Súper Gen Divino – Capítulo 365: Talón de Aquiles


Séptimo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Los cuatro entraron en el nido uno por uno, como lo habían planeado. Esta vez, Chen Nanxing fue el primero.

Chen Nanxing caminaba cubriéndose con un escudo divino. Su tarea era bloquear el primer ataque del lobo de metal para que Ye Yufeng tuviera tiempo de usar Maldición del Tiempo sobre el lobo.

En cuanto a Han Sen, aunque sostenía la lanza giratoria, no planeaba usarla. Después de todo, un equipo no sería mejorado por el aura porque no era un espíritu de la bestia. Por lo tanto, le era imposible usarlo para matar a una súper criatura. Han Sen escondía la espada divina y la Espada Demoníaca, planeando atacar al lobo si podía encontrar su punto débil.

Sosteniendo un escudo negro y redondo, Chen Nanxing entró en el nido, sintiéndose nervioso. Ese escudo era mucho más pequeño que el de cobre. Pensando en la increíble fuerza y velocidad del lobo, no se sentía seguro en absoluto.

Con un aullido, una sombra negra salió repentinamente de una celda, dejando a Chen Nanxing sin oportunidad de esquivar.

Chen Nanxing levantó rápidamente el escudo para protegerse.

¡Bang!

Sintiendo una poderosa fuerza golpeando el escudo, Chen Nanxing fue lanzado a docenas de pies de distancia a pesar de que estaba empujando el escudo con su hombro. Chen Nanxing golpeó la pared y se dio la vuelta para levantarse, viendo tres largas marcas añadidas a la superficie de su escudo, que obviamente fue golpeado por el lobo.

Con el Lugarteniente Flamígero, el escudo se había vuelto mucho más resistente. De lo contrario, ya habría sido destruido.

Chen Nanxing miró rápidamente al lobo y vio que Ye Yufeng había terminado de usar Maldición del Tiempo. Viendo que el lobo se había vuelto mucho más lento, Chen Nanxing dio un suspiro de alivio.

Sin embargo, el lobo rápidamente se lanzó de nuevo sobre Chen Nanxing. Aunque se había ralentizado, la velocidad seguía siendo aterradora. Antes de que Chen Nanxing pudiese reunir sus fuerzas, el lobo ya estaba delante de él.

Rodando y arrastrándose, Chen Nanxing se alejó mientras gritaba, “Si no os dais prisa, me matará.”

Ye Yufeng alejó a Chen Nanxing del lobo. Con las armas en la mano, Han Sen y Ye Yufeng atacaron rápidamente al lobo.

Bajo el aura del Lugarteniente Flamígero, Maldición del Tiempo había ralentizado significativamente al lobo. Sin embargo, la súper criatura aún podía esquivar todos los ataques de los cuatro y defenderse a veces.

Aunque era uno contra cuatro, el lobo aún tenía la ventaja. Los cuatro tuvieron que colaborar entre sí para hacer frente a la criatura. Afortunadamente, lo habían planeado con anticipación y no entraron en pánico.

“¡Maldita sea! ¿Por qué el lobo es tan feroz?” Chen Nanxing fue golpeado de nuevo en su hombro. Aunque logró evitar ser golpeado en las partes vitales, su hombro fue herido profundamente, y la sangre fluía.

¡Bang!

Han Sen apuñaló con su lanza al lobo, era la primera vez que golpeaba a la criatura. Sin embargo, la fuerza de giro era inútil.

El lobo de metal sacudió su cuerpo y se deshizo de la lanza, su pelaje completamente intacto.

“Retirada, inmediatamente….” Exclamó Chen Zichen. Los cuatro resultaron heridos en distinta medida, por lo que no tendría sentido que siguieran adelante.

De acuerdo con su plan original, lucharon mientras se retiraban. Eventualmente, llegaron a un pequeño pasillo. Aunque el lobo trató de perseguirlos, el pasillo era demasiado estrecho para ello, así que se rindió.

Después de descansar y curarse durante dos días, los cuatro volvieron a luchar contra el lobo sin éxito.

Sin embargo, aunque no eran capaces de vencer al lobo, habían aprendido más y más sobre la criatura a través de los repetidos esfuerzos.

Podían golpear al lobo más y más a menudo, y se lesionaban cada vez con menos frecuencia. Sin embargo, nunca lograban lastimar al lobo. Ni siquiera las armas divinas dejaron marcas en su cuerpo.

“La criatura es demasiado fuerte. Me temo que no podremos matarlo aunque continuemos intentándolo.” Dijo Chen Nanxing, desanimado tras varios fracasos.

Chen Zichen y Ye Yufeng permanecieron en silencio. De hecho, estaban de acuerdo con Chen Nanxing. El lobo de metal era tan increíblemente poderoso que nunca podrían lastimarlo.

Sin embargo, habían ido demasiado lejos para darse por vencidos. Todos miraban a Han Sen.

Naturalmente, Han Sen no quería rendirse. Aunque no pudieron herir al lobo de metal, lo habían golpeado varias veces.

Han Sen había observado de cerca la reacción del lobo. Aunque las súper criaturas tenían niveles de forma física increíbles, algunas eran más débiles que otras.

Este lobo de metal estaba más o menos al mismo nivel que el bebé Rugidor Dorado. Era sólo rápido, pero carecía de otra característica en comparación con el Rugidor Dorado adulto. Todo tipo de criaturas tenían sus propias debilidades, pero como la aptitud general de una súper criatura era demasiado buena, se podían pasar por alto sus debilidades.

Por ejemplo, cuando Han Sen se encontró por primera vez con el bebé Rugidor Dorado, ni siquiera pudo lastimar sus ojos.

Esta vez, la situación fue similar, pero mejor. Después de repetidos intentos, Han Sen descubrió gradualmente la parte más débil del lobo.

Sin embargo, era relativamente débil. Incluso en su parte más débil, Han Sen sintió que se necesitarían más de 35.0 en aptitud, más la espada divina, la Espada Demoníaca y el Lugarteniente Flamígero, para causar cualquier lesión.

Han Sen había aprendido que la parte más débil del cuerpo del lobo de metal era su mandíbula.

Han Sen sentía que el lobo de metal siempre estaba protegiendo cuidadosamente su mandíbula, así que no sería difícil golpearle allí.

Afortunadamente, porque el grupo de gente era demasiado débil para que el lobo de metal permaneciera alarmado. Había luchado contra el grupo muchas veces y comenzó a pensar que nunca le harían daño.

Esto era lo que Han Sen había estado tratando de lograr. La razón por la que no usó la espada divina y la espada Demoníaca fue para esperar a que esto sucediera.

Sólo tendría una oportunidad. Si no podía hacerlo, el lobo estaría protegido en el futuro.

Por lo tanto, Han Sen se había estado conteniendo y esperando la mejor oportunidad para hacer el ataque fatal.

 

 


Anuncios

3 comentarios

  1. Ulric, el texto que había en esta entrada contiene el capítulo 364, no el 365. Revisé la versión en inglés cuando pasó que el 364 tenía repetido el texto del 363.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s