Súper Gen Divino – Capítulo 303: Masacre


Segundo Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

“No me extraña que ninguno de ellos entrase. ¡Esta es una maldita misión imposible!” Gambler agitó la cabeza después de ver lo que había detrás de la pared.

“Malditos sean esos hijos de puta.” Los dos nuevos miembros del equipo especial Zheng Chi y Zhou Qingyu también parecían asustados.

“Han Sen, volvamos ahora. No hay manera de que podamos ir más lejos. Tenemos que esperar a que las criaturas de dentro salgan, y para entonces podremos matarlas lentamente. Después, tal vez podamos encontrar una oportunidad para entrar.” Dijo Gambler.

“Muy bien. Ustedes vuelvan, yo puedo entrar solo.” Decidió Han Sen.

Zheng Chi y Zhou Qingyu abrieron los ojos y dijeron, “Capitán, eso es demasiado peligroso.”

Han Sen sonrió y dijo, “Aunque ahora es peligroso, existe la posibilidad de romper el huevo. Después de que las criaturas salgan, todo el mundo tendrá una oportunidad con el huevo. Volved a la entrada, echaré un vistazo dentro, y si no funciona, yo también me retiraré.”

“Han Sen, debería ir contigo. Es demasiado peligroso.” Dijo Gambler apretando los dientes.

“Está bien. Puedo hacerlo solo. Hay demasiadas criaturas dentro, y solo soy más eficiente. Volveré en un rato después de romper el huevo.” Han Sen entonces convocó la armadura Hormiga Fantasmal Divina y el Arpón de Tres Filos.

Viendo que Han Sen estaba decidido, Gambler no dijo nada. Sin embargo, insistió en esperar a Han Sen en la pared, para que fuera más seguro que Han Sen volviera.

Han Sen asintió con la cabeza y cortó los anclajes de acero Z que sostienen los escudos. Los escudos fueron inmediatamente alejados por las feroces criaturas.

Han Sen agitó su arpón y decapitó a una criatura que venía hacia él, su sangre fluyo como un arroyo.

Han Sen pateó a la criatura muerta en la cabeza y su cuerpo bloqueó a las criaturas que venían tras él, dejando espacio para que Han Sen se metiera dentro.

“¿Estará bien el Capitán?” Zheng Chi tragó y preguntó. Había tantas criaturas que incluso con la protección de la armadura divina, la seguridad no estaba garantizada.

“Relájate. Es un hombre prudente y nunca haría algo de lo que no esté seguro. Ya que se atrevió a ir, definitivamente puede lograrlo.” Habiendo pasado mucho tiempo con Han Sen, Gambler conocía mejor a Han Sen. Si Gambler no quisiera evolucionar con sus puntos genéticos divinos al máximo, habría ido la segunda zona de El Santuario de Dios hacia mucho tiempo.

De hecho, Gambler no creía demasiado en sus propias palabras. Simplemente había demasiadas criaturas avanzadas, él vio más de treinta criaturas mutantes y un espíritu divino Sombrío de un vistazo. Gambler no estaba seguro del nivel de las criaturas que no reconocía, por lo que podría haber más criaturas divinas.

Viendo a Han Sen asediado por criaturas divinas, Zhou Qingyu dijo con su voz temblorosa, “Es demasiado arriesgado. El capitán ni siquiera sabe cual es la situación dentro. Nadie sabe cuántas criaturas divinas hay.”

Mientras hablaban, Han Sen ya había desaparecido en el grupo de criaturas. Los miembros de su equipo solo podían darse cuenta de que su capitán seguía luchando por el rugido de las criaturas.

“No te quedes ahí parado. Hay criaturas saliendo, combátelas…” Gambler exclamó y atacó con su arma a una criatura que se acercaba al camino.

La situación de riesgo a ojos de los demás era como un paseo por la playa para Han Sen, dondequiera que fuera, la sangre florecía como las flores. Una criatura tras otra caía bajo su Arpón de Tres Filos. Nada podía tocarlo más que la sangre que salpicaba.

El Rey Gusano de Roca Dorado fue convocado por Han Sen, que ya era tan grande como un tanque. Abriendo la boca, el gusano se tragó a todas las criaturas que Han Sen mató.

Aunque el Rey Gusano de Roca Dorado aún no se había transformado, su caparazón era tan duro que ni siquiera una criatura mutante podía hacerle daño.

Excepto por sus ojos del tamaño de un frijol, no tenía ningún talón de Aquiles. Sólo podía resultar herido si una criatura divina lanzase un ataque directo contra él.

Al principio, Gambler, Zheng Chi y Zhou Qingyu sintieron cierta presión para impedir que las criaturas se acercaran a la salida, pero poco a poco se dieron cuenta de que las criaturas ya no venían hacia la salida.

Cuando miraron dentro, vieron a una persona cubierta de sangre matando al grupo de criaturas, con montones de cuerpos apilados junto a sus pies.

La figura del diablo quedo impresa en las mentes de Zheng Chi y Zhou Qingyu. Nunca olvidarían lo que vieron.

Eran miembros nuevos de la brigada especial y nunca habían visto a Han Sen en un combate. La única vez que vieron a Han Sen mostrando su fuerza fue con el bumerán.

Cuando se unieron a la brigada especial, se rumoreaba que Han Sen se había convertido en el jefe de la brigada especial debido al nepotismo. Muchos dijeron que tenía una relación especial con Qin Xuan.

Originalmente, no pensaban mucho en Han Sen, porque desde que llegaron a la brigada especial, apenas lo habían visto. Yang Manli era quien se encargaba de todos los asuntos de la brigada especial.

En ese instante, se dieron cuenta de lo ridículos que eran los rumores. Si alguien como Han Sen fuera un gigoló, a ambos les encantaría ser gigolós también.

Por el tiempo desde que habían entrado en El Santuario de Dios, nunca habían visto a nadie matar criaturas como ésta. Han Sen estaba matando a las criaturas como si fueran pollos.

La matanza era tan emocionante que incluso Zheng Chi y Zhou Qingyu querían unirse a él y sentir el calor de la sangre en su piel.

De repente, vieron a la bestia divina Sombría lanzarse sobre Han Sen desde su espalda. La bestia sombría parecía un cruce entre un león y un tigre, con dos cabezas y tres colas, cubiertas de acero como plumas.

“Capitán… Cuidad…” Antes de que Zheng Chi y Zhou Qingyu pudieran terminar sus palabras, de repente se congelaron.

Han Sen se movía tan rápido como la electricidad. Agarrando una cabeza de león, Han Sen la cortó con el Arpón de Tres Filos. Tirándolo al suelo, caminó hacia la bestia divina oscura con una sola cabeza.

La bestia se asustó, pero apenas podía mantener el equilibrio con una cabeza cortada.

 

 


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s