Sevens: Volumen 9: Capítulo 12: Brigada de los caballeros santos



(TL: Lo que se tradujo anteriormente como Caballero Sagrado ahora se traducirá como Caballero Divino para mayor precisión. Me disculpo. Tenía la intención de hacerlo cuando leí este volumen por primera vez, pero lo olvidé un poco) (NTE: esto es para que no haya confusión más adelante, o eso creo en base a lo que hay en este capítulo)


En el vestíbulo de entrada utilizado para la asamblea inaugural, más de cien aventureros se habían reunido.

Hablaron entre ellos, mientras esperaban nerviosos.

Me alejé de las mesas, vigilándolos desde la pared. Esta vez, no fui un invitado, sino el anfitrión.

Mónica se movía rápidamente y ponía a las vírgenes del templo con ropa de sirvienta para que las ayudaran.

Cuando ella se acercó a mí, Mónica …

“Como pensé, ¿tal vez mantenerlos en sus túnicas del templo hubiera sido mejor? Estaba segura de que quedaría fuera de lugar, pero al hacer esto, he eliminado sus rasgos de carácter”

“¿De qué estás hablando? Más importante aún, ¿crees que tenemos suficiente comida y bebidas?”

Cuando lo confirmé, ella asintió.

“No hemos hecho descuidos. Pero hay un pequeño problema”

“Sí, lo entiendo. Podremos aguantar hasta el final de esta batalla, ¿verdad?”

“Sí.”

Entendí el problema que teníamos. Después de que Mónica se registró conmigo, ella volvió a trabajar.

Miré el pasillo. Creit-san estaba allí, y llevaba una ropa llamativamente alegre.

(No los estoy engañando, pero ciertamente los estoy usando. No es una buena sensación)

Aventureros soñadores.

En lugar de usar a los que querían enriquecerse rápidamente, escogí a aquellos que querían escapar de este estilo de vida.

Correcto, los que reuní fueron los que apuntaban al servicio del gobierno. Hice que Creit-san reuniera a los que aspiraban a ser caballero.

(Aves de la misma bandada, ya veo.)

Entre ellos se encontraban los aventureros de casas de caballeros. Justo como Aria provenía de una Casa de Vizconde militarista, había varios aventureros con una situación similar.

Para reclamar su antigua gloria, se habían decidido a subirse a bordo de la misión de esta vez.

De la Joya, vino la voz un poco harta del Quinto.

『No importa el período de tiempo, encontrará personas que no pueden calcular pérdidas y ganancias. Bueno, el hecho de que al menos estén resueltos es decente』

El sexto también.

『Exactamente. Pero serán fiables por ahora. Y pensando en el futuro, la Santa Doncella necesitará a aquellos que se moverán como sus brazos y piernas.』

Volví mis ojos a las escaleras.

(Es la hora.)

Con algo de bebida en sus sistemas, y un poco de tiempo para aliviar la tensión, habíamos preparado el escenario para que los otros hicieran su aparición.

Las vírgenes consagradas … no con ropa de sirvienta, sino con los atuendos que Mónica había cosido, salieron y se desató una conversación entre la gente en el pasillo.

Y cuando salieron los VIP, todo quedó en silencio.

(Sí, definitivamente es una Santa Doncella mientras mantenga la boca cerrada)

En un vestido blanco que parecía estar pegado a su piel, Aura-san bajó. Detrás de ella, siguieron la antigua Santa Doncella Thelma-san y al ex Sumo Sacerdote Gastone-san.

Cuando le envié una mirada a Eva, ella asintió con la cabeza.

Eva tenía una habilidad propia. No era muy útil en la batalla, y a la chica en sí no parecía gustarle.

Su nombre era Voice … amplificaba el sonido de su voz y dejaba que un número mayor de personas la escuchara.

Y la pieza central de esta vez fue su escenario Back Music. Incluso sin instrumentos, ella podría realizar actuaciones con su habilidad.

La música majestuosa comenzó a fluir en el salón de actos. Eva no mostró signos de haber hecho nada, y no pude evitar preguntarme de dónde venía exactamente la música.

(Es raro que haya una Habilidad odiada por su poseedor. No, ¿se manifestó precisamente porque ella no la deseaba? Hay bastantes misterios con Habilidades)

Había una razón por la que Eva no hacía uso de su Habilidad. Ella la odiaba.

Quería que su voz los alcanzara por sí misma. Ella no quería confiar en una habilidad.

La música iba a estar hecha de instrumentos, y tocarlos juntos ante una multitud era el objetivo. Así que su habilidad no era más que molesta.

O eso dijo ella.

Esta vez, no tuvimos tiempo para contratar una orquesta, así que se la dejé a ella.

El ambiente y el sonido, así como el de la verdadera Santa Doncella … no, la apariencia de la ex candidata a Santa Doncella colocó el salón en silencio y anticipación.

Aura-san se detuvo a mitad de camino por las escaleras y miró hacia el pasillo antes de hablar.

“Les agradezco a todos por reunirse. Yo, Aura, estoy agradecida de estar en su presencia hoy”

Sin motivación, y violenta … de mi imagen de ella, el comportamiento actual de la chica era demasiado diferente, sentí que me iba a reír.

Me contuve y escuché, pero el contenido era, para decirlo simplemente … avancemos y derrotemos a los Caballeros Divinos de Zayin juntos. Porque si tienen éxito, obtendrán puestos gubernamentales y los convertiré en caballeros.

Es como era.

Correcto, ese fue el cebo para la reunión de esta vez. No podíamos pagar una recompensa. Pero no hace falta decir que tuvimos que preparar los suministros de alimentos necesarios de nuestro lado.

Y Aura-san me lanzó una mirada.

“Para recuperar a Zayin, aquí se formará una nueva brigada de caballeros. Su liderazgo quedará en manos de quien me salvó la vida, Lyle-dono”

Di un paso adelante, y los ojos de los aventureros se reunieron sobre mí.

“Solo será temporal, pero tomaré amablemente la posición de comandante”

Y Aura-san …

“Me gustaría dejar el rol de vice comandante a Creit Benini-dono”

Creit-san estaba tan conmovido, que rompió a llorar.

“… ¡S-Si!”

Su voz mientras respondía estaba temblando un poco.

Después de extender los brazos, Aura-san cruzó las manos sobre su pequeño pecho e hizo una pose de oración.

“Aquí, se ha formado una brigada de caballeros … una Brigada de Caballeros Santos. Valientes, que puedan salir con la protección de la Diosa”

Para oponernos a la brigada de los caballeros divinos, habíamos formado una brigada de caballeros santos. Por cierto, el nombramiento se hizo en el acto.

Eran apenas diferentes.

(Bueno, incluso si no se les escape de la lengua, es eso … la brigada de caballeros de la Doncella Sagrada, o cómo decirlo … eso suena como algo que tendría ese país. Es un nombre temporal, y cualquiera puede venir y cambiarlo más tarde.)

Era un pensamiento simple, pero ¿quizás funcionaría bien? Y así, la brigada de caballeros de la Santa Doncella fue apodada brigada de caballeros santos.

El pasillo se calentó de nuevo, y tuve la sensación de que yo era el único que reflexionaba tanto sobre el nombre. Ahora para dar el siguiente paso …

(Tendré que reunirme con el grupo de Albano-san mañana)

Al día siguiente, tomé a Miranda y me reuní con Albano-san en un bar.

Era una tienda en la que la única entrada era un callejón, y no el mejor lugar para estar. Pero la calidad de los platos que sacaron era alta, y el sabor era delicioso.

Tomando un trago de cerveza, Albano-san nos miró.

“¿Asistir del lado de Zayin? No quiero. Yo solo cabalgo ganando caballos” (NTE: no entendí esa frase, pero es lo mejor que pude hacer)

Cuando dijo eso con mucha audacia, le di una sonrisa amarga y asentí.

“Eso está bien. Pero no es como que balancear un arma es todo lo que se hace una guerra, ¿verdad?”

A nuestro alrededor, la gente áspera bebía cerveza y se alegraba.

Las prostitutas llamaron a los clientes en el bar, pero no se acercaron a nosotros, ya que Miranda estaba en la mesa.

Albano-san nos miró con su tarro aún sostenida contra su cara.

Miranda extendió una mano hacia su comida.

“Lo que queremos dejarles es difundir rumores en Zayin. Que la ex candidata a Santa Doncella se ha puesto de pie, y que ella le declara la guerra a Zayin”

Albano-san pensó en ello. En lugar de dudar, parecía que no entendía.

“… Sé que muchos están haciendo algunos movimientos llamativos. ¿Aprovechar al cabeza dura de Creit y difundir rumores por tu cuenta?”

Asentí.

“Es para ganar. No tenemos intenciones de perder. Por supuesto, no tengo preferencia por perder batallas”

Es una tradición familiar. No lucharemos para perder la batalla. Solo el Tercero tiró su vida para ganar tiempo, pero eso era porque era una necesidad.

No fue por su propio error, perdió su vida por una victoria mayor.

Albano-san se rió.

“¡Muy bueno! Me gustan los tipos como tú. ¿Pero qué harás al difundir rumores? Sin embargo, si eso es todo, debo admitir que no hay demérito para nosotros”

Parecía pensar que podría ser una trampa.

“Sí, lo único que necesitamos es difundir rumores. Después de eso, se embellecerá solo. Y hay una serie de rumores que me gustaría que esparcieras. Por favor espárcelos en orden. Ah, pondré los fondos para tu comida y bebida mientras estés en Zayin. Una vez que hayas terminado de difundirlos, solo necesitas volver.”

Ni yo ni Miranda esperábamos que hiciera el trabajo correctamente. Pero en lugar de que él lo llevara a cabo, queríamos que se mantuviera el hecho de haberle hecho la solicitud.

Cuando hacíamos tantos movimientos vistosos, creíamos que había quienes nos observaban.

“… Hmm, bueno, si eso es todo, entonces por qué no. Pero tengo una petición propia.”

“¿Qué podría ser?”

Cuando dije eso, Albano-san hizo una expresión seria.

“Déjame entrar en este asunto”

Miranda se mostró un poco cautelosa dejar de cruzar sus piernas debajo de la mesa para poder moverse en cualquier momento.

Y sonriendo, ella …

“¿Qué quieres decir con eso? ¿Quieres unirte? No puedo verte trabajando bien junto a Creit-san, ¿sabes?”

Albano-san puso sus manos en el respaldo de su silla y giró su cuerpo en diagonal hacia nosotros.

“Qué, no me importa esa brigada de caballeros. Solo quiero salir de este humilde estilo de vida mío. No, haz que nosotros. Somos un conjunto de basura sin esperanza. Pero mira aquí … no tenemos que estar en la cima, pero tenemos nuestros anhelos de una vida respetable. Cuando esa oportunidad está rodando por delante de nosotros, ¿no es lógico querer aprovecharla?”

Exhalé un suspiro.

“Entonces, ¿qué es exactamente lo que quieres?”

“Voy a tomar la solicitud. Mientras estoy en eso, ¿qué tal si me dices qué harás allí?”

El tercero dejó salir su voz desde la joya.

『Bueno, solo estamos haciendo esto para mostrar a nuestros enemigos que estamos haciendo un movimiento. No creo que haya un problema si él nos traiciona, pero …』

Miré las respuestas en la habilidad de búsqueda. Albano-san estaba emitiendo una señal azul. Y también hubo un grupo rojo en el bar.

Cuando les envié una mirada cautelosa, Miranda lo vio y también se dio cuenta.

Albano-san habló.

“Encontrarás aventureros así en todas partes. Esos tipos están del lado de Zayin. Pueden salir a vender información sobre nosotros. Mi grupo tomará ese tipo de cosas por ti. Ustedes no se ven muy hábiles en ese campo”

No éramos los mejores en eso, lo admito.

“… ¿Y qué recompensa quieres?”

“Dinero, estatus, fama… me gustaría decirlos todos, pero digamos que quiero algo considerable. Incluso si no es una posición gubernamental de Zayin, algo como una medalla que otros reconocerán. Antiguos bandidos … siempre que pueda deshacerme de esa etiqueta”

Con una ferviente cara, asentí.

Y…

“Ahora que lo pienso, ¿Albano-san?”

“¿Qué?”

“La brigada de caballeros de Zayin … ¿Sabes de su fuerza de élite?”

“¿Esos tipos que hacen el trabajo sucio? Sí, los conozco; ¿Qué hay con ello? Desde mi punto de vista, solo puedo tenerles envidia. Ellos hacen el trabajo sucio, y la gente los llama las malditas élites”

“¿Estarías interesado en esa fuerza de élite?”

Albano-san hizo una mueca como si no pudiera comprender mis palabras.

Miranda dedujo lo que estaba pensando. Se llevó la mano a la barbilla, miró a Albano-san y asintió varias veces.

“Bueno, tal vez es justo. Aceite y agua”

Y dijo eso.

Pasé mi tiempo realizando esos preparativos, y en dos semanas, Alette-san se acercó a la mansión.

Lo que ella trajo consigo fue una carta.

Lo acepté en el salón y miré su cara.

“Estoy ansioso por nuestro encuentro con la princesa heredera”

Cuando dije eso con una sonrisa, Alette-san hizo una expresión dudosa.

“Ya lo investigaste descaradamente de antemano … esa es una muy buena personalidad, Lyle-kun”

“Acepto gentilmente tus palabras de alabanza”

Probablemente ella no quería que esto ocurriera. Pero con esas tres cartas en la mano cuando se propuso la reunión, pensé que seguramente podría conocer a la princesa.

Incluso si yo mismo no estuviera en una posición tan alta.

Alette-san me miró a la cara.

“… Solo diré esto de antemano, pero si no estás bajo el resguardo de Lorphys, no podemos respaldar tu causa. Incluso si podemos cooperar”

Fondos, bienes, mano de obra … Sabía que Lorphys no tenía tiempo para enviar tales cosas.

Por eso no dependí de ellos.

“No me importa. Todo lo que deseo es que las cosas vayan bien para los dos. Creo que también te beneficiarás de ello.”

Allí, Alette-san se dirigió a mí.

“Esto es … no estoy segura, pero creo que debería entregarlo a la ex candidata a Santa Doncella, Aura-dono. Parece que ha habido un movimiento”

Al verla murmurar eso con irritación, asentí.

“Cierto, ese príncipe prometido ha hecho una visita, ¿verdad? Algo bastante molesto cuando se acerca la guerra”

Mientras dejó en claro que compartía mi opinión, Alette-san no dijo nada al respecto.

“No creo que los resultados salgan como crees que lo harán, Lyle-kun”

Sonreí y escuché una voz de la Joya.

Era la voz del séptimo.

『¿Resultados? Eso es algo que tomas para ti mismo. Y nuestros preparativos ya están en la siguiente etapa. Ya no hay nada que lo detenga.』

El cuarto también.

『Si nos detenemos aquí, será un gran golpe … hah.』

Ignoré su depresión, y hablé con Alette-san.

“Intentaremos hacer algo al respecto”

“¿Eso es así? Aun así, esa sirvienta tuya no está aquí hoy, ya veo.”

Cuando la vi mirar alrededor de la habitación, sonreí y asentí.

… Era una fortaleza en las afueras de Zayin.

Una vez se había puesto en uso, pero ahora los caballeros enviados a él tenían poco que hacer. Sus soldados acaban de ser contratados en los pueblos de los alrededores.

Se había construido para marcar la frontera con la frontera de Lorphys, pero esa línea había cambiado y la fortaleza había perdido su papel.

Aun así, tenía cerca de cincuenta estacionados, y se mantuvo por el bien de ello. La razón por la que su expansión no fue proporcional a las pocas personas reunidas se debió a su falta de valor estratégico.

El soldado de servicio suspiró sobre la muralla de la fortaleza. Un soldado del mismo pueblo se acercó.

“¿Qué es eso? ¿Jugabas hasta altas horas de la noche o algo así?”

El que bostezo habló con desprecio.

“¿Que más hay que hacer? Incluso si nos dan dinero, no hay lugar para usarlo en este maldito fuerte. Los caballeros no tienen motivación. Incluso si entrenamos, no tiene sentido. Este fuerte ya debería ser demolido”

No se podía evitar que el joven soldado dijera algo así.

En el obsoleto fuerte Noinyl, a los caballeros degradados no parecía importarles, y el lugar apestaba a alcohol desde la mañana hasta el atardecer.

La moral de los soldados subordinados era infinitamente baja.

“Ah, incluso cuando hay una guerra con Lorphys … seguro que aquí hay paz”

Mirando en la distancia, el soldado murmuró.

“¿Eh? ¿Es eso un caballo en el cielo … oye! ¿¡No es eso un Kirin!?

“¡¿Estás jodiendo conmigo?! ¿¡Dónde!? … Está realmente volando. Sin alas.”

Los soldados estaban entusiasmados con una vista tan rara. Y los otros estacionados en el fuerte estaban igual. Sin ninguna historia de la que hablar, la aburrida fortaleza pronto fue despertada por el avistamiento del Kirin.

No tomó mucho tiempo para que los caballeros con resaca tropezaran afuera, y vieran el Kirin atravesar el cielo.

“Se supone que los Kirins traen buena suerte, ¿verdad? Entonces algo bueno nos va a pasar a nosotros también … “

Pero uno solo de ellos levantó su voz.

“¡A-Ataque enemigo! ¡¡Es un ataque enemigo!!”

La campana sonó rápidamente, y los caballeros y los soldados sabían lo que eso significaba, pero nadie tomó un arma mientras miraban sorprendidos fuera de los muros de la fortaleza.

En el exterior, era lo que parecía una gran caja de hierro con un cilindro decorado de lado. Incluso sin un caballo, se movía constantemente.

“¡Q-Qué demonios es eso! ¡¿Por qué muchos dejaron que se acercara tanto?!”

El caballero de la resaca abrió los ojos y agarró la solapa del soldado. Pero el propio caballero llevaba pantalones y una camisa … no tenía un arma en la mano.

“E-El Kirin me llamó la atención”

Allí, uno de los soldados gritó.

“¡Oye, mira!”

“Eso no puede ser …”

En la parte superior de la caja metálica había una chica con un vestido blanco. Un paño volvió su rostro invisible. Sin embargo, su cabello castaño ondulado era lo suficientemente claro.

“¿La Santa Doncella?”

Los soldados de la fortaleza nunca habían visto a la verdadera Santa Doncella. Solo habían visto a la anterior Santa Doncella Thelma un puñado de veces.

Los caballeros determinaron que eso estaba mal. Su atuendo era diferente, pero tenía un cierto aire para ella.

En ese caso… recordó un rumor.

Un solo caballero habló.

“… ¡Así que es Aura-sama!”

Habiendo escapado de Zayin, levantó la mano a la acción en Beim, y estaba reuniendo soldados, o al menos eso fueron los rumores. Pero los caballeros no habían anticipado que ella vendría a regiones tan remotas.

“¿Por qué está tan desolada …?”

Preguntó un soldado.

“¿¡Qué debemos hacer!? ¿¡Está bien si disparamos algunas flechas!?”

Antes de que pudieran enviarse órdenes a los soldados, la caja de hierro que llevaba a la Santa Doncella había llegado hasta la puerta. Y el gran cilindro giró hacia el centro de la puerta.

“Cuáles son tus intenciones. Maldita sea ¡Prepara tus armas! ¡Eso es falso! No hay manera de que ella …”

Después de que el caballero hubiera dicho eso, un violento y explosivo sonido sacudió el fuerte. Varios soldados colapsaron en el lugar, y el humo salía del área alrededor de la puerta.

El caballero inmediatamente miró hacia ella, para ver cerca de un centenar de hombres entrando a las paredes de la fortaleza. Con esos soldados completamente armados entrando, el caballero rápidamente recordó que estaba desarmado, y se retiró aún más.

Allí, con los hombros, el estómago y los muslos expuestos, y con telas separadas que cubrían perezosamente los brazos, el pecho y la cintura, una joven descendió del cielo.

“¿Qu-Quién eres?”

El caballero se llevó la mano a la cintura, pero había dejado atrás su espada. Para la risita, el caballero arrebató una lanza a un soldado cercano y soltó una embestida.

Cuando la niña lo esquivó, continuó con una patada giratoria y le dio una patada al hombre.

El caballero pateado rodó por el suelo, antes de chocar con la pared y perder la conciencia.

“F-Fuerte”

Cuando otro caballero dijo eso, los intrusos subieron los escalones, rodeando a los que estaban encima de la pared.

Determinando que fueron golpeados en números y equipo, el caballero.

“… Nos rendimos.”

Se rindió. Si realmente era la fuerza de quien se llamaba a sí misma la legítima Santa Doncella, Aura, calculó que no les sucedería nada terrible.

La joven habló.

“Apúrate y átalos. Aura-sama está llegando. Y envíen tropas para asegurar suministros comestibles de la zona. Reunir a los soldados también. Es nuestra victoria si podemos terminar de prepararnos antes de que venga el enemigo”

Al oír eso, el caballero estaba seguro de ello.

(Maldita sea, para que perdamos sin luchar…)

Así que el caballero estaba atado, pero notó que el que lo ataba no era el más hábil. Sus hombres liberados de sus armas, los soldados estaban siendo atados uno tras otro. Los caballeros empezaron a moverse. Mientras lo transportaban por las escaleras, una voz llamó al soldado enemigo que lo había atado.

“Oye, ayuda aquí”

“No, tengo que mover este a la mazmorra …”

Para el soldado enemigo con problemas, el caballero.

“Me he rendido. Yo no correré. Y me has atado, así que para empezar no puedo correr.”

Allí, el soldado enemigo fingió dudar, antes de volver a subir las escaleras.

El caballero sonrió, mientras descendía con sus ataduras todavía puestas, y procedió a deshacer las cuerdas.

“Amateurs. Parece que ella juntó a algunos aventureros, pero solo pudo conseguir cien. Ni siquiera tienen suficientes suministros.”

Se escondió para no ser encontrado, mientras avanzaba por la fortaleza, dirigiéndose hacia donde había atado su caballo.

Y después de montar la silla de montar, se fue corriendo hacia los restos destruidos de la puerta.

El enemigo gritó algo hacia él, pero el caballero lo ignoró.

(Si traigo esta información conmigo, me salvaré. Digamos que nos enfrentamos al enemigo, tuvimos una buena pelea, pero nos abrimos paso. Y que hice todo lo posible para transmitir el mensaje …)

Con el objetivo de la capital de Zayin, el caballero galopó en …


[Anterior][Índice][Siguiente]

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s