Amaryllis en el País de Hielo — Capítulo 06 – Parte O y 5


Parte O

“¡Oh, ha pasado mucho tiempo!”

 

El jefe gira la cabeza y nos saluda alegremente,

 

“Gracias a Dios, Jefe…. aún está vivo.”

 

“¡Sí, vivo y saltando!”

 

Al ver al Jefe tan entusiasmado, me siento aliviado por el momento.

 

“Oh Dios, ustedes también parecen muy animados. Hahaha!”

 

“…”

 

Y entonces, después de sentirme tan aliviada, me pongo furiosa.

 

“No, lo siento, lo siento. Hahahahaha!”

 

“¡Dios mío, nos tenías preocupados—y te estás riendo!”

 

Levanto la cabeza del jefe y lo tiro de la barba.

 

“¡Ay!”

 

“¿Repentinamente desapareces, y ahora dices ‘Hahahaha?’ ¡Jefe Idiota!”

 

“Bueno, no te enfades tanto, lo siento mucho”.

 

El jefe lo dice con lágrimas en los ojos. Tal castigo debería esperarse cuando hizo que todo el mundo se preocupara.

 

“—Ahora entonces.”

 

Tiré de la cara del Jefe con ambas manos, y lo miré con ojos aterradores.

 

“¿Dónde estabas y qué estabas haciendo?”

 

“Bueno….owowowow.”

 

El jefe responde con una mueca.

 

“He estado aquí todo el tiempo.”

 

“¿Quiere decir, esta “habitación secreta?”

 

“Bueno, sí. He estado revisando los registros del pasado, y considerando el futuro del pueblo.”

 

“Si ese es el caso, ¿no podría haberlo discutido con todos?”

 

Mi ira sigue siendo incapaz de ser ventilada.

 

“Por supuesto, tengo que discutir esto con todo el mundo tarde o temprano…. pero antes quería aclarar mis pensamientos.”

 

Su respuesta sigue siendo tan vaga como antes, pero su expresión fue más seria que nunca.

 

“Entonces, ¿qué piensa, jefe?”

 

“Hablaré de mis pensamientos más tarde. Primero, quiero oír sus pensamientos.”

 

“Ehh, bueno, está bien…”

 

Quiero seguir con el asunto de que el Jefe se vaya de casa, pero la emergencia tiene que ser priorizada.

 

“Ahora, sobre las soluciones propuestas durante la reunión…” Puse al Jefe en el sofá y comencé a explicarlo.

 

“Hay algunas soluciones, y primero…”

 

Sugiero algunas soluciones para resolver la escasez, “Sí, sí”, y el jefe parece asentir.

 

“—Así que quiero su permiso, jefe.”

 

“Ya veo.”

 

Y entonces, el jefe cambia de tema repentinamente,

 

“…De todos modos, Amaryllis.”

 

“¿Sí?”

 

“¿Cuántas veces has sido extraída?”

 

“…EH?”

 

Esta pregunta repentina me sorprende.

 

El jefe repite la misma pregunta.

 

“Se lo preguntaré de nuevo. ¿Cuántas veces han ofrecido sus partes para el Blancanieves?”

 

“Ah, sí…. creo que unas diecisiete veces.”

 

“Diecisiete…. probablemente de las que más ha dado en el pueblo. ¿Qué hay de ti, Viscaria…?”

 

“¿Yo?” Viscaria parece preocupada por esta pregunta repentina, “Dieciséis”. Y responde.

 

“¿Götz?”

 

“Igualmente, dieciséis veces.”

 

“Eisbahn, ¿y tú?”

 

“Igual que Amaryllis.”

 

“Diecisiete…hmm?”

 

El jefe asiente levemente, aparentemente iluminado, y continúa,

 

“Habiendo venido a este mundo subterráneo, todos ustedes y yo hemos estado proveyendo mantenimiento para el Blancanieves. De día o de noche, lo hemos hecho todos los días”.

 

El jefe entrecierra los ojos con nostalgia.

 

“Seguimos dando prioridad a nuestros maestros sin importar qué, limitando nuestras vidas, recortando nuestros gastos, ofreciendo nuestros cuerpos por ellos.”

 

“Hmm, sí….”

 

Soy escéptica. Esta debería ser una discusión sobre las medidas de emergencia, pero el Jefe súbitamente desvía el tema, y eso me confunde.

 

“Una vez hecho esto, siguen amando a sus maestros, sirviéndolos y haciendo sacrificios para proteger al Blancanieves de ahora en adelante, ¿no? ¿Es así, Amaryllis?”

 

“Sí. Pero, jefe”.

 

“¿Qué pasa?”

 

“¿De qué has estado hablando? Es de mala educación por mi parte, pero tengo que decir que está diciendo lo obvio. Yo…”

 

“Ahora, entonces, expondré mi conclusión.”

 

El jefe voltea la cabeza para mirarme. Con una mirada aguda, se ve diferente del usual jefe amable.

 

“Yo—”

 

Lo que dice a continuación cae sobre la historia de este pueblo que abarca más de cien años.

 

 

 

“Creo que los humanos deberían ser aniquilados.” (EZ: me too!!, XD)

Amaryllis008-009

 

Parte 5

“…Huh?”

 

Al principio, somos incapaces de entender sus palabras.

 

“¿Aniquilar…. a los humanos?”

 

“Sí.”

 

El jefe asiente de nuevo.

 

“Lo diré de nuevo. Creo que los humanos deberían ser aniquilados”.

 

“Erm, Jefe.”

 

“¿Qué?”

 

“Por favor, deje de bromear. Los ‘humanos’ en este caso se refieren a los ‘maestros’, ¿verdad? Es una broma muy desagradable”.

 

Lo regaño: “Sí, esto no tiene nada de gracioso”. Viscaria  también se suma. Götz asiente firmemente para dar su aprobación. Eisbahn por sí solo no dice nada, sólo mira fijamente al Jefe.

 

“No es una broma…. esta es la prueba.”

 

El jefe abre la boca; y con un pop, escupe algo. Es del tamaño de una pequeña piedra preciosa, con un botón redondo en la parte superior.

 

“Si esto es presionado, el Blancanieves será destruido, por lo tanto, los humanos serán aniquilados.”

 

 

“…Eh?”

 

Estamos viendo el “botón” frente al Jefe en conjunto. Hay un estuche transparente en la parte superior, que lo cubre.

 

“Este interruptor detendrá todo el suministro de energía del Blancanieves. Una vez que pasen doce horas, quedará destruido, sin salvación”.

 

“¡Jefe!”

 

Grito con fuerza,

 

“¿¡Qué tonterías está diciendo!? ¿Aniquilar a los humanos? ¿Destruir el Blancanieves? ¡Ya es suficiente! Nuestra misión es proteger al Blancanieves, ¿no es así? ¿Y ahora quiere destruirlo? ¿¡Estás loco!?”

 

“No lo estoy. Durante los últimos cien años, he estado pensando, preguntándome. ¿Vale la pena mantener vivos a los humanos? ¿Existe realmente el propósito de sacrificar a los inocentes y trabajadores aldeanos para protegerlos?”.

 

“¿Qué está diciendo…?”

 

Estoy desconcertada. Tengo la sensación de que mi existencia está siendo completamente negada. Realmente no podía creer que el más anciano de la aldea, el Jefe Manzanilla, dijera estas palabras.

 

“No-nosotros los robots… trabajan por los maestros, vivimos por los maestros. Por esto es por lo que vivimos, ¿no es así?”

 

“Ese ha sido el caso hasta ahora. Pero a partir de ahora, no hay necesidad de ello.”

 

“Por qué…”

 

“Lo vieron, ¿verdad? La ‘filmación’ de humanos matándose entre sí.”

 

“E-eso es…”

 

Por un momento, me quedé sin palabras. El horrible recuerdo aparece en mi mente. Los dos grupos de personas(humanos) gritandose, zumbando, enfrentándose, disparándose, el torbellino de manchas de sangre-la masacre-el Blancanieves que estaba bajo tierra-las personas que fueron abandonadas-la ola de frío que los azotó”.

 

“Espere, Jefe.”

 

Viscaria interrumpe,

 

“Por favor, explíquelo por puntos. De cualquier manera, destruir o aniquilar es un tema demasiado serio aquí.”

 

“Hm, desde luego… ahora entonces.”

 

Y entonces, el Jefe se sienta en el sofá, aparentemente listo para ir al punto.

 

“Déjenme decirles la verdad a este mundo.”


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s