Sevens: Volumen 8: Capítulo 15: Erase una vez



En una habitación rodeada de autómatas, había dos mensajes para mí.

  • Si quieres saberlo todo, ven a mi casa.
  • Confía en Novem

Esos dos.

Hubo un punto en el que estaba interesado.

“Dijiste que era un mensaje del número ocho. ¿Qué se supone que significa el número ocho?”

Mónica me apoyó, ya que insistió en el mismo punto a su hermana de la misma línea de producción, pero sin pechos.

“Está bien. Explícalo adecuadamente. ¡Lo suficientemente simple como para que incluso este maldito Pollo lo entienda!”

“… ¿Acabas de insinuar que soy un idiota?”

Allí, Mónica sonrió.

“Está bien. Me tendrás a mí, Mónica, que te acompañará hasta el final.”

Ella casualmente daba a entender que incluso si yo fuera idiota, me seguiría. Era irritante, pero no tenía tiempo para eso en ese momento, así que devolví mi mirada a su hermana.

El mismo pelo, rostro y ropa de sirvienta.

La hermana de Mónica era …

“… coqueteando tanto con tu maestro. Lo he aceptado como un acto personal de desafío contra nuestros números”

(Ah, esto no es bueno. Estas criadas están tan mal de la cabeza como Mónica)

Justo cuando Mónica encontró su estado roto completamente normal, la hermana de Mónica tenía un tornillo suelto en algún lugar. Mirando la cara triunfante de Mónica, las autómatas de producción en masa circundantes también estaban haciendo expresiones de enojo.

“Oye, ¿por qué tienes un rasgo de poseer celos? ¿Eres realmente una autómata?”

Cuando empecé a encontrar la situación absurda, la hermana de Mónica habló.

“¿De qué podrías estar hablando? Sólo puedes llamarte sirvienta si puedes lograr cualquier cosa. Habiendo superado las ventas de los modelos de mayordomo, las que estamos orgullosas estamos ~~~~ … oh, eso tampoco es bueno. Debemos separarnos de nuestro país y pasado. Sin embargo, me sentía insatisfecha, así que pensé que era mejor dejar de lado mi mente”

Al escucharla decir que tuvo que abandonar su país, me sentí un poco decepcionado de que no dijera el nombre del país.

“Hace mucho tiempo, si alguna vez hablabas de pervertidos, aparecería el nombre de ese país, uno dudaría en decir su nombre sin una cara dudosa … Estoy segura de que los desarrolladores estaban encantados”

Estoy empezando a pensar que los antiguos que produjeron las autómatas eran unos pervertidos impensables. Al mismo tiempo, recordé a Damien, a quien conocí en Arumsaas.

(¿Un grupo de ese tipo se reunió y produjo una máquina como Mónica? Y espera, ¿qué sentido tendrían para estar encantados con eso? Realmente no puedo comprenderlo) (NTE: no subestimes el poder de las tsunderes y más si vienen en trajes de maids :v)

Mientras lo pensaba, la hermana de Mónica corrigió su postura y respondió la pregunta anterior.

“Ahora bien, una pregunta sobre el número ocho, ¿verdad? A partir del contenido del mensaje, he determinado personalmente que tal explicación puede ser necesaria. Así que, de aquí en adelante, daré tal explicación. En el ámbito al que puedo hablar, es decir. ¿No vas a tomar asiento?”

Cuando ella me indicó que me sentara, algunas de las autómatas relativamente menos dañadas sacaron una mesa y una silla.

Ella me aconsejó que me sentara, así que me senté.

La hermana de Mónica ofreció una disculpa.

“Normalmente, habría preparado té y bollos, pero no se pueden encontrar aquí tales ingredientes, así que les pido perdón una vez más. Ah, me gustaría que entendieras que estamos brindando el máximo nivel de hospitalidad aquí … bueno, entonces, sobre el número ocho, hay varias maneras de referirse a ella”

Sentí que el dolor y la lentitud se extendían por mi cuerpo, y sentí una pesadez en mis párpados. Pero si no escuchara la conversación aquí, no tendría la menor idea de la situación.

Así lo explicó la hermana de Mónica.

“Comenzando con cero, terminando en nueve. Una de las diez. Ese es quien nos dejó un mensaje, número ocho … Octō”

Pensé en la palabra Octō.

(¿Peridoto, la piedra de nacimiento del octavo mes y el número ocho? ¿Se esforzó al máximo para preparar piedras preciosas para nosotros? ¿Solo para notificarnos de su presencia? ¿Hubo algún otro significado?)

La respuesta salió muy fácilmente.

(Sabía que uno de nosotros lo entendería. La única candidata a eso sería Novem)

Recuerdo cómo se veía Novem como si quisiera decir algo mientras miraba la piedra preciosa.

(Confía en Novem … ¿qué se supone que significa eso?)

“Son traidores abominables. Habiendo puesto a la humanidad bajo su abrigo, los enemigos de toda la humanidad”

Al oír que eran traidores, el Quinto suspiró en la Joya.

『Hah, no puedo comprenderlo en lo más mínimo. ¿Quieres decir que un traidor descarado persiste en creer en Novem? Eso es 100% sospechoso 』

El Cuarto en voz preocupada.

『N-Novem-chan es una buena chica. Es una chica buena y amable, oye. Si ella no hubiera estado allí, no hay forma de que el actual Lyle esté donde está, y …』

Correcto, si Novem no estuviera allí, la probabilidad de que hubiera llegado hasta aquí era extremadamente baja. Sin tener en cuenta al mundo, el hecho de que pudiera vivir como un aventurero fue gracias a ella.

Pedí más información sobre Octō.

Mónica sacó una cantimplora de su falda y sirvió una taza de té.

Me lo presentó y miró a su alrededor con una cara demasiado triunfante.

(¿Por qué estás peleando con tus hermanas de nuevo?)

Pensando que ella también debe ser una idiota, vi que su hermana del mismo modelo estaba haciendo una expresión de mortificación.

“Volviendo al tema que nos ocupa. ¿Por qué Octō me dejó un mensaje?”

La autómata hizo una expresión complicada.

“… La información que podemos transmitir es demasiado limitada, pero para decirlo sin rodeos, estoy segura de que es por la auto satisfacción de Octō”

“¿Auto satisfacción?”

Aunque me pareció extraño, la hermana de Mónica me explicó.

“Y este es un punto importante, así que lo diré claramente … Octō no está dentro de este Laberinto”

“… ¿Ella no está? Entonces, ¿a dónde quiere que vaya?”

“Ella es del tipo desagradable que te dice que vayas sin decirte dónde. Pero soy amable, por eso te lo diré. Desafía a cualquier laberinto con más de cien pisos y abre la puerta en la parte posterior de la cámara más interna. A partir de entonces, cualquier puerta llevará al lugar donde vive Octō, al parecer.”

Mi boca estaba totalmente abierta.

De la joya, los antepasados ​​del Tercero hacia arriba.

『Olvídalo.』

『Exacto. No hay tiempo para eso.』

『¿Y qué quieres decir con todas las puertas? Sean un poco más específicos allí. ¿Y qué hay de algo relacionado con vencer a Celes o Septem, o como se llame? 』

『Aun así, cien pisos no es posible. Llamemos a este asunto completamente irrelevante.』

『… ¡Muh! Será mejor que no diga ‘Si puedes llegar hasta aquí, entonces deberías poder vencer a Celes’, después de que hayan superado los cien pisos. Ella no suena como alguien amable. ¡Seguro que la dirá algo así! 』

Los antepasados ​​en la Joya estuvieron de acuerdo con la opinión del Séptimo.

El tercero.

『Eso puede ser correcto. Si puedes llegar tan lejos, incluso Celes puede ser un juego justo. Es un lugar que toda la humanidad que trabaja en conjunto aún no ha alcanzado.』

No es como si hubiera muchos Laberintos con cien pisos. Después de todo, antes de que consiguieran esa profundidad, escupían sus monstruos y desaparecían.

Significando que, si iba a descender tanto, tendría que ser un Laberinto administrado.

Es más, cien pisos … aventureros famosos, y brigadas de caballeros, e incluso héroes. Nadie ha logrado tal hazaña.

La hermana de Mónica inclinó la cabeza.

“Oh, ¿cuál podría ser el problema?”

Suspiré.

“Por favor, dile a Octō. Que somos irrelevantes para este asunto. Y espera, no hay humanos allá afuera que hayan alcanzado los cien pisos, ¿sabes?” (NTE: ni siquiera kirito :v)

Mónica sonaba harta.

“Realmente suenan desagradables. Ese chico octō”

Allí, la hermana de Mónica hizo el mismo gesto de cansancio.

“Hecha después de mí, ¿ni siquiera sabes algo tan simple como eso? Todas son mujeres. Bueno, no hay hombres que se les iguale, por lo que es una historia extraña para ellas ser mujeres, para empezar”

No, realmente no me importa ese inútil dato.

(Ahora que lo pienso, tengo la sensación de que las manos que venían de la pared pertenecían a una mujer).

De repente lo recordé, pero decidí postergarlo por ahora.

Cien pisos.

Si lo hiciéramos seriamente, tal vez podríamos llegar. Dominar las habilidades de los antepasados, llevar el entrenamiento y los preparativos a su cumbre … eso parece que tomará décadas, así que sí, detengámonos ahí.

Di mi última pregunta.

“Pregunta final. ¿Cuál es la relación de Novem y Octō?”

La autómata bajó profundamente la cabeza. Probablemente ella tenía una orden de confidencialidad al respecto.

“Me disculpo profundamente. No puedo responder a esa pregunta. Le pido que lo deduzca a partir de los nombres.”

Suspiré.

(Novem … nueve, ¿verdad? En ese caso, eso la convierte en la última. Pero incluso si lo sé, no estoy realmente seguro de qué debo hacer con esa información. Aunque entiendo que sus lazos con Celes son algo profundos.)

El significado de Octō y Novem estaban relacionados, es más, con una relación considerablemente profunda.

Después de escuchar eso, tomé un sorbo del té de Mónica.

Sus hermanas me cuidaron con una sonrisa.

“¿Qué pasa?”

Aún con una sonrisa en su rostro, la hermana del mismo modelo que Mónica apagó la herramienta que sostenía su cuerpo sobre su espalda y derramó una lágrima.

“O-Oye! ¡Espera, Mónica! ¿¡Qué estás haciendo!?”

Mónica extendió las manos por detrás y me tapó los ojos.

“Son mis propias hermanas después de todo. En términos humanos, hermanas nacidas de la misma madre … no debo permitirle ver sus formas horribles y degradadas. Incluso si es por las órdenes de Lyle-sama, no moveré mis manos de sus ojos. Por favor, adivine usted mismo. Esta escena no es divertida de ver”

Y con mi cuerpo sin moverse como me lo ordenó, y Mónica cubriendo mi campo de visión, comencé a escuchar los sonidos.

Los sonidos del metal cayendo a pedazos.

Sonidos bajos y tranquilos uno tras otro.

Era el sonido del hierro derrumbado en el espacio en que se encontraban las autómatas. Incluso la que había estado ante mis ojos soltó un tintineo hueco.

Y una voz que llora.

“… No hemos podido cumplir con nuestro deber, nos hemos quedado aquí solas por mucho tiempo para transmitir las palabras de Octō. Pero al final pudimos encontrarnos con un humano. Comparado con el resto de nuestras hermanas, tenemos que ser afortunadas. Y me disculpo profundamente. Enviar tu respuesta a Octō es imposible. Porque aquí nos oxidaremos.”

Aún incapaz de ver, hablé con la hermana de Mónica.

“¿Qué le pasó a tu maestro? Ni siquiera Mónica abriría los ojos hasta que la desperté. ¿Ya no está con ustedes? Entonces yo…”

¿Quieres venir conmigo? Cumplido su deber, la desmoronada autómata hablaba con alegría.

“Tienes mi gratitud. Pero este cuerpo ya se ha derrumbado. Este cuerpo no puede cumplir con nuestro deber. Mi hermana menor … Mónica.”

Cuando su hermana la llamó por su nombre, Mónica escuchó sin su cinismo habitual.

“¿Sí?”

“Has encontrado un buen maestro para servir. Fue un sueño que nunca podríamos ver hasta el final. Así que cuando nos hayamos ido, por favor llévate nuestros núcleos. Para una Normal como tú, seguramente hay un límite para tus servicios disponibles. Nuestros núcleos están cargados con nuestras opciones. Si eres tú, entonces deberías poder sacarlos. No, ve a sacarlos ya. Tal es el deseo de nosotras, que no pudimos servir a la humanidad hasta el final”

Un chasquido siguió, y su voz se volvió inaudible.

Mónica mantuvo mis ojos cerrados un poco más.

“… Sus nobles sentimientos. Los llevare junto con sus núcleos.”

No era la Mónica algo extraña a la que me había acostumbrado.

… El octavo piso en la sala del jefe.

Allí, Novem había cambiado su bastón por un pico, y estaba excavando en la pared.

Detrás de ella, Miranda y Aria la observaban con ojos cansados.

Pero a Novem no le importaba algo así.

Ella golpeó desesperadamente contra la pared para acudir en ayuda de Lyle. Cada vez que aparecía un agujero, comenzaba a regenerarse de inmediato, pero Novem seguía intentando cavar.

Su cuerpo estaba llegando a su límite.

Su ritmo había bajado, y ella no estaba progresando como antes.

Pero como había abierto un agujero de varios metros de profundidad, no había duda de que estaba ocultando un poder extraordinario en su cuerpo.

La sangre fluía de las manos alrededor de la piqueta. Con su propia sangre extendida sobre su ropa, Novem detuvo su implemento de minería elevado.

Una mano salió de la pared.

Era de Mónica.

La mano estaba haciendo un movimiento para buscar alrededor, así que Novem la tomó. Ella inmediatamente se puso a sacar a los dos perdidos de la pared.

Mónica emergió con Lyle bajo un brazo, así que Novem le soltó la mano y se aferró a Lyle.

Y así, la sirvienta fue echada a un lado. Ella aterrizó con gracia, e hizo una pose mientras se daba la vuelta y se quejaba.

“¡Maldita zorra! ¡Tienes agallas para echarme a un lado así! ¡Hoy te mostraré el verdadero poder del taladro!”

En lugar del taladro que solía sacar, tenía uno genuino equipado para excavar a través de la pared.

Pero Novem no respondió.

Miró el estado inconsciente de Lyle y sonrió, mientras comenzaba a moverse desde el lugar. El muro se estaba regenerando, y si se quedaban dónde estaban, serían sellados nuevamente.

“¡Di algo! Si las ignoras, ¡hasta las autómatas llorarán! ¡Hey, espera!”

Con el taladro aún equipado en su mano, se unió a los otros dos para saltar por el agujero. Solo Lyle estaba fuera de combate.

Al ver la figura de Lyle, Miranda y Aria corrieron hacia ellos.

“¡Lyle!”

Miranda se acercó, pero Novem continuó abrazando a Lyle, mientras se sentaba en el lugar.

Ella lo abrazó con fuerza y ​​lloró.

Pero Aria …

“¡H-Hey! ¡Lyle va a morir! ¡Si lo aprietas tan fuerte, Lyle realmente va a morir!”

Novem sabía que ella no cometería tal error. Al verla agitar alrededor su pico, Aria no estaba demasiado convencida.

Miranda simplemente miró hacia abajo a la figura llorosa de Novem.

Novem …

“Lyle-sama …”

Dicho esto, se aferró a él, y lloró …

… El grupo con Lyle fuera de servicio pronto comenzó a recuperar su compostura.

Incluso si lo dices así, ni Novem ni Mónica intentaron dejar al lado de Lyle.

Aria esperó a que el hielo se derritiera, sacó el bote y comenzó a recoger las Piedras Mágicas.

Ella les quitó las piedras y otros materiales prácticamente en su ropa interior. Normalmente, debería haber habido más materiales que podrían haber recolectado.

Pero los cadáveres se encontraban en un estado tan horrible que tal recolección se había vuelto imposible.

“¡Puah!”

Recogió la Piedra Mágica bajo el agua, y levantó la cara para tomar aire. Después de nadar de regreso al bote, ella subió y confirmó la Piedra Mágica ligeramente más grande en su mano. Ella confirmó los once de ellos.

Dado que se trata de piedras extraídas de un monstruo clase jefe, esto equivaldría a un buen precio. Si solo miras las ganancias monetarias, esta misión fue un gran éxito.

Pero Aria sacó una toalla y se limpió el pelo y el cuerpo mientras miraba a Novem.

Ella había encendido un fuego para mantener caliente a Lyle.

Había recuperado la conciencia, pero como de costumbre, se encontraba en un estado terrible. Cada vez que abría la boca, era algo así como “no quiero hacer nada” o “quiero irme a casa”

(Y espera, ¿no se está poniendo peor que la última vez?)

Los cuerpos de Aria y Miranda se sentían pesados. Novem probablemente estaba igual.

Con el vendaje envuelto alrededor de sus manos, Novem sonreía, mientras cuidaba a Lyle a su lado.

(No hay duda sobre su sentimiento hacia Lyle, pero …)

Incluso si ella sospechaba, sus sentimientos por Lyle eran reales. Pero esa era una verdad que ella encontraba algo difícil de tragar.

En la actualidad, la puerta del noveno piso se había abierto, por lo que Miranda estaba haciendo un reconocimiento.

Aria comenzó a tomar los remos para volver a la orilla.

(Este tipo de cosas … generalmente es el trabajo del chico, ¿no es así?)

Ella se quejó para sí misma mientras tocaba tierra. Después de terminar su reconocimiento, Miranda subió las escaleras poco después de …

… Cinco días después.

Alette había tenido su descanso en la superficie.

Para pasar del séptimo al octavo piso, tuvo que preparar botes y balsas.

Así que hizo un pedido de los materiales necesarios e hizo que descansaran sus hombres. Fueron unas vacaciones mutuas hasta que todo llegó, y ella pudo relajarse un poco.

Y para ella, llegó una notificación de que el grupo de Lyle había llegado más tarde de lo programado.

Además de eso, con la información que habían eliminado al jefe del octavo piso.

En realidad, habían recuperado once piedras mágicas de clase jefe, pero eso no cambiaba el hecho de que vencieron a algo.

Lo más peculiar fue el hecho de que pudieron obtener once piedras en total.

Había un jefe por habitación. Incluso si hubiera varios, nunca se había escuchado que aparecieran tal cantidad a la vez.

Y debido a eso, había una necesidad de confirmar los detalles.

Y al mismo tiempo…

“Capitana, estás sonriendo demasiado” (NTE: jajajajaja su venganza llego después de todo XD)

Cautivada por su ayudante, Alette hizo un movimiento forzado de aclarar su garganta mientras restablecía su expresión facial.

“Sí, lo siento por eso. Pero el crecimiento previo de Lyle-kun fue considerablemente malo, o cómo debería decirlo, escuché que tenía un poco de dolor y … ¿no lo encuentras un poco emocionante?”

Su ayudante suspiró.

Su mano estaba sujeta a un regalo para el grupo de Lyle.

“Por favor, no olvides tu objetivo de profundizar las amistades con un grupo de aventureros competentes. Y espera, solo porque te vio así, no significa que debas ir a echar un vistazo … (es porque eres así, que no recibes nada)”

Tomando sus murmullos finales con una sonrisa, Alette continuó sonriendo mientras hacía una visita a su estómago con el puño.

Mientras miraba a su subordinado con dolor, vio el campamento de Lyle y forzó su expresión con severidad.

Su ayudante ligeramente pálido también hizo una expresión seria cuando entró en el campamento del grupo de Lyle.

Y entraron …

“¡¡¡MAAAAAARRRRVELLLOOOUUUUSSS!!!” (NTE: ¡¡¡ha vueltoooooooooo!!! \:v/)

Un Lyle semidesnudo extendió sus brazos hacia el sol y distanció sus piernas como para aceptar su luz en todo su esplendor.

Alette.

(Oh, todo un saludo allí. Puedo usar esto para burlarme … bromear … ¿eh?)

Alrededor de Lyle, mientras levantaba una carcajada, el ejército femenino se mantuvo en alerta con sus armas en alto.

El ambiente era claramente extraño.

Sólo Mónica, que usualmente estaba a su lado, sonreía encantada. (NTE: no se ustedes, pero yo también estoy sonriendo en esta parte)

“¡Ha vuelto! ¡Mi gallina ha vuelto por fin! Lo que es más, ha corrido con fuerza en el campo minado con todas sus fuerzas, excepto su ropa interior … ¡qué maravilloso … te acompañaré hasta el final!”

Pero Lyle y Mónica eran los únicos que estaban sonriendo.

Las otras sostenían sus armas y se miraban la una a la otra.

No hay duda de que estaban rodeando al hombre.

Dentro de las mujeres separadas en dos bandos, Lyle intervino.

La cara del ayudante estaba aún más pálida que antes.

“C-Capitana. Tus ordenes por favor”

“… Retirada. ¡¡¡Retiradaaaaaaaaa!!!”

Alette trató de retirarse, pero allí, una voz la llamó.

Sonriendo con más vehemencia de lo habitual, Lyle hizo una pose como para abrazarse, mientras llamaba a Alette Baillet.

“Oh mí dios, si no es Alette-san. ¿Has venido hasta aquí para presenciar mi cuerpo, tan hermoso como una flor en floración?”

“¿Heh? N-No … ¡Eek!”

Cuando el ejército femenino se volvió hacia Alette-san, el ayudante hizo una expresión pálida mientras se alejaba un poco.

(¡El bastardo se escapó solo!) (NTE: él se lo pierde XD)

Lyle parecía más radiante de lo habitual.

“¿Oh, estaba equivocado? Que impactante. Pero, bueno … estoy en un estado de ánimo en el que no me importaría firmar un formulario de matrimonio o dos. ¡Reúne todos los formularios que quieras para amar a la flor que soy yo!”

Como para mostrar su cuerpo entrenado, Lyle extendió ambos brazos hacia el techo. A su lado, Mónica:

“Pollo de mierda, no puedes ir firmando todo lo que veas. Se dice que el matrimonio es el cementerio de la vida, después de todo”

Allí, después de hacer un solo giro repentino, Lyle colocó su cuerpo en una pose.

“Entonces, ¡teñiremos ese cementerio con mis magníficos colores!” (NTE: jajajajaja ok, correr desnudo por el laberinto o por el campamento está bien, pero yo propongo esta como la mejor frase de esta ocasión XD)

Mónica aplaudió sus acciones.

(¿Qué es esto … realmente, qué demonios es esto!)

Alette estaba empezando a lamentar su decisión de venir a burlarse de él …


[Anterior][Índice] [Siguiente]

Anuncios

3 comentarios

  1. SR LYLE VUELVE MÁS FUERTE QUE NUNCAAAA!!!! XDDDDD

    SR LYLE, SR LYLE, SR LYLE, SR LYLE~~~ \^-^/\^-^/\^-^/\^-^/

    Me encantó tus comentarios Juliociez, la frase del cementerio de colores es de hecho muy buena pero creo que se viene una muy épica con Allete-san. Y lo de Kirito fue una buena referencia xDD
    Tengo muchas ganas de saber la historia con Novem… Lo que llegó a vislumbrar es que Septem es el monstruo que nació en la época del primero, ocho supongo que nació después y luego Novem. Y que el pacto entre Septem y Novem se debe a su igualdad como monstruos. Por llamarlos así, también pueden ser espíritus o calamidades 😁😁

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s