La Competitiva Sociedad Infinita de Mazmorra: Capítulo 132


Traductor: The Un-Neet~
Corrector: Skerly


Anterior |Índice| Siguiente


Equipo Revival (6)

[Tu equipo posee la prioridad para el Evento Raid. A menos que quieras revelar su existencia, ¡otros exploradores de la mazmorra no serán notificados hasta después de 1 hora!]

“¿Qué? ¿¡Cómo es que un Evento Raid puede aparecer en una Mazmorra de Campo!?”

“¡Los Eventos de Raids no solo aparecen cuando las Mazmorras de Evento son completadas! ¡Debimos haber cumplido algún tipo de condición!”

En la fuerte lluvia, la voz de Hwaya me llegó claramente. Sin embargo, no era la respuesta que quería escuchar, ya que significaba que no había nada mal con ese monstruo estando allí.

De los exploradores en la Tierra, el único que no estaba aquí y que podría ser de ayuda era mi padre. Sin embargo, estábamos enfrentándonos contra el monstruo jefe de un de raid de rango SS+ de 100 hombres. ¿Debería priorizar escapar? ¿O debería llamar a padre?

[¡Shin, hazlo público inmediatamente! ¡Sumire vendrá a ayudar!]

[¿¡Sumire!? Ella no es fue—]

[¡Ella es de rango Oro!]

¿¡Oro!? Ella no pudo subir 20 pisos en 2 años, ¿¡pero se las arregló para subir más de 30 pisos en medio año!? Eso es… ¡Como yo! ¿¡Qué pasó con ella!?

Vacilé por un momento, pero pronto hice pública el Evento Raid. Ahora que lo pensaba, padre preferiría venir y morir que no hacer nada cuando su hijo está en una situación tan peligrosa.

Mientras tanto, el drake aterrizó en el suelo, causando un temblor. No tenía alas como los guivernos, y su cuerpo era similar al Jabalí de Hierro Gigante que apareció en Guangzhou. Tenía unas piernas fornidas, y sus patas frontales tenían garras increíblemente afiladas. En adición, sus patas frontales parecía que podían alcanzar decenas de metros en el aire. El denso mana que emitía hacía difícil respirar. Parecía más fuerte que la mayoría de demonios que me encontré en el continente Luka.

“Gira el helicóptero.”

Grité.

“¡No podemos pelear contra ese tipo en un helicóptero!”

El piloto giró el helicóptero inmediatamente. Sin embargo, el drake ya parecía haberse fijado en nosotros, ya que abrió su boca y escupió fuego directamente hacia nosotros. A pesar de que el pesado aguacero nos dificultó la vista, su llama naranja gigante no fue debilitado en lo más mínimo y voló hacia el helicóptero como un láser.

“Tsk, ¡iré adelante!”

Entonces, Hwaya chasqueó su lengua y saltó del helicóptero. Como podía volar con su habilidad, ella podía pelear contra el drake en el aire. A pesar de que podía estar bien si el drake se concentrara en usar ataques mágicos, si usara ataques físicos, sería difícil para Hwaya lidiar con él sola. Era por eso que se mantuvo en el helicóptero hasta ahora, disparando magia a guivernos con seguridad.

Como tal, también me preparé para saltar. Mientras miraba a Ye-Eun y Ludia, dije.

[Ese tipo es extremadamente fuerte. Siempre podemos huir a la mazmorra si se pone peligroso, pero todavía existe una probabilidad de que algo pueda salir mal. No voy a forzarlas, pero…]

“Es suficiente.”

“¡Tengo confianza en que podré huir si se pone peligroso!”

Eso es lo que pensé que dirían. No había forma de que Ludia me abandonara y escapara, y Ye-Eun estaba casi adicta a cazar monstruos después de que se hizo cargo de su monstruofobia.

El problema era que ella era demasiado despreocupada con su vida.

“Lo diré claramente. Ustedes no necesitan arriesgar sus vidas aquí. Si se pone peligroso, voy a tomarlas en mis brazos y usaré Regresar, ¿entendido?”

“¡Um!”

“¡Entendido!”

Sus ojos estaban centelleando por alguna razón. ¡Esperaba que no fuera porque dije que las tomaría en mis brazos! ¡No era el momento de estar tan relajadas!

“Ju, bien. Me adelantaré, así que vuelvan después de que regresen el helicóptero. ¡Talaria!”

Invoqué Talaria y salté al aire. Hwaya estaba bloqueando los ataques del drake con su habilidad. En la punta de sus dedos, un anillo circular de fuego se elevó y absorbió todo el fuego que el drake escupía. No faltaba decir que era gracias a ella que nuestro helicóptero todavía seguía bien.

“¡Pelea conmigo, lagarto! ¡No serás capaz de siquiera tocarme con tus llamas!”

De pie confiadamente en medio del aire, Hwaya gritó. Viéndola, recordé el video en TV donde mató al guiverno que apareció en Busan. Pensé que se veía genial en ese entonces y la envidiaba, pero ahora estaba peleando con ella codo a codo. No podía estar más profundamente movido.

Hwaya se precipitó a combatir al drake sin dudar, incluso tras escuchar que era de rango SS+. No estaba siendo imprudente. Era debido a su fuerte mentalidad, la cual no la dejaba retroceder enfrente de su enemigo. Era posible porque creía en sí misma como una de las más fuertes en la Tierra, los cuales no admitían derrota. Mientras pensaba en lo genial que era, también pensé que debería seguir su entusiasmo.

Para hacer eso, había algo que necesitaba hacer.

“Vengan acá malditos lagartos. ¡Todos ustedes vengan!”

[¡Has amaestrado Provocar de rango medio! Tu provocación se impregna en tu alma. ¡Ahora puedes provocar a monstruos sordos!]

[Has aprendido Provocar de rango alto. Existencias en la misma área que tú no pueden escapar de tu provocación. Los monstruos débiles podrían morir por tener sus espíritus suprimidos por tu provocación.]

Mi provocación se esparció por toda la Mazmorra de Campo sin ser obstaculizada por el torrente de lluvia. Incluso atrapó la atención de los usuarios de habilidad que estaban entrando en pánico por la repentina aparición del Drake de Llamas y el guiverno jefe. Incluso había calmado su confusión temporalmente.

Sin embargo, ¡a los que realmente quería llamar era a los guivernos!

[¡Kiaaaaaaak!]

[¡Kyaaaaaaaaa!]

¡Incontables guivernos tan numerosos como las gotas de lluvia caen volaron hacia mí! Viéndolos, estaba encantado. Maldición, el mundo seguro escogió al tipo equivocado como el Héroe. ¿¡Por qué sonrío en situaciones así de peligrosas!?

A pesar de eso, había algo importante. Por primera vez desde lo del Comandante del ejército demoníaco, estaba enfrentándome a un formidable enemigo. No podía preocuparme en esconder mis habilidades. Tenía que ir con todo. A pesar de que no pude derrotar al Comandante del Ejército sin la ayuda de Peruta, no pensaba que el enemigo enfrente de mí me haría hacer lo mismo.

Si pudiera hacerlo con mi propia fuerza, lo haría. Siempre podía llamar a Peruta, pero eso era solo como un último recurso. Si continuaba dependiendo en mi maestro, ¿cómo podría sobrepasarlo?

Saqué la Lanza de la Gula de mi inventario. En el momento en que sujeté con fuerza el asta de la lanza, sentí que me estaba emocionando. Grité.

“¡Peika, vamos a máxima potencia!”

[¡Déjamelo a mí, Maestro. Ahora soy la más fuerte!]

¿La más fuerte? En el momento en que uní mis cejas, la Lanza de la Gula empezó a brillar con una luz dorada. Era sin dudas el Aura Espiritual, pero era mucho más fuerte que antes. ¿Por qué? En el momento en que pregunté en mi cabeza, un rayo cayó del cielo.

“¡Huk!”

[¡M…Más!]

Fui sorprendido por un segundo, pensando que el rayo me golpeó, pero no fue eso. El rayo fue completamente absorbido por mi lanza y fue claramente fortalecida por este. Por no mencionar que, con todas las nubes tormentosas en el cielo, no me sorprendería si otro…

¡BOOM! ¡B-B-BOOM!

Mis oídos se ensordecieron. Relámpagos golpearon mi lanza continuamente. Unos cuantos de ellos incluso fallaron su objetivo y golpearon guivernos acercándose. Finalmente entendí. Los elementales nacieron de la naturaleza. Eran existencias que estaban sincronizadas con la naturaleza y eran considerablemente afectados por ella. En esta severa tormenta de truenos, Peika estaba en su momento más fuerte desde el día en que nos conocimos.

“¡Peika, vamos!”

[¡Mándalos a volar!]

Los guivernos que se acercaban se detuvieron y se estremecieron ante los rayos. Mientras tanto, los coloqué en la trayectoria de mi lanza. Para ser exactos, era solo que estaban en el camino hacia el Drake de Llamas. Fue por eso que los reuní en un solo lugar.

Mientras me impulsaba en el aire, usé Marcha Vendaval.

“¡Uooooooooooh!”

Al usar el poder de rayos, El Aura Espiritual de Peika había engrandecido la lanza como si estuviese usando la Ira del Dios del Cielo. Al momento en que mi lanza siquiera tocara a los guivernos, todos explotaban, y mi lanza se hacía más fuerte cada vez que morían. ¡Era debido a que Marcha Vendaval incrementó mi poder de ataque por 5% cada vez que mandaba a un enemigo a volar!

[¡Kugyaaaa! Héroe, ¡Vine por ti!]

“¡No estoy metido en el bestialismo! Si me quieres, ¡por lo menos intenta transformarte en una chica hermosa!”

¡17vo, 18vo, 19vo…! Me estaba acercando al drake. Ya que estaba bajo el estado de súper-armado, nada podía detenerme. ¡20vo! ¡100% cargado! Entonces, volé por delante de Hwaya. Mientras veía sus ojos abiertos de par en par mirándome, no pude evitar pensar que ella era linda.

El drake abrió su boca tras verme acercarme. ¿Estaba planeando tragarme? Grité.

“¡Ruyue!”

[¡Pídame lo que sea!]

“¡Ayúdame para que ese tipo me deje atacarlo obedientemente!”

[¡Si es ahora, cualquier cosa que quieras…!]

Entonces, repentinamente escuché el sonido de una ametralladora. Pepper, que estaba controlando su helicóptero de cerca, ¡había disparado al drake! Imbuidos con su mana, las balas parecían ser efectivas contra el drake.

[¡Congelar!]

Ruyue tomó alrededor del 30% de mi maná y lanzó una magia elemental. A pesar de que fue por un breve instante, pensé que el mundo se congelaría. De hecho, nuestro alrededor se congeló por completo.

Los rayos de luz brillando se volvieron flechas de hielo, el fuego escupido por el drake se congeló, y su cuerpo entero también se congeló.

[¡El mundo está de mi lado ahora!]

¡Así que eso era! Usualmente, ella creaba hielo del vapor de agua en el aire, pero ahora, había agua por todos lados alrededor nuestro. ¡Incluso nuestro enemigo está completamente empapado de agua! Incluso si él era un monstruo jefe de rango SS+ y tuviera atributo de fuego, Ruyue podía congelarlo. Mis dos elementales podían mostrar sus mayores puntos fuertes en este entorno. Me sentía al menos un 50% más fuerte que mi yo normal.

En el momento en que me di cuenta de ello, cargué hacia su boca y lo atravesé con mi lanza.

[¡Golpe Crítico!]

[¡Kuaaaaaang!]

Su cuerpo congelado se descongeló instantáneamente, mientras que estalló sangre de la parte superior de su boca como una fuente. A pesar de que la fuerte lluvia se llevaría la sangre en un instante, la sangre que salpicó en mí me hizo sentir incómodo. Afortunadamente, no era venenosa.

[¡Héroeeeeeee! ¡Te comeré!]

“¡Ya te lo dije, no!”

¡Ahora era tan libre como un pájaro! Tras asestar mi ataque perfectamente, volé de vuelta. No necesitaba usar Velocidad Divina, y tan pronto como me retiré, Hwaya rápidamente bloqueó las llamas del drake. ¡Ella estaba que ardía hoy! con el juego de palabras intencionado.

“¡Guys! ¡Déjenme unirme también!”

Pepper voló hacia nosotros, acribillando guivernos cercanos con su helicóptero. Al mismo tiempo, el suelo se iluminó y unas cuantas personas aparecieron. El canal de comunicación de los exploradores de mazmorra se hizo ruidoso.

[¡Hijo, vine a ayudar!]

[¡Unni, Hwawoo-nim! ¡Minami Violet Sumire, reportándose para el deber!]

[Mierda… ¡realmente voy a morir si no soy cuidadoso…!]

Además de uno, los exploradores de refuerzo no podían ser más confiables. Instantáneamente pensé, ‘Walker podría morir si no tiene cuidado…’

De acuerdo a nuestro contrato, él tenía que venir a ayudarnos si lo llamáramos para Eventos Raid o Eventos de Mazmorras, pero vino sin que Hwaya o yo lo llamáramos. Debido a que pensamos que esta batalla sería difícil para Walker, no habíamos planeado llamarlo en lo absoluto.

Quizás, mi padre lo había atrapado y lo trajo consigo, pero él pudo haberse escapado si lo quisiese. Estaba feliz de que viniera por su propia voluntad. De ser posible, esperaba que este raid terminara sin que Walker se lastimara.

“Juju. Todos los exploradores de mazmorra de la Tierra están aquí.”

Hwaya remarcó mientras volaba a mi lado. No estaba seguro de si ella absorbió el poder del drake, pero estaba emitiendo fuertes llamas de su cuerpo. Ya que Ludia y Ye-Eun regresarían pronto, ella tenía razón.

Mientras observaba al drake todavía sangrando por su boca, resoplé. Podría ser peligroso pensar de este modo, ¡pero no pensaba que podría perder ante nadie ahora!

En el momento después de que pensé eso, un guiverno gigante al doble del tamaño que los guivernos normales apareció enfrente de nosotros.

Debido al drake, nos habíamos olvidado de él. Era el guardián de la mazmorra del Nido de Guivernos.


Anterior |Índice| Siguiente

 

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s