Bursters!! Capítulo 67


Gif: bueno cap de la semana ojala disfruten bye~~

Lancelot: Me esta cansando tener que recordarte TODAS las semanas que tenes que subir el cap Gif… DESDE QUE EMPEZAMOS LA NOVELA es lo mismo… trabajas en 1 solo cap por semana… algo de pila por favor

Edición y Corrección: Gif

Demonio y Diferencia

— Gusto en conocerlos… “Compañeros” ehehe…

Sora miraba hacia arriba torciendo su cuello hacia los lados, dando una sonrisa muy distorsionada. Era como ver a un Yashiro unas cien veces peor que lo que habían visto con anterioridad.

Mientras todos sudaban frio solo de sentir tal aura hostil, oscura y malévola varios de ellos ojearon de manera muy breve las consolas. Mientras que Yashiro marcaba un nivel de poder SS, la maquina registraba a Sora como “ERROR” a modo de que no podía medir su poder.

— ¿Qué…demonios…eres…? — murmuro Fuuko pálida ante aquella sonrisa.

—mmmm veamos …Soy alguien… a quien jamás podrán derrotar.

— ¡…!

Fuuko sintió un escalofrió espantoso al sentir que alguien le había susurrado en el oído. Tan así que miro rápidamente a sus espaldas con los ojos abiertos como platos. Sin embargo, Sora aun continuaba en aquella arena, sin haber movido un solo musculo.

— No deberías asustarlos así, Sora… — dijo Yashiro.

— Je, he soportado suficientes estupideces respecto al respeto, amistad, confianza y demás hasta hartarme. Al menos deja que me divierta un poco.

—…Haaaa… ¿Realmente serás así siempre? — pregunto Yashiro, suspirando con indiferencia.

—…Hey…recuerda que soy yo quien tienen el poder aquí, no eres mas que un simple recipiente… No te creas mucho, vasija rota.

Yashiro miro con ojos vacíos a Sora, al punto que al Ente le molesto el gesto, tomándolo por el cuello de la camiseta con un agarre invisible, casi como si fuera telekinesia.

—… ¿Estás seguro de lo que haces, Sora? Yo controlo tu materialización.

— …Ehe…je, je, je…Lo sé, pero no significa, Que seas exentó al dolor.

— ¡…! Des…graciado…

— ¡YASHIROOO! — gritaron todos desde la sala.

Sora utilizo su control sobre el vacío para que su mano entrara dentro del cuerpo de Yashiro y así, comenzó a drenar sus células Burst. El sentimiento de literalmente ser comido de dentro hacia afuera, provocaba un dolor inenarrable al muchacho.

— ¡GGAAAAAAAAAGGGHHH! AGGGHhh, AHHHHH!

Rápidamente, Momoka trato de ir en ayuda del chico. No obstante, Kaiga, quien había estado fuera durante tanto tiempo, se interpuso.

— Hasta aquí llegas, princesa…

— ¡QUITATE DEL MEDIO! — grito Momoka desesperada.

—… ¿No lo ves? — pregunto Kaiga, quitándole la mirada de encima a Momoka.

— ¿…?

— No podrás con el… solo, déjales el resto a ellos.

Momoka miro en dirección a donde Kaiga estaba mirando y vio a 3 personas, bajando por el ascensor. Finalmente, en la arena, mientras Sora lanzaba a un lado el cuerpo de Yashiro, esas personas se pusieron frente a él.

— «No me dijiste que dolería tanto… Malnacido…» — pensó Yashiro.

— «Je, de haberlo hecho te hubieras negado, no seas llorón… Observa, el verdadero poder, DEL VACIO…» — respondió Sora mediante la mente.

Yashiro tuvo que recostarse sobre la pared debido al dolor. Por el otro lado, Sora tenía tanta energía dentro que sus oponentes ya sentían un peligro inminente ante ellos. Aquellos oponentes no eran otros que Fuuko, Kenjuro y Kazuha, todos bastante molestos por el actuar de aquel demonio.

— Ohhh, ¿Por qué esas caras? ¿No se alegran de verme, Kazuha, Kenjuro? — dijo Sora de manera muy burlona.

— …

— Buen intento… pero no estoy ahí.

— ¡…!

Yashiro quedo en blanco, al igual que los demás de su grupo. Sin siquiera haber parpadeado, todos fueron incapaces de ver en qué momento Kazuha y Sora cambiaron lugares.

—… No perdonare a nadie que lastime a mi hijo… — dijo Kazuha en voz baja.

— Aun seguimos aquí también, monstruo.

Kenjuro aprovecho que Sora había quedado justo junto a el y aprovecho para subir la gravedad tanto como pudo. No obstante…

— ¡…!

— ¿Qué sucede?… ¿Sorprendido…?

Fuuko y Kazuha estaban igual de estupefactas al ver que Sora no movía un pelo a pesar de que Kenjuro estaba aplicando tanta presión como se lo podía permitir

— Te lo pondré simple… Básicamente, mi aura, es mayor a la tuya.

— ¡…!

Sora simplemente hizo un puño frente el pecho de Kenjuro, sin siquiera haber estirado el brazo, y con una confiada expresión hablo.

— Una de las técnicas que usaste hace tiempo, Yashiro… no es tan mala idea… pero si la optimizas bien… pasa esto…Inchi no Taihou…

Aquel ser utilizo el cañón de una pulgada que Yashiro había usado hace ya años. Kenjuro sintió como sus entrañas eran desgarradas por el perforante impacto, que dejo en vergüenza al ataque de Yashiro. El sonido que aquel ataque provoco que varias personas cerraran los ojos de la impresión. No era un sonido que la carne o los huesos deberían hacer.

—… GUAHG…

Kenjuro vomito sangre una vez Sora saco su puño del pecho de militar. Cuando Sora se disponía a acabar con él. El golpe corta el aire.

— Eres rápida…  — dijo Sora.

—…

— Gracias, Kazuha… — respondió Kenjuro

Kazuha observaba con atención a Sora. No era como nadie a quien hubiera enfrentado. Jugaba con Kenjuro como si fuera un niño, pero indudablemente era fuerte.

— Fuuko, consígueme unos segundos mientras curo a Ken.

— Si.

Esta vez Fuuko se interpone entre Sora y los demás. Sin embargo, aquel ser no quita la confianza grabada en su rostro.

— Ohhhh, ¿ahora debo jugar con la fisgona? Bien por mí.

—… No podrás pasar mi defensa, se lo que haces antes de que lo hagas.

Sora levanto una ceja ante aquel estamento, solo para luego llevarse tres dedos a la frente y mover la cabeza de lado. Esto era un claro gesto a que Sora pensaba que escuchaba puras tonterías.

— Haaaa, tu Burst es bueno, te daré razón en eso… pero es muy fácil pelear contra los de tu tipo.

—… ¿A-Ah sí?… Demuéstramelo.

— Muy bien…

Sora levanto su mano y se tapeo la parte posterior del cuello, por debajo de la nuca.

— Sentirás un toque de mis dedos justo aquí. Trata de detenerme como quieras.

Antes de actuar sora miro al chico y le dijo en un tono burlón «Esta es la verdadera potencia de tu movimiento Ashioto, presta atención gusano.»

Como si hubiera sido un disparo, Sora solo dejo un sonido y un boquete en el suelo, antes de que Fuuko siquiera se diera cuenta de todo. Todo lo que pudo sentir, fue la punta de unos dedos, pero debajo de su nuca.

— Las personas con poderes como los tuyos… Son inútiles una vez sabes como vencerlos. Puedes ver, pero si no puedes reaccionar, ¿de qué sirve?

El accionar era sencillo. Ambos podían ver que iba a pasar. Sin embargo, Sora utilizo el Ashioto de manera tal que imprimió su vacío sobre si mismo, haciéndose super pesado y posteriormente tan ligero como pudo. La presión lo propulso a tal velocidad que la reacción de Fuuko fue más lenta que el propio Sora. No puedes defenderte, de aquello a lo que no puedes reaccionar.

— ¡Ahora Kaiga, actívalo!

Kaiga fue rápidamente a la consola y activo una especie de botón secreto, el cual salió luego de introducir una contraseña. Una vez accionado una luz extraña envolvió el lugar y las cuatro personas fueros teletransportadas.

—…

Sora y los demás fueron transferidos a una especie de bosque. Sin embargo, Sora no mostraba interés en el mismo.

— Dimensión controlada… ¿eh?

— Si… Kaiga estuvo haciendo los últimos ajustes durante estas 3 semanas… pensábamos usarlo en un futuro, pero parece que hubo cambio de planes. — respondió Fuuko.

Mientras la pelea continuaba en la dimensión creada, Momoka fue a ayudar a Yashiro y lo ayudo hasta llegar a la sala de control.

— ¿Estas bien? — pregunto Momoka.

— Si… solo, un poco cansado, es todo…

— ¿Eso es lo que ocultabas? — pregunto Enju.

— …

No era extraño ver a Yashiro con ojos dudosos. Tener algo como eso tan cerca sin siquiera saberlo no es algo agradable de experimentar.

—…Sora no es nada como lo que hayan visto antes. Incluso sin son ellos tres…

— ¿Crees que Shirazaki y los demás serán derrotados por esa cosa? Creo que los subestimas — dijo Miu.

El muchacho se levanto y camino hasta la consola. Apoyo ambas manos sobre la consola y observo por el monitor.

— No, son ustedes… quienes subestiman a Sora…

— Je, je, je… es inútil…

En la otra dimensión. Kenjuro, ya recuperado y Fuuko estaban atacando a Sora a una velocidad increíble. Para su mala suerte, Sora conocía Ethereal, el cual, hacia su cuerpo intangible, además de otra habilidad a la vez.

Void Field…

Sora saturaba el espacio de aura, el cual mandaba lecturas de los movimientos hacia él, para luego usar Ethereal y de esa forma, los ataques lo atravesarían.

— Es hora de mandar al primer estorbo a casa…

— ¡…!

Fuuko nuevamente no pudo seguir el movimiento de Sora. La mujer acabo con el puño del ente justo frente a ella.

— Adiós enclenque… Void…Atomizer…

Lo siguiente que vieron todos fue simplemente el cuerpo de Fuuko ser despilfarrado por todos lados como si un globo de salsa hubiera reventado. El sistema vital se activo en ese momento y Fuuko regreso a la dimensión original, sin daños físicos, pero si mentales… aquella sensación de ser volada en pedazos la dejo temblando en el suelo, como si fuera un polluelo asustado en el frio.

— Fuu…ko… — dijo Miu en voz baja.

Ver a Fuuko en estado de shock dejo a todos pálidos del asombro. Una persona que se jactaba de tener una defensa impenetrable fue fácilmente asesinada por aquel ente. De no ser por la Dimensión controlada, Fuuko ahora no sería más que una enorme mancha roja en la sala.

Mientras tanto, dentro de la dimensión, Sora observaba su mano repleta de sangre con una sonrisa hilarante, orgulloso de su trabajo. Seguido de eso, Kenjuro, furioso por lo acontecido, arremete contra el demonio.

— ¡MONSTRUO MALNACIDOOO! — Grito Kenjuro.

Fuera bromas, esta vez arremetió en forma de Overburst, lo cual hizo que Sora se sorprendiera un poco y silbara en expectación.

— Fiuu~… Cálmate viejo, te harás daño.

— ¡Black Hole!

El militar arremetió con su golpe mas poderoso hasta el momento. Aumento la gravedad en un minúsculo punto hasta tal magnitud que la presión creo un pequeño hoyo negro. El cual, a modo de golpe intento pegar sobre Sora.

— Je… otro truco barato…

— ¡…!

Kenjuro miraba aterrado como el hoyo no absorbía a Sora.

— El área de tu ataque no es tan amplia como parece. Si no hay nada dentro de ese rango. Tu ataque no sirve…

Todo eso dicho mientras que donde esta aquel hoyo sobre Sora no había nada mas que un espacio negro. Sora, había convertido ese espacio de si mismo en nada con su poder.

— Asqueroso ser…— murmuro Kazuha.

— Pero es un buen truco… — dijo Sora.

— ¡…!

— Creo que… lo tomare… — dijo con una sonrisa oscura.

Pálido por el pavor y justo frente a él, Kenjuro veía como Sora comprimía una enorme cantidad de materia en un ínfimo punto, al hacer el esto, la densidad del objeto llegaba a tal punto que comenzaba a tener campo gravitacional propio, posteriormente formando uno… Un Hoyo negro.

—…Estas bromeando… ¿verdad?… — dijo Hikari desde la sala de control.

Aquel monstruo había logrado copiar la técnica de Kenjuro dentro de sus propios poderes. Todos sudaban frio y no podían quitar la mirada de la pantalla, mientras Yashiro estaba sentado en una banca, apretándose las manos.

— Se los dije… son ustedes, quienes lo subestiman.

El fornido hombre se retiró rápidamente tras ver tal despliegue. No obstante, Sora ya había previsto esto. Usando nuevamente su poder, logra crear barreras que cierran el paso del militar y luego, utiliza su agarre etéreo para sellar sus movimientos, mientras avanza lentamente hacia él.

— Vamos… es tu propia técnica… ¿No quieres saber… como se siente? Ja, ja, ja, ja.

— ¡Kenjuro! — grito Kazuha.

El hoyo se hizo mas grande, a tal punto que, de pasar de estar sobre un solo dedo, Sora paso a llevarlo sobre su palma. Mientras Kazuha, en Overburst también, comenzó a darle un aluvión de golpes con el afán de detenerlo. No obstante, con Ethereal y Void field desplegados, los ataques solo pasaban a través de Sora.

— Comencemos, por tu brazo derecho… — murmuro aquel ente.

El ser acerco el hoyo al brazo de Kenjuro y como si de una prensa se tratase, aplasto y luego succiono dicho pedazo de carne directo hacia la nada.

— ¡¡…!! ¡AAAAAAAAAAAAGGGGGHHHHHH!!!

Primero un brazo, luego el otro, una pierna… todo esto mientras algunas chicas se tapaban los oídos para no escuchar los alaridos de dolor de Kenjuro siendo despedazado mientras Kazuha no podía hacer nada para detenerlo.

— JA, JA, JA… Buenos aullidos, pero es hora de acabar… Nos vemos~.

Finalmente, Sora aplasto y absorbió la cabeza del militar. Esto ocasionó que se accionara el mecanismo vital y Kenjuro fue llevado de regreso a la dimensión original.

Al igual que Fuuko, quedo aterrado por la diferencia de poder. Vencido y asesinado por su propia técnica. Solo pudo quedarse de rodillas sobre el suelo con la mirada completamente muerta.

— Ahhhhh… Bien, solo falta una, hora del plato principal~.

Sora solo tenía a Kazuha enfrente, quien se encontraba muy furiosa y atacaba con todo el poder posible, destruyendo todo el lugar, solo con las ondas de choque y el viento que provocaban sus inhumanos golpes.

— Jamás me alcanzaras, humana. Pero admiro tu determinación, te daré un obsequio.

Mientras Kazuha seguía atacando, algo la detiene en seco. Finalmente, al golpear siente algo, pero anda mal. Siente el contacto sobre algo, mas no el impacto del golpe.

— Felicidades, eres la primera humana aparte de tu supuesto hijo… en tocarme. — dijo Sora inclinándose hacia adelante.

Tener el demoniaco rostro tan cerca, le hizo ponerse pálida por unos instantes. Pero eso no evito que continuara atacando. Sin embargo, era siempre igual, contacto sin impacto.

— Reduzco la materia de tu puño antes de golpear. Sin masa, no puedes generar fuerza y al ser antes del impacto, no ganas más velocidad.

— ¡…!

— Tus golpes… son caricias para mí.

Sora tomo por el cuello a Kazuha y la levanto. Intentando defenderse, la mujer trato de múltiples maneras, aumentar la densidad de sus músculos, reflejos, endurecer huesos, adrenalina… pero nada funcionaba. La diferencia de poder, estaba a otro nivel.

— Si no fuera por ese sello… podrías dar una pelea interesante, que lastima.

— ¡…!

Sora comenzó a golpear el estómago de Kazuha con su mano libre. Al reducir la materia de los músculos de la mujer, los golpes iban directo a los órganos. El punzante dolor, hacían que Kazuha hiciera expresiones de dolor jamás vistas. Estaba a merced del monstruo.

Luego de unos cuantos golpes, Sora demandaba que ella misma se sanara, para así continuar. Así por casi unas 2 horas. Seiji solo podía ver la tortura desde la sala, todos aterrados por ver a la Burster mas fuerte entre ellos, ser tratada como un simple saco de boxeo.

— Sanate… ¿…? Bah… perdió la conciencia…

Finalmente, el cuello de Kazuha fue roto por el bestial agarre y regreso a la dimensión. Completamente desmayada por lo soportado. Seguido, Sora también regreso hacia Yashiro.

— Fue una buena forma de matar el tiempo… la próxima trae juguetes mas duraderos, gusano. — le dijo a Yashiro mientras sonreía.

—…Monstruo incorregible…— dijo Yashiro.

—…Guárdate eso para cuando puedas estar a mi altura, novato.

Luego de eso, Sora miro hacia la sala, con una sonrisa dirigida hacia a todos.

— Esta es la diferencia entre nosotros y ustedes… Humanos, ustedes solo tienen estos poderes, por simple capricho. Nos veremos pronto Je, je, je…

Diciendo esto, Sora volvió a su forma de bruma, difuminándose lentamente y entrando en Yashiro. Los 5 minutos había acabado con los Bursters más fuertes siendo completamente aniquilados, por un ser maligno, que habita dentro de su cuerpo.

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s