Súper Gen Divino – Capítulo 367: Exponiéndose a la Muerte


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Ye Yufeng estaba cada vez más extrañado, sus cejas fruncidas.

De repente, Ye Yufeng pensó en algo y pareció sorprendido. No pudo evitar exclamar, “¿Es eso Heavenly Go? ¿Es Dollar descendiente de esa persona?”

Aunque Ye Yufeng había oído hablar de Heavenly Go, nunca había sido testigo de su uso. Por lo tanto, no estaba seguro de si Han Sen estaba usando Heavenly Go.

La técnica que Han Sen estaba usando le parecía que era similar al legendario Heavenly Go.

Aunque Han Sen era más lento que el lobo, podía esquivar fácilmente sus mordiscos. Cuando Ye Yufeng observó detenidamente, casi parecía como si el lobo estuviera controlado por Han Sen. Antes de que se moviera, Han Sen ya se había movido.

Aparte de Heavenly Go, Ye Yufeng no podía pensar en ninguna otra arte marcial que pudiera ser utilizada de tal manera. ‘El cielo es el tablero de ajedrez, y los hombres son mis piedras.’ Según la leyenda, Heavenly Go podría utilizarse para controlar las mentes e incluso el comportamiento de los oponentes. Algunos incluso dijeron que se podía usar para predecir el futuro, que era lo que Ye Yufeng pensaba que Han Sen estaba haciendo.

Ye Yufeng no se unió a la pelea, porque había determinado que Han Sen era capaz de defenderse bien. Si Ye Yufeng tratase de ayudar a Han Sen, podría incluso fastidiar el plan de Han Sen.

Han Sen nunca había practicado Heavenly Go. Acababa de aprender la técnica de kiting de Queen y no tenía ni idea de lo que Queen estaba practicando.

Sin embargo, Han Sen no tuvo tiempo para pensar en eso. Todo su enfoque estaba en el lobo de metal.

Han Sen estaba muy familiarizado con el medio ambiente. Cada paso que daba estaba planeado cuidadosamente en base a su experiencia de más de un mes.

Lo que Han Sen estaba esperando era una oportunidad, una oportunidad para hacer que el lobo de metal hiciera un movimiento. Para que esto sucediera, Han Sen había estado calculando hasta el más mínimo detalle. Cada paso que daba era el resultado de innumerables cálculos.

Sólo cuando el lobo hiciera ese movimiento Han Sen podría lanzar su letal ataque a la mandíbula del lobo.

Para ese momento, Han Sen había pensado mil veces en el patrón y carácter del lobo.

Además, por esa única oportunidad, Han Sen se había estado conteniendo durante más de un mes y se había abstenido de usar su espada divina y su Espada Demoníaca. Debido a que la lanza giratoria no podía ser mejorada por el Lugarteniente Flamígero, y el hecho de que Han Sen se estaba conteniendo a sí mismo, representaba la menor amenaza para el lobo. Frente a él solo, el lobo estaba menos atento en ese momento, que era exactamente lo que necesitaba Han Sen.

Aunque los hermanos Chen no hubieron dicho de irse, Han Sen también intentaría luchar contra el lobo de metal solo. Sólo así podía ejecutar su plan.

Viendo al objetivo entrar en su plan, los ojos de Han Sen estaban tan tranquilos como el agua. Aunque su corazón latía rápidamente debido al Mantra de la Herejía, su mente estaba extremadamente tranquila.

Han Sen tenía claro que esta era su única oportunidad, por lo que sólo podía tener éxito y no podía fracasar. Para tener éxito, no necesitaba estar enojado o impulsivo. Todo lo que necesitaba era ejecutar perfectamente su plan sin errores.

El lobo rugía de vez en cuando. Durante tantos días, el lobo había sido molestado por el grupo repetidamente, por lo que había querido comerlos vivos durante un tiempo.

En ese momento, Han Sen estaba solo frente al lobo, pero el lobo aún no le había podido golpear, lo que hizo que los ataques del lobo fueran más feroces.

Al ver que la criatura se enfurecía, Han Sen estaba encantado. Cuanto más frenético estuviera el lobo, más probable era que tuviera éxito.

Poco a poco, el lobo fue llevado al lugar diseñado por Han Sen, en otras palabras, Han Sen se vio obligado a acorralarse a sí mismo.

Era una esquina estrecha entre dos paredes de piedra. Las dos paredes formularon un ángulo de 45 grados, y había una gran piedra de unos 3 pies de altura frente a Han Sen.

Si el lobo quería atacar a Han Sen debía saltar sobre la gran piedra. Para ello, el lobo tendría que saltar mucho más alto de lo habitual, lo que le obligaba a exponer su mandíbula a Han Sen.

Exponerse a la muerte era la única opción y la única oportunidad de Han Sen.

El lobo estaba muy furioso. Viendo a Han Sen que había sido súper astutamente forzado a la esquina y no tenía adónde ir, el lobo no pudo evitar saltar y lanzarse sobre Han Sen, tratando de matarlo de un solo golpe.

Ye Yufeng que estaba mirando de repente se puso pálido. Mientras intentaba llegar corriendo, se dio cuenta de que era demasiado tarde. Ye Yufeng tuvo que ver al lobo acercarse a Han Sen.

Mirando fijamente al lobo que se le acercaba, Han Sen se quedó quieto como una piedra. En el momento en que la mandíbula del lobo fue expuesta a Han Sen, giró su muñeca, y una espada de plata cubierta de humo negro repentinamente se adelantó. Ese movimiento fue tan inesperado que ni siquiera un ser humano podía verlo venir, por no hablar de una criatura.

Además, antes de que Han Sen atacara, casi parecía indiferente. No había forma de decir su intención asesina. Era un gran contraste entre lo feroz que era ese movimiento y lo tranquilo que parecía.

¡Thump!

Con el uso del Mantra de la Herejía, el corazón de Han Sen funcionó como un motor, haciendo sonidos horrendos, que incluso se podían escuchar fuera de su cuerpo.

Las venas sobresalían en el cuerpo del Asesino Sanguinario. Han Sen sintió que sus músculos y huesos estaban en llamas, generando un calor tremendo.

Usando Sobrecarga al máximo, el cuerpo de Han Sen era como un volcán. Si Han Sen se volviera loco, su cuerpo explotaría.

A diferencia de su cuerpo en llamas, el cerebro de Han Sen estaba extremadamente tranquilo. Se sintió como un espectador, viendo como su cuerpo se volvía cada vez más fuerte y su espada apuñalaba al lobo.

Han Sen estaba ejerciendo tanto un control absoluto como una ferocidad extrema.

¡Whoosh!

La punta de la espada cortó el pelo negro con fricción. Incluso hubo chispas.

“¡Muere!” Han Sen rugió y usó hasta el último gramo de energía en su cuerpo, empujando la espada a través del pelaje hacia la carne del lobo.

La sangre empezó a fluir a lo largo de la hoja.

 

 


2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s