Súper Gen Divino – Capítulo 339: Espíritu de la Bestia AquaSegadora


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¡Ahora!” Una fría luz destelló en los dorados ojos de Han Sen. La lanza giratoria dejó el arco con una poderosa fuerza, volando hacia la criatura que chillaba.

¡Whoosh!

La lanza llegó a la parte posterior de la cabeza de la criatura en un abrir y cerrar de ojos.

¡Maldición!

La cabeza de la lanza estaba clavada en las grietas del hueso y no lo atravesó. Los huesos eran tan duros que la lanza no pudo romperlos.

Sin embargo, la fuerza de giro no terminó. Como una cabeza de taladro, la lanza continuó erosionando los huesos, creando chispas y humo.

¡Ve más profundo! Han Sen rugió internamente. Esa era la única oportunidad que tenía.

¡Crack!

Las grietas en el cráneo de la criatura se rompieron aún más por la lanza giratoria.

Con un estallido, toda la lanza entró en el cráneo por la grieta.

¡Roar!

Con otro grito doloroso, la cabeza de la criatura, parecida a un cocodrilo, se levantó durante unos segundos y de repente se derrumbó, sacudiendo toda la cueva.

«Cazada Súper Bestia AquaSegadora. Se ha obtenido el Súper Espíritu de la Bestia AquaSegadora. Esencia vital disponible. Consumiendo la esencia vital de la Súper Bestia AquaSegadora hay oportunidad de obtener 0-10 súper puntos genéticos. Carne no comestible.»

La voz que oyó Han Sen le hizo saltar. ¡Un súper espíritu de la bestia! Finalmente gané un súper espíritu de la bestia.

Poco después, Han Sen se calmó de nuevo. Todavía no era el momento de celebrar. La tortuga aún estaba allí.

Han Sen comprendió ahora que la AquaSegadora seguía siendo una larva. La razón por la que pudo luchar contra la tortuga era que la tortuga acababa de poner sus huevos en la lava y aún estaba débil.

Aún así, la tortuga era demasiado poderosa para que Han Sen la matara. Al menos antes de que obtuviese un arma poderosa, no habría manera de que pudiera lastimar a la tortuga.

Después de que la AquaSegadora fuera cazada por el disparo, la tortuga lanzó una mirada a donde estaba Han Sen, enviando un escalofrío a su columna vertebral.

Sin embargo, la tortuga simplemente lo miró y luego salió de la cueva por la abertura en la pared de piedra hecha por el segador de agua.

Han Sen estaba encantado. Si la tortuga no se iba, ni siquiera se atrevería a bajar a recoger la esencia vital.

Antes de que Han Sen descendiese, vio que el cuerpo de la AquaSegadora se disolvía gradualmente y desaparecía en el aire.

¡Thump!

Un cristal púrpura del tamaño de un balón de fútbol cayó al lago junto con la lanza giratoria.

Han Sen no se atrevió a dudar más y rápidamente saltó del acantilado, invocó sus alas divinas en el aire, se zambulló en el lago y recuperó la esencia vital y la lanza.

Lamiendo el cristal púrpura, Han Sen escuchó la voz que tanto había extrañado.

«Consumido esencia vital de la Súper Bestia AquaSegadora. No se ha obtenido ningún súper punto genético.»

La voz animó a Han Sen. Continuó lamiendo la esencia vital de la AquaSegadora, que se convirtió en líquido púrpura en su boca. Al tragar el líquido, la frescura llenó su cuerpo, nutriendo cada célula de su cuerpo.

Después de lamer un rato, Han Sen finalmente escuchó la voz que le decía que había ganado un súper punto genético.

Afortunadamente, la esencia vital de la AquaSegadora era mucho más pequeña que la del Rugidor Dorado. Si fuera más grande, Han Sen no podría terminar de comerlo en el acto.

Una AquaSegadora tan gigante resultó ser una larva. Si estuviese en su forma adulta, no sería más pequeño que el Rugidor Dorado.

Tal vez porque la esencia vital era de una larva, Han Sen solo ganó siete súper puntos genéticos por comerse todo el cristal, que era menos de lo que solía conseguir.

Sin embargo, Han Sen ya estaba satisfecho. Originalmente, pensó que le llevaría un poco más de tiempo antes de que pudiera matar a una súper criatura, pero se las arregló para matar a una por casualidad y ganó siete súper puntos genéticos y un súper espíritu de la bestia. Qué sorpresa.

Mirando su recuento de súper puntos genéticos, que ahora era de veintiséis, Han Sen estaba muy contento.

“Sen, ¿estás bien?” Preguntó Jin Rijie desde el acantilado.

Jin Rijie, Jin Mingli y Sun Minghua miraban desde el acantilado y se emocionaron cuando vieron a Han Sen.

“Estoy bien. Las dos criaturas se fueron. Sigamos esta abertura para salir. Veo luz en el otro lado. Esto debería ser una salida.” Dijo Han Sen, señalando el muro de piedra roto.

Después de que los tres volaron con alas, vieron un valle desde la abertura.

Saliendo de la cueva y subiendo por el valle, el grupo descubrió que todavía estaban en las Montañas de Cobre.

Volviendo al Refugio La Gloria, Han Sen escuchó que alguien había visto a la tortuga caminando de vuelta al océano. Aunque era una pena, Han Sen no estaba muy decepcionado porque había ganado mucho con la cosechadora.

«Tipo de alma de Súper Bestia AquaSegadora: parásito.»

Han Sen estudió el espíritu de la bestia de la AquaSegadora en el refugio y descubrió que era algo que nunca antes había visto, un espíritu de la bestia parásito. Como el espíritu de la bestia del caballero escarabajo, no podía ser invocada, y Han Sen no tenía idea de cómo usarla.

Sin embargo, habitualmente, un extraño espíritu de la bestia era un espíritu de la bestia poderoso. Han Sen tenía grandes esperanzas en ese espíritu de la bestia y deseaba saber más sobre el después de tener acceso a internet.

No había necesidad de que se quedara más tiempo en el Refugio La Gloria, así que cuando Sun Minghua decidió ir al Refugio Armadura de Acero, Han Sen los siguió de regreso.

En el camino, Han Sen siguió pensando en la piscina de lava. Tal vez la tortuga había puesto sus huevos allí y sería maravilloso si pudiera pescarlos.

Debido a que el Pantano Oscuro era demasiado peligroso, Jin Rijie no eligió esa ruta, sino que eligió un camino más largo y seguro.

Han Sen no tenía prisa. Tenía las habilidades de Mantra de la Herejía, Sobrecarga, Panorama, y kiting para practicar en el camino.

Cuando finalmente llegaron al Refugio Armadura de Acero, fue más de un mes después.

Después de regresar a su habitación en el Refugio Armadura de Acero, Han Sen revisó a la bestia nebulosa a la que estaba alimentando. Su cuerpo se hacía cada vez más transparente, y su progreso era más o menos el que Han Sen estimaba. El cristal negro debería ser capaz de hacer una súper criatura en un año.

“¿Qué es este cristal negro? Puede incluso crear súper criaturas. Parece que tampoco se este haciendo más pequeño. ¡Qué maravilla!” Han Sen se sintió de nuevo afortunado de haber ganado ese tesoro.

De hecho, no tenía precio. Nadie le creería ni a él ni a nadie.

 

 


Anuncios

3 comentarios

    • Lo mismo he pensado, si hasta se come la escencia de vida de las super criaturas como no se le ocurre aunque sea intentarlo? Aunque si llegara a hacerlo hay 2 opciones se vuelve aun mas OP o se queda sin su generador de puntos geneticos

      Me gusta

    • Miradlo de esta forma, si todo lo que no sea carne tiene poca posibilidades de ayudar a los humanos, ¿apostaríais vuestra fuente de riqueza actual y futura?. Yo al menos a no ser que no tenga más opciones no me la jugaría.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s