Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 03 – Capítulo 25


Capítulo 25 – Shi

 

El lugar al que Jinshi llamó a Maomao era la habitación de la Oficial en Jefe del Palacio. Como siempre, Maomao inclinó la cabeza ante la Oficial en Jefe del Palacio, que se había bajado de su asiento, y se retiró.

 

En la espaciosa pero simplista habitación, Jinshi estaba sentado cómodamente en el sofá. Qué es esto, el rostro de su alteza era más bello de lo habitual, es decir, brillaba sin sentido.

 

Maomao bajó lentamente su cabeza. Se oyó el sonido de Gaoshun cerrando la puerta tras ella.

 

¿Cuántos días han pasado desde que vio a Jinshi ese otro día? Esa vez, Jinshi estaba muy pálido y no había dicho nada. Maomao tampoco preguntó nada. Pensó en preguntar, pero no pudo pedir los detalles. Su cabeza estaba llena de la lingzhi que tenía en sus manos. Eso era inevitable. (EZ: el hongo del arbol no el “hongo” de Jinshi-sama XD)

 

Y así, durante los últimos días, ella temía que este eunuco, no, este pseudo eunuco se presentara en el Palacio de Jade algún día, sino que la llamara directamente-.

 

Maomao agarró con fuerza sus solapas.

 

“¿Que es lo que desea?” se preparó y habló.

 

Viéndola hacer eso, Jinshi sonrió ampliamente. “Pensé en continuar desde donde lo dejamos el otro día.”

 

(¿Realmente dirá algo al respecto?) (EZ: cambie un poco esta parte al traducirlo del inglés directamente no tenía sentido)

 

Maomao respiró profundamente.

 

 

Lo que este hombre quería decir. Maomao lo había anticipado.

 

“Entiendo.”

 

Maomao sacó una bolsa de tela de su pecho.

La puso sobre la mesa. “Estoy preparada para ello.”

 

Jinshi ladeó ligeramente su cabeza en respuesta a la rígida expresión de Maomao. “…Umm, ¿preparada para qué?”

 

¿Por qué se hace el tonto, este hombre?

Maomao abrió la bolsa y se la mostró. “El compuesto es todavía imperfecto, pero se completará si lo combinamos con otro medicamento. El producto terminado hará aparecer como si hubiera muerto de un shock.”

 

La otra medicina no se podía conseguir aquí, así que tendrá que hacer que Jinshi la prepare para ella. Debería hacer eso por ella. Es una medicina que tiene algún valor en un país extranjero, pero por eso era algo que no dejaba pruebas.

 

Escucha su último deseo.

Dejarla morir por la medicina que quería probar.

 

Pareciera como si ella no lo hubiera pensado, pero incluso Maomao ha pensado en su propia muerte.

 

Si realmente debe morir, entonces quería morir de la manera que quisiera.

 

Era sólo un deseo trivial.

 

Jinshi hizo una expresión sombría.

 

¿Qué es esto? ¿Podría ser que ni siquiera pueda comprar una medicina tan cara? No, no hay manera, pero, ¿tiene un plan para tratar con ella de una manera más económica?

 

“¿Jinshi-sama?” Cuando Maomao tímidamente dijo su nombre, Jinshi dio un giro completo de su elegante apariencia a una expresión sombría. Pensando que iba a poner sus dedos en sus cejas, empezó a apoyar su barbilla sobre sus manos, con malos modales.

 

“…te lo preguntaré por si acaso, pero ¿qué estás planeando?”, le dijo.

 

“Aunque me pregunte qué estoy planeando, me he decidido a mi manera. Planeo considerar cómo morir sin dejar pruebas”.

 

La cabeza de Jinshi se le resbaló de las palmas de las manos y golpeó la mesa con un ruido seco. Maomao se sacudió/tembló levemente. Gaoshun se acercó a Jinshi, pero levantó la mano. “Te lo preguntare una vez, pero no me digas que en estos últimos días has estado pensando en algo como eso?”.

 

¿De qué cosa estaba hablando, de cómo Jinshi iba a encargarse de Maomao? Por eso, sólo podía dar una respuesta afirmativa.

 

“Sí. Soy un adefesio, así que es inevitable.”

 

De lo contrario, trataría de considerar un método para sellar sus labios. En ese caso, tomar un rehén sería lo más importante. Serían las hermanas mayores del burdel, ¿no, su padre?

 

Su padre había estado viviendo severamente con dificultades hasta ahora. No necesita soportar más dificultades, pensó Maomao.

 

Por eso preparó la medicina de esta forma.

 

Si él rechazaba este método usando esa medicina, entonces hablando de lo que sería de ella-.

 

“¿Sera por ahorcamiento rápido? Presionándome algún error sobre mi,” preguntó ella

 

Justo cuando pensó que había oído el fuerte ruido de la mesa moviéndose, ante Maomao estaba el impasible Jinshi.

Agachado, miró a Maomao con los ojos húmedos.

Inconscientemente, Maomao retrocedió un paso. Pero, como si la estuviera siguiendo, Jinshi avanzó un paso hacia ella.

 

“…Jinshi-sama, ¿no es mejor relajarse en el sofá?” preguntó ella.

 

“¿Quién diablos interactúa contigo tranquilamente?*“, le respondió. (EZ: *acá lo cambie a lo que creí que quedara bien decía originalmente “sin relajarse”)

 

Un paso. Otro paso más. Cuando Maomao retrocedió, Jinshi se la acercaba. Incluso cuando ella buscó la ayuda de Gaoshun, el hombre estaba actuando como si nada, juntándose las manos, sin decir nada y mirando hacia el techo.

 

Cuando Maomao se dio cuenta, se vio obligada a ponerse contra la pared. Una mano cayó junto a su cabeza con un ruido sordo. Con sus manos en la pared, Jinshi miró a Maomao.

 

“…pensé que había dicho, que tengo algo que decirte. Entonces, ¿por qué habría una razón para ocuparse de ti?”  Dijo, respirando con gran intensidad.

 

(¿Dijo tal cosa?)

 

Probablemente, sus recuerdos de ese momento debieron haber volado por la ventana debido a varios hongos. No puede recordar nada.

Sí, fue culpa de los hongos. (EZ: cual de los 2? XD)

 

“En otras palabras, ¿está Jinshi-sama diciendo que no está planeando encargarse de mí?” Maomao miró a Jinshi. Se estremeció por la sorpresa.

 

“Ese es el plan”, dijo.

 

“Eso es genial.” Maomao suspiró aliviada.

 

“….” Jinshi la miró con una expresión muy complicada.

 

“¿Qué pasa, Jinshi-sama?”

 

“No, lo lamento si te estás sintiendo aliviada, pero creo que este no es el lugar donde deberías sentirte así.”

 

Jinshi estaba diciendo algo que no entendía.

 

Hm, Maomao miró a su alrededor.

Como Jinshi había llevado a Maomao hasta este punto, la miraba desde arriba.

 

 

“Jinshi-sama, hemos aclarado el malentendido, ¿así que puede apartarse?” Le dijo francamente Maomao. Jinshi estaba en medio ya que no se quiere mover de la pared. Era posible que ella se escapara, pero pasar entre las piernas de un noble sería una grosería.

 

“…lo sabía. No lo entiendes en absoluto. ¿Entiendes lo que se supone que significa ser un eunuco?”

 

“Eso sería, tendría que ser terrible si se expone aquí.”

 

Tener hombres en el jardín de flores llamado el palacio interior que fue hecho sólo para el emperador era algo que no puede suceder. Pero si lo pensaba detenidamente, no parecía probable que el emperador dejara solo a alguien que se destacara tanto como Jinshi. ¿No sería anormal dejarlo como hombre por alguna razón?

 

(De ninguna manera!?)

 

El emperador debe tener un motivo oculto para que consortes de bajo rango den a luz a los hijos de Jinshi. Aparte de las consortes de alto rango, los hijos que nacen de consortes de bajo rango tienen bajos derechos de herencia. Es problemático si son hombres, pero ¿qué pasaría si nacieran mujeres?

 

Las hijas de Jinshi, que posee un rostro que podría derribar uno o dos países incluso como hombre, seguramente se convertiría en una carta de triunfo de la diplomacia.* Las conversaciones suenan pacientes, pero los matrimonios políticos se deciden mientras la niña aún no ha cumplido los diez años.

Puede haber una multitud de cuestiones, pero eso puede tener rentabilidad por sí solo. (EZ:* XD)

 

(¡Qué aterrador el emperador, y este semental!.)

 

Maomao miró a Jinshi con una mirada indescriptible. Era mitad desprecio y mitad lástima. “Entiendo que la posición de Jinshi-sama es complicada. No obstante, más que esto, la conversación es un poco demasiado importante para mí. ¿Puedes perdonarme por esto? No lo revelaré a los demás aunque me rompan la boca”.

 

Eso fue todo lo que Maomao podía decir.

 

“Pensé que tu intuición era buena, pero ¿ya te habías dado cuenta?” Preguntó Jinshi.

 

“Sí, ahora tengo confianza. Entiendo que está en una posición difícil, pero esta conversación está más allá de mi posición”.

 

“…te entiendo. Pongámonos de acuerdo en eso.” La expresión de Jinshi era sombría. Mientras temblaba, se metió la mano en el bolsillo del pecho por alguna razón. Como iba a sacar algo, parece que algo lo detuvo.

 

Parece que había algún tipo de emoción complicada en Jinshi. “No, ¿cómo puedo decir esto, también está eso, pero también hay algo más sabes? ¿Cómo puedo decir esto? Más que mi posición, se trata de mí personalmente/en lo personal”.

 

“¿Jinshi-sama personalmente?”

 

Poseo una cosa espléndida que es como un semental, ¿era lo que él debería decir? Hablando de eso, este hombre quería jactarse de su propio cuerpo.

 

“No, no me refiero a la apariencia.” Ella lo susurró involuntariamente.

 

La cara de Jinshi se tensó.

 

Mierda, Maomao miró a Gaoshun. Gaoshun estaba comenzando a florecer la divinidad como si hubiera alcanzado la iluminación, pero reaccionó al sonido de alguien llamando a la puerta.

 

Jinshi finalmente se alejó de Maomao, fue a tumbarse en el sofá como si nada hubiese pasado, y el Oficial en Jefe del Palacio que estaba esperando entró en la habitación.

 

“¿Qué pasa?” Jinshi, poniendo una sonrisa brillante, le dijo a la dama del palacio de mediana edad.

 

“Sí, Su Majestad ha dicho que hoy irá a dormir a la casa de la Consorte Rouran.”

 

“¿Ah, sí? Pero escuche que no irá ahí esta noche.” Jinshi ladeó su cabeza de una manera arrogante.

 

Cuando el emperador llega al palacio interior, es informado de antemano. La habitación a la que viene también requiere varias preparaciones. La consorte debe bañarse, vestirse con incienso, maquillarse e incluso preparar la cena para las comidas.

 

Parece que hubo algunos problemas con sólo ver la expresión un poco nerviosa de la oficial en jefe del palacio.

 

“Sí. Me han dicho que la Consorte Rouran no está en su palacio”, dijo.

 

“…Hoh, ¿no está dando un paseo?” Preguntó Jinshi.

 

“Sobre eso…” Parecía algo que era algo difícil de decir para la Oficial en Jefe del Palacio. “Parece común que la Consorte Rouran a menudo se vaya a algún lado…”, dijo ella con pocas palabras incomprensibles.

 

Parece que ve a las damas del palacio que terminan teniendo que buscar a la Consorte Rouran cada vez que se le informa de la llegada del emperador. Normalmente, la Oficial en Jefe del Palacio no interrumpiría, pero como no había tiempo esta vez, confiaba en Jinshi para lo que debía hacer.

 

(Oh?)

 

Si una consorte de alto rango sale, debería tener a alguien siguiéndola. Y aún así, ¿es posible que nadie sepa adónde va?

 

Es como si saliera disfrazada.

 

(Disfrazada….)

 

De repente, Maomao recordó a la Consorte Rouran. La excéntrica consorte que usa trajes inusuales todo el tiempo. Siempre usaba maquillaje llamativo.

 

Si ella terminó siendo llamada una fashionista, podría ser el final de todo. No obstante-.

 

Maomao se acercó a Gaoshun y le dijo. “Gaoshun-sama, hay una cosa que quiero preguntarle.”

 

“¿Qué pasa?”, preguntó.

 

“¿Sabe de una dama de palacio de la casa de la Consorte Rouran que llamada Shisui?”

 

Gaoshun contestó la pregunta de Maomao. “Tampoco conozco a todas las damas del palacio, pero no debería haber una dama de palacio con ese nombre”, proclamó.

 

“¿Por qué supone eso?”, preguntó ella.

 

“Shisui, el nombre no es tan inusual, pero no es un nombre que exista en lugar de la Consorte Rouran. El padre de la consorte es ‘Shishou’. Deberías entender el significado de ese nombre”.

 

Maomao apretó su frente.

¿Cómo no se dio cuenta de esto?

 

Entre las líneas de sangre nobles, se dice que los caracteres que representan a la familia se añaden en su nombre. En el caso de Shishou, ‘Shi’. Sus hijos también podrían tener el ‘Shi’ a su nombre. Se acostumbra en la mayoría de los casos que los hombres de ascendencia directa los lleven, pero las mujeres que tienen este no son inexistentes.

 

En ese caso, esto significa que no debería haber una dama de palacio con un nombre tan confuso en lugar de su hijo real, la Consorte Rouran. Ese carácter no está a nombre de la Consorte Rouran – sería realmente engañoso tener a otra dama de palacio con él.

 

De tal manera que, surge un problema.

 

“Una dama de palacio llamada Shisui, ¿no?”

 

La que nerviosamente los interrumpió fue la Oficial en Jefe del Palacio. Parece que oyó su conversación.

 

“¿La conoce?” Preguntó Maomao.

 

“Es algo impreciso. Recuerdos de hace poco tiempo.”

 

La Oficial en Jefe del Palacio rebuscó en la estantería de la habitación, escogió un libro de cuentas y empezó a abrirlo. Lo hojeó y se detuvo en cierta página. “Es esto. Es la dama del palacio que originalmente fue arreglada para entrar con la Consorte Rouran.”

 

Todos miraron el libro de cuentas que abrió el Jefe Oficial del Palacio.

 

Mientras se preguntaban si una simple dama de palacio sería escrita en detalle, cuando vieron el árbol genealógico, lo entendieron.

 

“Esta persona es la hija de Shishou-sama, la hermanastra mayor de la Consorte Rouran.”

 

Cuando Maomao miró aturdida el libro de cuentas, su humor se desplomó.

 

Mientras pensaba que…

 

(La reconozco levemente)

 

T/N: El título del capítulo es ‘Shi (子)’ como en el Clan Shi, y también puede significar ‘infantil’. (EZ: o bien puede significar niña y niño pero en este caso para quedar bien seria infantil)

(EZ: bueno unos pueden considerar que Maomao exagero un poco en este cap pero más bien es normal que este tipo de cosas [o lo era] pasaran en esos tiempos)


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s