Súper Gen Divino – Capítulo 363: El Plan


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Ye Yufeng miró a Han Sen con sentimientos complicados y cojeó hacia la salida. Mientras corría, miraba hacia atrás y vio que el lobo negro de metal se había lanzado sobre Han Sen a la misma velocidad.

Ye Yufeng no tuvo corazón para mirar. Aunque se sentía fatal, Han Sen ya estaba condenado. Si no se largaba lo suficientemente rápido, su vida salvada por Han Sen también terminaría allí.

Ye Yufeng apretó los dientes y corrió tan rápido como su pierna herida podía llevarle. El lobo seguía aullando.

En el nido, la mirada de Han Sen estaba fija en el lobo de metal. Antes de que el lobo saltara, Han Sen ya se había adelantado.

Con su corazón latiendo y la sangre bombeando, las venas de Han Sen sobresalían por todo su cuerpo como serpientes verdes, dando miedo.

El poder del Mantra de la Herejía estaba siendo hasta el extremo, y Sobrecarga había activado las células del cuerpo de Han Sen. Han Sen casi podía oír sus huesos gemir.

Rápido, increíblemente rápido. Cuando Han Sen puso el pie adelante, casi se vuelve borroso.

Aún así, Han Sen era más lento que el lobo de metal. Ese lobo era una súper criatura veloz, así que era incluso más rápido que la tortuga.

Incluso mientras Maldición del Tiempo seguía funcionando, Han Sen seguía siendo más lento que el lobo.

Sin embargo, el lobo no pudo golpear a Han Sen. La habilidad de kiting de Han Sen hicieron que el lobo fuera al lugar equivocado, donde Han Sen había evitado de antemano.

Por supuesto, Han Sen no podía predecir el futuro. La razón por la que sucedió fue que Han Sen podía determinar hacia dónde se dirigía el lobo a continuación, ya que entendía su patrón. Han Sen estaba liderando el ataque del lobo hasta cierto punto.

La habilidad de kiting que aprendió de Queen le permitía protegerse del lobo.

Sin embargo, era casi imposible para él matar al lobo. Incluso el espíritu divino de la bestia de un solo uso no podía herirla, Han Sen básicamente no tenía oportunidad de matarla.

Antes de que Ye Yufeng desconvocara a Maldición del Tiempo, Han Sen intentó luchar contra el lobo lo más posible, intentando conocer mejor su fuerza, lo que le sería útil en el futuro.

Aunque Han Sen podía predecir la acción del lobo, era demasiado rápido y poderoso para que Han Sen pudiera defenderse.

Viendo que Ye Yufeng también había salido, Chen Zichen y Chen Nanxing se quedaron aturdidos. Ye Yufeng se lesionó en la pierna, y pensaron que era poco probable que pudiera sobrevivir.

Ye Yufeng no se molestó en hablar con los hermanos y miró a la entrada. Sin embargo, no vio salir a Han Sen.

“No hay necesidad de mirar. Ese tipo no puede lograrlo.” Dijo Chen Nanxing.

“¡Cállate!” Aunque Ye Yufeng pensaba lo mismo, no quería oír a Chen Nanxing decirlo en voz alta. Ye Yufeng no podía entender por qué Dollar había elegido salvarle a riesgo de su propia vida al final.

Cuando Chen Nanxing estaba a punto de perder los estribos, de repente oyó pasos del nido.

“¿Va a salir el lobo?” De repente, Chen Nanxing entró en pánico y volvió corriendo, olvidándose de la ofensa de Ye Yufeng.

Ye Yufeng miró hacia abajo y se sorprendió con una figura dorada. Era nada menos que Dollar.

Chen Zichen también vio a Han Sen y se sorprendió. ¿Cómo es que también sobrevivió?

“¿Estás bien?” Preguntó Ye Yufeng mientras Han Sen saltaba por el agujero.

“Sí.” Contestó Han Sen. Si Ye Yufeng no se hubiera alejado demasiado de Maldición del Tiempo para que el espíritu de la bestia volviera a su dueño automáticamente. Han Sen podría haber durado un poco más.

Después de la pelea, Han Sen estaba más seguro de sus conjeturas. Era demasiado difícil para él matar a una súper criatura solo. Anteriormente, Han Sen no solicitaba la ayuda de otras personas, porque tenía miedo de que otros pudieran ser más una carga que una ayuda.

Sin embargo, después de encontrarse con los evolucionados, Han Sen formuló nuevos pensamientos. Generalmente, la gente de la primera zona de El Santuario de Dios no sería rival para una súper criatura, incluso si hubieran llegado al límite de sus súper puntos genéticos.

Evolucionados como Ye Yufeng, Chen Nanxing y Chen Zichen podrían aguantar mientras se enfrentan a una súper criatura. Ye Yufeng era especialmente útil porque tenía el espíritu especial de la bestia, Maldición del Tiempo.

Aunque Maldición del Tiempo no ralentizó lo suficiente al lobo de metal para que pudieran vencerlo, no era un problema. Han Sen aún tenía al Lugarteniente Flamígero, lo que podría mejorar el poder de Maldición del Tiempo y reducir aún más la velocidad del lobo.

Si Han Sen pudiera encontrar un espíritu de la bestia con una función similar, tal vez podría limitar aún más las habilidades de una súper criatura.

Quedaba por resolver una cuestión clave, que era cómo matar a la súper criatura. Ya que ni siquiera el espíritu divino de la bestia de un solo uso podía herir al lobo de metal, sería aún más difícil matarlo.

Han Sen tenía la espada espíritu divino de la bestia del Sr. Yu. Con la mejora de la Espada Demoníaca y el Lugarteniente Flamígero, tal vez sería posible matar al lobo. Sin embargo, primero debía golpear al lobo.

Han Sen por sí solo no podía conseguirlo, así que se preguntaba cómo podía hacer que Ye Yufeng aceptase ayudarle.

Sería aún mejor si también pudiera conseguir la ayuda de Chen Zichen y Chen Nanxing. Al usar su escudo divino, Chen Nanxing se las arregló para aguantar algunos golpes del lobo. Quizás con el Lugarteniente Flamígero, podría aguantar el ataque del lobo un poco más, lo que le daría más tiempo a Han Sen.

Han Sen se preguntó si Chen Nanxing tenía más escudos divinos. Si no, también estaría bien, siempre y cuando pudiera distraer un poco al lobo.

“Dollar, resulta que también eres un evolucionado. Nos lo has estado ocultando.” Dijo Chen Nanxing.

Naturalmente, Chen Nanxing creía que Dollar era un evolucionado que había evolucionado pero que se había quedado en la primera zona de El Santuario de Dios como ellos. De lo contrario, ¿cómo podría escapar del lobo?

De hecho, Chen Zichen y Ye Yufeng también lo creían. Daban por sentado que una persona no evolucionada no podía ser tan poderosa.

Han Sen no discutió, ya que no le importaban esas cosas.

“Dollar, si necesitas algo en el futuro, simplemente pídelo. Recordaré esto para siempre.” Le dijo Ye Yufeng a Han Sen con seriedad.

“Tengo algo que necesito pedirte.” Dijo Han Sen sin rodeos.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s