Eisbahn repentinamente toma la pelota de pañuelos en mi mano, y la hace girar en la punta de sus dedos. Sus acciones se parecen mucho a las del director, y eso me deja un poco sorprendida.

 

“Entonces—”

 

Pregunta,

 

 

 

“Si hay una situación en la que no puedes partirlo a la mitad, ¿qué harás?”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s