Súper Gen Divino – Capítulo 342: Prueba


Quinto Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Han Sen no pudo rechazarlos y convocó a la armadura Hormiga Fantasmal divina.

Yang Zikun estaba estupefacto. Le preguntó directamente, “Hermano, ¿podrías venderme esta armadura? Cambiaré otro espíritu divino de la bestia del Refugio Zafiro por ésta. Uno por uno.”

“Es sólo una armadura divina. ¿Por qué la quieres tanto?” Han Sen miró sorprendido a Yang Zikun.

Yang Zikun dijo rápidamente, “Esta armadura es tan bella que pocas mujeres podrían resistir su tentación…”

Al darse cuenta de lo que había dicho, Yang Zikun se apresuró a cambiar el tema, “Si no lo necesitas, tienes que vendérmelo a mí.”

Han Sen rápidamente recuperó la armadura Hormiga Fantasmal divina y dijo con una sonrisa irónica, “Ya he accedido a vendérsela a otra persona si la vendía.”

Aunque Yang Zikun estaba muy interesado en la armadura, no insistió después de escuchar las palabras de Han Sen.

Después de que Han Sen regresó, organizó sus espíritus de la bestia.

Los espíritus divinos de la bestia que tenía eran la armadura Escarabajo Negro, el Asesino Sanguinario, el Dragón de Alas Púrpuras, la Reina Feérica, el Arco de Cuerno, el Rey Gusano de Roca Dorado, la Hormiga Fantasmal, el Gato de Tres Ojos, el CambiaColor, el Ángel Santo, el Caballero del Escarabajo, el Lugarteniente Flamígero y la Espada Demoníaca.

Por último, pero no por ello menos importante, estaba el súper espíritu de la bestia AquaSegador. Aunque Han Sen no sabía cómo usarlo en ese momento, Han Sen creía que debía ser un espíritu de la bestia increíble.

Quería llevar una parte de esos espíritus de la bestia a la segunda zona de El Santuario de Dios. Después de todo, no tenía ningún pariente poderoso y debía confiar en sí mismo después de entrar en la segunda zona de El Santuario de Dios. En la etapa inicial, estos espíritus de la bestia todavía podían proporcionar algo de ayuda.

Había, por supuesto, algunos espíritus de la bestia que no necesitaba. Por ejemplo, la Hormiga Fantasmal y el Escarabajo Negro tenían la misma función, por lo que podía vender la armadura Hormiga Fantasmal a Lin Beifeng.

Aunque el Gato de Tres Ojos era una mascota divina, probablemente no sería de mucha utilidad en la segunda zona de El Santuario de Dios. Y al Arco de Cuerno le pasaba lo mismo. Han Sen podría usar esos espíritus de la bestia para cambiarlos por espíritus de la bestia de la segunda zona de El Santuario de Dios, lo cual podría ayudarlo en el futuro.

En cuanto a qué conservar cuando evolucionara, tendría que decidirlo más adelante.

Como Han Sen no había encontrado rastros de súper criaturas cerca del Refugio Armadura de Acero, no volvió a entrar en El Santuario de Dios y regresó para mejorar.

Han Sen aún no había alcanzado el nivel máximo de Sobrecarga, que era su mayor preocupación. La mejor manera de practicar Sobrecarga era ponerse bajo una presión extrema. Han Sen reflexionó y decidió que el entrenador de gravedad era una gran opción, lo que supondría una carga para su cuerpo mientras ajustara los parámetros.

Cuando estaba a punto de entrar a un entrenador de gravedad en el campus, Han Sen escuchó que alguien lo llamaba.

“¿Profesor Yan?” Han Sen miró a la persona sorprendida.

Según su impresión, el profesor Yan era alguien meticuloso e inflexible tanto dentro como fuera del aula. Han Sen pensó que algo debía estar pasando para que el profesor Yan hablara con él.

El profesor Yan se dirigió a Han Sen y le preguntó, “Han Sen, necesito recopilar algunos datos para un estudio y espero que puedas ayudarme. Recibirás créditos extra como recompensa.”

Han Sen estaba interesado. Sus créditos decidirían su rango en el ejército al graduarse. Debido a que había faltado a muchas clases, aunque tenía suficientes créditos, podría ser difícil para él convertirse en un mayor.

Como el profesor Yan le ofrecía créditos, Han Sen estaba interesado, pero tenía miedo de que lo convirtieran en un conejillo de indias. Aclarando su garganta, Han Sen preguntó, “Por supuesto que me encantaría ayudarle. Me pregunto qué tipo de datos están buscando y si yo sería capaz de proporcionarlos.”

El profesor Yan acaba de enviar un archivo a Han Sen y le dijo que fuese al laboratorio a las ocho de la mañana del día siguiente.

Viendo al profesor Yan irse, Han Sen estaba un poco molesto. Sin embargo, sabía que el profesor era alguien que era más o menos un inadaptado social, así que no se ofendió.

Después de revisar los archivos, Han Sen entendió por qué el profesor Yan lo buscaba.

El estudio que el profesor Yan estaba haciendo se titulaba “Sobre el Aumento de Puntos Genéticos”. El profesor Yan estaba recogiendo datos sobre el aumento más pronunciado entre los no evolucionados, razón por la cual había acudido a Han Sen.

Sin embargo, Han Sen tenía un gran problema con esto. Era fácil para él aumentar su fuerza en poco tiempo, pero su fuerza era demasiado poderosa para una persona no evolucionada.

Si el profesor Yan pudiera registrar sus datos auténticos, Han Sen podría ser cortado en pedazos para la investigación.

Sin embargo, si no usaba todo lo que tenía y usaba Músculo de Hielo y Hueso de Jade para controlar su fuerza, los datos serían inútiles para el Profesor Yan.

Han Sen no quería engañar a un erudito que estaba muy comprometido con su propio estudio.

“Han Sen, he perfeccionado mis habilidades con el arco. Hagamos una práctica de nuevo. Esta vez no perderé contra ti.” Cuando a Han Sen le dolía la cabeza, Jing Jiya caminó hacia él y lo desafió de nuevo.

“Jing Jiya, este es el momento perfecto.” Viendo a Jing Jiya, Han Sen estaba encantado.

Jing Jiya estaba aturdido y no entendía por qué Han Sen diría “momento perfecto”. Tampoco sabía por qué Han Sen le sonreía. Jing Jiya de repente olió algo sospechoso.

“Vamos al campo de tiro para otro enfrentamiento.” Dijo Jing Jiya, aunque se sentía raro.

“Muy bien. Sin embargo, si pierdes de nuevo, debes hacer algo por mí…” Respondió Han Sen, sonriendo a Jing Jiya.

“¿Qué ocurre?” Jing Jiya miró atentamente a Han Sen.

“El profesor Yan me pidió que participara en una investigación para él. Si pierdes, tienes que venir conmigo y ayudarme.” Dijo Han Sen.

“De acuerdo.” Aceptó Jing Jiya.

En menos de media hora, Jing Jiya abandonó el campo de tiro después de que volviera a perder contra Han Sen.

“Recuerda lo que me has prometido. Nos vemos mañana en el laboratorio de artes marciales a las ocho AM.” Han Sen se despidió de Jing Jiya con una gran sonrisa y regresó al entrenador de gravedad.

Al día siguiente, Han Sen llevaría a Jing Jiya al laboratorio y así podría ocultar su propia habilidad, dejando que los datos de Jing Jiya hablaran por sí mismos. Para entonces, el profesor Yan estaría más interesado en Jing Jiya.

Ya que yo seré quien introduzca a Jing Jiya, aún así obtendré los créditos extra, ¿verdad? Han Sen entró en un entrenador de gravedad con ese pensamiento.

 

 


Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s