Bursters!! Capítulo 61


Gif: Cap de la semana, disfruten

Edición y Corrección: Gif

¿Cambio y Retorno?

— ¡GUAAAGH! — gruño Yashiro al recibir un golpe de Fuuko.

—…Vamos…llevas ya unos 4 días sin avanzar…

Fuuko se encontraba intercambiando golpes con Yashiro a modo de entrenamiento.

—Cof…Cof…

La mujer se encontraba usando el ya recurrente traje de entrenamiento y se había soltado el cabello, el cual le llegaba hasta la parte baja de la espalda.

— ¿Aun no entiendes lo que debes hacer, chico? — pregunto Fuuko acomodándose los lentes.

— Solo te has limitado a usarme como saco de boxear por los últimos 4 días…Cof…

—… ¿De verdad no lo sientes?

— ¿…?

Yashiro no entendía a qué diablos se refería Fuuko. Solo entendía que cada vez que intercambiaban golpes, la mujer bloqueaba todos sus ataques sin siquiera sudar o agitarse. Mientras que el perdía el aliento y creaba un charco de su propio sudor.

— Haaaa… Bueno, creo que es suficiente venganza por ahora… — dijo Fuuko.

—… «¿Era una maldita venganza?»— pensó Yashiro.

— Te pasa por pasarte de gracioso conmigo. Je, je — respondió Fuuko.

Ante eso Yashiro tubo suficiente tiempo para recuperar el aliento y prosiguió a preguntar.

—… ¿Entonces…que fue lo que no note?

— Mi aura concentrándose, niño.

— ¿Aura concentrándose?

— Si. ¿crees que podía bloquear todos tus ataques solo porque sí?

— De hecho, si…

—…

Fuuko realmente sintió ganas de darle otro correctivo a este hueco muchacho, pero dado que se había estado desquitando por 4 días, lo dejo pasar. A continuación, paso a explicar el porqué de tan brutal diferencia.

— Mira esto…

— ¡…! ¿Que ese punto brillante en el parte de atrás de su mano?

— Es aura, la he concentrado lo más que he podido.

— ¡…!

— Mi Burst me permite ver lo que piensas, eso también aplica para los movimientos que pienses hacer. Al saber dónde atacaras de antemano, simplemente concentro poder suficiente para equiparar la fuerza del golpe en el punto de impacto.

— ¡…! Pero aun así mi poder sigue siendo muy superior al que utilizas. ¿Cómo puede ser eso posible?

— Porque tu control es patético.

—…

Yashiro miro a Fuuko con una cara de “me estas tomando el pelo” a la vez de que Fuuko no necesito ni leer sus pensamientos para saberlo.

— Es la verdad y lo sabes, no me veas con esa cara…

Ante eso, el muchacho solo se dispuso a sentarse. De alguna manera este no reaccionó violentamente como lo suele hacer. Lo cual le llamo la atención a la mujer.

— ¿Hmmmm? Pensé que saltarías violentamente como siempre.

— Aunque lo haga no cambiara en nada. Puede que sea idiota, pero no tanto como para no comprender la diferencia tras 4 días de golpes…

—… Oye…

— ¿…?

Fuuko al verlo no pudo evitar recordarse a sí misma en el pasado, frustrada por la diferencia de nivel. Sin saber qué hacer. Tal vez Kenjuro tenía más razón en sus palabras de lo que Fuuko desearía.

— Mira niño… se lo frustrante que es sentirse más débil que los demás. Pero no creo que eso aplique a ti.

— Pfff…sé que soy fuerte…solo que no se usar mi propia fuerza…

— La solución es bastante fácil en realidad.

— ¿Ah sí? ¿Y esa cual sería? — pregunto Yashiro.

— Si tú no sabes cómo controlar aura y mi método no es efectivo, quizás alguien más pueda ayudarte.

— Todos están ocupados ¿sabes?

Fuuko sabía que, de los adultos, el mejor para enseñarle sobre control eran ella y Seiji, pero debido a la situación tan cortante entre ellos, tardarían un buen tiempo en congeniar.

— ¿No hay alguien en tu grupo en quien confíes lo suficiente como para pedirle ayuda?

— ¿Alguien en quien confié?

En ese preciso momento aquel recuerdo asalto la mente del chico. El momento en que por fin decidió confiar en alguien, en Momoka. Recordando lo que había dicho, lo que había hecho, como había llorado sobre su amiga. Todo esto, presenciado también por Fuuko.

—…Veo que se podría decir que sí.

—…

Yashiro ni siquiera se enojó por ello, todo lo contrario, simplemente bajo la cabeza.

— Solo…no le digas a nadie sobre eso, ¿Sí?…

— Te has vuelto mucho más dócil…

— No sacare nada siendo impertinente con la diferencia en fuerzas. Ahora conozco que tener poder no es lo mismo que SER poderoso. Digamos que solamente me adapto para sobrevivir.

— Para haber estado encerrado pareces pensar de manera bastante versátil.

— Hmpf… lo que digas…

Fuuko opto por suspirar ante el frustrado chico y decidió sentarse frente a él.

— Mira, Yashiro. ¿Sabes cómo es que Kazuha y yo somos tan poderosas en el presente?

— Si, porque Seiji las entreno…

— Y también porque nosotros confiamos en él. Nosotras, sobre todo yo, odiaba ser menospreciada, pero no sabía cómo lograr avanzar.

Fuuko levanto una rodilla y apoyo su rostro sobre ella. Seguida de darla una mirada algo seria, pero a la vez sincera.

— Niño, no llegaras lejos estando completamente solo. Dale una oportunidad.

Seguido de eso, la mujer se levantó del suelo y se retiró de la zona de entrenamiento. No sin antes decirle algo a Yashiro al pasar a su lado.

— Un lobo solitario no puede superarlo todo, chico.

—… «¿Por qué de repente eres tan sincera conmigo? …» — pensó Yashiro con la cabeza baja.

— «Porque creo que ambos hemos pasado por suficiente sufrimiento por ahora…» — pensó Fuuko en respuesta a Yashiro.

El entrenamiento de la mañana acabo y todos se reunieron para almorzar.

Yashiro fue el primero en llegar, puesto que Fuuko termino con el entrenamiento antes de lo normal. Por su parte, el resto del grupo se encontraba completamente agotado.

— Ufff…Ufff… maldito militar… tiene muy buen estado para su edad.

Ryuji llego completamente empapado de sudor y bastante golpeado. Su entrenamiento consistía en literalmente luchar a mano limpia contra Kenjuro, mientras lo hacía en una zona con la gravedad aumentada en 10 veces.

— ¿Cómo demonios soportas ese tipo de cosas? — pregunto Ryuji.

— Hace tiempo que deje de ser normal… ¿sabes? — respondió Yashiro.

El campo gravitacional aumentado diezmaba la velocidad de Ryuji, por lo que no tenía alternativa más que resistir el peso y luchar con fuerza pura. Algo que se busca.

Poco después llegan Enju y Hikari completamente pálidas. Enju se la veía bastante mal de salud, como si estuviera enferma.

— ¡Achiooo! Sniff…Brrrr…maldito entrenamiento espartano… — dijo Enju temblando de frio.

— No más raíces…No más raíces…No más raíces… — repetía Hikari como si fuera un disco rayado.

Por su lado, el entrenamiento de Enju era supervisado por Kazuha y era mucho peor que el que paso con Miu. Enju había sido llevada a un cuarto especial con temperaturas extremadamente bajas. Para agregar, Kazuha le ordeno que esta estuviera semidesnuda para así hacerlo aún más severo.

—… «¿Porque no me sorprende ese tipo de locuras por parte de mi madre? …» — pensó Yashiro al escucharla.

— ¡Achooo! No te quedes mirando… a este paso moriré de Hipotermia… tienes que hacer algo para ayudarme, Yashiro… — reclamo Enju.

La razón de este insano y loco entrenamiento era para controlar la expansión, intensidad y circulación del calor. Para de esta manera, controlar las llamas de una manera tan eficiente que casi no diera un gasto energético significativo. Un entrenamiento extremo de resistencia.

En cuanto a Hikari era bastante simple. Ella corría y Miu le sacaba raíces del suelo, solo debía evitar chochar con ellas. Aunque es más fácil decirlo que hacerlo.

— No más raíces…

Finalmente llego el dúo dinamita, Momoka y Misora. Ambas tan pálidas y exhaustas que casi se les podía ver el alma escapándoseles por la boca.

— Zorra…

— Virgen…

Eso no impedía que siguieran discutiendo.

— «Algunas cosas nunca cambian…» — pensó Yashiro al ver la escena.

Eso fue lo que cruzo por la mente de Yashiro, pero a su vez, el recuerdo de como decidio confiar en Momoka, además de lo que había hablado con Fuuko esa mañana lo dejo pensando. Tanto asi, que al grupo le parecio extraño no verlo comer.

— Yashiro, ¿te sientes mal? — pregunto Momoka.

— Eh…Ah, no… solo pensaba en algo. Oye…

— ¿Hmmmm?

— Estoy teniendo problemas con el entrenamiento, ¿podrías ayudarme?

—… ¿eh?

No solo Momoka, sino que todos se quedaron en blanco al escuchar semejante cosa. La bestia irrefrenable de Yashiro, pidiendo ayuda con el entrenamiento, no a uno de los adultos, sino a una de sus compañeras.

—Sniff…y pensé que la enferma aquí era yo… — dijo Enju.

— ¿Tantos golpes te afectaron la cabeza, Shirazaki? — pregunto Ryuji.

— No es justo… — murmuro Misora.

Yashiro seguía esperando la respuesta de su amiga, quien seguía completamente en blanco por la situación. Una vez Momoka por fin reacciono, puso su frente contra la de Yashiro, con una expresión de preocupación.

— ¿Estás seguro de que estas bien?

— Si…estoy bien. ¿me ayudaras?

—…claro, ¿pero que necesitas exactamente?

Luego de toda la conmoción, Yashiro comenzó a explicar porque quería la ayuda de Momoka. No basta con decir que su amiga se sintió verdaderamente feliz de que por fin Yashiro le diera una oportunidad de ayudarlo directamente. Además de hacerlo por elección, no por obligación.

— Puede que no sea tan buena en control como Yomu, pero hare lo que pueda. — respondió Momoka con una sonrisa.

Luego de comer, Yashiro se retiró del comedor junto con Momoka. Lo cual dejo a todos como si estuvieran alucinando. Además de dejar a Misora mordiéndose los labios de los celos.

— No creas que te lo dejare tan fácil, chica virgen… ese chico será mío. Nyshishi…

Momoka y Yashiro decidieron volver a la zona de entrenamiento, obviamente Yashiro no quiso ponerse el traje protector, otra vez. No obstante, nunca dijo que no le gustara el traje, al menos no en el cuerpo de Momoka, el cual lo dejaba mirando como idiota durante varios segundos.

— Emmmm… ¿Yashiro?

— Ah, Oh… perdona…

— No hay problema… entonces, ¿comenzamos?

— Si, empecemos.

La chica comenzó materializando su arma favorita, su Colt .45 1911.

— El control se basa en lograr imaginar que es lo que quieres lograr, con una imagen clara y la mayor precisión con la que puedas hacerla. Al menos ese es el método que uso.

— Ya veo. Debo concentrar el aura e imaginar que es lo que quiero, ¿cierto?

Yashiro comenzó a concentrar aura en sus manos, sin embargo, debido a la falta de precisión, su poder a cabo por descontrolarse y una explosión los mando a ambos a volar.

— ¡UAAAAHHH!

— ¡KYAAAAAHHH!

Sin embargo, eso no los detuvo. Momoka tomo los brazos de Yashiro para lograr sentir su poder, y de esa forma ir ayudándolo. Cabe decir que estar tan cerca uno del otro no los dejaba precisamente tranquilos.

— Yashiro, concéntrate por favor…

— Eso intento…

— ¿Aún están en eso? — se escuchó decir a una voz.

— ¡…! ¡Enju! — exclamaron ambos separándose rápidamente.

Enju había ido a buscarlos luego de unas pocas horas. Al parecer ya se encontraba mejor de salud.

— Enju-chan, ¿ya te sientes mejor?

— La Hanny-digo, la madre de Yashiro uso su poder para sanar mi enfermedad. En serio, su poder parece un cheat de algún video juego…

— Ciertamente… — dijo Yashiro.

— Eso no importa…Momo, ese método no servirá de mucho con ese cabeza hueca. Precisión y claridad son las últimas palabras para describirlo.

— Ugh…

Ni Yashiro ni Momoka podían discutir ante esa lógica. Eso era algo que había quedado más que claro.

— ¿Qué sugieres entonces? — pregunto Yashiro.

— ¿Ohhhh? ¿Ahora me pides ayuda a mí? Hoy sí que estas raro…

— Puede ser…pero si quiero lograr mis objetivos cualquier cosa sirve, por favor…

Esto ya era casi atemorizante. Algo raro sucedía con Yashiro.

— Mira… Styx Claws

Enju les mostro las garras de magma que había obtenido tras el entrenamiento con Miu y Kaiga.

— No hay un método Yashiro, concentrar tu poder es simplemente ver cómo quieres usarlo. Mi fuerte deseo por no perder ante nadie fue lo que me dio esto. Pero aun no es suficiente. Yashiro… si no sabes lo que quieres JAMAS serás más fuerte…

Las palabras de Enju golpearon a Yashiro directamente, y como si de un destello se tratase, su cara se ilumino.

— Pfff…

— ¿…?

— Ja, ja, ja, ja… gracias Enju, eso ha sido de gran ayuda.

— ¿Eh? ¿E-en serio?

— Si… Gracias… Momo, Enju… — dijo Yashiro con una sonrisa.

— ¡…!

Las caras de las chicas quedaron tiesas al ver esa sonrisa y escuchar ese tono de voz de nuevo. Momoka casi derrama una lagrima al escuchar a Yashiro llamarla así nuevamente. Era como la primera vez que se conocían, aquella sonrisa idiota y ese tono despreocupado. Era como si el Yashiro que se creía muerto hace tiempo, poco a poco volvía a aparecer.

— Se ven como antes…

— Quizás, pero ese chico aún no está mentalmente bien… hay algo que realmente me preocupa.

— ¿Sí?

— Si… ¿con quién habla…cuando esta solo? …

Todos los adultos observaban desde la ventana de control, escondiendo su presencia. Yashiro parecía estar lentamente recuperando un poco de su antiguo ser. Pero algo aun esta inconcluso para todos, salvo para Yashiro. ¿Quién es la entidad con la que Yashiro habla, estando completamente solo?

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s