Sevens: Volumen 10: Capítulo 04: La caída de Selva



La Capital de Selva

Permanecí en formación en un lugar donde podía ver el castillo que sobresalía de las paredes, mientras miraba a la fuerza principal: el ejército de Lorphys.

Su escala había aumentado a veinte mil, y eran en su mayoría brigadas mercenarias. Algunos eran los que Zayin había contratado anteriormente para invadir a Lorphys, pero una vez que supieron que no les pagarían, cambiaron de lado rápidamente.

Mientras reflexionaba sobre la importancia del dinero, observé la ciudad que recibía los ataques.

Habíamos mantenido nuestra ayuda solo para atraer la atención del enemigo hacia ellos. Quiero decir, apenas había ganancias para Zayin en esta guerra.

La zona fronteriza donde se produjo la mayoría de los problemas y disputas se había otorgado oficialmente a Zayin. Pero eso fue todo.

No importaba lo que hiciéramos aquí, realmente no beneficiaría a Zayin, así que no pude aumentar su motivación.

(Porque las ganancias para mí y las ganancias para Zayin son cosas diferentes. Debería minimizar el agotamiento de los caballeros y soldados que me quedan)

Pero no quería que nadie pensara que estábamos siendo pasivos al respecto, por lo que íbamos a desempeñar el papel de atraer la mano de obra de Selva a nuestra manera.

Y como resultado de eso, una fuerza considerable fue apuntada en nuestra dirección.

Al observar los movimientos dentro de la capital, incluso los residentes habían sido expulsados, y estaban listos para la batalla, por lo que la resistencia de Selva era bastante desesperada.

Inconscientemente apreté la Joya, cuando May estacionada cerca me llamó.

No había tenido su papel de reconocimiento esta vez.

En la retaguardia, Novem iba a atender a los heridos. Y Clara y Miranda estaban apoyando una fuerza separada.

Aria y Eva también estaban ayudando a otra fuerza.

Shannon y Mónica ofrecieron su ayuda a los soportes traseros de Porter.

“Oye, ¿está realmente bien si no estás dando órdenes?”

Su línea de visión terminó en Creit-san. Y con el equipo de la Brigada de los Caballeros Divinos que realizaban el trabajo sucio equipado en su cuerpo, Albano-san también se sentó en una silla en el campamento base, poniendo su brazo alrededor del respaldo de la silla.

Los dos se miraban el uno al otro.

Creit-san habló.

“¡Hemos proclamado que ayudaremos a Lorphys! ¿Qué estamos haciendo, no ayudando a su ataque de forma más proactiva?”

Dentro de la tienda en el campamento base, Creit-san golpeó ambas manos contra una mesa larga. Y como respuesta para él, Albano se limpió la oreja con el meñique de su mano derecha, e hizo una mueca.

“Es por eso que todo el mundo te llama cabeza dura. Apenas hay ganancia para nosotros. Lo que es más, la otra parte estará preocupada si estamos demasiado entusiasmados con esto. Ahora solo trata de obtener logros importantes con nuestras fuerzas. ¿Qué tipo de cara crees que harán? Cuando tienen casi el doble de tropas, perderán la cara si los superamos aquí. Solo debemos mantener nuestra distancia y apoyar en la magia”

Creit-san era demasiado asertivo.

Y Albano-san demasiado pasivo.

Mientras los dos se enfrentaban a sus opiniones, el caballero adjunto Noy Verdell escuchó sus opiniones sobre el asunto.

“Um, entonces … ¿no es la idea de Lyle-dono de atacar de manera asertiva y llamar su atención lo suficientemente buena?”

Cuando los ojos se posaron en mí, Creit-san asintió.

“¿E-Es eso realmente suficiente?”

Albano-san habló.

“¿Qué es exactamente lo que planeas lograr al saltar a la refriega? Lorphys ya se está moviendo para hacer suya esta tierra. Sus jóvenes caballeros quieren aprovechar esta oportunidad para conseguir algunas insignias en sus hombros. Usa tu cabeza un poco”

El rostro de Creit-san se puso rojo brillante, y se aferró a las solapas de Albano-san.

“Albano, ¿por quién crees que estás de pie aquí …?”

“Nuestro alto y poderoso Caballero Santo. ¿Creíste que diría que fue por ti?”

Tal vez el aire del campo de batalla estaba llegando a ellos, cuando comenzaron a intercambiar golpes. Recibí un ‘¿Hago algo al respecto?’ Miré a May, y me levanté de mi asiento.

Desde la Joya, podía oír una voz tensa desde el Séptimo.

“Demonios, no han madurado en absoluto”

El cuarto también.

『Será un poco duro dejar las cosas a ellos. Realmente debes tener cuidado con quien dejas en tu lugar. Tienen talento, pero no pueden evitar antagonizarse entre sí. 』

Ambas partes tenían sus puntos fuertes, pero también tenían una serie de puntos débiles.

Yo…

“Si van a hacer eso aquí, al menos háganlo afuera. Aunque tener a nuestros comandantes fuera de aquí estará fuera de discusión.”

Allí, ambos se sentaron en sus sillas.

Un mensajero entró corriendo en la tienda.

“¡Mensaje! ¡La fuerza de Lorphys ha roto las paredes! ¡Continuaron para abrir la puerta, y han tenido éxito con su infiltración!”

Tomó algunos días para llegar a este punto, pero eso fue sorprendentemente rápido. Parece que la diferencia en números fue un factor importante.

Allí, Creit-san habló.

“¡Enviemos una fuerza nosotros mismos! ¡Yo personalmente mandaré a la caballería!”

Albano-san.

“Y te lo digo, no tienes que mover un músculo tú mismo. Métete en su camino, y serás odiado”

Sus opiniones estaban divididas, pero no di mi opinión.

No iba a quedarme en Zayin por mucho tiempo, así que quería que los dos construyeran algo de experiencia como los próximos candidatos para el puesto de capitán. Estos dos están muy lejos.

Allí, Noy-san dejó escapar un suspiro.

“Vamos a ayudar a Lorphys un poco. Lleven a sus soldados en las murallas. Eviten atacar la ciudad lo más posible. Enviaré un mensajero a Lorphys para confirmarlo.”

Rascándose su corto cabello negro, Noy-san dio órdenes. Parece que tomó en cuenta sus propuestas, las sumó y las dividió en dos.

Cuando me miró, yo asentí.

Escuché la voz del quinto.

『Ya veo por qué Alette no reclutó a ninguno de ellos. Son demasiado extremos.』

El tercero habló.

『En ese caso, de los dos, hacer que uno de ellos sea el capitán del caballero está fuera de discusión. Se meten en peleas incluso cuando son del mismo rango.』

Miré a Noy-san cuando recibió el informe y emití órdenes en la tienda. De la formación de la Brigada de Caballeros Santos, si tuviera que decir, él no fue uno de los que se destacó demasiado.

El tipo que usualmente se inclinaba hacia el apoyo a las personas.

Me senté, y puse mi mano en mi barbilla. Mientras observaba a Noy-san un rato, May me miró a la cara.

“¿Qué estás pensando?”

“¿Hm? Ah, no mucho.”

(Un antiguo noble, caído a aventurero, ¿lo fue? En cuanto a la edad, tenía poco más de veinte años … ha tenido sus problemas, y más que eso, si era un antiguo aventurero, seguramente habrá recibido cierta educación. Su personalidad es una para no ir al frente, pero si tiene estos dos …)

Lo había llamado al cuartel general para el papel de ayudante del capitán de los caballeros, o tal vez de vicecapitan, pero esta selección de personal no fue tan mala como pensaba.

(Ah, puede funcionar.)

Cuando agarré la Joya, el Quinto entendió lo que quería decir.

『… Como un compromiso, ¿no está bien?』

El tercero.

『Si sus rasgos individuales son demasiado fuertes, un capitán de los caballeros sin rasgos puede equilibrarlos.』

El cuarto habló.

『No está mal. En lugar de eso, si esos dos están ahí, algo como esto es …』

El Séptimo lo consideraba más adecuado que Creit-san o Albano-san.

『Si ha tenido sus problemas, ¿no estará bien? Parece lo suficientemente serio. Su principal problema será hacer que esos dos trabajen juntos, es cómo lo veo.』

Asentí, me puse de pie y me acerqué a un ocupado Noy-san. Me miró con una expresión perpleja.

“Um, ¿cometí un error en alguna parte?”

Se estaba preparando para que yo señalara sus errores.

Puse mi mano izquierda en su hombro, y levanté mi pulgar derecho.

“Felicidades. ¡Tú eres el próximo capitán de los Caballeros Santos!”

“… ¿eh?”

Los alrededores se calmaron, y se sintió como si el tiempo en la tienda se hubiera detenido hasta que el siguiente mensajero entró corriendo.

… Los caballeros de Lorphys que se habían infiltrado en la capital de Selva, llegaron al palacio y detuvieron a toda su realeza.

Al ver toda la sangre extendida sobre el piso, Alette hizo una mueca.

(… Te has ganado demasiado odio, Príncipe Darío.)

Ella había entrado en el palacio para dar un informe al capitán de los caballeros dentro. Después de verificar su paradero, ella aumentó su ritmo para buscar la habitación.

En un palacio desconocido, pidió instrucciones a varios soldados que patrullaban y, cuando llegó, entregó el informe a su capitán.

“¡Las fuerzas de Alette han subyugado con éxito a las fuerzas de Selva que se resisten en las murallas occidentales!”

En la oficina de los ministros, el capitán se sentó en una silla, leyó el informe y asintió.

“Espléndido trabajo. ¿Eso es todo lo que has venido a informar?”

La lucha ya se estaba extinguiendo dentro de la capital, y la bandera de Lorphys estaba siendo levantada por todos lados.

Cuando entraron en su segundo día desde que se infiltraron en la ciudad, enviaron un caballero al castillo de Lorphys para reportar su victoria.

Alette habló con el capitán de los caballeros de aspecto cansado.

“No, hay más. Es un informe personal, o más bien una propuesta”

Acababan de lograr la victoria, por lo que el capitán estaba de buen humor. Apartó los ojos de los papeles y se encontró con su cara.

“Personal, ya veo. ¿Qué tipo de propuesta?”

Ahí, Alette-san …

“¡Sí! Entre la princesa Annerinne y la brigada de Caballeros Santos del capitán de Zayin … ¡dejémosla comprometida con Lyle Walt!” (NTE: sería terrible que ocurriera algo como que Lyle ya no fuera capitán :v)

Después de que Alette dijo eso, su capitán frunció el ceño.

“¿Estás segura de que no estás muy cansada?”

Y dio esa respuesta.

Pero Alette estaba seria. Ella lo proponía con toda seriedad. Lyle tenía un problema con las mujeres, pero esta vez sus logros fueron mayores que los de nadie.

Dirigió adecuadamente los ejércitos de Zayin, y había mostrado estar a la altura de su capacidad de mando.

“¡Lo digo en serio! ¡Él lleva la sangre de una Casa de Conde en la superpotencia de Bahnseim! Además, hablando de la Casa Walt, son reconocidos mundialmente, ¿no es así? No debería haber muchos problemas con un matrimonio, teniendo en cuenta su estado. ¡Si lo hacemos, Lorphys seguramente ganará un rey fuerte y competente!”

Para las largas explicaciones de Alette, el capitán de los caballeros retrocedió un poco.

“No, antes de tomar en cuenta el estatus, fue expulsado, así que, ¿cuál es el punto? … y no puedo pensar que Zayin lo dejará ir tan fácilmente, ¿verdad? A su Caballero Santo, ¿verdad? Hay rumores de él y de la Santa Doncella de Zayin”

Un elfo había pasado por Lorphys y cantado sus canciones.

Los rumores ya habían llegado. El nombre de Lyle había comenzado a extenderse como el nombre de un héroe galante.

“Si nos apresuramos y anunciamos el compromiso antes de que hagan un anuncio oficial, ¡no debería haber ningún problema!”

El capitán de los caballeros habló en voz baja.

“Es porque piensas así, que nunca puedes encontrar un …”

“¿Dijiste algo?”

Alette fingió no oírlo y se acercó más y más a él. Ella puso ambas manos sobre su escritorio y acercó aún más su cara.

“¡E-Estás cerca! ¡Demasiado cerca! I-Incluso sí. Hipotéticamente, ya ves, Incluso si logras atraerlo, desde el punto de vista de nuestra princesa, el Caballero Santo es un enemigo odiado. No hay forma de que ella … no, espera … “

El capitán los caballeros se llevó la mano a la boca mientras pensaba.

Alette miró por encima de él.

“Es de esa princesa de la que estamos hablando. Es posible que haya olvidado su odio junto con sus sentimientos por Darío. Y si tenemos éxito, nos pondrán en una posición más alta que Zayin. Por lo que he oído, su posición de capitán de caballero es solo temporal, ¿no es así? Lo que significa que aún tiene algo en mente para dejar a Zayin … “

Alette sabía que Lyle solo había asumido temporalmente el papel de capitán de los caballeros de Zayin. Su capitán también lo sabía.

Moviendo la mano de su boca, el capitán habló.

“Un matrimonio de nobles … es un asunto en el que las opiniones de los individuos son insuperables. Pero Annerinne-sama adoraba las historias de héroes”

Alette asintió.

“Su cara no es mala. Y su línea de sangre es famosa. Ahora que Darío está lejos, ¡esta es nuestra oportunidad!”

El capitán caballero apoyó su peso en la parte posterior de su cabello.

“… Al menos le propondré la idea a Lonbolt-dono en el castillo. Enviaré un caballo rápido. Tu trabajo es mencionarlo con Lyle-dono”

“¡Sí!”

Alette salió corriendo de la habitación y se apresuró a llegar hasta donde acampaban las fuerzas de Zayin …

Después de que Selva fue invadida, y pensé que todo había terminado, por alguna razón me invitaron al palacio real de Lorphys.

Alette-san me llamó y me dijo que quería que nos reuniéramos para entablar más relaciones amistosas para el futuro y pedir disculpas por los eventos pasados.

Mi trabajo casi había terminado, y una vez que le diera formalmente el rol de capitán de los caballeros a Noy-san en Zayin, realmente sería el final.

Creit-san se opuso, mientras que Albano-san lo aceptó. Cuando le pregunté a Creit-san si sería capaz de manejar todos los papeles necesarios para el trabajo, hizo una expresión conflictiva, antes de ceder de mala gana.

Albano-san se había escapado de su vida de aventurero y se había convertido en un caballero de Zayin. No podía hacer el papeleo desde el principio, y parece que planeaba pasarle todo ese tipo de cosas a Noy-san en su totalidad.

(No, todavía tengo que regresar a Zayin y hacer todos los procesos formales para entregar el cargo)

Vi que todos los adornos llamativos habían sido despojados de la sala de audiencias.

El cuarto habló.

『Oooh, así es como se veía antes. Me gusta bastante la sensación de calma y tranquilidad.』

El quinto.

『Es porque lo prepararon para los gustos del prometido. Más importante aún, ¿no encuentras algo curioso sobre los ojos de la princesa que tenemos ante nosotros?』

La audiencia de la última vez fue bastante horrible, y me sentí culpable por ello. Así que había traído mis pies aquí con la intención de disculparme también.

Por eso vine, pero …

“Um, Lyle-sama, ¿cuáles son tus pasatiempos?”

El tercero habló con asombro.

『Esto no es una disculpa, ¿verdad? Y espera, ¿no está su cara un poco roja? ¿Qué? Lyle, ¿hiciste algo de nuevo? ¿Te convertiste en el señor Lyle cuando no estaba viendo?』

No he tenido ningún crecimiento últimamente. Si lo hubiera tenido, habría negado a esta audiencia con todas mis fuerzas. Debido a que estaría más que claro, traería un resultado desventajoso para todas las partes involucradas.

Ella acarició su cabello violeta sin descanso, y ante tal princesa, realmente no sabía qué decir.

Me sentí un poco desconcertado, y un sudor extraño comenzó a salir.

(No, me llamaste tonto no hace mucho tiempo, ¿verdad?)

“Aficiones, ¿verdad? U-um … ¿qué quieres decir con eso?”

Allí, ella dijo algo como, ‘¡kyaah!’ mientras sostenía sus dos manos en su cara, y movía su cuerpo de un lado a otro. ¿Qué rayos es esto? En realidad, es ridículamente aterrador.

Lonbolt-san de pie junto a ella …

“Ahora que lo pienso, tus camaradas están del lado bonito. Como hombre soltero, ¿no sería eso un montón de problemas? Es, estoy seguro. ¿Y qué tal si decides a la esposa legal aquí? Debe ser difícil vivir la vida de un aventurero para siempre”

Todas mis compañeras también habían sido invitadas a la sala de audiencias. Los ojos de Lonbolt-san estaban dirigidos a ellas. Pero sus ojos no eran los ojos de alguien que miraba a una hermosa dama.

(¿De qué está hablando este tipo?)
Mientras pensaba eso, el Séptimo parecía entender algo, y me habló.

『Lyle, ¡esta es una oportunidad! ¡Parece que la princesa real se ha enamorado de ti! No tengo idea de las razones, y ni siquiera quiero saber, pero si sigues así, ¡puedes tener a Lorphys en tus manos!』

El tercero también.

『Oh, no está mal. Era un gran problema, y ​​no es una mala idea asegurar un solo país mientras estás aquí. Podrás hacer uso libre de las tropas de Lorphys, después de todo.』

El quinto.

『… No estoy muy seguro de ese tipo de cosas. No, creo que es necesario, pero ¿cómo debo poner esto? … esa chica no es buena, ¿verdad?』

El Cuarto debatió la opinión de Quinto.

『En esta ocasión, podemos ignorar más o menos los problemas menores. Lyle, di algo para animarla, y mira cómo va. ¡Escucha aquí, esto es para la victoria! ¡¡Es algo necesario para ganar contra Celes!! ¡Tienes que endurecer tu corazón, Lyle!』

Cuando me dijo que era para derrotar a Celes, me tragué mis miedos y me dirigí a Lonbolt-san.

“T-Tienes un punto. Bueno, realmente es difícil ser el único hombre”

Allí, Miranda habló.

“Oh mí, qué horrible. Incluso cuando estoy siendo tan consciente de ti mismo. Más importante aún, ¿qué tal si nos lo dices de una vez? ¿Por qué llamaste a Lyle aquí?”

Él envió una mirada severa a la actitud beligerante de Miranda. Pero Miranda no vaciló.

Lonbolt-san habló.

“… Iba a mencionarlo más tarde”

Parece que la princesa se había salido del guión. El plan original era pedir disculpas a todos los que estamos aquí y volver a llamarme solo más tarde. Aparentemente.

“Lorphys ha evaluado tus logros en este asunto, Lyle-dono. ¿Qué te parece? ¿Quieres poner tu mano en el trono, oh gran Caballero Santo?”

Dentro de la joya.

La Cuarta dio un grito.

『Está bien, ¡está aquí! ¡Ahora Lorphys está en la bolsa! Si usa esto como punto de apoyo, negocia con Zayin y gane el control total de toda la región … 』

Pero en ese momento, Novem sonrió y abrió la boca.

“Eso no es posible.”

“¿Eh?”

Sin querer terminé dándome la vuelta. Después de que los ojos que la rodeaban se fijaron en ella, una princesa real disgustada le gritó.

“¿¡Por qué es eso!? ¿Estás insatisfecha conmigo? ¡El héroe de la esperanza! … ¡obtener su línea de sangre es otro deber de la realeza!”

Dentro de la joya, el quinto.

『No, hay algo mal allí. Hay algo más importante que deberías estar viendo aquí.』

El séptimo también.

『… Novem se opone, ¿verdad? ¡No hay forma de que ella no entienda lo que significa tener a Lorphys en nuestras manos aquí! Lyle, ¡¡convence a Novem!!』

Novem estaba sonriendo, pero pronto dejó de hacerlo, y miró directamente a su alteza real con una expresión seria. Allí, la princesa abrió, y cerró la boca, incapaz de decir nada a cambio.

“Los estatus de Lyle-sama y de su alteza están demasiado alejados. Y Lyle-sama tiene un gran objetivo que desea lograr. No creo que un matrimonio aquí sea beneficioso para ninguna de las partes”

Allí, habló Lonbolt-san.

“¿Un gran objetivo, dices?”

Novem asintió.

“Y también están los preceptos de la Casa Walt. Los preceptos a los que sus jefes se han adherido durante generaciones … No puedo decirlo aquí, pero esta unión los violaría. No puedo aprobar este matrimonio.”

Escuché algunos gritos de ‘¡tanta imprudencia!’ de las voces circundantes, pero quizás había muchos que no querían que alguien como yo pusiera las manos en el trono desde el principio, ya que también había algunos nobles que asentían con la cabeza.

Lonbolt-san sintió el ambiente que lo rodeaba.

“… Ya veo. Personalmente, estoy interesado con su objetivo. Lorphys se ha endeudado bastante contigo, Lyle-dono. Si hay algo en lo que podamos ayudarlo, le ofreceremos nuestro apoyo”

Sentada en su silla, la princesa parecía triste mientras se ponía las manos en el regazo y agachaba la cabeza.

(Lo siento, pero también es cierto que me sentí bastante aliviado)

Decidí creer que ella encontraría un buen compañero en algún momento.

Así que llevamos a cabo las disculpas planeadas inicialmente, y nos dimos la mano al respecto.

La audiencia terminó, y estábamos en el camino de regreso a Zayin.

Me senté en el techo de Porter y le pregunté a Novem, que estaba de guardia a mi lado.

El cielo era azul, y el sol estaba sin obstáculos por las nubes blancas dispersas alrededor. Mientras tomaba esos penetrantes rayos de luz solar, hablé con ella.

“Oye, ¿por qué rechazaste esa propuesta allá atrás? Si no lo hubieras hecho, habríamos tenido el país de Lorphys en nuestras manos “

Allí, Novem puso una cara en blanco. Como si ella estuviera explicando lo obvio.

“N-No, bueno … quiero decir, ella no siguió los preceptos de la familia Walt. E incluso si ella es una princesa, su estatus no coincide con el suyo”

Levanté la palma de mi mano hacia su cara, le hice un gesto para que se detuviera y esperara un poco.

“Um, para resumir … ¿realmente la negaste por nada más que los preceptos?”

Novem sonrió.

“Sí. Porque ella no era alguien digna de ti, Lyle-sama”

Fue una sonrisa extremadamente agradable.

Y con esa sonrisa, ella me dijo que la princesa era indigna.

En mi cabeza.

(Sin embargo, la Primera Generación que hizo esos preceptos al azar los tiró mientras estaba borracho … incluso si lo dijera, dudo que ella lo creyera)

Me desplomé y hablé con Novem.

“El sol se está haciendo más fuerte. Novem, deberías entrar.”

“Estoy bien. He aprendido a reducir la luz solar a mi alrededor con magia. También debo proteger su piel”

“S-Seguro”

Lo había olvidado, pero como siempre, Novem me ofreció un cuidado excesivo. En la Joya, los antepasados ​​hacían sonar sus voces.

En orden, del Tercero hacia arriba.

『Si Novem-chan lo dice, supongo que no se puede evitar. 』

『Pensándolo con calma, tratando de cuidar de esa mujer y administrar el territorio sería difícil.』

Estos tipos seguramente cambian de opinión rápidamente. 
『Pero ¿Qué debemos hacer? Hay un asunto bastante grande y urgente que se avecina, ¿no es así? Realmente tenemos que encontrar una manera de resolverlo.』

Estaba justo ante nuestros ojos. Un gran problema que requería una intervención inmediata.

Era…

(Hah, terminé usando todo nuestro dinero en esta guerra, pero ¿qué deberíamos hacer de ahora en adelante …)

… Un problema de dinero.


[Anterior][Índice][Siguiente]

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s