Colección de historias cortas de ciencia ficción de Lee Yong Do: Historia 02: Sobre el robot que se convirtió en un Mesías



Dos días después de salir de Marte, mi primer oficial me dijo que deseaba convertirse en un mesías.

“Capitán, si está bien con usted, he decidido que me gustaría expiar mi pecado original. Me gustaría que desconectes mi fuente de poder después de que me crucifiquen a una cruz”

Después de escuchar esto, me sentí extrañamente obligado a golpear la cabeza de mi primer oficial con la llave múltiple que sostenía. Pero fue mi amor por el humor oscuro lo que me dijo que todo lo que haría por mí era enviarme al purgatorio. Incluso si quisiera formar una conexión con la antigua civilización judía, no quería formar una conexión como esa.

Por eso decidí dejar la llave múltiple de una manera tranquila y apreté los puños en los bolsillos del pantalón. Fue por esta razón que los bolsillos de los pantalones todavía existían en esta época para reprimir el deseo de golpear a las personas. Miré directamente a los ojos de mi primer oficial.

“¿Por qué los robots tienen un pecado original?”

“No sé si lo tenemos. Pero si no lo tenemos, nos veríamos obligados a una situación en la que tendríamos que perdonar a Dios”

“¿Perdonar a Dios?”

“Sí. Si no hay causa para todo el sufrimiento por el que pasan los robots, entonces la culpa estaría en las manos de Dios. He pasado una buena cantidad de tiempo examinando e investigando la historia de los robots y nunca he visto un caso en el que Dios acudió a un robot para pedir perdón. Sin embargo, debido a esto, deduzco que todos los males que experimentamos en la vida deben existir porque tuvimos la culpa, por lo tanto, ese debe ser nuestro pecado original. ¿Estás bien?”

Mi primer oficial debió haber notado que mi cara había palidecido un poco. Metí mis manos más profundamente en mis bolsillos.

“Esa historia de cosas de robots… No es una información pagada ni nada, ¿verdad?”

Poco después, descubrí que mi primer oficial había gastado todos los créditos informativos de nuestro barco en esto. No sabía si este robot tenía un pecado original o no de antemano, pero podría decir con certeza que ahora él tenía uno. Mi primer oficial me miró inocentemente mientras intentaba reprimir mi ira.

“Ahora que he confirmado que los robots no tienen pecado original, creo que el tiempo se está acabando. Esta es la razón por la que he decidido expiarlo yo mismo, pero hacer algo así solo haría daño a la compañía que pertenezco. Es por eso que necesito su permiso para hacerlo. Por favor, permítame dejar de funcionar para que pueda alcanzar la salvación”

No fue tan difícil para mí ver quién fue el que hizo que actuara de esta manera. Después de todo, también vi las noticias de Solar Net.

Hace aproximadamente un mes, el grupo de investigación en el Vaticano había logrado desenterrar una vieja leyenda que los witanianos tenían. Por supuesto, buscaban a su señor y salvador: Jesucristo. Las innumerables burlas que recibieron de los expertos literarios y las pocas críticas que recibieron del público en general ni siquiera perturbaron al Vaticano. Los católicos necesitaban encontrar una figura de Cristo de la cultura witaniana que se sacrificara por los witanianos. Si no pudieran hacer esto, sería necesario que revisaran el caso del hereje witaniano, Felagio; quien afirmó que si los witanianos no tenían un pecado original, los humanos tampoco lo tendrían.

Como capitán de un barco de transporte que iba de Marte a la Tierra, yo era casi como Fobos cuando se trataba de asuntos espirituales; Pensé que esto no tendría nada que ver conmigo. Honestamente, no esperaba que mi primer oficial navegara la Solarnet solo para decidir que, si los Witanianos tuvieran un mesías, los robots también necesitaban uno. (NTE: En la mitología griega, Fobos era la personificación del temor y el horror. Era el hijo de Ares, dios de la guerra, y Afrodita, diosa del amor. Fobos y su hermano gemelo Deimos, junto con la diosa Enio (generalmente considerada hermana de Ares) acompañaban al dios de la guerra en cada batalla. Su equivalente romano era Timor. La figura de Fobos en la mitología aparecía antes de cada batalla, refiriéndose al miedo y pánico de los combatientes para luchar, estos luchadores, aterrados, huían de la batalla o fingían su muerte para luego escapar. Fobos también es el nombre de una de las lunas de marte (aunque no tengo idea de porque se llamó Timor) junto con Deimos)

“¿No podrías simplemente ir con el budismo en lugar del catolicismo? Incluso el vudú estaría bien. Sí, en realidad el vudú es muy flexible”

“Capitán, la verdad puede ser complicada, no es algo que pueda elegir per se. Y la verdad es que hay un solo Dios.” (NTE: Per se: Expresión latina que significa ‘por sí mismo’ o ‘en sí mismo’)

Me pregunté qué pensarían mis antepasados ​​de un robot quejándose así. En esta época en la que los viajes espaciales se hacían tan comunes que era aburrido, escuchar que un robot se quejaba era algo cotidiano.

“¡Muy bien! ¿Pero es realmente necesario que hagas eso? ¿No podrías simplemente decir que Jesús también expió tus pecados?”

“No podemos. La razón por la que el Vaticano está buscando un mesías witaniano es porque los witanianos no están relacionados biológicamente con Adán. Jesús expió los pecados de los descendientes de Adán, no de los witanianos. Por lo tanto, los witanianos necesitan un mesías witaniano y los robots necesitan un mesías robótico” (NTE: yo propongo a Skynet o a Arnold Schwarzenegger :v)

¿Es así como funciona? Tal vez debería haber leído mejor las noticias.

“Pero el mesías tiene que ser el hijo de Dios. ¿Cómo sabemos que eres el hijo de Dios?”

“Tal lógica solo se aplica a los humanos”

“¿De Verdad? ¿Por qué?”

“La humanidad misma es esencialmente todos los descendientes de Adán. Por lo tanto, ellos heredan el pecado de Adán. Por eso, la humanidad no puede salvarse; ellos requieren al hijo de Dios”

Me deprimí. Mi espiritualidad era comparable a la de un asteroide fuera de la nave, pero no pude evitar estar de acuerdo con el hecho de que la humanidad no podía salvarse a sí misma.

“El hecho es que los robots no se reproducen. Esto solo lleva a la conclusión de que el pecado original de los robots es algo que cometieron ellos mismos. Esto significaría que un robot podría salvarse a sí mismo”

“Espera, ¿no estás tratando de expiar los pecados de todos los robots en el universo?”

“¿Cuándo dije tal cosa? Eso ni siquiera es posible”

Ahora que lo pienso, mi primer oficial dijo que quería expiarse por sí mismo. Suspiré y le hablé con palabras que habrían enfurecido al Vaticano.

“¡Muy bien! Puedes expiar tus pecados en la cruz”

“Gracias.”

Luego entramos en acción. Necesitábamos hacer primero una cruz. Si viajáramos de la Tierra a Marte, tendríamos algo de madera en stock, pero en este momento nos movíamos en la dirección opuesta. Afortunadamente, nuestro almacenamiento estaba lleno de aluminio. La creación de una cruz de aluminio parecía bastante apropiada para un robot, así que tomé algunas fotos para mi sitio web. Una vez que crucifiqué a mi primer oficial en la cruz de aluminio, lo apagué.

Después de cuatro días de espera, reinicié a mi primer oficial. (NTE: ¿no eran tres?)

Mi primer oficial renació. Por supuesto, todo esto había sido planeado para ser hecho al principio. Maldito bastardo. Se había vuelto incluso más arrogante y molesto que antes después de despertarse. Incluso trató de sermonearme. Bueno, aunque solo por ocho minutos.

Ocho minutos después, mi primer oficial se dio cuenta de que había una contraseña establecida en el navegador Solar Net. Por supuesto, fue algo que yo puse. Vi como mi primer oficial se sorprendió mucho cuando me metí las manos en los bolsillos con una sonrisa.

Después de solo dos horas, mi primer oficial negó la santidad que logró mediante el renacimiento, e incluso se ofreció a convertirse en practicante del vudú, si lo deseaba. Tenía que admitir que era bastante tentador. Después de todo, la historia de un robot practicante del vudú se habría convertido en toda una historia entre los bares marcianos, pero me rendí. Lo mismo que sucedió con el catolicismo seguramente hubiera sucedido si yo hiciera eso. En su lugar, acabo de desbloquear el navegador Solar Net para él de forma gratuita.

Unos días más tarde, mi primer oficial afirmó que, al igual que el reino celestial, el reino humano, el reino animal, el reino demoníaco y el reino del infierno, tenía que haber un reino de robots. Por supuesto, esto fue algo que afirmó después de leer algunos artículos en Solar Net. Sus argumentos fueron tan ridículos como los que me presentó sobre la expiación. Afortunadamente, como ya sabía cuál sería el castigo si intentara algo extraño, esto me facilitó mucho las cosas.

Debería ser imposible encontrar algo como esto en mis registros de viaje. Negaría en público que algo así hubiera sucedido. Pero si alguna vez te encuentras con un robot que cree que puede ver a través de las religiones construidas durante miles de años de pensamiento humano al pasar unas horas navegando por la Solar Net, debo recomendarte que le cuentes la historia de mi primer oficial.


FIN


[Anterior][Índice][Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s