Súper Gen Divino – Capítulo 331: Maniobra


Primer Capítulo Semanal

¡Disfrútenlo!

“¡Han Sen!” Jin Rijie escapó de la muerte y estaba pálido como una hoja de papel. Viendo a Han Sen que había derribado la tortuga con el mazo, se emocionó de repente.

“No te quedes aquí. ¡Corre!” Han Sen observó la tortuga solemnemente.

Aunque la cabeza de la tortuga fue derribada, Han Sen no sintió que estaba rota. Se sentía como si hubiera aplastado un caucho.

Como él esperaba, la tortuga levantó la cabeza y la sacudió, sus ojos esmeralda fijos en Han Sen.

Han Sen no dudó y volvió a aplastar a la tortuga. Usando el Mantra de la Herejía, su corazón latía como un trueno, y su sangre y qi circulaban a una velocidad tremenda, haciendo que sus venas sobresalieran.

El mazo era tan pesado que incluso Lu Mingda sólo podía blandirlo lentamente una docena de veces. Con la velocidad de Lu Mingda, era imposible para él golpear a la tortuga. Han Sen era más fuerte que Lu Mingda para empezar, pero incluso él no podía golpear a la tortuga confiando sólo en su fuerza. Sólo con el Mantra de la Herejía y Sobrecarga, Han Sen logró golpear la cabeza de la tortuga cuando no estaba prestando atención.

Aunque el segundo golpe de Han Sen seguía teniendo la doble mejora, la tortuga rápidamente retiró la cabeza y evitó el mazo.

En el momento en que echó hacia atrás su cabeza, la tortuga dio un fuerte pisotón al suelo y se lanzó contra Han Sen como una bala de cañón.

Han Sen lanzó un ataque y golpeó el mazo contra el caparazón de la tortuga, enviándola de vuelta al suelo. Sin embargo, la tortuga rápidamente mordió el mango del mazo y lo partió por la mitad.

Todo lo que Han Sen tenía en la mano ahora era parte del mango. Corrió apresuradamente hacia un lado, mientras que la tortuga estaba enojada con Han Sen y decidió lanzarse de nuevo contra él.

“Aguanta un poco. !Estamos aquí para ayudar!” Jin Rijie invocó otra arma y estaba listo para ayudar a Han Sen.

Han Sen se sintió casi deprimido. ¿Qué diablos hacéis quedándoos aquí? ¿Intentáis que os mate la tortuga? Esta es una súper criatura, y ninguno de ustedes estará vivo si se quedan.

“¡Ayuda una mierda! ¡Corred! Estaré justo detrás de ti.” Exclamó Han Sen a Jin Rijie.

Jin Rijie se detuvo y rápidamente huyó con los demás, mirando hacia Han Sen mientras corría.

Han Sen esquivó rápidamente a la tortuga y rodó hacia el mazo con el mango roto.

Aunque el mango estaba roto, todavía había una parte de él adherida al martillo. Han Sen agarró el mazo y volvió a aplastar a la tortuga.

Los tres se unieron con Sun Minghua y luego se detuvieron, viendo a Han Sen luchando solo contra la tortuga. El mazo era como un juguete en la mano de Han Sen, moviéndose tan rápido como un rayo.

Los tres estaban todos atónitos. Sabían muy bien lo pesado que era el martillo. Incluso Lu Mingda estaría cansado después de una docena de golpes, y nunca podía usarlo tan bien como Han Sen.

“¡Su fuerza!” Exclamó Lu Mingda con la boca abierta.

“¿Han Sen va a estar bien?” Sun Minghua miró a Han Sen con preocupación. Si no fuera por Han Sen, todos habrían muerto.

“Esperemos y veamos. Si está en peligro, volveremos a por él.” Dijo Jin Rijie, apretando los dientes. Empezó a arrepentirse de no haber escuchado a Han Sen, de lo contrario, nunca habrían estado atrapados allí.

“Espera un segundo. Tal vez Han Sen tenga sus planes.” Jin Qiuli detuvo a Jin Rijie.

“Es todo culpa mía. Si no fuera por mí, la tortuga no se habría fijado en nosotros. Me disculparé con Han Sen. Y lucharé contra la tortuga yo mismo. No dejaré que se sacrifique por nosotros.” Dijo Lu Mingda con la cara sonrojada.

“¿Cuál es el sentido de seguir con esto? Debemos concentrarnos en ayudar a Han Sen a salir de allí.” Exclamó Jin Qiuli.

¿Cómo era posible que se les ocurriera algo? El nivel de la tortuga estaba más allá de su imaginación más salvaje. No había solución alguna.

Con la doble mejora, Han Sen descubrió que era aún más lento que la tortuga, incluso cuando usaba Spartícula.

Sin embargo, para sorpresa de Han Sen, su práctica no había sido un desperdicio. No había necesidad de que fuera más rápido que la tortuga.

Lo que más le ayudó a Han Sen en ese momento fue la habilidad de kiting que aprendió de Queen. Han Sen siempre había sido bueno en el prejuicio. Usando su habilidad de kiting, él podía calcular cuando la tortuga golpearía para evitar su mordedura.

Han Sen estaba ejecutando su estrategia con cada paso, atrayendo a la tortuga a morder donde él había planeado. De esa manera, era mucho más fácil para Han Sen esquivar sus ataques.

Aunque Han Sen no era tan rápido como la tortuga, aún así podía huir de sus ataques.

Fue como huir de las balas. Había todo tipo de escenas en las que alguien evitaba las balas en las películas. Sin embargo, en realidad, nunca podría hacerse. Cuando se apretaba el gatillo, no importaba lo rápido que fuera, era simplemente imposible esquivar la bala.

Para esquivar la bala, la única manera era prejuzgar cuándo dispararía el oponente y evitar la trayectoria de antemano.

Han Sen estaba haciendo exactamente eso, haciendo que la tortuga mordiera en alguna parte y alejándose de ese lugar con anticipación.

La habilidad de kiting hizo posible algo imposible. Han Sen que era más lento que la tortuga era capaz de luchar contra ella.

Sin embargo, la habilidades de kiting era exigente con el poder cerebral. Bajo la carga de Sobrecarga, Han Sen no podía aguantar mucho tiempo.

Han Sen también tenía que agradecerle al Espíritu de la Reina Feérica. La Reina Feérica hacia que el movimiento de la tortuga fuera mucho más lento a sus ojos, lo que le ayudó a mejorar su estrategia.

Sin embargo, todavía era casi imposible para él matar a la tortuga. Han Sen ya había estado luchando en sus límites. Había golpeado a la tortuga con el mazo varias veces, pero esa fuerza aterradora no causó mucho daño a la parte más débil del cuerpo de la tortuga.

¡Fuerza, necesito más fuerza! Gritó Han Sen interiormente. Sin embargo, se sintió muy contento de haber sido capaz de luchar contra la tortuga durante tanto tiempo.

Evitando la mordedura de tortuga una vez más, Han Sen había llegado a un acantilado, desde el que saltó sin dudarlo para evitar los ataques de la tortuga y la mirada de sus acompañantes.

 

 


Anuncios

4 comentarios

  1. Uff que puedo decir…
    Me esperaba como minimo la muerte de 1 de los de la brigada especial la Gloria. o por lo menos que la tortuga les arranque una extremidad (Preferencia 1 mano pero una pierna no estaría mal.)
    Aun así da ganas de pegarles por no huir aun mas lejos con lo sensible que era la tortuga.
    Me pregunto si encontrara un bost de fuerza en el fondo del acantilado. (Algo así como un huevo de mazmorra con una bestia tipo armadura o arma Super.)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s