Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 03 – Capítulo 21


Capítulo 21 – Historias de Fantasmas Primera Parte

 

EZ: Recuerden que sigue siendo el arco 3, pero al compilar la WN en la novela ligera dividieron el arco 3 en el volumen  3 y 4 por eso el cambio de portada


Un par de días después de regresar de la cetrería, llegaron las nuevas sirvientas que se habían mencionado antes. Había tres personas nuevas en el Palacio de Jade. Con la excepción de Maomao, eran conocidos.

 

(Hmhm.)

 

Maomao entrecerró los ojos ante las tres doncellas. Y ella pensó de inmediato.

 

(No puedo comparar sus nombres con sus rostros).

 

Desde el principio, la memoria de Maomao sólo servía para las cosas que le interesaban. Por lo tanto, sería difícil para ella hablar con las nuevas sirvientas por un tiempo.

Bueno, Maomao originalmente no hablaba mucho, pero poco a poco lo iré aprendiendo pensó, así que se fue a limpiar.

 

El problema antes de todo esto era-.

 

“Maomao. Vuelve a tu habitación”.

 

declaró la Infa, con las manos en sus caderas.

 

“Me dijiste que mi habitación estaba por ahí.”

 

Dijo Maomao, intentando aferrarse al cobertizo de almacenamiento que había en el jardín del Palacio de Jade. Las herramientas de preparación de compuestos y muchas hierbas medicinales secas fueron colocadas allí. A pesar de que finalmente las había sacado de su habitación. ¿Qué voy a hacer con el hongo del bracket y el hongo de los diez mil años que recogí hace unos días después de esto? Pensó.

 

“¡Obviamente es una broma! Y aun así la tomaste como si fuera verdad.”

 

No des un mal ejemplo a las nuevas sirvientas, la regañó.

 

“No hay problema. Quiero usarlo tal como está”.

 

“¡Te dije que no puedes! Vamos, ¿no te miran las nuevas sirvientas con ojos raros?”

 

Y así, Maomao, que se aferraba a la columna del cobertizo, e Infa, que la arrastraba, crearon un extraño espectáculo. (EZ: Jajajaja)

Si dos damas de palacio hicieran algo así, la sirvienta principal Honnyan no quedaría callada, y las dos recibieron puñetazos amistosos juntas.

 

Al final, Maomao tuvo que volver a su antigua habitación.

Pero Honnyan, que había visto el gran volumen de herramientas de preparación de compuestos y las numerosas hierbas medicinales, aparentemente lo había informado a su maestra, la consorte Gyokuyou, cuando se encontraba fuera de servicio. La consorte, a la que le gustaban las cosas divertidas, mientras riéndose gratamente sobre ella, le había permitido usar el cobertizo como a ella le pareciese.

 

Se le dijo que debía usar su habitación para dormir, pero que todo lo demás, en particular, era como ella quisiera.

 

Qué buena jefa, pensó Maomao, y como era de esperar, Infa parecía insatisfecha. Miró a Maomao que empezó a trabajar alegremente en el cobertizo de almacenamiento. Las fiestas de té también habían terminado; no había trabajo hasta la hora de la cena. Como habían entrado tres nuevas sirvientas, el trabajo en el Palacio de Jade había disminuido notablemente.

 

(Esto no es bueno.)

 

La propuesta de Infa era entrometida para Maomao, pero ella estaba pensando/preocupada por Maomao. Para que se acostumbrara rápidamente a las nuevas damas del palacio, probablemente dijo eso. Hoy, cuando estaban comiendo bocadillos, trató imprudentemente de insertar a Maomao a que hablara con las nuevas criadas.

Infa era una chica considerada de esta manera.

 

Maomao bajó el hongo del soporte al que se estaba aferrando, y miró cautelosamente a Infa desde el cobertizo de almacenamiento.

 

“…discúlpame. Sólo he estado haciendo lo que he querido.”

 

“Está bien.”

 

Mientras Infa decía eso, estaba haciendo gestos de pucheros.

 

Maomao, mientras se escondía con la mitad de su cuerpo detrás de la pared, miró a Infa.

 

“…está bien.”

 

Dijo Infa, sosteniéndose entre la pared y mirando a Maomao.

 

Y luego—

 

“Haré que me acompañes un rato hoy.”

 

Agarró firmemente la muñeca de Maomao, y una malvada sonrisa apareció en su rostro.

 

(Oh no.)

 

“¡Ahora mismo, las que están libres esta noche somos sólo Maomao y yo! qué bueno no?–“

 

Estrechó la mano de Maomao que sostenía con un tono verdaderamente juguetón.

 

(Ya he terminado.) (EZ: aqui decia yare yare en el raw en jap en el sentido como diciendo: que se le va a hacer?…)

 

Mientras Maomao suspiraba profundamente, miró a la calculadora sirvienta.

 

Esa noche, el lugar al que la llevaron era un viejo edificio ubicado en el lado sur del palacio interior. Le preocupaba que Honnyan les permitiera salir por la noche, pero inesperadamente, la sirvienta principal no dudó en darle su permiso.

 

“De vez en cuando, deberías participar en algo como esto.”

 

(¿Qué es esto algo?)

 

¿Qué podría ser esto? Maomao pensó mientras la seguía.

 

Caminaban apoyándose en pequeñas luces de las linternas. El viento tibio era asqueroso, los sonidos de los insectos en sus oídos eran estridentes, pero no podía quejarse.

 

“Aquí, Maomao. Ponte esto”.

 

dijo Infa. Lo que le ofreció a Maomao antes de entrar era una fina tela.

 

“¿No hace calor?”

 

“Está bien. Se va a poner mas frió. Vamos.”

 

Mientras inclinaba la cabeza, Maomao hizo lo que le dijeron.

 

Infa llamó a la entrada y una dama del palacio apareció desde el interior.

 

“Bienvenidas. Dos participantes, ¿verdad?”

 

“Sí, por favor, cuida de nosotros.”

 

“Mis mejores deseos.”

 

Maomao siguió a Infa, también bajando la cabeza. La dama del palacio que las saludó, pasó sobre pequeñas velas a los dos mientras sonreía. Les dijo que apagaran la linterna a su vez.

 

El interior del edificio parecía tan viejo como el exterior. Más que decir que envejeció con el paso de los largos meses y años, ella sentía que se dañó repentinamente por la ausencia de residentes. Se hizo el mínimo de limpieza posible, pero las instalaciones eran malas en algunos lugares, y el suelo crujía.

 

“Este lugar fue usado durante la era del anterior emperador.”

 

Ahora lo veo, pensó Maomao.

El actual palacio interior parecía una gran familia, pero en la época anterior había muchas más damas de palacio. Las mujeres se habían reunido de todas partes del país para dar a luz a los hijos del emperador y fueron encarceladas aquí.

 

En los tiempos actuales, en los que las damas del palacio habían disminuido, los lugares que ya no se utilizan se utilizan a veces de esta manera.

Y, hablando de para qué se usaban-.

 

Al final del pasillo, cuando entraron en la sala común, ya había diez invitados que habían llegado antes que ellas. Sentados en círculo, todos llevaban la ropa puesta. Las velas parpadeantes que cada persona sostenía eran de alguna manera un espectáculo siniestro.

 

Hablando de lo que estaban haciendo en una noche de verano.

 

Llegados a este punto, ella tenía una idea bastante buena.

 

“Bueno, entonces, ¿empezamos?”

 

La dama del palacio que las recibió en la entrada se sentó.

 

“¿Han preparado todos adecuadamente sus historias?”

 

La dama del palacio dijo eso, ofreciendo trozos de madera hechos de una vara.

 

“Disfrutemos de las 13 historias que les enfriarán las entrañas esta noche.”

 

Sonriendo, se veía muy extraña por el parpadeo de las llamas.

 

Resulta que las historias de fantasmas comenzarán desde este punto en adelante.

 

 

El arreglo era de cuatro personas en los puntos cardinales, y dos personas entre cada espacio.

 

Maomao bostezó mientras escondía la mitad de su rostro bajo la tela. La primera historia, tal vez porque estaba nerviosa por ser la primera que hablaba, era incoherente y no tenía mucha presencia. La historia también era el estándar de un rumor en el interior del palacio, así que no llegó tan lejos como para que se le enfriaran las tripas.

 

Cuando la segunda persona empezó, el lado derecho de Maomao fue empujado. Infa estaba en su lado izquierdo.

 

“Buenas noches…”

 

“Buenas noches.”

 

Era un tono apagado e inocente. La persona que llevaba la tela sobre su cabeza era alguien que Maomao reconocía.

Era Shisui, la dama del palacio que se emocionaba con los insectos el otro día. Parece que no se había fijado en ella en la oscuridad.

Shisui presentó algo a la soñolienta Maomao. Ella había pensado que olía como el océano – era sepia.

 

“¿Comes?”

 

“Dame”.

 

Maomao se comió los tentáculos, masticando lentamente para no hacer ruido.

 

La segunda historia era también una historia de fantasmas extremadamente común. No había nada particularmente interesante en ello, pero como ella tenía una entonación diferente a la de la primera historia, había un número de personas asustadas. Infa a su lado también llevaba la tela sobre su cabeza y escuchaba mientras ocultaba su cara a veces.

Estaba bien si era solo eso, pero de vez en cuando se quedaba cerca de Maomao como si se estuviera aferrando a ella. Era inesperadamente fuerte para su corta estatura, de vez en cuando la asfixiaba.

 

(A ella le gusta aunque este asustada.)

 

No era tan extraño. Viendo cómo invitó a Maomao, debe haber tenido miedo de venir sola.

 

No creía que no le gustaran este tipo de encuentros, pero parece que fue aprobado hasta cierto punto en el palacio interior que apenas tenía distracciones. En realidad, Honnyan también le dio permiso y Shisui, que era una dama de palacio de la casa de la Consorte Rouran, también estaba aquí. Aunque, en el caso de Shisui, Maomao pensó que habría mostrado su rostro aunque no obtuviera permiso.

 

Así de fácil, la mitad estaba terminada. Las luces distribuidas se apagaban una a una cada vez que terminaba una historia – quedaba la mitad. La séptima historia comenzó, y Maomao la escuchó con indiferencia mientras mordisqueaba la sepia.

 

La narradora comenzó su historia con la llama parpadeante que iluminaba sus pálidos rasgos.

 

〇●〇

 

Esta es una historia de mi ciudad natal. Mi pueblo natal tenía un bosque en el que se nos decía desde la antigüedad que no debíamos entrar.

 

Nos dijeron que si entrábamos, nos maldecirían, y nuestras almas serían devoradas por fantasmas.

 

Pero, una vez, hubo personas que rompieron el tabú.

Ese año, parecía que la cosecha era mala. Pero, no era tan grave como una hambruna, pero había una familia en que el jefe de familia acababa de morir, dejando atrás a una madre y a su hijo.

 

Todos no disponían de los medios para ayudarlos. El niño siempre estaba hambriento.

 

Así que, un día, parece que el niño, sin tener nada que comer, se metió en el bosque tabú.

 

El niño, sonriendo, recogió frutos y regresó a casa.

 

Le dijo a su madre: “Hay mucha comida en ese bosque”.

 

La madre prohibió que el niño hablara sobre ello, pero era demasiado tarde. Terminaron siendo convocados por el jefe de la aldea y se les advirtió que no entraran en la zona tabú.

 

Encima de eso, algo extraño sucedió.

 

Esa noche, hubo gente que vio luces oscilantes que salían de la casa de la madre y el niño.

 

Y luego, al día siguiente, la madre y el niño se desmayaron.

 

Los aldeanos que temían la maldición no se acercaron a ellos. Al final, la madre y el niño murieron.

 

Cuando el niño murió, la madre, antes de morir, al parecer dijo esto.

 

“Oye, tengo algo bueno que decirte.”

 

Sonriendo mientras intentaba decirnos algo, la madre murió de esa manera.

 

Al final, sin saber lo que quería decir, el bosque volvió a ser un lugar tabú.

 

Incluso ahora, todavía nos decían que el bosque es un tabú.

 

Pero cuando haya gente que rompa el tabú, esa noche, las almas desencarnadas entrarán en la casa y se llevarán las almas de sus familias.

 

〇●〇

 

(Ah, ya veo.)

 

Maomao escuchó la historia que no era realmente interesante y extrañamente entendible. No había ningún ataque de miedo, pero todas temblaban al escucharla. Probablemente se debió a la atmósfera.

 

Bebió la sepia que se había ablandado en su boca de un trago, y coincidiendo con eso, se le presentaron más sepias.

 

“Estás poniendo una cara extrañamente indiferente.”

 

Dijo Shisui con una voz atenuada.

También era como Maomao; no parecía asustada por las historias de fantasmas.

 

“Supongo que sí”.

 

“¿Qué pasa?”

 

“Te lo diré más tarde.”

 

Aunque te lo haya echado a perder ahora, eso acabará con el entretenimiento, le dijo Maomao a Shisui.

 

En este mundo, incluso los chismes tienen más o menos una procedencia.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s