Bursters!! Capítulo 69


Gif: cap de la semana, uno muy relajado si debo decir, bueeeno  es  perfecto para bajar la tensión de los últimos capitulos disfruten bye ~~

Edición y Corrección: Gif

Experiencia y Autoestima

 

Luego de la humillación publica hacia Akira, todos decidieron ir a sus dormitorios para dejar sus cosas tras el viaje. La academia recibió unas cuantas remodelaciones durante esas tres semanas en las que estuvieron ausentes.

— Wow… no esperaba que mejoraran esto. — dijo Enju al llegar a su habitación.

— Ciertamente se ve mejor que antes. — dijo Momoka sonriendo.

Ambas chicas vieron al llegar que ahora las camas eran un poco más grandes, además de contar con mas espacio, una pequeña cocina, un baño y un pequeño juego de mesas y dos sillas.

— Esto parece más un apartamento que un dormitorio ahora… — Dijo Yashiro al llegar a la suya.

— Pues aprovéchalo, tienes toda la habitación para ti solo. — respondió Sora indiferente.

— Ojalá hubiera un botón para poder callarte también…

— O uno que mejores más rápido… — respondió Sora.

Mientras Yashiro y Sora se llevaban tan bien como siempre, la puerta de su habitación suena, parece ser que alguien quería hablar con él. Lo cual es extraño. Que el recuerde, no tenía ningún amigo en la academia con excepción de Momoka o Enju.

— ¿Quién demonios será?…

El muchacho respondió a la puerta, abriéndola y preguntando quien es. No obstante, no esperaba que fuera el quien estuviera del otro lado de la puerta.

—…

—…

— ¿Se puede saber que haces con tu bolso frente a mi puerta, Fuudo?

—…Larga historia, solo, ve esto…

Ryuji estaba con su bolso frente a Yashiro y este le pasa una notificación de la directiva. El mismo mensaje decía que debido a las remodelaciones realizadas dentro de las instalaciones, Ryuji fue reubicado en la habitación donde aun quedaba un lugar disponible, la habitación de Yashiro. Desde ahora, ellos serían compañeros de habitación.

—… ¿Es un chiste no?

— ¿Te parece? — respondió Fuudo.

—…

— Solo déjame entrar… esta idea me agrada tanto como a ti, pero no hay más lugares.

— Pensar que dormiría en la misma habitación que un perro de Kenjo… genial…

Ryuji lanzo el bolso directo a la cama disponible y se enfrentó a Yashiro.

— Creí haberte dicho que no me agradan los engreídos, Shirazaki…

— Estamos a niveles diferentes amigo… ten cuidado a quien le hablas…

Los chispazos no tardaron en llegar. No llevaban ni 10 minutos en la misma habitación y ya estaban discutiendo. Aunque a uno de los que estaban dentro, no le podía importar menos. Claramente, ese era Sora, quien miraba todo con un aburrimiento muy notable en su rostro.

—Uaaaaahhhgg… Para que sepas, no pienso aportar, no vale la pena luchar contra ese tipo… dijo sora muy aburrido.

— «Como si necesitara de ti para destrozar a este cabeza de cresta»

— Que yo recuerde fuiste tu quien perdió la ultima vez… — respondió Sora.

—… «Solo cállate»

Los 2 compañeros siguieron viéndose de frente, aguantándose las ganas de matarse a golpes. Ahora estaban en el mismo bando, sin importar que tan mal se llevasen. Al final ambos suspiraron algo molestos y decidieron dejarlo ahí. No valía la pena destrozar todo en medio de una batalla nada más llegar.

— Al diablo… iré a darme una ducha… — dijo Yashiro rascándose la cabeza.

— Haaaaa, desempacare mientras tanto… — respondió Ryuji.

— Aburridos… — dijo Sora algo decepcionado.

Las cosas salieron mucho menos violentas de lo esperado. Una vez acomodados, ambos salieron del dormitorio y las chicas los esperaban fuera del mismo.

— ¿Por qué tardaste tanto Ryu-chin? Normalmente eres tu quien me va a buscar. — pregunto Misora.

Ambos chicos se miraron entre ellos de manera bastante incomoda, para luego señalarse el uno al otro con el pulgar y decir al mismo tiempo.

— Que te lo explique el…— dijeron al mismo tiempo.

— ¿…?

Las tres chicas se encontraron bastante confundidas por la reacción de los muchachos.

Una explicación más tarde…

— ¡EEEEEEEEEEEEEHHHH!, ¡SON COMPAÑEROS DE HABITACION! — gritaron las 3 a la vez.

— Euughhh… si, y no nos griten en el oído, ¿quieren? A nosotros también nos tomo desprevenidos… No tenia idea de que mandarían a Fuudo conmigo…

— ¿Y tu eres el sorprendido? Ni siquiera llegue a mi habitación y ese mayordomo que ve con los ojos cerrados solo me dio esa nota y se marchó.

— Ciertamente es repentino…— dijo Momoka aun sorprendida por el asunto.

— Solo traten de no desbaratar toda la habitación en una de sus riñas, chicos…— dijo Enju.

Ambos chicos se volvieron a mirar entre ellos y respondieron.

—… No prometo nada…— respondieron ambos.

— ¡NOOOOOOO! ¡Me niego!, No quiero, me quejare con Akira por esto.

Misora comienza a hacer un berrinche de la nada, lo cual los toma a todos desprevenidos.

— ¿Y a ti que diablos te pasa? — pregunto Yashiro.

— Es que… es que… Si Ryuji no tiene habitación propia y la comparte contigo…

—… «tengo la sensación de que no debi preguntar…» — pensó Yashiro.

— Que raro… somos 2, compañero. — agrego Sora.

— ¡Si Ryuji no tiene habitación para el solo no podre acostarme con el cuando quiera! — grito Misora mientras seguía con el berrinche.

— «Y…Si, debí haberlo imaginado…»— pensó Yashiro sumamente incómodo.

Todos estaban iguales a Shirazaki, incomodos por la siempre falta de vergüenza de Misora.

—Haaaaa… ¿Acaso nunca piensas en otra cosa que no sea abrir las piernas? — pregunto Ryuji.

— ¡No te hagas el cristiano Ryuji! ¡Como si no disfrutaras de eso cada vez que lo hacemos! — reclamo Misora.

— Ah si claro… me encanta acabar con dolor de cintura por 3 días seguidos cada vez que estas en celo… — respondió sarcásticamente.

— ¡No es mi culpa que seas malo en la cama!

— ¡…!

Misora se cubre la boca tan pronto como se da cuenta de lo que acababa de decir. Eso fue una bomba atómica directamente a la autoestima de Fuudo. Tanto así que ambas chicas lo miraron con algo de apatía y Yashiro tuvo que darse vuelta para que no lo vieran morirse de la risa. Sora tenia privilegios al no ser visto y escuchado, por lo que pudo reírse tan fuerte y tanto como quisiera dentro de la mente de Yashiro.

—… Ya veo… — dijo Ryuji ocultando su rostro.

—… Ryu…Ryuji, no quise… — dijo Misora arrepentida.

— Perdón por no ser lo suficientemente bueno…

— ¡…!

Ryuji continúo caminando sin siquiera hacer contacto visual con Misora, paso junto a ella en el mas penetrante silencio. Era obvio que eso fue un golpe bastante bajo, pero no fue intencional. Aunque no se puede decir que eso no haya sido hiriente.

— ¡Oye!, Ya-chin, ¡ya deja de reírte! — reclamo Misora.

— Perdón… Pfffa, ja, ja, ja…

Una vez Yashiro termino de burlarse, todos fueron a las clases de ese día. Cabe decir que Ryuji ignoraba a Misora de manera tajante. Realmente ese comentario le había golpeado duro.

Cada vez que Misora intentaba hablar con el a modo de intentar hacer las paces, el chico simplemente pasaba a su lado como si la chica fuera un simple fantasma.

—…

Ella solo podía ver en silencio y esperar por que le dieran una oportunidad para retirar lo que dijo.

— Haaaaaaaa…. ¿Qué hago ahora? Ryuji seguramente me odia ahora… — dijo Misora deprimida.

— Primero… ¿se puede saber que haces aquí?

Al parecer la habitación de Misora estaba tal y como la dejo, dejando de lado las mejoras. Sin embargo, ahora la chica se encontraba deprimida luego de las clases en la habitación de Momoka y Enju.

— Vamos~, muéstrame un poco de simpatía de vez en cuando, ¿puedes? — reclamo Misora.

— No es mi culpa que hayas dicho tal cosa y sobre todo… ¿Desde cuando nos llevamos tan bien como para que vengas a nuestra habitación como si nada?

— Tsukino… ¿podrías ayudarme?

— Emmmmm, la verdad… no crea que sea de ayuda, en… este caso.

— Rayos~ es verdad… Olvide que eres una virgen…

A Momoka no le agrado el comentario, pero al ver que Misora ya lo estaba pasando bastante mal, decidió mantener el dedo lejos del gatillo.

— Dios, esto no ira a ningún lado… Primero, ¿Qué se supone que haces con Ryuji?

— ¡OHHHHH! ¿Te interesa saber? — respondió Misora expectante.

— Emh… No, bueno… em…

Misora comenzó a hablar de manera sumamente detallada y sin ningún tipo de filtro o censura de lo que hacia con Ryuji. Esto dejaba muy incomodas a nuestras dos puritanas y adorables chicas, quienes no sabían nada de ese mundo más allá de clases de biología.

— Vamos~ no pongan esas caras… Se que lo han pensado al menos una vez…

— ¿P-P-Pensar qué? — tartamudeo Enju.

— Nyshishishi… no me engañas, te lo has imaginado al menos una vez.

— ¿I-Imaginar que cosa?

— a Ya-chin. Te parece atractivo ¿verdad?

— ¡…!

Misora tenía una sonrisa picarona mientras veía a la pelirroja ponerse roja en el rostro también. Aunque Momoka comenzaba a verse un poco amenazadora.

— Ah sí, Enju… ¿ves a Yashiro de esa forma?

— ¡NO! ¡Ya te he dicho que Yashiro es solo un amigo! Además, la que le gusta eres tú Momo.

— … ¿eh?

Momoka paso a echar vapor por los oídos al escuchar eso. Misora aprovecho la inocencia de ambas chicas.

— Solo imagínenselo Nyshishi, Ya-chin abrazándolas por detrás mientras muerde suavemente su oído y les dice cosas en voz baja… mientras las acaricia desde la espalda, pasando hacia la cintura y luego su vientre… finalmente… comienza a tocar con cariño su-…

Misora se estaba divirtiendo haciéndoles imaginar todo el escenario. Fue gracias a Enju que la función permaneció apta para todo público, tapándole la boca antes de llegar a mas y diciéndole que se calle.

— Solo… trata de subirle el animo al delincuente… si le heriste el orgullo, haz lo opuesto para sanárselo.

En un intento por lograr que la zorra se fuera de una vez, Enju simplemente dice algo sin sentido.

—. . . . ¡Buena idea! — dijo Misora.

— … «Mejor no digo nada más, es mejor que se lo trague…»

Misora termino por irse del lugar con una pequeña sonrisa, con la esperanza de que el “consejo” de Enju la ayudara. Momoka por su lado termino desmayándose por haberse imaginado todo el relato de MIsora.

— …

— “te lo has imaginado al menos una vez” — recordó Enju al pensar en todo lo pasado.

Mientras estaba sentada con las piernas hacia los lados, comenzó realmente a pensar en todo lo que Misora había hablado. Yashiro, abrazándola por detrás, susurrándole al oído.

— No eres tan dura como creía…de hecho… eres bastante suave…

— ¡…!

Enju tuvo que abofetearse a si misma para no seguir pensando en esas cosas y volver a la tierra.

— ¿Qué diablos estoy pensando?… Yashiro jamás pensaría así de mi…

—… Oye, ya supéralo… es normal que esa zorra no sea fácil de complacer.

Por su lado, Yashiro tenía al deprimido Ryuji en su habitación, sentado sobre su cama en silencio. Esa escena era incomoda de ver por decir lo menos. Yashiro intentaba hacer menos lúgubre la atmosfera, aunque ayudar a alguien no era su fuerte.

— Aunque le provocaste una catarata solamente tocándole los pechos…— Dijo Sora.

— «No me ayudas…» — dijo Yashiro incómodo.

Yashiro ya veía a su nuevo compañero un tanto asqueado. Tanto así que decide salir a caminar, no tiene ganas de soportar a un hombre que ni siquiera es capaz de ignorar las palabras vacías de una mujer fácil.

— ¡…!

Al abrir la puerta, se cruza de frente con Misora que estaba con la mano levantada, dispuesta a tocar la puerta. Yashiro solo la mira y señala hacia atrás con el pulgar, en un gesto de que Ryuji esta dentro y que puede entrar.

Misora simplemente entra y Yashiro se va de la habitación.

Ya lejos de los dormitorios y siendo cerca de las 10 de la noche, el chico deambula por la academia y decide sentarse a tomar aire en una banca en un parque pequeño.

—Haaaaa… solo es una zorra. ¿Qué tanto te puede afectar algo tan insignificante?

— ¿Huh? ¿Yashiro? — dijo una voz.

El chico mira en dirección a la voz y ve a Enju también caminando por la academia.

— Hola, ¿Qué haces aquí? — pregunto Yashiro.

— ¡…! S-Solo necesitaba un poco de aire… «¿Por qué ahora de todos los momentos?» — dijo Enju nerviosa.

Enju se sentó junto a Yashiro y simplemente comenzó a quejarse de Misora.

— La zorra fue a nuestra a habitación a dar lata… Entre sus quejas además comenzó a hablar de vulgaridades. De verdad, el engreído tenía razón en preguntarle eso hoy en la mañana…

— Si, de verdad… parece no pensar en nada más que eso.

—…

La situación era de lo mas incomoda. Ambos no podían sacarse de la cabeza todo lo que paso en el día. Yashiro recordando lo que le hizo a Misora gracias a Sora y Enju con lo que Misora se inventó antes de todo esto.

— Haaaaa… ¿ahora qué demonios hago? No puedo volver a mi habitación…

— ¿Eh?… oye, no me digas que…

— Si, La zorra fue a parar haya… y dudo mucho que sea buena idea volver. ¿Me entiendes?

—… Bueno… ¿Has intentado hablar con Ebisu?

— Al salir de los dormitorios masculinos… dice que no hay otras habitaciones disponibles… supongo que tendré que dormir afuera esta vez… demonios…

— O puedes pasarte todo el asunto y la privacidad por donde tu sabes y sacar a la zorra de tu habitación — dijo Sora.

— «No se me antoja ver esa escena… además, El maldito de Fuudo terminara depresivo si Misora me intenta asaltar completamente desnuda ¿sabías? No quiero soportarlo así… prefiero dormir fuera una noche a soportarlo así varios días…»

— Je, si sigues poniendo excusas así jamás probaras una mujer ¿sabes?

— ¿Y tú que sabrás?

— Mas de lo que crees, mira, intenta abrazar a esta pelirroja por detrás. Ya veras lo nerviosa que se pone, je, je, je…

Ante la provocación, Yashiro aprovecho de que Enju tenia que irse y la abrazo por detrás, obviamente esperando una cachetada cuando menos. No obstante, nada sucedió, solo se quedo quieta sin emitir un solo sonido.

El muchacho lo vio como algo extraño y miro un poco hacia su rostro. Los nervios y el ruborizado intenso de Enju, además de una sonrisa incomoda hicieron que Yashiro también retrocediera.

— P-Perdón por eso… lo hice sin pensar.

—…

— Si-Si quieres puedes abofetearme… me lo merezco.

— Si…no puedes volver…

— ¿Eh?

— Si no puedes volver, puedes quedarte en nuestra habitación… no creo que a Momoka le moleste… — dijo Enju roja de la vergüenza.

—. . . «¿PERDON?» — Pensó Yashiro completamente en blanco.

— Dios, mientras menos lo piensas mejor lo haces, compañero, je, je, je

Una situación un tanto incomoda al igual que todo su día. Misora y Ryuji terminan obligando a Yashiro a dormir en la misma habitación que Enju y Momoka.

 

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s