La historia de una chica que ama el macarrón y que de alguna manera vivió mil años: Historia 02



[Anterior] [Índice] [Siguiente]


Ella puede hablar con el concreto

 

Él abrió los ojos, sintiendo un calor no deseado en su mano. 
Atontado por la luz reflejada en el techo blanco puro, los cerró inconscientemente de nuevo. No era un techo que él conocía. 
Se había despertado cuando una enfermera de unos treinta y tantos años agarró su mano y le clavó una aguja intravenosa. 
La enfermera se sorprendió un poco al verlo despertar y fue a llamar a un médico. El golpeteo de su carrera apresurada sonaba de alguna manera de otro mundo. 
Todo lo que estaba dentro de su visión era una sala de hospital inorgánica, de alguna manera irreal. 

“Lo que has contraído no puede ser curado”

Esto es lo que el doctor le dijo un poco más tarde. 


A él le dijeron que tenía una enfermedad fatal. 

Su clase era una con la que no podía familiarizarse. 
Su vida en el instituto no tenía valor, sin muchos amigos. 
Apuntado por el líder de la clase, a menudo fue intimidado. 
El potencial para su futuro parecía disminuir. Apenas podía ver un futuro por delante. 
Y en el frente de su mente estaba “Esto es realmente un dolor”
Así que murmuró cínicamente: “¿qué se puede hacer?” Y entró al aula con un bate de metal. 


Ella podía hablar con el concreto. 

Su hermana mayor que fue a la universidad no lo sabía, y Tsubasa-kun, que siempre tenía chicas que le proporcionaban Dom Pérignon, probablemente tampoco lo sabía. (NTE: Dom Pérignon es una marca de champán, producida por Moët & Chandon. Recibió el nombre de Dom Pérignon en honor a Pierre Pérignon, un monje benedictino quien supuestamente fue el descubridor de la forma de creación de los​ vinos espumosos, es decir el champán.)
El profesor de danza hula y su madre que estaba en una aventura con él no lo sabían, y su padre, que desapareció en el aire un día, no lo sabía. 
Los huérfanos que se morían de hambre en África no lo sabían, y los hijos de ella y Tsubasa-kun que aún no habían respirado el aire del mundo exterior definitivamente no lo sabían. 
Pero a eso ella siempre decía: “¿qué se puedes hacer?”

Esta es la historia de ambos.


*


¿Qué hacen las personas el día en que se les dice que tienen una enfermedad terminal? 
Algunos se dan por vencidos en la desesperación y otros corren hacia sus seres queridos. 
Algunos se vuelven locos de miedo, y otros se entregan libremente a sus deseos. 
Hay muchos enfoques diferentes. 
Pero él era un poco diferente. 

“¡Supongo que ahora no tengo que pensar en mi futuro!” 

Estaba lleno de alegría y tenía pensamientos tan inútiles como esos. 
Así, fue a la ceremonia de clausura de su escuela con un bate de metal. 
Él golpeó repetidamente al líder de la clase en el trasero con eso, y salió corriendo de la sala tan rápido como pudo. 
Oyó gritos de furia bestiales en el aula, pero no le importaban. 
Después de todo, tenía una enfermedad fatal. Al final de estas vacaciones de verano, ya no sería nadie para este mundo. 
Así que ya no iba a la escuela, que estaba a dos horas de su casa. Él nunca los encontraría de nuevo. La ira y los gritos de alguien que nunca volverás a ver son incluso más inútiles que escuchar a alguien hablar sobre el sueño que tuvieron anoche. 

Ignorando las voces que resonaban en la escuela, corrió por los pasillos a toda velocidad. 
Le gustaba sentir el viento que soplaba contra él, y cerró los ojos por un momento. 
No vio nada más que negrura. Como si todos hubieran desaparecido del mundo. 
Cuando se asustó y abrió los ojos, una luz brillante entró en sus ojos. 
De repente pensó: “Si muero, ¿esa oscuridad continuará para siempre?” 
Eso podría haber sido algo muy aterrador, por cierto. 
Oscuridad eterna sin tiempo ni espacio. ¿Sería capaz de soportarlo? 
Esos pensamientos fueron borrados por los gritos desde atrás. 

Saliendo de la escuela, se fue a la ciudad. Ni siquiera echó un vistazo a las puertas de la escuela por las que nunca más pasaría. Siguió mirando y corriendo por delante. 
El penetrante cielo azul parecía más grande que nunca, y un mundo lleno de colores brillantes se extendía ante él. 

Ya estaba libre.


*


“Estoy en casa!” 
“¡Bienvenido de nuevo! Llegas temprano.” 
“Sí, la ceremonia de clausura terminó temprano”
“Oh, ¡no me digas!. Ahora, ve a limpiar tu habitación. Voy a ir de compras ahora”
“Está bien, mamá. ¡Nos vemos!” 

Su madre se fue, y su hijo mentiroso la despidió. Ella nunca lo habría imaginado, en su tercer año de escuela preparatoria, llevó un bate de metal a la escuela y le dio una paliza a un chico. Algunas cosas es mejor no saberlas.
No le había dicho a nadie que tenía una enfermedad terminal. Eso era otra cosa que era mejor no saber, pensó. 
Su madre, por supuesto, estaría muy triste si se enterara. Él no quería ver eso. 

Después de confirmar por la ventana que su madre estaba lo suficientemente lejos, sacó sus libros de texto de su bolsa. Los símbolos de la escuela secundaria. A medida que creció en años, estas cosas se pusieron más difíciles, lo torturaron aún más. 
Rasgó uno de estos libros, lo amontonó en una bola y lo tiró a la basura. 
Puso otro en la trituradora, y sepultó a otro para nutrir la tierra, y quemó a otro para contribuir al calentamiento global.
Continuó eliminando sus libros de texto de diferentes maneras. El último, se convirtió en un avión de papel y lo envió volando. 
Liberado de sus cadenas, fue a observar hormigas en el jardín. 
Ese tiempo que pasó viendo a las hormigas transportar azúcar en una larga fila fue el más feliz de toda su vida en la escuela secundaria. 

A partir de ese día, hizo todo lo posible por no hacer absolutamente nada. 
Rebotó los borradores, cavaba e inmediatamente rellenaba los agujeros, contó las manchas en el techo y se bañó con botellas de agua. Él hizo su mayor esfuerzo en todas estas cosas sin sentido. 
Teniendo en cuenta su terrible vida en la escuela secundaria, estos días fueron muy agradables.
“Me pregunto si debería morir ya” pensó a veces. 

En uno de esos días, recibió una invitación a una reunión de clase. 
Ese día, él estaba contando arena en el arenero como de costumbre. La sorpresa de escuchar la notificación de su teléfono celular, que casi nunca escuchó, lo sobresaltó. 
No tenía amigos en la escuela preparatoria, pero tenía una buena cantidad de amigos hasta la escuela media. Sou-chan, que vivía cerca, era una chica popular, y como estaban cerca, tenía más amigos por extensión. 
Así que, si él fuera allí, incluso él encontraría amigos. 
De hecho, el texto que lo invitaba a la reunión había sido de Sou-chan. 
“Si tienes algo de tiempo, ¿te gustaría venir a una reunión de clase?” 
Se preguntó si debía ir o no, y le pidió a su madre algo de dinero. 

“No sé lo que debería hacer …” 
“Bueno, no has hecho nada desde que empezaron las vacaciones de verano. Ve a ver a Sou-chan, estoy segura de que ella te extraña”
“¡He estado haciendo cosas! ¡Hoy llené una botella de agua con guijarros!” 
“Por favor, vete.” 
“Está bien, mamá …” 
Así que decidió ir a la reunión de la clase. 
“Bueno, está bien, creo que debería esperar a ver a Sou-chan de nuevo” se dijo a sí mismo. 

Pero, por desgracia, Dios no fue amable con él. 
El tipo de dios que causa enfermedades terminales a las personas de todas formas va a ser amargamente malicioso, pronto se dio cuenta. 
Debido a una gripe fuera de temporada, Sou-chan no pudo asistir a la reunión. 
En segundo lugar, su amigo Tsuu-kun se iba de viaje al mismo tiempo que la reunión. 
En tercer lugar, su amigo You-kun se convirtió en un hikikomori y no saldría de la casa. (NTE: Hikikomori son aquellas personas que se aíslan de la sociedad generalmente mediante el encierro en sus casas o habitaciones, como nota curiosa, parece que no es lo mismo que la agorafobia (fobia a los espacios abiertos o el exterior en general), aunque dicha fobia puede ser (o no) un factor para convertirse en hikikomori)
En cuarto lugar, su amigo Maa-kun iba a ver un juego de béisbol. 
En quinto lugar, su amiga Taa-chan fue hospitalizada después de un accidente de tráfico. 
Etcétera, etcétera. 

Ninguna de las personas con las que era buen amigo vino a la reunión. Se quedó allí solo. 
La gente se reía entre sí. Tenía una conversación animada. No tenía nada que ver con él, así que trabajó para rociar jugo de limón en pollo frito en la esquina de la habitación. 
Ignoró a la gente en la reunión y se entretuvo con fantasías acerca de un conveniente meteorito que golpea el lugar. 
“Si hubiera sabido que sería así, debería haber buscado una bonita roca en el río …” murmuró, nadie escuchaba. 
La soledad se acumulaba. 

Se aburrió y comenzó a mirar alrededor. La mayoría de la gente había formado círculos en conversaciones agradables. Un pensamiento honesto vino a su mente: “Me gustaría que se rompieran un tobillo”
Sin embargo, entre ellos había una chica que también estaba aislada en la esquina como él. 
Tenía el pelo color castaño con mechones bien cortados, y estaba rociando jugo de limón sobre el pollo frito por el aburrimiento. 
Por lo que recordaba, ella estaba en un grupo de su clase que no se destacaba mucho.

Macaron 03

En aquellos días, ella tenía el pelo largo y negro en trenzas, y él casi nunca había hablado con ella en sus nueve años de primaria y secundaria. 
Esa simple chica que se cortaba el cabello y lo teñía, parecía que su color castaño la convertía en una criatura completamente diferente, así que le tomó un tiempo darse cuenta de que era ella. 
Él fue capaz de deducir que ella tampoco tenía amigos que hubieran asistido a la reunión. 
Con una mirada sobre la multitud, no vio a nadie que recordara estar en su grupo, y sintió una afinidad repentina. 
En verdad, mientras esparcía jugo de limón sobre el pollo frito en aburrimiento, ocasionalmente susurraba cosas al concreto. 
Probablemente desanimados por la extraña aura que la rodeaba, nadie intentó hablar con ella. 
Y tal vez no queriendo perder contra ella, continuó esparciendo jugo de limón sobre las gambas fritas que tenía ante él. 

Por supuesto, nadie vino a hablar con él tampoco.


*


Cuando terminó la reunión, los ex compañeros de clase se fueron a varias fiestas posteriores. 
Él y ella no tenían oportunidad de ser invitados a ninguno de esos, así que vagaron por el área. 

“Me voy a casa.” 

Ambos murmuraron casi al mismo tiempo. Se encontró con los ojos de ella, pero sintiéndose incómodo, desvió la mirada. 
Ella lo miró dubitativamente. Entonces ella pareció darse cuenta de algo y lo miró como si dijera “Ahh, es ese tipo”
Como único hombre en la reunión, él realmente se había destacado. 
“¿Vas a volver por aquí?” 
Ella también debe haber sentido una extraña simpatía. Así que ella habló con él, de todas las personas. 
Tan pronto como ella habló, su cuerpo se congeló. No había tenido una sola conversación en la reunión, por lo que había olvidado por completo cómo responder a la conversación. 

Respiró hondo para calmarse, luego respondió. 
“No, no por ese camino. Bueno, tal vez si por ese camino” 
Ella sonrió ante su ridícula respuesta. Era la primera emoción que ella, que solo estaba apretando limones, había mostrado en todo el día. 
“Um, ¿cuál es tu nombre?” Preguntó ella, sonriendo. Ella era completamente incapaz de recordarlo, habiendo interactuado con él tan poco. 
“Lo olvidé. Intenta recordarlo por mí” respondió bromeando. 
Ella reflexionó y miró a su cara. 
Mirándola más de cerca, tenía bastante maquillaje. Más de lo que una estudiante de secundaria ordinaria usaría. 

Después de pensar un rato con la cabeza baja, su rostro brillaba y gritaba: 
“¡Lo recuerdo! ¡Eres Tarou Yamada!” 
Eso sonaba como el nombre de un cuarto jardinero, y no era suyo, pero se rió y dijo: “¡Eso es correcto! Buena memoria”

Tenía una tendencia a decir muchas mentiras sin sentido. 
Diría que odiaba los tomates a pesar de que le gustaban, traía su tarea, pero decía que la había olvidado, que estaba lleno a pesar de que tenía hambre. 
Le encantaba mentir sin sentido. Y esta fue otra mentira sin sentido que sería mejor que no dijera. 

“¿Y creo que tu nombre era Hanako Yamada?” 
Él realmente sabía su nombre, pero también mintió sobre eso. Entender mal los nombres de las personas era una especie de mentira que decía a menudo. 
La gente suele estar un poco disgustada de que se cometan tales errores al respecto. Pero ella se rió al oírlo. 
“Jaja, eso es correcto. ¡Buen trabajo por ti mismo!” 
Sin ninguna señal de ira, ella asomó su rostro con una sonrisa. No se llamaba Hanako Yamada, pero a su sonrisa radiante no le importaba. 
Encontró un poco de placer en su extraño primer encuentro ese día.


*


“¿Qué has estado haciendo últimamente, Tarou Yamada?” 
Él estaba caminando a casa con ella. Sus caminos a casa iban en direcciones completamente opuestas, pero si él tenía tiempo para observar hormigas todos los días, podía pasarlo por el camino equivocado con ella. 
“Luchando contra la muerte, supongo”
La primera verdad que le había dicho en todo el día. Pensando que era una broma, ella se rió “¡Jaja!” como antes. 
“Sí, son vacaciones de verano. No hay clases ni nada. Así que, hey, ¿qué puedes hacer?” 
“Cierto. ¡Hurra por las vacaciones de verano!” 
“¿Así que tienes tanto tiempo que estás luchando contra la muerte?” 
“Sí, sí. Tengo que luchar contra la muerte una vez que llegue el verano”
“¡Naturalmente!” 
Con eso, ella gira felizmente. Ella hizo tres giros, luego tropezó hacia él. 

“Hanako Yamada, ¿sigues en la escuela?” 
“No, ¡no voy a la escuela!” 
“Oh, ¡wow! Eres una mujer libre”
“Ahaha, eso es correcto. ¡Es genial!” dijo con orgullo, sacando su pecho. Parecía que sus pechos estaban a punto de salirse de su ropa expuesta.
“Es una especie de secreto, pero trabajo en un trabajo nocturno”
“Oh, eh. Apuesto a que debe ser terrible conseguir que todos esos extraños visitantes de la noche lleguen a la tienda”
“Nooo, ¡no es eso!” 
Él entendió más o menos a qué se refería, pero no le interesaba tanto y simplemente actuó de manera inconsciente. 

“¡Soy un verdadero éxito con los muchachos! ¿No es genial?” 
“Oh, sí. ¡Estoy celoso!” 
“Realmente no estás pensando eso, ¿verdad?” 
“No, por supuesto que lo estoy. Ha estado en mi mente desde ayer”
“Bueno, ¡entonces genial!” 
Fue una conversación tonta e irreflexiva, pero ella estaba sonriendo todo el tiempo. 

“Supongo que me alegro de haber venido hoy” dijo de repente cuando estaban a medio camino de casa. “Aunque sinceramente, la mayor parte del tiempo pensaba que debería haber ido a ver un juego de béisbol”
“¿Béisbol?” 
“Sí. Me encanta el béisbol”
Después de decir esto, asumió una pose de bateo, fingiendo sostener un bate con ambas manos balanceándose. “¡Mira, mira! ¡Soy Nori!” 
Sorprendentemente, su swing se veía exactamente como el de Norihiro Nakamura, desde la postura hasta el lanzamiento del bate. 
“¡Guau, buena imitación! Me gusta mucho” respondió, realmente impresionado. 
Quizás complacida, ella asintió con una sonrisa. “Sí, ¡me encanta!” 
Su apariencia había cambiado significativamente, pero su sonrisa inocente todavía mostraba rastros de los días de la escuela secundaria.

Él y ella hablaron de muchas cosas después. 
Acerca de cómo su buena amiga Mii-chan desapareció en un viaje a París. 
Acerca de cómo su buen amigo Maa-kun estaba fuera viendo un juego de béisbol. 
Sobre cómo no podía hacer muchos amigos en la escuela preparatoria. 
Acerca de cómo ella tampoco pudo, y se retiró. 
Acerca de cómo golpeó al líder de la clase en el trasero con un bate de metal. 
Sobre el trabajo nocturno en el que trabajó (y por su calificación muy alta). 
Y sobre cómo podía hablar con el concreto. 

“¿Se puede hablar con el concreto? ¡Eso es increíble!”, Elogió, y ella tímidamente se rió. 
Esas cosas sucedieron después de que ella abandonó la escuela y no estaba segura de por qué, pero finalmente se dio cuenta de que podía hacerlo. 
Fue algo difícil de creer de inmediato, pero él simplemente pensó “Sí, supongo que eso podría suceder”
Después de todo, tenía una enfermedad incurable. Entonces, si había una o dos personas que pudieran hablar con el concreto, eso no parecía tan extraño. 
“Estaba tan aburrida durante la reunión de la clase, hablé con el concreto todo el tiempo. Pensé que nos íbamos a quedar sin cosas de las que hablar”

Con su imitación de Norihiro Nakamura hecha, ella comenzó a hacer una de Daisuke Miura. 
Puso su peso en una pierna y, con un poco de inestabilidad, fingió lanzar una pelota. 
“Hay tanta gente aburrida alrededor, me alegro de que estés aquí para tranquilizarme” respondió. 
“¡¿Qué se supone que significa eso?!” Dijo, empujándolo en la espalda. 

Después de cruzar una intersección en un área residencial y caminar un poco, sus pies se detuvieron de repente. 
“Ah, estamos aquí. Este es mi lugar”
Era un apartamento blanco puro, de tres pisos. Tenía un exterior fresco y bonito, pero, en cualquier medida, no parecía lo suficientemente grande como para que viviera toda una familia. 
“¿Vives sola?” Preguntó, sintiéndose curioso. 
“Bueno … ¡supongo que vivo con mi novio!” Respondió ella, sin que pareciera esconder nada. 
“Huh. Eso suena divertido”
“Es terrible, me agota estar con él. ¡Quiero algo de tiempo para mí misma!” 
“Podrías ir al bosque o algo para estar sola”
Ella aplaudió y dijo “Eureka!” Ella fue la primera persona que había visto reaccionar de esa manera. 

“Aun así, es un lugar bastante bueno, ¿no?” Elogió con cautela. 
“¿Cierto? ¡Hay un centro de bateo, una carnicería y un fabricante de esteras en las cercanías! Y el bosque” se enojó incomprensiblemente. 
“Estoy celoso.” 
“¿Quieres mudarte, Tarou Yamada?” 
“¿Debería? No creo que esté tan atraido por un fabricante de esteras, una carnicería y un centro de bateo”
“¿En serio? Qué pena …” 
Se dirigió hacia la entrada, presionó el botón de bloqueo automático y la puerta se abrió con un sonido agradable. 
“¡Bueno, nos vemos! ¡Tal vez en tres años más o menos!” 
“Está bien. ¡Vamos a jugar de nuevo dentro de cinco años!” 
“¡Bueno!” Ella saludó como una estudiante de primaria. 
Entonces ella dijo una última cosa. 

“¡Hoy fue muy divertido! ¡Gracias!” 

Saltando cada paso mientras subía las escaleras, desapareció caprichosamente en el apartamento. 
Cuando el sonido de sus pasos se detuvo, lentamente comenzó a caminar hacia su casa.


*


Al día siguiente, reanudó su vida habitual. Lo cual, por supuesto, era solo observar hormigas en el parque. 
Se quedó mirando el suelo bajo el rojo sol que brillaba en el parque de la tarde. 
Observaba a las hormigas con cada día que se acercaba, pero al decimoquinto día sintió un aburrimiento progresivo. 
Teniendo sed, caminó hacia el bebedero de agua del parque. Incluso esa agua con olor a tiza era un delicioso festín para el chico sediento. 
Y con poco más que hacer, se sentó en un banco y miró al cielo. 

“¡Oh! ¡Nos encontramos de nuevo!” 

Se volvió hacia la voz y encontró a la que llamó Hanako Yamada. Ella se acercó a él. 
“Ha pasado un tiempo. ¿Cinco años, casi?” 
“¡Ha pasado una semana! ¿Qué estás haciendo ahora, Tarou Yamada?” 
“Estoy ocupado perdiendo el tiempo, supongo.” 
“Ooh, suena importante”
Ella tenía muy poco maquillaje ese día. Su vestido de una pieza blanco con dibujos de fresa reflejaba la luz y revoloteaba en el viento cada vez que caminaba. 
Era más el tipo de vestimenta informal que se esperaría de una estudiante de preparatoria, y un cambio enorme con respecto a su ropa de la noche anterior. 
Esto estaba más cerca de cómo recordaba haberla visto. 

“¿Qué estás haciendo, Hanako Yamada? ¿Estarás bien si no duermes para tu trabajo nocturno?” Preguntó. 
Ella respondió con amargura. “Bueno … creo que me despidieron de mi trabajo nocturno, o algo así”.
“¿Eh? ¿Qué hiciste?” 
“Estaba tan entusiasmada de servir a mis clientes, que di un poco demasiado gratis”
“Ya veo. No lo entiendo, pero creo que la gente es despedida por ese tipo de cosas todo el tiempo en estos días”
“Lo sé. ¡Dios mío!” Hizo un puchero, fingiendo estar enojada. 
Mientras la miraba distraídamente, soñaba despierto sobre cómo perdería el tiempo hoy. 

“¿Estas escuchando?” 
“¡Wah!” 
Cuando él ignoró sobre lo que estaba hablando, ella comenzó a mirarlo. 
De repente, notó que sus grandes ojos lo miraban y se sobresaltó, dejando escapar un pequeño grito. 
“Umm … supongo que estaba escuchando hasta hace unos tres minutos”
“¡Caray! Escucha mis problemas, ¿quieres? ¿En qué estabas pensando?” 
“Estaba pensando en cómo perder el tiempo hoy”
“Bien, bien, ¿qué puedes hacer?” 
Ella corrió hacia la esquina del parque y alcanzó una barra de acero. Ella lo agarró y se volcó sobre él. 
Podía ver su ropa interior negra debajo del vestido de una pieza con estampado de fresas, pero él miró hacia otro lado. 

“También estoy aburrida ahora. Como ya estoy pensando, pensaré en cómo podemos perder el tiempo”
“Está bien”, dijo, todavía mirando hacia el cielo. Recordaba vagamente el pasado. 
Surgió un recuerdo del pasado: “De vuelta en la escuela primaria, creo que jugué con Sou-chan por aquí” 
Ellos habían jugado a las tres y patear la lata todos los días durante el verano. 
Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo, se aburrían y se sentaban como si ahora se preguntaran si había algo más divertido que pudieran hacer. 
“¿Qué hicimos en aquel entonces?” 
Así como lo pensó, revivió otro recuerdo. 

¡Eso es correcto! Su base secreta. 

Cuando estaban en la escuela primaria, hicieron una base secreta para jugar. 
Pasaron el verano haciendo una base para los dos en el bosque detrás del parque. Un lugar secreto donde sus padres y maestros no interferirían. 
“Pero ¿qué terminó sucediendo con eso?” Fue hace tanto tiempo que no podía recordar nada más. 

“Una base secreta” él murmuró. 
“¿Hm? ¿Qué es eso?” Vino su voz desde lejos. 
“Sé lo que haremos. Haremos una base secreta”
De repente se levantó del banco. Pero estuvo mareado por un momento por hacerlo y se tambaleó, luego recuperó el equilibrio y se levantó de nuevo. 
“Ooh, esa es una buena idea!” 
Ignorante de su tropiezo, ella corrió desde el poste. 
“¡Solo la idea de una base secreta me emociona! Eso es muy bueno viniendo de ti, Tarou Yamada”
“¿Cierto? Puedes llamarme el Thomas Edison japones” 
“¡Qué genio! ¡Muy bien, te ayudaré a hacer una base secreta!” 

“¿No deberías pasar tiempo con tu novio en tu tiempo libre?” Le preguntó a la chica exaltada, teniendo algunas dudas. 
“Está ocupado con su trabajo de anfitrión, así que tengo mucho tiempo” respondió ella con un toque de decepción. 
“Eso suena horrible.” 
“Desearía que él simpatizara más conmigo. Desearía que él también me hiciera las comidas”
“Bueno, ¿qué se puede hacer? Supongo que puedes ayudarme a hacer una base secreta, entonces”
“¡Hurra! ¡Haré lo mejor que pueda!” Ella giró y saltó en su lugar. 
Su falda revoloteaba revelando su ropa interior negra varias veces. 
“Puedo ver debajo de tu falda corta, sabes.” 
“¿Eh? No seas ridículo. Es solo tu imaginación”
“Está bien, supongo que podría ser mi imaginación”
“Sí, cuando es solo tu imaginación, ¿qué se puede hacer? Así que olvídalo” Una sonrisa de una chica, sin preocupaciones, apareció en su rostro.


*


“Entonces, ¿sabes lo que haces primero para hacer una base secreta?” 
“Um. Bueno, tengo hambre, ¡así que primero deberíamos conseguir algo de comida!” 
“¡Mal! ¡Primero, conseguimos cartón!” Explicó con orgullo. 
“¿Cartón?” 
“Sí, cartón. Con suficiente cartón, podemos crear un número infinito de bases secretas. El cartón es el mayor invento de toda la humanidad”
“Ohh” Ella asintió rápidamente, tomándolo muy en serio. 
Eran las únicas dos voces en el parque, iluminadas por el rojo sol de media tarde. 
“Y así debemos procurar conseguir cartón”
“¡Entendido!” 
Salieron del parque vacío y se dirigieron al distrito comercial. 

No había mucha gente allí, pero como era verano, a veces pasaban chicos aburridos. 
Los dos caminaban por el distrito comercial viejo y lleno de tiendas cerradas. En el otro extremo estaba la única tienda de conveniencia en la ciudad. 
“Estamos aquí. Tomemos un poco de cartón”
“Eh, ¿puedes conseguir cartón en la tienda? No lo sabía”
“Eso es de conocimiento común para los constructores de bases secretas. ¡Recuérdalo!” 
“¡Entendido!” 
No queriendo que estos intercambios se prolongaran excesivamente, entraron en la tienda. 

“Bienvenidos” vino una voz sin alma de la caja registradora, acompañada por música agradable. 
Cuando el chico vio al empleado, se llevó una mano a la cabeza. 
“Esto podría ser malo …” 
“¿Qué pasa?” 
“Hanako Yamada, esto es muy malo. Este empleado aquí carece de motivación. Si le pedimos cartón, es muy probable que lo considere más problemático de lo que es”
“Oh, no … ¿Acabamos de empezar y ya estamos atascados …?” Sus hombros cayeron. 
Al ver esto, puso una voz firme y alegre. 
“Pero es demasiado pronto para rendirse. Veremos qué podemos hacer”
“¡Tal como lo esperaba, Tarou Yamada el Grande! ¡Genial! ¡Más fresco que una muñeca dogu!” (NTE: las figuras o muñecas dogu son figuras de pequeños humanoides hechas a finales del período Jōmon (14.000 –400 a. C.) de la prehistoria de Japón. imagen)
“Para, me estás avergonzando”

Caminó hasta la caja registradora. Había un sudor frío en su espalda. Intentó ignorar la aceleración de los latidos de su corazón. 
“Visit’nt, eh, vamos a la ‘reg’strd …” 
Cuando el chico se acercó, el empleado rubio soltó palabras que no pudo comprobar como japonesas. 
Respiró hondo y manifestó su intención. 
“Disculpe. Um, ¿podría darnos un poco de cartón?” 
“Ehh … s’nto, no puedo, el jefe no está aquí …” 
“Ah. Está bien”. 
“Gr’cias …” 

Se giró lejos del empleado y regresó con ella. 
“Yo, uh, no creo que haya ido bien …” 
“Eres tan incapaz, Tarou Yamada …” 
“Sí …” 
Él, también, se encorvó de hombros con decepción. 

“Se acabó. Nuestro proyecto de base secreta está paralizado justo después de que comenzó”
“Ah, ¿qué se puede hacer …? De acuerdo, déjamelo a mí” 
Odiando verlo en tal lamento, ella le dio unas palmaditas en la cabeza, luego ajustó las correas de su vestido de una pieza. Su escote era significativamente más notable que antes. 
Él inclinó la cabeza, pensando que era algo extraño, mientras ella se deslizaba hacia la caja registradora. 

“Bienvenida …” 
Mientras se acercaba, escuchó la misma voz sin alma que antes. El empleado no mostró signos de querer darles cartón. 
“Um, discúlpeme. ¿Podría conseguir un poco de cartón?” 
“S’nto … yo, yo no sé nada”
“Solo danos ese cartón en la parte de atrás. Lo tomaremos todo, para que no sea más problema para ti”
“Ehh, uh … no lo sé, realmente … no se”

El dependiente rubio era claramente demasiado perezoso para molestarse. ¿Cómo puedes ser un empleado con esta actitud? pensó el chico en el fondo. 
Se enfrentó al empleada e hizo una petición un poco más fuerte. 
Y con sus palabras, el estado de ánimo en la tienda cambió de inmediato. 

“Um, puedes tocar mis pechos si quieres. ¿Nos darás cartón?” 

Tomó la mano del empleado y se la puso en el pecho. 
El empleado se quedó sin palabras ante esta repentina acción, y su boca se abrió. Hubo un silencio inmediato. 
Tomó la mano del empleado y buscó a tientas su pecho. Incluso a través del vestido de una pieza, uno podría decir que sus grandes pechos estaban siendo apretados. 
Todos los clientes en la tienda se giraron hacia el empleado para ver este espectáculo que rara vez se ve en la vida cotidiana. Notando la extraña atmósfera, el empleado rápidamente retiró su mano. 
“Yo, Yo lo en’endo. t’, tómalo. M’ error” 
“¡Muchas gracias! Además, ¿podemos pedir prestado un carrito o lo que sea?” 
“De ‘curdo. Por fa’or” 
“¡Hurra! ¡Muchas gracias!” 
Ella le dio las gracias y corrió hacia el chico. Con un rápido suspiro, ella sonrió inocentemente y tomó su brazo. 
“¡Está bien! ¡Hemos adquirido cartón!” 
“Hanako Yamada … No, Hanako Yamada la Grande. Lo hiciste bien. Ahora tomémoslo antes de que cambie de opinión”
“¡De acuerdo! ¡Vamos a llevárnoslo!” 
Los dos tomaron un carrito del empleado y corrieron a través de la entrada posterior al depósito de cartón.

Macaron 04

*


“¡Estoy exhausto!” 
Los dos regresaron al parque llevando una montaña de cartón. Habían empujado los carritos por un largo camino, así que el sudor goteaba por sus caras. 
Él bebió agua mientras trataba de recuperar el aliento, y ella trató de abanicarse con las manos.
“Aun así, me alegro de que haya ido bien”
“Gracias a ti, Hanako Yamada. ¡Nos salvaste!” 
“Jeje. ¡Más elogios!” 
“¡Qué brillantez! ¡Más inteligente que un chimpancé!” 
“¿No es así? ¡Teehee!” Una vez más, ella sacó sus pechos. 
Afirmando aún más sus ya grandes pechos, su vestido de una pieza parecía a punto de romperse. 

“Está bien, es hora de hacer nuestra base”
“¡Entendido! ¡Empecemos rápido!” 
En el camino de regreso, habían comprado cinta de embalaje, pegamento y otros suministros, por lo que sus preparativos estaban casi completos. Todo lo que quedaba era construir. 
“Está bien, ¿lista?” 
“¡Sí!” 
Empujando el carrito cargado con el equipaje, se dirigieron hacia el bosque. 

La arboleda detrás del parque había cambiado poco desde que estaba en la escuela primaria, ya que la mayoría no habían sido tocados por la gente. 
A pesar de que era temprano en la tarde en un día festivo, no escucharon a nadie. Por supuesto, estaban bastante lejos del distrito comercial. Todo lo que podían oír en el oscuro bosque era el zumbido de las cigarras. 
Después de caminar un poco, encontraron un punto de luz que sobresalía entre la oscuridad. El sol asomó gracias a la menor densidad de árboles allí, y el suelo brilló en la luz. 
“Vamos a construir por aquí”
“Ooh, ¡eso es bueno!” 
Descargaban el equipaje del carrito. Tomó un tiempo bajar todo el cartón, pero llenos de entusiasmo por hacer una base secreta, no les importó el trabajo. 

“Hanako Yamada, ¿qué tipo de base secreta quieres hacer?” Preguntó, y su rostro se iluminó. 
“¡Quiero que sea de un tipo de fantasía! ¡Como un castillo!” 
“Está bien. Haremos nuestro mejor esfuerzo”
“¡Lo haremos! ¡Vamos a hacerlo!” 
“Sí, ambos lo haremos”
Después de mantener esa conversación, tomó el pedazo de cartón más grande y comenzó la construcción. 
Honestamente, no le importaba mucho el tipo de base que ella quería hacer.


*


“Estoy agotada … ¡Siento que hice algo increíble!” Dijo con satisfacción, secándose el sudor con un pañuelo. 
El sol se puso detrás del horizonte, y todo se volvió mucho más oscuro. Mirando la hora, ya eran las nueve. Eso significaba que él y ella habían estado trabajando en su base durante casi cinco horas. 
Después de todo ese trabajo, todavía no habían terminado, pero se podían ver como comenzaba a unirse. 

Usando cartón de forma extravagante, habían construido una gran base rectangular con forma de prisma. 
Había astillas, esquinas y clavos por todas partes, por lo que era un diseño simple, pero uno que hacía cosquillas en sus instintos masculinos. Estaba bastante satisfecho con su logro. 
Mientras tanto, la base secreta de ella era lo opuesto a la suya. 
Usando aerosoles de color que había comprado en el distrito comercial, hizo que todo su cartón fuera rosa durante la construcción. 
Pegó flores y enredaderas por todas partes, agregando un color maravilloso. Aunque era pequeño, con sus colores verdes y marrones, no se sentía fuera de lugar en el bosque. 

En algunos lugares alrededor de su base, había garabatos incomprensibles dibujados con marcador mágico. 
“¿Qué son estos?” 
“Estos son concretos”
“Me parecen humanos, aunque sean figuras de palo”
“Porque los Concretos son bastante parecidos a los humanos”
“Bueno, está bien, ¿qué se puede hacer?” 
Ella se rió inocentemente. 

De repente, su cuerpo se balanceó con mareos. 
Incapaz de soportar su visión tambaleante, 
“¿Qué pasa? ¿Estás bien?” 
Ella lo miró con pánico. Su rostro se balanceaba y se deformaba en sus ojos. Era claramente algo completamente diferente al mareo por haberse levantado antes. 
“Estoy bien. Creo que estoy un poco cansado …” 
“¿De verdad? Bien. Chico, estás débil”
“Siempre he aspirado a ser una persona frágil y desafortunada, por lo que considero que estar en mal estado es algo bueno”
“Jaja. ¡No es bueno aspirar a eso!” Se rió, acariciándole la espalda. Hizo que su temblorosa visión se calmara un poco. 

Una vez que se sentía mejor, se puso de pie tambaleándose. 
“Mejor vete a casa, estoy agotado por hoy”
“Sí, yo también estoy cansada”
“Supongo que deberíamos devolver el carrito”
“Cierto. Mi novio volverá pronto, así que necesito llegar a casa”
“Será mejor que nos demos prisa, entonces”
“Sip. ¡Corre!” 
“Podría marearme otra vez …” 
“Está bien, ¡camina!” 

Los dos caminaron tranquilamente hacia la tienda de conveniencia. 
Teniendo sus conversaciones habituales sin contenido, se movían de un lado a otro a través del distrito comercial lleno de persianas. Las suyas eran las únicas voces en el desolado lugar. 
Cuando terminó una conversación, ella comenzó a tararear. Y cuando se aburrió de eso, volvieron a hablar. Los dos fueron consolados teniendo ese sentido apropiado de distancia entre ellos. 
No había una nube en el cielo, y miles de estrellas brillaban en la noche de verano. El brillo de la Vía Láctea iluminó el distrito comercial, 

Ella miró al cielo y suspiró. 
“Wow, la Vía Láctea es bonita. Se ve sabrosa”
“Sería bueno comerla algún día. Cuando mueras y te conviertas en una nube, haz todo lo posible por comer la Vía Láctea por mí”
“¡Haré lo mejor que pueda!” 
Devolvieron el carrito a la tienda, prometieron volver a reunirse mañana y se separaron.


*


“¡Ahh! ¡Están destruidos!” 
Cuando se encontraron en el parque al día siguiente y entraron en el bosque, sus bases secretas estaban en ruinas. 
“Oh, esto es horrible … ¿Posiblemente podemos dejar esto en pie?” 
Ella estaba desanimada y se desplomó en el suelo. No lo dejó ver, pero él también estaba muy abatido por dentro. 


De hecho, recordó que fue destruido de la misma manera. Cuando él y Sou-chan encontraron las ruinas de su base, lloraron de dolor. 
Puede haber sido un recuerdo tan triste que intentó borrarlo de su mente. Pero con la misma vista ante él, el recuerdo fue devuelto. 
Y los que lo habían destruido habían sido … 

“¡Oye! ¿tú eres el que construyó esas cosas extrañas?” 

Cuando se le recordó el pasado, una voz vino desde atrás. 
Cuando se volteó, vio a cuatro chicos con uniformes de secundaria, con los brazos cruzados. Tal vez, en la actualidad, los estudiantes de secundaria están mejor criados, ya que el que sirve como líder tenía casi la misma altura que él, un estudiante de preparatoria. 
“¡Sí! ¿Y tú eres el que los destruyó?” 
“¡Así es! ¡Estamos pensando que vamos a construir una base secreta aquí! ¡¿Cuál es la gran idea de construir esa basura extraña?!” 
“¡Llegamos aquí primero!” 
“¡Silencio! ¡Ya decidimos que construiríamos una aquí y eso es todo!” Gritó el mayor de los chicos. 

Por sus actitudes, no parecían personas muy lógicas. 
Además de eso, tenía una enfermedad fatal y se estaba debilitando cada día. Era obvio que no ganaría en una pelea contra estos cuatro. 
Fue entonces cuando recordó toda la historia. 
De vuelta en la escuela primaria, fue un grupo de estudiantes de secundaria quienes destruyeron su base. 
Como eran mucho mayores que él y Sou-chan, no podían hacer nada contra ellos y huyeron llorando.
Un recuerdo agradable se convirtió de inmediato en un oscuro pasado que nunca quisieron recordar. 

No importa los tiempos, las naturalezas de las personas no cambian. Se rindió una vez más a las amenazas infantiles de los estudiantes egoístas. 
Mientras él permaneció en silencio, los estudiantes de escuela secundaria siguieron y siguieron. 
“Ikkun dijo que vamos a construir aquí, así que vamos a construir aquí. ¿¡No quedó lo suficientemente claro?!” 
“¡Sí, sí! ¡Fuera de aquí!” 
“¡Caramba, deberías saberlo sin que tengamos que decirte!” 
“¡Vete a casa! ¡Vete a casa!” 
No solo Ikkun, el líder, sino también sus tres amigos comenzaron a regañarlos. Aunque ciertamente ya habían dejado en claro su punto. 
El poder de los números derrotó su racionalidad. 

“¡Y qué! ¡Puedes ir a construir allí! ¡No tienes que destruir nada!” 
Ella se enojó por este espectáculo irracional. Era la primera vez que la veía enojada. 
No pudo evitar notar que su refutación hizo que los estudiantes de secundaria se estremecieran por un momento. 
“Hanako Yamada, retirémonos por ahora”
“¿Eh? ¡¿Por qué?! ¡Vamos a patearlos en el estómago y pedirles que se disculpen!” 
“¡Venga!” Él tomó su brazo y corrió. 
Ella estaba demasiado sorprendida para reaccionar y corrió con él. 

Los estudiantes de secundaria se pusieron nerviosos al punto de no poder hacer nada, y sus gritos hicieron eco a través de la arboleda. 
Este tipo de cosas habían sucedido antes, ¿no? 
El sonrió un poco recordando eso.


*


“¡Estoy tan molesta! Caramba …” 
Después de huir de los estudiantes de secundaria, fueron a la tienda de conveniencia al final del distrito comercial. 
Ella se enfurruñó y le apretó el brazo, muy franca sobre su dolor por la destrucción. 
“Oye, cálmate un poco”
“¡¿Quieres que me calme? ¡Nuestras bases secretas fueron destruidas!”
“Bueno, podemos hacerlas de nuevo”
“¡Pero serán destruidas otra vez! Ese no es el único lugar bueno para una base secreta, ¿verdad? ¡¿Por qué no los golpeamos?!” 
“¿No lo viste? A pesar de que son estudiantes de secundaria, los brazos de su líder son tan gruesos como los tuyos, Hanako Yamada. Si me golpeara uno de esos en las entrañas, yo sería el único golpeado”
“Hmm … Supongo que eso podría haber sucedido. Los otros también eran grandes”
“Y la violencia engendra violencia. Incluso si diéramos algunos golpes afortunados, nuestras bases serían destruidas tan pronto como nos fuéramos”
“Supongo que eso podría ser cierto … Pero Tarou Yamada, ¿no me dijiste que golpeaste el trasero de un chico con un bate de metal?” 
“Eso fue diferente. Las cosas sucedieron. De todos modos, no creo que la violencia sea el enfoque correcto”
“Hmm … supongo que lo entiendo …” 

Ella escuchó su discusión, pero no pareció aceptarlo. 
Las bases secretas en las que pusieron todo habían sido destruidas. ¿Era eso simplemente otro “¿qué se puedes hacer?”
“Pero apesta seguir corriendo …” 
Agachando la cabeza, ella ofreció una última súplica. Las lágrimas se formaban débilmente en sus ojos. 
Dándole palmaditas en la cabeza, 
“Por supuesto que no voy a correr. Nos mantendremos alejados de ese lugar, pero aparte de eso, no tengo ninguna intención de rendirme en nuestras bases”
“¿Qué quieres decir?” 
“Tengo una buena idea”
“¿En serio? ¡Dime, dime!” Su rostro se iluminó al instante. 
Él empezó a explicar con calma. 

“Hanako Yamada, ¿lo viste? Cuando protestaste, el líder, el que llamaron Ikkun, estaba bastante agitado”
“¿Eh? ¿En serio? ¡No me di cuenta de eso!” 
“Creo que probablemente no han tenido mucho contacto con las chicas. No se veían lo suficientemente bien como para eso. Además, en la escuela secundaria, los chicos y las chicas todavía tienden a tener malas relaciones entre ellos”
“¡Es verdad! 
“Así que nunca han tenido a una chica linda como Hanako Yamada que se enoje con ellos, tampoco. Es por eso que estaban tan sorprendidos”
“Jeje, me estás haciendo sonrojar. ¡Elógiame más!” 
Él la ignoró por completo y siguió hablando. 

“Así que creo que deberíamos instalar una trampa femenina” (NTE: la expresión dice “Venus flytrap” que viene siendo venus atrapamoscas; una planta carnívora, pero creo que es más bien una trampa femenina por lo que eso fue lo que puse)
“¡Ya entiendo! ¡Eres increíble, Tarou Yamada! ¿Así que supongo que debería hacer que me toquen los pechos?” Propuso con el rostro radiante, levantando sus grandes pechos. 
“Hmm … no creo que esa sea la mejor idea. Hay cuatro de ellos, pero solo una tu”
“Oh … sí, eso sería difícil” Ella se decepcionó por tener la idea rechazada. 
Ella sentía que había ideado el plan más brillante que el mundo había visto, 
Al ver su decepción, él dijo algo. 
“Bueno, podría ser capaz de resolver algo con lo que estoy pensando. Dame un segundo”

Entró en la tienda de conveniencia, y una agradable puerta resonó a lo largo de ella. 
“¡B-Bienvenido!” 
El empleado que les había dado el cartón se levantó y lo saludó. No le prestó atención y se dirigió a la parte trasera de la tienda. 
Trajo una gran cantidad de algo de vuelta a la caja registradora. El empleado se sobresaltó, pero lo llamó sin una palabra. 
“G-Gracias, ¡vuelva otra vez!” 
“No, gracias a ti” le dijo al amable empleado, y luego salió de la tienda. 
Cuando salió de la tienda de conveniencia con aire acondicionado al exterior del pleno verano, tropezó por un momento. Sintió que cada vez estaba más mareado. 
Se detuvo un rato, luego, cuando se calmó, se acercó a ella. 

“Lo siento por la espera. Estaba un poco nervioso …” 
“¿Qué compraste?” 
“Echar un vistazo.” Le entregó dos bolsas de vinilo. 
Las bolsas estaban llenas, y por lo tanto bastante pesadas. Cuando las tomó, inmediatamente sacó un artículo. 
“Whoa, ¡¿qué?! Tarou Yamada, ¡eres un pervertido!” 
Encontró una gran cantidad de revistas porno. 
Chicas de preparatoria, mujeres casadas, todo, desde colección de fotos Gravure hasta Kairakuten, lo tenían todo en la tienda de conveniencia. (NTE: El Gravure es un género de la fotografía y el vídeo en Japón que consiste en que modelos femeninas jóvenes (o con apariencia aniñada) posan en bikini o ropa interior para revistas, calendarios, posters, DVDs o páginas de internet principalmente orientados a un público masculino adulto. Ni idea de lo que sea Kairakuten, pero nos damos una idea con lo que había en la bolsa)
Diez mil yenes de pornografía barata. 

“Usaremos esto para recuperar nuestra base secreta”
“Ohh. ¿Pero podemos realmente hacerlo?” 
“¡Por supuesto que podemos!” Respondió con confianza. Aunque ella tenía dudas, él la tranquilizó. 
“¡Qué confiable! ¡Gran trabajo, Tarou Yamada!” 
“Además, hay una cosa más que tenemos que hacer, así que lo haremos hoy. Mañana pondremos en práctica el plan”
“¡Está bien! ¡Vamos a hacerlo!” 
Con una tonelada de porno en la mano, se alejaron de la tienda.


*


“Hombre, esos dos eran una plaga. ¡Les dijimos que estábamos construyendo aquí! ¿Cómo se atreven a ir contra nosotros?” 
“Diablos, parecía que estaban en la escuela preparatoria o algo así, pero no pudieron decir una palabra de vuelta. ¡Súper lamentable!” 
“¡Ikkun es demasiado bueno para ser golpeado por estudiantes de preparatoria!” 
“Ja, ni siquiera fue difícil. ¡Esos tipos eran débiles!” 
A la tarde siguiente, los cuatro chicos de la escuela secundaria estaban en el parque junto al bosque. Después de expulsar a los estudiantes de preparatoria, estaban muy entusiasmados. 

“Está bien, vamos a hacer nuestra base”
Marcharon rudamente hacia el bosque. Nada parecía diferente al día de ayer, y las suyas eran las únicas voces en el bosque. 
Pero cuando se acercaron a las bases secretas que habían destruido ayer, había una clara rareza. 
“¿Qué son estos?” 
“Whoa …” 
Allí, encontraron revistas porno. Decenas de ellos, dispersos por todos lados. 
“Ikkun, ¿qué hacemos con estos?” 
“Ah, uhh … Bueno, er … ¿No podemos simplemente ignorarlos?” 
Ikkun fue claramente sacudido. Era tan inexperto como un estudiante de primaria. 
Al no haber hecho nada más que karate a lo largo de la escuela primaria y secundaria, no era tan inmune como para decir honestamente tal cosa. 
Después de todo, él estaba en la escuela secundaria y todavía hablaba de bases secretas. Solo eso podría darte una idea de su personalidad. 

Mientras los chicos trabajaban en su base secreta, seguían mirando la pornografía. Cualquiera podía decir que estaban cautivados por las revistas que contenían mujeres desnudas. 
Incluso una vez que comenzó la construcción, hubo una atmósfera incómoda que persistió entre los chicos. 
Nerviosamente y con manos torpes, armaron la base. Pero al no poder enfocarse, se hizo poco progreso. 

“Oye, Ikkun. ¿No podemos … limpiar eso un poco?” Preguntó uno de los chicos. 
Hicieron todo lo posible por ocultarlo, pero el material erótico los excitó claramente, y no pudieron soportarlo más. 
“C-Claro. Sí, se está interponiendo. Límpialo”
Los cuatro se fueron a las revistas porno juntos. Sus ojos se adentraron en las portadas de cautivadoras mujeres desnudas. 
La cara de Ikkun se puso roja de vergüenza, y él miró hacia otro lado. 
“¡Whoa! ¡Impresionante!” 
“¡Echa un vistazo a esto! ¡Amigo!” 
“Ohhh hombre …” 
Rápidamente, olvidando su deber jurado de limpiar las revistas, los chicos miraron por encima de las portadas como si estuvieran intentando ver lo que hay adentro. El sonido de sorber saliva se hizo eco a través de la arboleda. 
Incapaz de contenerse, un niño tomó una revista y la abrió. Con eso, los otros chicos comenzaron a leerlos uno por uno. 
“¡Este es increíble!” 
“¡Esta es tan ardiente!” 
“…” 
Con los chicos a su alrededor absortos, Ikkun tímidamente buscó una revista. 
En el momento en que abrió una de las etiquetas “Kairakuten”, el sonido del obturador de una cámara hizo eco a su alrededor. 

“Hm, ¿qué estáis haciendo?” 

Allí se pararon los dos, sosteniendo una cámara digital y un teléfono inteligente. Con una sonrisa en su rostro, se acercó a los chicos. 
“Buh … ¡¿qué? ¡¿De qué se trata ?!” Gritó Ikkun, tirando la revista a un lado a toda prisa. 
“Hmm, me pregunto si debería decírtelo. Ustedes son estudiantes en Yamanoura, ¿verdad?” 
“¿Eh? ¿Cómo lo sabes?” 
Los chicos se sorprendieron por su pregunta y se miraron. Continuó con unos ojos fríos. 
“Puedo decirlo por tus uniformes. Sólo hay tres escuelas secundarias por aquí, pero tienen uniformes diferentes. No sé si venías de las actividades del club o qué, pero deberías haberte cambiado de ropa”
“¿Por qué tú …?”
“¡Oh, oh! Ni un paso más. Ya le he enviado la foto a mis amigos. ¿Qué pensará la gente de la escuela cuando vean que estás viendo pornografía? Las chicas realmente odian a los espeluznantes pervertidos”
En realidad, él tenía pocos amigos y, por lo tanto, nadie en quien confiar para tal cosa, pero los chicos no podían saberlo. Sus rostros rojos palidecían visiblemente. 

“P-Pero solo estábamos limpiando algunas revistas que encontramos …” 
“¿Crees que alguien lo va a creer? Las cámaras en estos días son increíbles. Todo, desde tus ojos inyectados en sangre hasta el nombre de la revista que estabas leyendo … Todo está perfectamente claro en la foto”
Agitó alrededor de su nueva cámara digital como un tono presumido. Los chicos no pudieron decir nada. Algunos de ellos estaban a punto de llorar. 
Él rió con satisfacción y se acercó lentamente. De pie frente a ellos, le dio a Ikkun una amplia sonrisa. 
Para Ikkun, era la cosa más aterradora del mundo. 
“Oh, no hay nada de qué preocuparse. No somos demonios. Si te portas bien, no habrá necesidad de hacer algo tan horrible” dijo amablemente a los chicos temblorosos. 
Ikkun sacudió ferozmente con la cabeza baja. 
“… ent …” 
“¿Hm? No creo haber oído eso” mintió. Enormes lágrimas se formaron en los ojos de Ikkun. 
“¡Lo sentimos! ¡Lamentamos haber destruido su base secreta!” Sollozó. Uno tras otro, los otros chicos también se disculparon. 
“¡Muy bien!” Él le dio un signo de paz sigiloso. 
“¡Eso fue genial, Tarou Yamada!” Ella le susurró al oído. 

“¡Ahora no hagan para que la gente se enoje con ustedes!” Ella dijo alegremente a los chicos que no dejarían de sollozar. Tal vez debido a la repentina amabilidad, los chicos rompieron en llanto. 
Ella se acercó a los muchachos que lloraban y les dio unas palmaditas en la cabeza. 
“Estas cosas pasan en la vida. Está bien”
“Sniff … lo siento mucho” 
“Está bien. No te preocupes. Lo dejaremos pasar y haremos una base secreta juntos. ¡Nos divertiremos mucho!”
Las sonrisas volvieron a las caras de los chicos. Todavía querían hacer una base secreta. 
Así que, enérgicamente, le dijeron a la amable diosa que había perdonado su pecado y se ofrecieron a construir una con ellos: “¡Sí, señora! ¡Entendido!” 
“Está bien, podemos obtener un montón de cartón de más allá de eso. ¡De pie!” 
“¡Lo tengo! ¡Vamos!” 
Señaló en dirección al distrito comercial y los muchachos salieron corriendo. 
Después de que se fueron, él murmuró. “Chica mala.” 
“¡Jaja! Con su ayuda, deberíamos poder hacer una gran base. ¿No soy inteligente?” 
“Sí. Es mucho mejor que simplemente ahuyentar a los chicos”
“¡Jeje! ¡Por supuesto!” Ella le dio una palmada en la espalda con confianza. 


Con el cambio en el comando, esta vez tuvo un ambiente más tranquilo. 
“¡Pon una flor allí! ¡Y junta el cartón allí!” 
“¡Sí, señora! ¡Entendido!” 
Ella trabajó duro con los chicos para crear su propia base secreta. Ellos obedecieron sus órdenes sin cuestionarla. 
Los chicos sentían que se estaban haciendo amigos con una linda chica mayor, por lo que no les importó en absoluto el trabajo. 
“Ohh, ¡eso es un buen trabajo! ¡Genial, genial!” 
Cada vez que los chicos completaban una tarea, ella les daba palmaditas en la cabeza. Se deleitaron como cachorros fieles y se sintieron orgullosos de verdad. Eran absolutamente sus sirvientes. 
Mientras tanto, él trabajó en silencio para recrear su propia base secreta. 
Él la ayudaba con su base de vez en cuando, pero en unas pocas horas, volvió a estar donde estaba antes. 

Entregados en la construcción de sus bases, trabajaron hasta el atardecer y finalmente se completaron. 
“¡Woo, lo hicimos! ¡Hurra!” Gritó, mirando a su base. Saltó hacia arriba y hacia abajo para expresar su alegría. Y miró con satisfacción su propia base, secándose el sudor.

Macaron 05

“¡Lo hicieron genial! ¡Estoy tan feliz por ustedes, chicos!” 
“¡No fue nada! ¡Nos divertimos mucho también!” Le dijeron francamente. Sonreían con inocencia infantil. 
“Bueno, tenemos que ir a casa ahora”
“Cierto. ¡Buen trabajo hoy!” 
“Um … ¿Podemos volver a la base?” 
“¡Por supuesto! ¡Por supuesto!” Ella se rió. Los chicos asintieron tímidamente. Sí, eran absolutamente sus esclavos. 
“También tenemos revistas porno, ¡así que puedes leerlas si quieres!” 
Inmediatamente, los chicos se miraron torpemente y huyeron. 
“Que manera de acaparar toda la amistad, Hanako Yamada”
“Esto es popularidad en acción, Tarou Yamada”
Él no entendía muy bien, pero se había divertido demasiado para preocuparse. 

Cuando los chicos se fueron, estaba muy oscuro. Sólo la luna iluminó el área, ya que no había luces alrededor. La arboleda estaba en silencio excepto por el zumbido de los insectos. 
“Supongo que deberíamos ir a casa” dijo, y ella respondió un poco diferente. 
“Hmm … Mientras estamos aquí, ¿por qué no? ¿Nos lo tomamos con calma en la base? Mi novio no vendrá a casa hoy”
“Está bien, vamos a tomarlo con calma aquí”
“Bien. ¡Vamos a hacer eso!” 
Así que los dos se acostaron en la base secreta rosa que ella creó. 
Cuando miraron hacia arriba a través del techo de la base, estrellas brillantes llenaron su visión sin nubes para bloquearlas. Era tan brillante, que cerró los ojos. 

Ahh, esto es genial. Me gustaría que esto pudiera durar más tiempo. 

De repente tuvo ese pensamiento. 
Pero tenía una enfermedad terminal. Pronto, ya no podría molestar a los chicos ni hablar con ella. 
Solo regresaría a la base secreta que habían construido unas cuantas veces más antes de que todo terminara. 
Por primera vez, pensó: “No quiero morir todavía”

“Claro que es bonito” pronunció a su lado. 
“No he visto un cielo tan bonito desde siempre”
“Hahh … es genial”
Miró la fantástica vista por un momento. 
Los dos estábamos envueltos en un cómodo silencio en la sombría base secreta. 

“Me está dando un poco de sueño …” Él dijo, frotándose los ojos. Ya eran las 11 de la noche. 
“¿De verdad? ¡Quédate más tiempo!” 
“Estoy muy cansado. Voy a dormir un poco para mañana”
“Aww … Bueno, ¿qué se puede hacer? Muy bien, haremos modificaciones a la base mañana. ¡Combinaremos mi base y la tuya, Tarou Yamada!” Ella Dijo eso, su emoción todavía no se había calmado. 
Él se rió en voz baja. “Está bien. ¡Vamos a hacer nuestro mejor esfuerzo!” 
“Sí, ¡lo haremos!” 
” Muy bien, hasta mañana. Buenas noches.”
Justo en ese momento, su visión giró. Con un dolor como si su cabeza se partiera, su visión se estrechó gradualmente. 
No solo una luna, sino muchas estrellas fugaces llenaron el cielo. 
Podía sentir la energía siendo sacada de él. 

“Espero poder hacerlo mañana”

Él susurró suavemente, y renunció a la conciencia.


*


Fue despertado por un calor en su mano. 
No vio el cielo sobre la base secreta, sino un techo blanco que había visto antes. 
Sorprendido, miró a su alrededor. Estaba en una cama blanca, con varias agujas en su brazo unidas a un tubo. Le dolían todos los músculos. 
A su lado, había una chica que sostenía su mano. Parecía recordar quién era. 
“¡W-Whoa! ¡Ya estás despierto! ¡E-Enfermeraaaa!” Dijo la chica con pánico. 

Parecía que estaba en el hospital. Hubo un repiqueteo en el pasillo, y apareció una enfermera de unos treinta años que había visto antes. 
“¿Estás bien?” Preguntó la mujer, tocando su mejilla. No sabía qué había pasado en absoluto, pero dijo “Estoy bien”
“No le dijiste a tu madre sobre tu enfermedad, ¿verdad?” Dijo la enfermera con un suspiro. 
Era solo sentido común. Era impensable que él, un chico en la escuela preparatoria, no le dijera a su madre que tenía una enfermedad terminal. 
“No. Pero, de todos modos, ¿cómo terminé aquí?” 
“” Pero de todos modos” dices …” suspiró la enfermera en voz alta. Ella estaba simplemente aturdida. 
“Aparentemente estabas cerca del parque, tosiendo grandes cantidades de sangre. Si la chica de allí no hubiera llamado a una ambulancia, ahora no estarías con nosotros aquí”
“Ya veo …” 

Ese día, al mismo tiempo que perdió el conocimiento, había tosido una tonelada de sangre. Esto la puso en bastante pánico. 
Pidió una ambulancia con manos temblorosas y corrió hacia el parque cargándolo en su espalda. Cada vez que él respiraba con dolor en su espalda, ella casi lloraba. 
Ella lo dejó en el parque, y su boca estaba roja de la sangre desbordante. Su espalda también estaba ensangrentada, pero a ella no le importaba. 
Mientras esperaba, ella siguió acariciando su espalda, murmurando: “Mejórate, recupérate, recupérate …”

En poco tiempo, la ambulancia llegó al parque. Fue levantado y llevado al hospital. 

“Realmente deberías agradecerle. Voy a llamar a tu madre ahora”
“Correcto. Entendido”
La enfermera corrió por el pasillo de nuevo. Mientras la observaba irse, pensó, increíblemente, “Me pregunto si mi mamá estará enojada”
Una vez que la enfermera desapareció por el pasillo, ella dijo “Me asustaste …” con un suspiro de alivio, acariciando su pecho. 
“Lo siento por hacer que te preocupes. Gracias”
“Está bien. Me alegra que estés a salvo”
“Hanako Yamada, te debo mi vida. Te agradeceré el día que muera”
“Tarou Yamada, ¿vas a morir?” Preguntó solemnemente. Hubo silencio en la habitación vacía del hospital. 
“Hmm. Bueno, los humanos mueren algún día”
“¡No me refiero a eso!” Especificó enojada. Se quedó en silencio. 
Ella lo miró directamente a los ojos y él, inconscientemente, apartó la mirada. 

“Oye, ¿vendrás a trabajar en la base secreta mañana?” 
“Hm. Mañana puede ser difícil”
“Ya veo …” La chica típicamente ingenua bajó la cabeza, como lo había hecho en la reunión de clase. 
En respuesta, habló tan alegremente como pudo hacerlo. 
“Mañana no es bueno, pero trabajaremos en ello tan pronto como me mejore”
“Pero tienes una enfermedad terminal, ¿verdad, Tarou Yamada? Morirás”
“No lo haré. Estoy lleno de energía ¿ves?” 
Se levantó de la cama. Fue un farol total; su cuerpo se estaba desmoronando. 
Aun así, forzó su cuerpo tambaleante y saltó sobre la cama. 

“Créeme. No es como si hubiera mentido alguna vez” 
“Está bien, te creeré. Pero dices mentiras todo el tiempo, Tarou Yamada. Ni siquiera sé tu nombre real”
“Está bien, te lo diré la próxima vez que trabajemos en la base secreta”
“¡Ooh! Está bien, ¡y te diré mi nombre real también!” 
“Está bien. Ya sé tu nombre real, Hanako Yamada”
“¡¿Qué?! ¡¿Cómo?! ¡Eso no es justo!” 
“Es tu culpa por olvidar mi nombre después de ir a la misma escuela secundaria, Hanako Yamada”
“Caray …” dijo con las mejillas hinchadas, sonriendo por primera vez ese día. Le hizo reír desde lo más profundo. 

Hubo un golpeteo en el pasillo de nuevo. 
“Supongo que tu madre estará aquí pronto.” 
“Probablemente, sí” 
“Bueno, debería irme, entonces.”
“Cierto. Muchas gracias”
“¡No hay problema! Rezaré para que Tarou Yamada se recupere todos los días, ¡así que te tienes que mejorar!” 
“Voy a mejorar realmente rápido. Protege la base hasta que regrese”
“¡Está bien! ¡Asegúrate de venir! ¡Eso es una promesa!” 
“Lo prometo. Y si lo rompiera, haré lo que me digas”
“¡Ooh! Bueno, si cumples tu promesa ¡haré lo que me digas!” 
“¿De verdad? ¡Definitivamente!” 
“Ahaha. ¡Déjamelo a mí! ¡Bueno, nos vemos!” 
“Correcto. Nos vemos”
Él prometió un futuro que quizás no llegara, y ella se fue saludando. 

“Ahh, quiero vivir … Maldita sea”

Él murmuró después de que ella se fue. 
Oyó a alguien saludar a su madre en el pasillo. Una vez que dejaron de hablar, la enfermera la llevó rápidamente a su habitación. 
Escuchando los apresurados pasos, miró al techo. Era mucho más pequeño que el cielo que había visto esa noche. 
Cerró los ojos y pensó en ello. 
El brillante y descolorido espectáculo vino a su mente con claridad. 
Abrió los ojos, e hizo un último deseo. 

“Espero vivir para ver el mañana”

Él no creía en Dios, pero por primera vez, le hizo un deseo a alguien que no era él mismo.


*


A él le dijeron que tenía una enfermedad fatal. 

Su clase era una con la que no podía familiarizarse. 
Su vida en el instituto no tenía valor, sin muchos amigos. 
Apuntado por el líder de la clase, a menudo fue intimidado. 
El potencial para su futuro parecía disminuir. Apenas podía ver un futuro por delante. 
Y al frente de su mente estaba “Esto es realmente un dolor”
Pero él oró para poder vivir en ese mundo. 
Quería vivir al máximo en este hermoso mundo. 


Ella podía hablar con el concreto. 

Su hermana mayor que fue a la universidad no lo sabía, y Tsubasa-kun, que siempre tenía chicas que le proporcionaban Dom Pérignon, probablemente tampoco lo sabía. 
La profesora de danza hula y su madre que estaba en una aventura con él no lo sabían, y su padre, que desapareció en el aire un día, no lo sabía. 
Los huérfanos que se morían de hambre en África no lo sabían, y los hijos de ella y Tsubasa-kun que aún no habían respirado el aire del mundo exterior definitivamente no lo sabían. 
Sólo él lo sabía. 
Así que oró con todas sus fuerzas para que alguien pudiera vivir feliz en este hermoso mundo.


FIN


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s