El Retornante: Capítulo 26


Traductor: The Un-Neet~

Corrector: Skerly


Episodio 7:

Permíteme mostrarte lo que la derrota significa de verdad (1)

“¡Estoy en casa!” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¡Aigoo~~ hijo mío!!” (mamá)

Mamá corrió rápidamente hacia su hijo y lo abrazó de prisa. Sonriendo, Yi Ji-Hyuk la abrazó de regreso.

“¿Qué es todo este escándalo, mamá?” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿Qué quieres decir con un escándalo?! ¡¡Mi preciado hijo fue llevado a rastras por esas personas tenebrosas de la SARD, es por eso!!” (mamá)

“¿SARD?” (Yi Ji-Hyuk)

¿Era así cómo todos los demás llaman a la KSF?

¿Por qué tiene un tipo de vibra similar a MAFRA?0

“No te pasó nada, ¿verdad? Escuché que incluso torturan personas allí.” (Yi Ji-Hyuk)

“Eii. Como puedes ver, tu hijo está cien por ciento bien, así que no deberías decir cosas como esa acerca de esos tipos, mamá.” (Yi Ji-Hyuk)

Ah, así que la percepción pública de la KSF es la peor.

Pero, ¿no es eso un poco extraño? ¿Por qué su imagen pública es tan mala, cuando está llena de solo personajes tan suaves como malvaviscos? (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk inclinó su cabeza de la confusión. Si se ponía a pensarlo por un tiempo, ¿No fueron ellos las personas más cordiales y profesionales que ha conocido hasta ahora?

Le dejaron dormir, le dejaron comer buena comida, e incluso le dejaron una TV puesta, para que pudiera entretenerse por el momento.

Seguro, esas paredes de vidrio no eran geniales, pero considerando el hecho de que la celda estaba diseñada para mantener un usuario de habilidad confinado, eso debería ser lo habitual, en serio.

Así que, qué extraño que su percepción pública sea tan pobre.

“Mamá, tuve un excelente rato quedándome allí, si te soy sincero.” (Yi Ji-Hyuk)

“Ahí, ahí. Todo está bien ahora. Mi bebé.” (mamá)

Mamá debe haber estado realmente aliviada, ya que no podía parar de acariciar el rostro de Yi Ji-Hyuk.

“Entonces, ¿escuchaste que es realmente tenebroso allí?” (Yi Ji-Hyuk)

“Ni siquiera menciones eso, hijo. Innumerables personas fueron llevadas arrastras por ellos y desaparecieron con los años. Solo escuché rumores, pero ese es un lugar al que ni siquiera los reporteros tienen acceso.” (mamá)

‘Pero, eso es porque están manejando información ultra secreta allí, es por eso…’ (Yi Ji-Hyuk)

Él podía más o menos decir qué era la fuente de este miedo infundado.

Usuarios de Habilidad.

La verdad era que, los humanos tienden a ‘rechazar’ cosas externas y desconocidas que no podían entender.

Desde la perspectiva de una persona regular, los usuarios de habilidad podrían dar la impresión de ser una especie no humana fundamentalmente distinta.

Bueno, ¿cuántos humanos normales allí fuera intentarían entender y respetar aquellos seres que eran capaces de volar por el aire, disparar llamas de la punta de sus dedos, y lanzar rayos por ahí, como la misma especie humana que ellos?

Por fuera, pretenderían que todo estaba de rosas y arcoíris, mientras que por dentro, temerían a los usuarios de habilidad y los rechazarían completamente. Así era como la naturaleza humana funcionaba, y así es como son las cosas, sin duda alguna.

Fue entonces que, Yi Ye-Won asomó su cabeza desde una esquina.

Lo más probable era que, a pesar de que no podía decirlo en voz alta apropiadamente, ella debió haber estado preocupada por su hermano mayor. Qué adorable pequeña ‘un que era.

“Fenómeno.” (Ye-Won)

“¡¡¡¡Ye-Won-ah!!!!” (mamá)

Ye-Won corrió rápidamente de regreso a su cuarto tan pronto como mamá rugió de la furia.

Ella le recordaba a un niño de primaria que hacía la broma de levantar la falda de una niña que le gustaba, y entonces escapar de prisa.

Jajaja, qué niña más divertida era.

De hecho, ella es tan linda, que realmente la quiero morder hasta la muerte… (Yi Ji-Hyuk)

“Hijo…” (mamá)

Mamá le preguntó con una expresión ansiosa.

“Hijo, ¿eres… uno de esos usuarios de habilidad o un psíquico? ¿Acerté cierto?” (mamá)

Yi Ji-Hyuk balanceó rápidamente sus manos en negación.

“No, mamá. Soy una persona normal.” (Yi ji-Hyuk)

“¿Eres una persona normal?” (mamá)

Su expresión mostraba lo muy poco convencida que estaba por eso.

Si le estuviera hablando a esos imb*ciles de la KSF, él podría básicamente escaparse de cualquier cosa con un farol, pero como estaba con su mamá, alguna clase de explicación parecía necesaria aquí.

“Pero la cosa es que, soy algo similar a eso. No soy lo que otros llaman un usuario de habilidad, sino algo similar. ¿Bien?” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Cómo similar?” (mamá)

“Bueno, es un poco difícil de explicar. Pero es algo como eso.” (Yi Ji-Hyuk)

“Realmente no entiendo lo que me estás intentando decir aquí.” (mamá)

Yi Ji-Hyuk apartó a un lado sigilosamente a su mamá confundida y se abrió camino a su cuarto.

“¡Mi dulce, dulce cuarto! ¡Te extrañé!” (Yi Ji-Hyuk)

Ahora que podía ver su monitor de computadora favorita resplandecer bajo la luz, los sentimientos de él retornando a casa realmente le golpearon en donde importaban. Yi Ji-Hyuk encendió la computadora, y mientras se prendía, se cambió de ropa. Y entonces, se sentó cómodamente enfrente de ella.

“Esto es lo que más disfruto, después de todo.” (Yi Ji-Hyuk)

Él estaba casi abrumado de felicidad por su retorno al mundo moderno.

Dejad que sus oraciones sean escuchadas, a la vasta, y expansiva base de datos construida por la humanidad…

Mostrad sus respetos, a las innumerables obras de distintos géneros de los novelistas web, construidas de su sangre, sudor y lágrimas… Bueno, técnicamente, son “cigarrillos y café” pero, lo que sea.

Pero, por sobre todo…

“¿Debería empezar por entrar en una partida o dos?” (Yi Ji-Hyuk)

¿A quién le importaban si las Puertas se abrían o si su casa cayera al caos?

Yi Ji-Hyuk colocó la botella de Cola que compró de camino a casa al lado de la computadora y cargó el videojuego.

Un nini siempre se quedará como un nini sin importar lo que pasara…

Y un holgazán se mantendrá siendo un holgazán, independientemente de lo que pasara.

Pronto, el ruido de yi Ji-Hyuk empujando chucherías por su garganta y él golpeteando el ratón y teclado llenó su cuarto.

“Ese niño todavía sigue jugando ese juego suyo, ¿incluso ahora?” (papá)

Era de noche, y el papá de Yi Ji-Hyuk, Yi Cheol-Joong vino a casa del trabajo. Con un par de ojos incrédulos, se le quedó mirando a la puerta resolutamente cerrada del cuarto de su hijo.

¿Tan solo cuán caótica se volvió la familia cuando Yi ji-Hyuk fue llevado por la KSF?

Pero tan pronto como regresa se hunde hasta el cuello en sus juegos.

“No sabría decir si tiene bolas de acero, o solo tiene el interior de su cabeza vacía.” (papá)

“¡¿Por qué estás implicando que nuestro niño es un idiota?!” (Mamá)

“Él podría ser nuestro hijo, pero también está la necesidad de analizarlo objetivamente, cariño.” (Papá)

“Oh, ya veo. Entonces, ¿parece ser que también deseas ser analizado ‘objetivamente’?” (Mamá)

“Uh, no, no necesariamente…” (Papá)

Park Seon-Duk empezó su furtivo pero bien apuntado contraataque, el cual causó que Yi Cheol-Joong bajara su cola meneando bastante rápido.

“¿Dijo algo acerca de meterse en problemas en ese lugar?” (Papá)

En situaciones así, la mejor forma de defensa era… cambiar el tema por completo.

“Bueno, creo que no pasó nada allí, viendo que empezó a jugar con su computadora tan pronto como regresó a casa… Pero, como no está diciendo nada, no hay forma de estar seguros.” (mamá)

“Hmmm…” (Papá)

Yi Cheol-Joong escuchó un montón de historias acerca de la KSF, uno de ellos siendo que incluso los usuarios de habilidad más tenebrosos acostumbrados a actuar como un jefe, saldrían de ese lugar tan dócil como un gatito. Pero, su hijo viéndose bien y todo, incluso tras pasar tres días allí, parecía que nada inconveniente había pasado, así que eso era un gran alivio.

“Así que, de todos modos. Mi hijo es…” (Papá)

“Sí, lo es.” (Mamá)

… Un usuario de habilidad.

Es decir, un Psíquico.

Los tan llamados mutantes, que empezaron a aparecer hace alrededor de cinco años.

Seres que eran humanos, pero aun así capaces de usar poderes inhumanos.

Héroes, y un nuevo tipo de humanidad, que defendía al resto contra las Puertas Invasoras.

O, tal vez, no eran humanos, sino demonios.

Eran llamados por varios nombres distintos, y también eran sujetos de varios correctos e incorrectos criticismos. Pero, la verdad era que, nadie podía negar que esos Psíquicos se habían vuelto uno de los más importantes engranajes de la sociedad moderna.

“Espera, ¿no escuché de algún lugar que los Psíquicos hacen un montón de dinero?” (Papá)

“Cariño, no tenemos idea de lo que está pasando con nuestro propio niño, ¿y aun así la primera cosa en lo que piensas es dinero?” (Mamá)

“Vamos ya. No debería ser un problema ¿no es así? ¿Has escuchado alguna vez de alguien volverse un Psíquico y terminando mal? Seguro que yo no. Si lo pensamos seriamente por un segundo, esto es algo bueno para nuestro hijo.” (Papá)

“Aun así, estoy preocupada por él.” (Mamá)

“No deberías mostrarle nunca eso enfrente de él, ¿me escuchas? Él podría sentirse decepcionado de nosotros.” (Papá)

“Lo sé.” (Mamá)

“Así que, entonces… ¿Qué se supone que hagamos?” (Papá)

Yi Cheol-Joon y su esposa solo podían caer en un dilema, ya que su hijo mayor se había vuelto un usuario de habilidad. A decir verdad, cosas como estas no pasaban a diario, así que no tenían idea de qué hacer aquí.

Yi Ye-Won estaba viendo la TV en la sala de estar mientras escuchaba a escondidas la discusión de sus padres. Ella estrechó sus extremidades y les ofreció su propia opinión en el asunto.

“Aunque, no importa realmente.” (Ye-Won)

“¿Ng?” (Mamá)

“Él no va a salir de su cuarto de todas formas.” (Ye-Won)

“…”

Park Seon-Duk volteó su cabeza y fulminó con la mirada la puerta cerrada del cuarto de su hijo.

“¿Por qué debería importar si es un usuario de habilidad o no, cuando todo lo que hace es jugar juegos y desperdiciar su vida como un perdedor holgazán?” (Ye-Won)

No deberías tratar a tu Oppa así, sabes…

Digo, eres su hermana menor, así que no está bien que hables de él con tanta falta de respeto así. (Mamá)

Había un montón de cosas que Park Seon-Duk quería decirle a su hija, pero para que ella en verdad lo expresara… Bueno, la presión de la contaminación acústica de un videojuego escapándose de las brechas de la puerta era simplemente demasiado grande y entonces se dio por vencida.

“No deberías actuar así.” (Mamá)

“¿Sabes qué? No voy a vivir como él. Porque no estoy loca.” (Ye-Won)

Mientras tanto, Yi Ji-Hyuk estaba concentrándose en su juego, completamente inconsciente de que él acababa de ser degradado de una persona que debería ser respetada por su hermana, a un error del que otras personas deberían de aprender.

Alguien una vez dijo que no saber era una bendición en sí mismo, así que…

  • ¡¡Hostia P*ta!! ¡¡Este tipo realmente es algo!! Quiero decir, ¡¡Él deliberadamente se dejó golpear por esa habilidad sin-objetivo!! ¡¡¡Que me parta un rayo!!!
  • ¿Se pegó un magneto a su c*lo o algo así? En serio, acepto que no evadan a tiempo incluso si puedes verlo, ¿pero por qué te sales de tu camino para que te maten? ¿Por qué?
  • Él es probablemente un jugador de nivel Maestro. Solo está jodiendonos ahora mismo.
  • ¡¡¡¡Nivel Maestro mi c*lo!!!!
  • Honestamente, no deberíamos estar insultando a ese chico, sino que necesitamos tomar una larga, y dura examinación a nosotros mismos y nuestra calificación basura que nos emparejó con él en su lugar.

Yi Ji-Hyuk no les prestó atención y se concentró en su juego.

¡Sentía como si finalmente estuviera llegando a algo!

Si perseverara por un poco más, ¡¡sería capaz de subir de rango y pagarles de regreso toda la tristeza y sufrimiento al cual fue sujeto!!

  • Estoy agarrándole el hilo a esto ahora. Subiré mi rango pronto. (Yi ji-Hyuk)
  • Será más rápido si reencarnas primero, imbécil.
  • No, solo graba lo que está pasando en la pantalla ahora mismo y míralo de nuevo. Querrás aplastar tu propio monitor después.
  • Echenle un vistazo a este pirado. Podemos aprender de él. Es como Ganshi, hombre. ¡El maldito Ganshi, por todos los cielos!
  • Estúpido, yo soy el m*ldito Ganshi por jugar junto con un g*lipollas como él.
  • “Heum…” (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk cerró la ventana del chat.

Como se esperaba, chatear con otros jugadores no era inductivo hacia su progreso en el juego. En efecto, la vida de un hombre era un camino que era mejor recorrer solo.

“Hijo, ¿esas personas de la KSF no te dijeron que trabajaras para ellos?” (Mamá)

“No, no lo hicieron.” (Yi Ji-Hyuk)

“Oh, ¿así que no te lo pidieron?” (Mamá)

“Nop, no lo hicieron. Algo como eso no pasará en el futuro de todos modos así que no tienes que darle importancia, mamá.” (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk respondió de una manera bastante relajada mientras sus ojos estaban pegados a la pantalla de la computadora.

“¿En serio? Pero, eso es extraño…” (Mamá)

Qué declaración más extraña, que — ¿él era un usuario de habilidad ahora, y aun así no tuvo que registrarse?

‘¿Pero, escuché que el registro es obligatorio? ¿Por qué no lo está haciendo?’ (Mamá)

Mamá no podía entenderlo.

Pero el futuro era incierto.

Incluso si tal cosa todavía no había pasado, esas personas de la KSF podrían intentar contratar a su hijo en un futuro cercano.

‘Eso es algo obvio. Él es mi hijo, después de todo.’ (Mamá)

Claro, podría haber sido un perezoso, e inmotivado niño que amaba jugar videojuegos todo el día, y también era grosero como ni te lo imaginas, pero su hijo todavía poseía una buena cabeza sobre sus hombros, ¿no es cierto?

Así que, simplemente no había forma de que su hijo hubiera regresado a casa como un perdedor holgazán. Ya que había pasado más de un mes descansando su cansado cuerpo y alma, él debería empezar a plegar sus alas y unirse a los rangos de la sociedad pronto.

Esos eran sus pensamientos. Eso era en lo que mamá creía.

Qué estúpida era.

¡¡¡¡Pur-Hurck!!!!

Yi Ji-Hyuk empezó a temblar como una hoja mientras miraba a la manzana deslizándose lentamente por la pared en cámara lenta, justo después de que le rozara su nariz.

“¿No, te, dije, que, saques, tu, trasero, de, aquí, y, comas, tu, condenada, comida?” (Mamá)

“P-Por favor, no me mates.” (Yi Ji-Hyuk)

¡¡Agarrar!!

Park Seon-Duk agarró poderosamente la cabeza de su encantador hijo.

“¡¡Sal de aquí!! ¡¡Fuera, condenado hijo mío!! ¡¡mira el desastre en tu mesa!! ¡¿Qué estás intentando volverte, solo jugando juegos y sin hacer nada más?! ¿Qué era esa cosa? ¿Estás intentando volverte un, un, pro gay?” (mamá)

“No, es un pro gamer, mamá.” (Yi ji-Hyuk)

“Así es, eso, pro gamer. ¿Quieres volverte un pro gamer? No espera, ya eres un pro gamer, ¿verdad? Incluso omites tus comidas porque el tiempo es muy precioso, ¡¡Así que debes ser un pro gamer real a estas alturas!!” (mamá)

“¡¡Ouch, mamá!! ¡¡Mi cabeza!! ¡¡Vas a arrancarme el cabello!!” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¡Qué importa si tu cabello se cae, cuando ni siquiera sales fuera de tu cuarto, de todos modos!!” (Mamá)

La familia de Yi Ji-Hyuk, que inicialmente estaba insegura de cómo interactuar con él, pronto regresaron a cómo eran antes en un santiamén, tras percatarse que no había cambiado ni un poco.

Para su papá, el estatus de Yi Ji-Hyuk fue subido ligeramente de ‘hijo inútil que no hacía nada más que jugar juegos en casa’ a ‘hijo inútil con superpoderes que no hacía nada más que jugar juegos en casa.’

Desde el punto de vista de su mamá, él se había transformado de ‘decepción de hijo que se había perdido a sí mismo en el mundo demoníaco de los juegos’ a ‘Todavía un maldito hijo que perdió ante el mundo demoníaco de los juegos, pero ahora, podría tener algunas habilidades escondidas’.

Por supuesto, nada había cambiado en los ojos de Yi Ye-Won y todavía lo trataba como un holgazán y un perdedor, justo como al principio. Qué firme era.

“¡Sal de aquí maldición!” (Mamá)

Mamá echó a Yi Ji-Hyuk fuera de casa, pero él dio la vuelta y golpeó la puerta frontal en su lugar.

“¡¡Mamáááá!!” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¡Qué!!” (mamá)

“Al menos deberías darme algo de dinero antes de echarme…” (Yi ji-Hyuk)

Fue en ese entonces que — escuchó ciertos ominosos ruidos de pisadas desde dentro del apartamento.

Yi Ji-Hyuk sintió que su vida estaba en un peligro mortal, así que se dio media vuelta y huyó.

Si ella fuera a atraparlo, entonces el daño mínimo que sufriría sería una larga estadía en un hospital local.

“¡Mamá, volveré después de la puesta de sol!” (yi ji-hyuk)

“¡¡No regreses!! ¡¡Solo quédate afuera!!” (Mamá)

Y así, Yi Ji-Hyuk tuvo que salir de casa por ahora. Sin embargo, un holgazán como él no tenía ningún lugar al que ir. Como estaba haciendo una escapada rápida, incluso se olvido de traerse consigo su billetera. Así que, él no podía ni siquiera ir a un lugar que requiera dinero.

Al final, se encontró a sí mismo en cuclillas en un banco de madera solitario por el parque, construido para los residentes de los apartamentos.

“Vamos, en serio. Pasé por tanta m*erda para volver aquí, ¿así que por qué es un problema que yo viva como un holgazán por un tiempo? Realmente, ¡¿Quién querría hacer algo tras miles de años de hacer cosas constantemente?!” (Yi Ji-Hyuk)

Desde el punto de vista de su mamá, solo habían sido cinco años.

Pero, todavía, él esperó que ella contenga sus regaños por aproximadamente un año al menos.

Él solo jugó por un rato. Eso fue todo.

Seguro, él no hizo absolutamente ningún plan para el futuro, ¿pero ella no podía ser al menos un poco más generosa en su entendimiento?

“Ja-ah…”

Yi Ji-Hyuk mordió un cigarrillo y dejó salir un gran suspiro.

“¿Qué debería hacer hasta la noche?”

Con su mamá tan indignada así, él tendría que gastar el mínimo de 4, 5 horas afuera, si deseaba evitar el destino de ser reportado a la estación policial como una victima de homicidio completamente nueva.

Pero el problema era… que no tenía dinero con él.

Viendo que no fue capaz de empacar su billetera a tiempo, lo más probable era que, aún no se había acostumbrado completamente al mundo moderno.

Si esto fuera antes de que fuera arrastrado a Berafe, entonces él probablemente habría hecho lo que sea para asegurar su billetera, ¡incluso si cuchillos de cocina y tablas de madera dos por cuatro y otras parafernalias de cocina estuvieran volando en su dirección!

Pero, ¿Qué uso tenía lamentarse ahora? Ya era demasiado tarde de todos modos.

Lo importante ahora mismo, era resolver su actual crisis financiera.

“Oye, tú.” (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk le habló al espacio vacío enfrente de él.

“¿No tienes algo de dinero? Préstame un poco, ¿podrías?” (Yi Ji-Hyuk)

No hubo respuesta.

“No te preocupes, te lo pagaré de vuelta. Demonios, te pagaré tan pronto como vuelva a casa. ¡Así que préstame 20.000₩, por favor!”

Unos cuantos peatones chasquearon su lengua mientras miraban a Yi Ji-Hyuk ocupado negociando con el proverbial aire.

Pero entonces, el espacio vacío empezó a distorsionarse ligeramente.


Notas:

0-Ti: Mis más sinceras disculpas por liar esta parte. La broma aquí es que, SARD significa Departamento de Regulación de Habilidades Especiales, pero en acrónimos —능관부. El título completo debería ser 능력관리부서 pero el autor lo acortó. MAFRA es la entidad gubernamental coreana llamada Ministro de Agricultura, Comida, y Asuntos Rurales, el cual tuvo su nombre cambiado numerosas veces en el pasado y por tanto, la mayoría de los Coreanos regulares lo llaman por su forma acortada que suena similar a la versión acortada de SARD…


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .