Súper Gen Divino – Capítulo 338: Única Oportunidad


Primer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

Como el humo gris abrasador era casi mortal, Jin Rijie, Jin Mingli y Sun Minghua se vieron obligados a dar un paso atrás. Sin embargo, Han Sen se quedó quieto.

Esta podría ser su mejor oportunidad para matar a una súper criatura. Si se retiraba en ese momento, no estaba seguro de poder conseguir la esencia de la vida, y definitivamente no sería capaz de ganar ningún espíritu de la bestia.

Han Sen anhelaba un súper espíritu de la bestia aún más que la esencia de la vida. Si pudiera obtener un poderoso súper espíritu de la bestia, tal vez sería capaz de matar a una súper criatura por su cuenta, en lugar de esconderse y escabullirse de esta manera.

“Han Sen, vamos. Es demasiado peligroso allá.” Le gritó Jin Rijie a Han Sen.

“Tú primero. Me quedaré un poco más.” Apretó Han Sen sus dientes y dijo, iniciando Músculo de Hielo y Hueso de Jade al mismo tiempo.

Con la protección tanto de la armadura divina Hormiga Fantasmal como de Músculo de Hielo y Hueso de Jade, Han Sen pudo quedarse en su sitio y observar cómo luchaban las dos criaturas. Aunque su vista estaba bloqueada por el humo gris, no se atrevió a acercarse a las criaturas y tuvo que esperar una oportunidad.

Rugidos y gritos sonaron, la lava y el agua chocaron, y el humo gris se elevó. Han Sen podía ocasionalmente echar un vistazo a las dos criaturas.

“¡Reina Feérica!” Han Sen no sabía lo que estaba pasando y se estaba poniendo peor. Rápidamente desconvocó su armadura Hormiga Fantasmal y se convocó a la Reina Feérica. Su pelo se volvió rubio y su armadura roja. Usando la poderosa vista de la Reina Feérica, continuó observando la pelea.

La Reina Feérica fue muy efectiva. Han Sen vio que la criatura había perdido un enorme trozo de carne en la parte posterior de su cabeza, sus huesos al descubierto y su sangre seguía fluyendo. Por una grieta en sus huesos, Han Sen podía ver vagamente su cerebro.

“Si pudiera acertar con mi lanza en esa grieta, tendría una gran oportunidad de matarla directamente.” Han Sen sacó la lanza giratoria de su mochila.

Por supuesto, no quería caer así. No sería rival ni para la tortuga ni para esa criatura. Con un golpe de cualquiera de ellos, su cuerpo sería destruido.

Han Sen sacó la lanza para usarla como una flecha.

Han Sen también invocó el arco de cuerno y usó el Mantra de la Herejía y Sobrecarga. Una fuerza increíble llenó su cuerpo, sus músculos se volvieron tan fuertes como el hierro, y sus venas sobresalieron por todas partes. Han Sen fijó sus dorados ojos en las dos criaturas que rodaban entre el humo, la lava, agua y rocas.

Jaló el arco del cuerno al máximo. La lanza era demasiado gruesa y larga para ser una flecha. No sería un tiro fácil.

Sin embargo, Han Sen no tenía otras opciones. Si usaba la flecha mutante Aguijón Negro, no sería suficiente para matar a esa criatura.

“Esperar… Debo esperar… por la oportunidad perfecta…” Han Sen observó a las criaturas a través del humo. Aunque pudo ver la grieta en su cráneo dos veces, Han Sen no disparó su lanza giratoria.

La lanza giratoria no era una flecha espíritu de la bestia, y no podría ser desconvocada una vez que la disparase. Solo tenía esa oportunidad, y tenía que elegir el momento adecuado para matar a la criatura de un solo golpe. De lo contrario, perdería esa única oportunidad.

Los ojos de Han Sen estaban tan tranquilos como el hielo.

Aunque la criatura resultó gravemente herida, aún así podía luchar contra la tortuga. La tortuga tenía el mismo pensamiento que Han Sen y también intentó morder la herida en la parte posterior de la cabeza de la criatura, pero ésta no le dio ninguna oportunidad.

“¿Qué está tratando de hacer?” Sun Minghua pudo ver vagamente que Han Sen seguía de pie en el acantilado.

Jin Rijie y Jin Mingli sonrieron amargamente. No tenían idea de lo que Han Sen intentaba hacer. Parados a lo lejos, ya sudaban como cerdos por el calor insoportable.

Sin embargo, Han Sen se quedó quieto en el acantilado como una torre en el humo gris. Jin Rijie y Jin Mingli sintieron que ya habían perdido contra Han Sen en perseverancia.

“¿Intenta matar a las dos criaturas?” Jin Mingli dijo de repente.

“¿Es eso posible?” Jin Rijie se detuvo y contestó. Matar a una criatura así no parecía humanamente posible.

Si fuera otra persona, Jin Rijie diría que era imposible sin duda alguna. A juzgar por lo ferozmente que luchaban las criaturas, era fácil decir que matarlas estaba más allá de las habilidades de cualquier humano.

Sin embargo, era Han Sen quien estaba allí de pie, lo que hizo que Jin Rijie creyese que era posible. Han Sen era alguien que Jin Rijie no podía entender.

Jin Rijie había visto a mucha gente en el Refugio La Gloria. Sin embargo, nunca había conocido a nadie como Han Sen. La capacidades de Han Sen eran demasiado extraordinarias para una persona no evolucionada.

“Ya que es él, ¿quizás haya una posibilidad?” Dijo Jin Rijie con una sonrisa irónica.

Sun Minghua dijo con preocupación, “Parece demasiado arriesgado. Deberíamos decirle que vuelva. Cuando las dos criaturas estén a punto de morir, podrá ir a conseguir la carne.”

“Me temo que su objetivo es más que la carne, sino también los espíritus de las bestias.” Comento Jin Rijie, moviendo la cabeza.

De repente, oyeron un grito que hacía hervir la sangre.

 

 


Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s