Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 03 – Capítulo 20


Capítulo 20 – Fiebre Parte Final

 

Revisión del Capítulo Anterior

Jinshi → Maomao → Hongo→

 

Maomao estaba desconcertada por la misteriosa sensación. Podía oír sonidos de golpeteos. Ella estaba presionada contra la parte superior de su cuerpo; su corazón latía cerca de sus oídos.

 

(¿Qué podría ser, esto?)

 

Pero era más importante que se levantara. Cuando intentó ponerse de pie de nuevo, se apoyó en algo misterioso. Estaba apurada por obtener el hongo de los Diez Mil Años que tenía ante sus ojos.

 

“Nghh!”

 

Escuchó un gemido desde abajo.

 

(Esto no es bueno.)

 

Jinshi estaba debajo de ella. Estaba agarrando la mano izquierda de Maomao, y su otra mano estaba alrededor de su espalda. Parece que protegió a Maomao cuando estaba a punto de caer.

Maomao miró con pesar la hierba espiritual que crecía en el viejo árbol, y luego miró a Jinshi.

 

“…Jinshi-sama?”

 

Jinshi apartó la cara de Maomao. Por alguna razón, su cara estaba cubierta de sudor frío. Sus cejas estaban inclinadas, pareciendo algo adolorido.

 

“Vamos, su fiebre ha vuelto”.

 

Maomao levantó una toalla para limpiarse el rostro. Jinshi soltó su agarre alrededor de la espalda de ella y levantó su mano hacia Maomao.

 

“No, antes de todo eso, ¿puedes apartarte?”

 

Aún así, Jinshi miró hacia el rostro de Maomao.

 

“…estás tocando, la, la posición de tu mano…”

 

Jinshi señaló a la mano izquierda de Maomao. El hakama de Jinshi estaba bajo esa mano. Ella sintió que estaba presionando algo suave (ぐにょん (gu nyon) ahora). Piensen que sigue flácido, pero no tan flácido como en el último capítulo.)

 

(Umm, ¿algo blando?)

 

No, poco a poco no se estaba tornando mas dur-.

 

Maomao lo soltó. Abrió completamente los ojos, y miró al desaliñado eunuco.

 

No, ¿se le puede llamar realmente un eunuco?

 

La parte que los eunucos no deberían tener, seguía estando ahí.

 

Jinshi suspiró profundamente mientras se arreglaba el flequillo. Luego miró a Maomao.

 

“En cierto modo, ¿puedes decir que has eliminado el trabajo?”

 

El rostro de la bella doncella celestial estaba teñido de tristeza. Pero, este tipo no era una doncella celestial. Mientras que él poseía la cara que podía derribar el país con sólo una sonrisa, este tipo no era una mujer.

 

Y no era un eunuco que se deshizo del símbolo de un hombre.

 

La parte superior desnuda de su cuerpo sin su ropa exterior. No había ningún signo de flacidez/gordura. Era un cuerpo ligeramente tenso y entrenado. Ciertamente, su aspecto era el de una doncella celestial, pero su cuerpo no era diferente al de un guerrero bien entrenado.

 

Puede que en realidad no sea un eunuco, fue desconcertante lo que nunca le vino a la mente.

No, en realidad podría ser que subconscientemente había tratado de no notarlo.

 

“Mencioné que había algo que quería decirte.”

 

Maomao había querido reflexivamente taparse las orejas. No debe escuchar nada más que esto; Maomao lo había percibido en un instante. Pero eso fue expuesto cuando sus orejas estaban tapadas.

 

Había un hombre en el palacio interior que no era un eunuco. ¿Qué pasaría si eso se hiciera público? Suponiendo que ese hombre impusiera sus manos a una consorte, ¿qué pasaría si hubiera descendencia que no estuviera mezclada con la del emperador?

 

Los ojos de Maomao se entrecerraron.

 

(Basta. No me involucrare en algo problemático.)

 

Hasta ahora, había sido totalmente usada por Jinshi. Sin duda todos ellos habían sido asuntos más o menos problemáticos, pero si era tanto, ella no lo pensó.

Pero esto era diferente.

Si ella terminó sabiendo de esto, necesitaría llevárselo a la tumba.

 

(¡No quiero acompañarlo a la tumba!)

 

Por esa razón, Maomao–

 

“En realidad yo…”

 

“¡Jinshi-sama!”

 

Maomao cortó la voz de Jinshi.

 

“Justo ahora, parece que había una rana bajo tu ropa.”

 

“…rana.”

 

La cara de Jinshi se retorció en duda. Eso aún está bien, superémoslo pase lo que pase, pensó Maomao.

 

“Ciertamente. Una rana. Mis disculpas. Aquí hay humedad”.

 

Esa suave sensación era una rana. Maomao se convenció de que era una rana. Había un pantano cerca. No sería extraño tener una o dos ranas que salen en verano.

 

“No, no era…”

 

“Mis disculpas. Fui descuidado. Para que Jinshi-sama refresque rápidamente vuestra fiebre, sería mejor que volviésemos a la fiesta”.

 

Maomao iba a dejar la cueva de forma muy natural, pero la detuvieron, por supuesto.

 

Jinshi, con expresión engreída, cerró la entrada. Incluso si Maomao intentaba evitarlo e irse, no podía irse.

 

“Jinshi-sama, ¿puedes apartarse?”

 

“¿Quién es una rana?”

 

Maomao sintió momentáneamente como si se estremeciera ante Jinshi, cuya cara se acercaba opresivamente. Sin embargo, no podía perder en esto.

Maomao también miró a Jinshi sin inmutarse. Se acercó hasta que había una distancia de dos soles (寸, unidad de medida. 3.03cm, aproximadamente una pulgada) entre sus narices.

 

“Si no era una rana, ¿qué podría ser?”

 

Eso era una rana, eso era una rana, se lo recordó Maomao. La sensación de suavidad en su mano izquierda era de una rana.

 

“¿No era grande para una rana?”

 

Jinshi se inclinó hacia el rostro de Maomao por otro sol.

 

“No, durante esta temporada, hay muchas ranas considerablemente grandes.”

 

“Co-considerable…”

 

Jinshi hizo una mueca de dolor. Parecía haber recibido un impacto, pero Maomao se acercó rápidamente.

Se detuvo cuando sus narices estaban a punto de tocarse, y dio el golpe final.

 

“Así es, tenía un tamaño decente. Si no era una rana de tamaño decente, ¿qué cosa podría ser?”

 

Realmente no tenía un tamaño decente, pero un tamaño decente era bueno aquí. Un tamaño decente era adecuado.

 

Se miraron el uno al otro durante varios segundos, no durante varias decenas de segundos. Y fue Jinshi quien perdió.

 

Jinshi se quedó inmóvil, sus labios formaron un zigzag. Maomao se deslizó entre los hombres de Jinshi en ese intervalo.

 

(Yo, yo gané.)

 

Maomao apretó su puño con la mano derecha.

 

No era bueno saber demasiado sobre nada. Era mejor que Maomao, que estaba hecha para ser una sirvienta, viviera inconscientemente dentro de sus posibilidades. Si algo sucediera, si su superior hiciera algo, Maomao podría decir “No sé nada”.

 

Antes de ir al arroyo a mojar la toalla, se sentó frente al viejo ciruelo. El precioso y brillante hongo que tenía una sombrilla crecía en sus raíces.

 

Maomao lo miró absorta.

 

Cuando lo hizo, una sombra se cernió sobre ella por detrás.

 

“Sólo una pregunta. No te molesta tocar las ranas, ¿verdad?”

 

Dijo Jinshi con una voz cansada. Sonaba como si apenas se pudiera mover.

 

“Sí, los plebeyos las comen.”

 

Tenía un sabor simple que era como el del pollo. Maomao también las tocaba a menudo.

 

“Supongo que sí. Entonces te parece bien tocarlas, ¿no?”

 

Una leve sonrisa apareció en la cara de Jinshi.

 

Maomao sufrió escalofríos. Se apoyó en el viejo ciruelo.

 

Jinshi señaló a Maomao.

 

“En ese caso, ¿por qué te limpiabas la mano izquierda hace poco?”

 

Dijo Jinshi, pareciendo que estaba a punto de desmoronarse.

 

“Ah….”

 

Maomao bajó sigilosamente su mano izquierda que había estado limpiando su hakama para olvidar la suave sensación. Parece que se había estado limpiando la mano inconscientemente todo este tiempo.

Viendo esa acción, Jinshi mostró una mirada de terrible miseria.

 

“Oye, ¿por qué hiciste eso?”

 

El totalmente herido Jinshi reunió sus últimas fuerzas.

 

Maomao perdió con ese golpe. (EZ: XDXD)

 

〇●〇

 

La fiesta terminó poco después del regreso del invitado de honor.

 

Gaoshun estaba preocupado por su aspecto cansado pero meneo la cabeza. Esa no era su posición ahora.

 

Gaoshun, que era el asistente del eunuco Jinshi, no tenía por qué estar cerca del invitado de honor. Al final, no tenía más que venir aquí en nombre de su maestro `Jinshi’.

Era mejor si no proyectaba demasiado.

 

Y Gaoshun tenía un trabajo ahora mismo.

 

Estaba previsto que la fiesta de esta noche fuera en un barco en el lago. Con vinos que nunca se acabarán y una reunión de mujeres hermosas, tenía que estar basada en un océano de vino y montañas de carne.

 

Dios mío, pensó Gaoshun.

 

Incluso si se equivocaba, Gaoshun era un eunuco. No estaba interesado en enamorarse de las mujeres, y le daría miedo hacerlo. Cuando pensó en la mujer que dio a luz a su hijo Basen, su esposa, en otras palabras, no se le ocurrió ni siquiera levantar un dedo.

 

“Para un eunuco, este es un plan aburrido.”

 

Un funcionario se acercó a Gaoshun que sólo estaba bebiendo vino. Este barco tenía chicas más jóvenes que su hijo esperando por ellas.

 

“No, hay buena luna contemplando mientras se bebe vino.”

 

Gaoshun sólo dijo eso, y miró a la luna. La media luna era hermosa. Podía disfrutarlo tal como estar sin el fanfarroneo de los hombres ruidosos y las voces coquetas de las mujeres.

 

“En cualquier caso, tampoco participará esta noche, ¿verdad?”

 

“Ese es el caso.”

 

Sabía a quién se refería.

Sin la participación del invitado de honor, la fiesta nocturna no podía continuar.

 

Gaoshun goteó vino sobre la superficie del agua y observó las ondas. Sería bueno que terminara pronto, pensó.

 

“El emperador también está preocupado por eso, cierto.”

 

El funcionario se apretó la barba y suspiró.

 

“Si eso se convirtiera en el príncipe heredero.”

 

No había ninguna señal de respeto en las palabras “eso”.

Es cierto, casi nunca sale de su habitación, y si alguna vez va a un lugar público, lleva una máscara. Este tipo de Hermano Imperial no debería ser capaz de gobernar, pensaban todos.

 

El invitado de honor de la cetrería esta vez, era el Hermano Imperial.

 

Los altos funcionarios reunidos hoy tenían que estar aquí a medias en broma. Todo para ver al príncipe heredero que raramente sale en público.

 

Exactamente qué tipo de persona es, no había duda de que consideraban que era importante determinar eso.

 

Y así, este oficial debe haber decidido que el príncipe heredero era incompetente.

 

“Me pregunto si hay una consorte que esté esperando desde el fallecimiento del Príncipe Imperial el año pasado?”

 

Así que el tema principal es este, pensó Gaoshun.

¿Quién está esperando? ¿Qué consorte es esa? ¿Es el niño un chico o una chica – dependiendo de ello, eso cambiaría enormemente la imagen de influencia en la Corte Imperial?

 

Gaoshun meneo lentamente su cabeza.

 

“Desafortunadamente. Como hay muchas consortes, creo que al final alguien estaría esperando.”

 

“¿Es eso cierto? Si es por ahí.”

 

El funcionario miró al mirador. Un oficial regordete estaba allí de pie. Estaba mirando para ver si los invitados se estaban divirtiendo. Fue la persona que organizó la fiesta, Shishou.

 

Gaoshun se despidió del oficial que vio a través de su compañero de nariz marrón durante un breve lapso de tiempo, y vertió el vino de la botella de sake susurrando.

 

“Me pregunto si lo expliqué correctamente.”

 

Murmuró y meneo la cabeza negándolo.

 

Cuando veía su mirada desgastada al regresar, estaba convencido de que era imposible. Como mínimo, que no lo pasó hasta el punto principal.

 

“¿Qué está haciendo?”

 

Gaoshun miró la finca que estaba iluminada por la luna. En el piso más alto, sólo había una habitación individual con iluminación.

EZ: Con el siguiente cap finalizaremos la primera parte del volumen 3, por la falta de lugar para las ilustraciones del tomo 3 decidí juntar ambas partes y no dejarlas separadas pero mientras llegamos al final de este volumen, subiré la versión con imágenes del volumen 01 [la que se subió primero le faltaban las ilustraciones ], cuando este completo el arco 3 subiré el PDF de todo el arco


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s