Bursters!! Capítulo 60


Gif: Bueno antes que nada el cap se retraso porque nuestro querido autor se lo esta comiendo la U… si la U… por increíble que parezca tenemos vidas a parte de escribir, editar y corregir (aplica para el resto del staff de BPT) xd   en fin ojala disfruten este cap  bye~~

Edición y Corrección: Gif

Ataque y Defensa

—…Bien, los grupos están formados. Por ahora, entrenaremos hasta la hora de cenar. — dijo Seiji ante todos.

—…

Nadie respondió ante las palabras del hombre. Las chicas a su cargo tenían una mirada como si fueran a sacarse los ojos en cualquier momento. Enju se vía algo pálida al igual que Hikari. Mientras que Kazuha y Miu se las veía algo incomodas.

—… «No soy un monstruo…no me miren así…» — pensaban ambas al ver las expresiones de las chicas a su cargo.

Por otro lado, Fuuko se veía sospechosamente contenta con el hecho de hacerse cargo del “anormal” del grupo. Tanto fue así que esta vez fue ella que vacilaba al chico.

— Mas te vale dar resultados, chico… — dijo Fuuko inclinándose hacia el chico.

—…Mejor que enseñes bien, Solterona… — respondió Yashiro igualmente impertinente.

Incluso Momoka y Misora dejaron de pelear al ver la tensión entre Fuuko y Yashiro. Llego al punto en que Kazuha y Kenjuro debieron intervenir.

— Fuu-chan…

— ¿Huh?

— Como le hagas algo malo a mi hijo… Mas te vale tener un buen seguro médico… — dijo Kazuha con una inquietante sonrisa en su rostro.

Mientras Fuuko enfrentaba esta vez a la madre. Kenjuro fue con Yashiro, aunque con un aura un poco mas tranquila que la Kazuha.

— Oye, renacuajo…

— ¿Y tú que quieres, viejo?

—…Haaaaa…Escucha chico, puede ser cierto que Fuuko sea soltera a su edad…

— ¡HEY, ESCUCHE ESO! — exclamo Fuuko.

— Je, je, je… — río Yashiro entre dientes.

— Escucha chico, todos nosotros estamos haciendo lo que podemos aquí, con diferentes motivos. Estas enfadado porque sientes que te hemos mentido, ¿Cierto?

—…

Ante las palabras tan extrañamente elocuentes del militar, a Yashiro no se le ocurría ningún tipo de contraataque.

— Piénsalo así niño… Si realmente fuéramos tan malos como dices que somos… ¿Por qué en lugar de simplemente esclavizarte, nos tomamos la molestia de entrenarte?

—…

— Eso creí… Por ahora solo trata de no volar el bunker junto con Fuuko…Tienen una personalidad más parecida de la que me gustaría.

—… «No me parezco a ella…» — pensó Yashiro.

Ante ese pensamiento, Fuuko extrañamente se ruborizo de la vergüenza. Debido a que ella había pensado exactamente lo mismo al mismo tiempo.

—…Haaaaa…bien, comencemos. — dijo Seiji mientras suspiraba.

Seiji hablo unos minutos con todos los adultos presentes, sobre cómo organizarse, que tipo de entrenamiento llevarían a cabo, en que se enfocarían para mejorar y otros temas más.

A medida que ellos se ponían de acuerdo, los jóvenes no podían evitar estar un poco nerviosos, pero a la vez expectantes.

— Bien, lo haremos así. Si no mal recuerdo, nos informaron que la academia estaría lista en unas 3 semanas, ¿no? — pregunto Miu.

— Aparentemente…Sin embargo eso solo me hace levantar más sospechas… ¿Por qué tanto tiempo? — pregunto Kaiga.

— Se viene el intercolegial, idiota…— respondió Fuuko mientras se acomodaba las gafas.

— ¡Ohhhhh! Es verdad. Pero… ¿el equipo para el intercolegial no era de 6 personas?

—…

Yashiro, Momoka, Enju, Ryuji y Misora; cinco personas en total.

— Ugh… demonios, no ella otra vez… — dijo Yashiro.

— Es la única opción plausible…— agrego Ryuji.

No pasaron ni diez segundos antes de que una cara muy familiar se les cruzara por la cabeza. Cierta persona bastante desagradable, egocéntrica y sobre todas las cosas, soberbia.

— ¡Achooo! Sniff… «Creo que me estoy resfriando» — pensó Akira.

Finalmente decidieron los entrenamientos. Sin embargo, pensaron que lo mejor fuera que les dijeran a todos que tipos de entrenamientos realizarían.

— Bien…Kasai, Sokudo… Aprenderán sobre control general… — declaro Miu.

— ¿Control? Pero eso ya lo hice cuando entrene con usted y con el Monje… — respondió Enju.

— Ya no tengo el cabello tan corto, Kasai… — dijo Kaiga con una sonrisa incomoda.

— Después de ese espectáculo que diste contra Kenjohime…de verdad me decepcionaste. Mientras que Yashiro y Momoka demostraron grandes resultados.

— Pero Yashiro también perdió… — respondió Enju haciendo puchero.

— Dejo en ridículo a Akira… Sin mencionar que gane por el canto de un billete. — agrego Ryuji.

— Emmm…entiendo que Enju entrene, pero… ¿porque yo también?

— Nos ahorraríamos el dinero de las reparaciones… No es barato que te estampes contra todas las paredes que cruzas. Aprenderás a usar el freno. — respondió Kazuha.

Hikari sintió como si una enorme roca le hubiera caído encima. Entrenaría junto a Enju simplemente por conveniencia, mas no por necesidad realmente. Algo verdaderamente vergonzoso si lo piensas un poco.

— Continuando…Tousaku, Tsukino… Su Burst tienen mas utilidad de lo que ustedes piensan. Les hare usar sus poderes de manera más diversa y eficiente.

—…Espera… ¿les harás usar su poder de forma “no ortodoxa”?

— ¿Hmmm? Así es. ¿Alguna objeción? — pregunto Seiji.

Todos se pusieron a pensar por un segundo porque Yashiro había hecho esa pregunta, hasta que todos finalmente lo notaron. ¿Qué fue lo que sucedió la última vez que Seiji entreno de forma “poco convencional” a alguien? Efectivamente las ultimas que recibieron ese tipo de entrenamiento fueron Fuuko y Kazuha, y todos sabemos cómo termino todo eso.

— «Por unos momentos me imagine a esas dos como Fuuko y Kazuha en el futuro…» — pensó el grupo en general.

—…

— ¿Hmmm? Fuu-chan, ¿estas enojadas? — pregunto Kazuha.

— Mientras menos sepas de ello, mejor…— respondió Fuuko bastante molesta.

Luego de que pasara ese mal rato, fue el turno de Kenjuro.

— Bien…tu, el chico de cabeza rapada, intenta golpearme.

— … ¡¿EHHH?! ¿Qué lo golpee? — respondió Ryuji.

— Si, golpea tan fuerte como puedas. — respondió Kenjuro confiado.

—… Bien, no me culpes por lo que pase…

Ryuji se sintió sorprendido por la petición, pero no pondría marcha atrás. Abandonando Kenjo no tenía nada que perder. Solo podía ir hacia adelante.

—… Match

Ryuji desapareció en un parpadeo y fue directamente hacia Kenjuro. No obstante, todos los que conocían como era Kenjuro pensaron lo mismo.

— «Idiota…»

— Es por esto que no duraras, muchacho… Giga Press…

— ¡…!

En un solo punto, Ryuji se detuvo a pocos centímetros de su oponente, para luego quedar boca abajo en el suelo debido a una enorme presión.

—… ¿No usaras el pozo, anciano? — pregunto Yashiro.

— Para tipos rápidos, pero sin fuerza como él, esto es suficiente… — respondió Kenjuro.

— ¡…!

El enorme hombre se puso en cuchillas delante de Ryuji quien apenas podía respirar. Simplemente para decirle algo importante.

— La debilidad de los veloces, es que no tienen poder…

— ¡…!

— Dependes mucho de tu velocidad, de tu viento. Tus golpes son filosos los únicos golpes fuertes que tienes son puñetazos rectos y fáciles de evadir. Como encuentras a alguien que sepa lidiar con un pies ligeros como tú, estarás acabado.

Luego de la explicación, Kenjuro dejo ir a Ryuji. Mostrando una sonrisa bastante confiada.

—…Comprendo… — dijo Ryuji.

Pese a ser bastante humillante, Ryuji comprendido que Kenjuro solamente estaba dando a conocer que puntos debían reforzar, la fuerza física de Ryuji.

— Bien… parece que solo que el mocoso impertinente… — dijo Fuuko mientras daba un paso al frente.

— Haaaa… ¿tengo que soportar a esta mujer por 3 semanas? Preferiría hacer un entrenamiento intensivo con mi madre…

—…

Sinceramente muchos veían eso como Yashiro realmente tenía la intención de hacerlo, como algo peor. Sin embargo, Kazuha lo tomo casi como un halago.

— Yo también quería entrenar contigo Yaa-chan, pero todos estuvieron en contra… no tuve elección… — respondió Kazuha algo decaída.

— «No lo dijo en ese sentido, Shirazaki/Kazuha/Querida…» — pensaron todos.

— Hmmmmm… ¿crees que por lo que paso ayer no estoy calificada para entrenarte?

— Al menos tu lógica no es tan mala. — respondió Yashiro.

Fuuko ya se cansó de reaccionar. Hizo oídos sordos y simplemente miro al resto como si pidiera permiso para algo. Lo cual los demás simplemente asintieron.

— ¡…! Esta sensación…

Yashiro sintió algo verdaderamente extraño. El sello se había debilitado de manera increíble.

—… Entiendes porque paso eso, ¿Cierto?… Vamos, te demostrare que tan calificada estoy… y el gigantesco fallo en tu forma de pelear.

Sin mediar mas palabras ambos regresaron a la zona de entrenamiento. Obviamente Yashiro expulso tanto poder como para llegar al rango SSS. La cara de Hikari no tenía precio.

—… Ohhh, esta vez no te asustas. Bien por ti… ahora, aquí voy.

— Espera… — dijo Fuuko.

Luego de eso, Fuuko se quitó los lentes con tranquilidad.

— Si te pondrás serio, creo que yo también debería…

— ¿…?

— No necesito usar el OverBurst con alguien tan novato como tu… adelante…

Un destello azul cobalto comenzó a emanar del ojo izquierdo. No obstante, no sentía un gran poder, por lo que no le dio importancia.

— Je, necesitas mejores trucos… ¡SI QUIERES GANARME!

— Demasiado predecible y lento.

— ¡…! ¡GUGH!

Fuuko evadió el golpe de Yashiro y le propino un golpe en la boca del estómago.

— Maldita… ¡Solterona!

Esta vez Yashiro intento con una patada a la altura de la cabeza.

— Pésima postura…

Sin embargo, Fuuko simplemente se movió a un lado y barrio el punto de apoyo de Yashiro, haciéndolo caer. Seguido de eso, Fuuko giro sobre sí misma y le dio una excelente patada en la quijada a Yashiro, la cual le hizo dar varios tumbos.

— ¡Cof!…

— ¿Quieres continuar? — pregunto Fuuko.

— ¡…! ¡MALNACIDA~~!

Yashiro se hartó de que estuvieran jugando. Libero tanto poder como pudo, llegando al rango de poder R.

— Haaaa…Haaaa… ¿Qué tal ahora? ¿No puedes moverte del miedo, cierto?

—…

— Ahora… admite que has-

— Cállate… mocoso engreído.

— ¡…!

Luego de ese cortante y frio comentario, Yashiro siente un golpe tan bestial como los que propinaba su madre. Sin previo aviso.

—…Tienes un gran poder, pero no sabes usarlo.

Yashiro logra permanecer de pie, pero tiene problemas para respirar y siente que va a vomitar en cualquier momento.

— Solo me sorprendí porque vi algo similar en el pasado… pero no estas ni cerca de ser lo que vi… misera copia barata…

— ¡¡¡…!!! ¡AAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHGGGG!

Finalmente, Yashiro comenzó a atacar de manera indiscriminada y salvaje, debido a la ira que le causo los comentarios de Fuuko. No obstante.

—…Espantoso control…

Todos los jóvenes veían algo que realmente los impresiono. Fuuko bloqueaba todos los golpes de Yashiro, con una sola mano.

— «Izquierda, al estómago, pierna derecha, sien izquierda, costilla derecha, pecho, nariz, cuello… Eres como un libro abierto Yashiro… y, sobre todo, no sabes usar tu poder…» — pensaba Fuuko mientras se defendía.

— Es increíble…— dijo Momoka

— Fu, fu, fu… es normal. Después de todo Fuu-chan ha sido mi compañera de entrenamiento desde hace años.

— ¡…!

— Esos golpes son como simples caricias para ella. Yashiro jamás la alcanzara así.

Los minutos pasaron y Yashiro ya se sentía completamente exhausto. Mientras que Fuuko seguía mirándolo con esos ojos fríos y cortantes.

— Vaya, ¿eso es todo?

— Ufff…Ufff…Ahhhh…Ahhh…

— Eres igual a un niño pequeño con una rama. Crees que mientras mas grande es la rama, mas fuerte eres. Te diré el gigantesco error que tienes niño. — dijo Fuuko mientras cerraba su puño.

Luego de eso, Fuuko lanzo un golpe que literalmente devasto la sala de entrenamientos desde detrás de Yashiro. Un golpe con tal potencia que desmorono por completo la zona de combate y la pared que estaba detrás.

—…Confías tanto en tu poder, que te olvidas de todo lo demás. En pocas palabras, te sobreestimas. No te creas tanto, novato.

Esta vez fue Yashiro quien cayó sobre su trasero. Mirando a Fuuko como alguien completamente diferente.

— Ahora. ¿Crees que estoy calificada para entrenarte, Novato?

—…S-Si…

— Si, ¿Qué?

— Si…señora…

Yashiro tiene un gigantesco poder, pero un gran poder corromper. Eso es algo que se aplica a todas las realidades. Al ser tan poderoso, lo lleno de impotencia e insolencia, pensando que nadie seria capaz de pararlo. No obstante, hay algo que este chico no tiene, Experiencia.

Es justamente este aspecto donde los maestros explotan las debilidades. La falta de versatilidad de las chicas, la falta de fuerza de Ryuji, la falta de control de Hikari y sobre todo… la falta de prudencia de Yashiro.

Dejando todos los puntos a mejorar claros, el 2do entrenamiento comienza. Sin embargo, no son los únicos que se preparan para un gran evento.

China, Shanghái…

— Hmmmm, ¿los japoneses? No recuerdo la ultima vez que dieron algo decente…

Una chica de cabello oscuro y unos seductores ojos rojos, se encuentra puliendo lo que parece ser una Guan Dao, una lanza tradicional china.

Pekín…

— Ehhh… ¿vendrán de nuevo?… ¿ya harté de mandar gente al hospital sabes?

Un joven de cabello rubio parecía estar meditando, mientras sostenía una enorme roca sobre su cabeza, quizás de más de media tonelada.

Shenzhen…

— Je, je… mientras traigan chicas que valgan la pena los humillare cuantas veces quieran…

Un chico de aspecto muy salvaje, con el cabello de color marrón y bastante alborotado disfrutaba de una bebida alcohólica mientras tenia a dos mujeres de aspecto bastante revelador en sus brazos.

— Les aseguro que esta vez daremos mas que solo entretenimiento. Quien sabe, tal vez incluso se rindan esta vez…

—… Tienes un trato, buscaremos a los mejores estudiantes de la Academia Shi Huang… Shuryo.

Los preparativos para el intercolegial también comienzan. Falta un mes…

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s