Cerda Villana — Capítulo 9


Siento que no hubiese capítulo el jueves anterior, tuve algunos contratiempos traduciendo este capítulo.


Anterior |Índice| Siguiente


La verdad detrás de la anulación

 

Al regresar a la mansión, noté al abuelo saludándome con nerviosismo. Tenía visita, aparentemente. Después de darle las gracias a Ryuze, cubierta de sudor, me dirigí a la sala de invitados tras encargarme de que mi apariencia fuera mínimamente presentable.

En la sala de invitados, un caballero que creía haber visto anteriormente y un joven enfurruñado se hallaban presentes. Ambos se mostraban bien vestidos, aunque exudando aires de nerviosismo. El caballero era amigo del abuelo, y otro cabecilla de una familia condal. Suele visitar nuestra mansión cada cuánto. El muchacho que se encontraba a su lado probablemente sea su hijo. Tenían los mismos ojos verdes y el mismo cabello rubio con toques anaranjados. Habiendo tenido que apresurarme al lugar, estaba sin aliento, y no podía moverme bien. Incluso este poco movimiento se volvía una carga pesada para el cuerpo de Britney. Siendo urgida por el abuelo, entré a tomar asiento; el gigantesco trasero de Britney lograba abarcar el espacio una silla de dos asientos.

—En esta oportunidad, me gustaría pedir disculpas por la descortesía que hizo mi hijo. Probablemente sea culpa mía por mimarlo tanto… al punto que pudo pasar algo como esto.

Por las sinceras disculpas que este caballero estaba dando, inmediatamente pude discernir su propósito para venir aquí. Este caballero era el que propuso mi compromiso, así como también era del lado que lo anuló unilateralmente. Ira crecía dentro de mí al preguntarme por qué alguien como él era un invitado de nuestra mansión, pero, viniendo de ese abuelo con buen corazón, dudo que pudiera ignorar a su amigo.

(Y… esta persona se disculpa tanto que da lástima.)

Por cierto, ¿de qué descortesía está hablando…? ¿De qué habla este caballero?

—Me avergüenza decirlo, pero… ayer me enteré sobre la anulación.

Al escuchar sus palabras, ladeé la cabeza.

—A decir verdad, hace medio mes estuve ausente de la residencia debido a las visitas a la capital y a las inspecciones territoriales. El asunto de la anulación de este compromiso de aquella vez fue… hecho por mi hijo sin previo aviso…, así que…

El caballero apeló al abuelo con la esperanza de que se pudiera fingir que la anulación nunca pasó.

—Aún si dices eso… Britney quedó tan herida que ni siquiera quiere comer… Pobrecilla…

Abuelo, te equivocas, es solo una dieta normal… Parece que malinterpretaba la razón por la que su nieta empezó a comer poco.

—Señorita Britney… Lo siento mucho.

Ver a un caballero disculpándose al punto de bajar tanto la cabeza es, como uno esperaría, algo lamentable.

—Levante la cabeza, por favor. Esto realmente no me importa —dije con una sonrisa.

Aunque, desde un principio, todo lo que veían era una gordita con una sonrisa extraña. El caballero se encogió un poco en respuesta. Eso me dolió un poco…

—No me den atención, y por favor tenga una buena charla con el abuelo. Aceptaré la decisión a la que lleguen ambos.

Levantando mi pesado trasero con un «Vamos», salí de la sala. Probablemente será más fácil continuar la charla sin la persona abandonada en cuestión. En todo caso…

(A ese hijo suyo probablemente no le gustó mucho tener que estar comprometido conmigo.)

Tanto como para esperar a la ausencia de sus padres y así poder enviar la anulación.

No es que no entienda cómo se siente. Incluso yo querría anularlo si fuesen a comprometerme con un hombre super (de mal carácter y oloroso) gordo. Aún si pensaras en tu casa y el estatus social, no creo que podrías hacerlo realmente.

—Ya veremos qué sucede…

Si ese chico se convierte en mi prometido, la condición de Ryuze se cumplirá. Eso está muy bien, pero es posible que la otra parte continúe negándose sin parar. Es el resultado más probable.

Habiendo sido liberada de la sala de huéspedes, decidí entonces dirigirme a las aguas termales que Ryuze mencionó antes. El olor que ahora estaba emanando es bastante fuerte, en lo posible me gustaría irme en secreto a sumergirme en los manantiales.

Las aguas termales estaban dentro de las instalaciones de nuestra mansión. El terreno de nuestra casa condal era, como en cualquier zona rural, grande. Había bosques, ríos y cuevas, así que no sería raro que también hubiese una fuente termal.

JaaJaaFiu¹

Nuevamente, andaba por el lugar sudando mucho. Ryuze me hizo un mapa aproximado, pero está un poco lejos… y hace calor.

Si se tratara de una persona normal, probablemente no tendría muchos problemas para llegar, pero soy una cerda blanca que no suele hacer ejercicio.

(Ugh… Si tan solo pudiera andar a caballo… ¿Debería practicar la equitación…?) ²

Me tomó un buen rato llegar a la fuente termal, me faltaba el aire.

Bueno, ciertamente hay una…, pero…

—… ¿Qué es eso?

Noté un flujo de agua termal que salía por las grietas de la pared rocosa. Sin embargo, como no había bañera para capturarla, el agua fluía hacia el luego, encaminada hacia un río cercano. Puede que los componentes del agua termal sea el causante de la falta de color en el río.

(El agua de este río es buena ya que no suelo usarla, pero… es una lástima que se pierda el agua termal…)

Cuando toqué el flujo de agua, aunque tenía una temperatura un poco alta, no era insoportablemente caliente, lo que posibilitaba drenar parcialmente la fuente.

(Ahora que lo pienso, me encontré una pequeña piscina seca en el camino.)

Era un “sustituto de estanque” que el abuelo me hizo; un estanque poco profundo. Sin embargo, Britney, quien odiaba trasladarse, raramente la usaba. El estanque se volvió bastante inútil ahora que se secó.

(Si condujera este manantial de agua termal a esa piscina artificial, y entonces hacer que fluya de ahí al río… Puede que sea posible.)

Están cerca, claro, pero sigue siendo necesario un conducto, y yo no tengo el conocimiento ni las habilidades para hacer uno. Ni siquiera tengo conocimiento sobre ingeniería, asuntos domésticos, medicina, negocios, tecnología culinaria… Nada… Solo conozco el origen del mundo basado en la historia de un manga shoujo.

(¿Tendré que preguntarle a Ryuze-oniisama…? No, viendo lo muy serio que es mi primo, es poco probable que me dé rienda libre.)

Aunque no sería un conducto grande, detrás de todo eso solo estaba el egoísmo de Britney.

Jaa

Odio ser tan incompetente.

Mientras suspiraba, de pronto advertí una sombra elevarse ante mis ojos.

 

 

Notas:

1– Este es mi intento de onomatopeyas de jadeo, y el «fiu» es lo que uno haría al terminar una actividad pesada o que requiera algún esfuerzo.
2– Técnica, actividad o deporte de montar a caballo. En este contexto, es solo la técnica como tal.


Anterior |Índice| Siguiente

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s