Kusuriya no Hitorigoto – Volumen 03 – Capítulo 19


Capítulo 19 – Fiebre Primera Parte

 

Al día siguiente, Jinshi y los demás cabalgaron hasta los campos de cetrería.

Jinshi de mala gana llevaba una máscara, y asumió el nombre de “Kousen”.

 

No era que ella no entendiera el propósito de su máscara. Era una molestia en sí mismo tener a un hombre con una belleza como la de Jinshi merodeando por ahí. Aquí se encontraba el palacio interior, lleno de gente que no sabía que era un eunuco.

 

Anoche hubo una conmoción en la habitación de invitados de Jinshi. Aunque dijo que era la habitación de Jinshi, Basen se quedó a dormir allí. Oyó a Basen gritar.

 

Para hablar de lo que pasó, estaba rodeado de mujeres que se habían colado por algún lado y vieron una muy envidiosa, no, vieron el infierno. Era posible que dijera que, de alguna manera, después de beber ese aperitivo, había hecho todo lo posible para mantener el auto-control. (EZ: XDXD jajaja pobre tipo)

 

Hubo un motivo para servir una cena como esa. Muchas doncellas de esta finca querían ser amantes de los altos funcionarios.

 

¿Qué podría pasar si Jinshi caminara con el rostro al descubierto? Parece que cerrar las ventanas exageradamente era también para que las personas no le vieran el rostro.

 

(Si es así, puedo entender por qué tiene la máscara.)

 

Pero, ¿qué hay del alias?

 

Incluso si ella pensaba en este tipo de cosas, Maomao tampoco tenía nada que decir sobre entrometerse. Las damas del palacio que pueden leer la atmósfera deben guardar silencio de forma colectiva.

 

Y así, Maomao iba tras el grupo que venía a hacer cetrería en carruajes tirados por caballos. Los carruajes transportaban a los sirvientes de la finca y estaba repleto de herramientas para la preparación de alimentos, como ollas y leña.

Deben tener la intención de preparar lo capturado en el terreno de juego.

 

Alrededor de un cuarto de hora de sacudidas en el carruaje mientras miraba de reojo los campos de sorgo, ella pudo ver los bosques y las llanuras cubiertas de hierba.

 

Los sirvientes tenían experiencia. Rápidamente prepararon un fuego abierto frente al bosque. Como parece que hay una fuente de agua en el bosque, algunos de los sirvientes llevaron ollas y fueron a recoger algo de esta.

 

Maomao pensó en ayudar con algo, pero los compañeros de los oficiales que la rodeaban no estaban haciendo nada. Estaban charlando en la tienda que habían levantado los sirvientes que llegaron antes.

 

(Es más aceptable no hacer nada.)

 

A menudo se daba el caso de que el pretexto para ayudar a alguien inferior.

Hasta los sirvientes lo preferirían así.

 

Maomao miró al cielo. Vio una sola mancha negra en el cielo azul. Estaba sobrevolando.

Mientras ella la miraba repetir su ronda varias veces, los ojos de Maomao se movieron hacia el bosque.

 

(Un bosque, eh.)

 

Es un bosque bastante bueno, pensó Maomao.

Había varios tipos de árboles creciendo. Tenía la sensación de que las hierbas medicinales y los hongos crecerían en este tipo de lugares.

 

(Supongo que no se me permitirá entrar en el.)

 

Se sintió muy tentada. Maomao miró a su alrededor.

 

Nadie a su alrededor se daría cuenta, pero bueno mejor no.

Y de esa manera, el sol había cruzado el meridiano cuando se dio cuenta.

 

 

 

 

 

El aroma sabroso de carne cocinándose se sentía en el aire.

 

La invitaron a una copa de vino dentro de la tienda. La carne cocida fue distribuida por las mujeres. Había unos diez funcionarios sentados en la mesa donde se preparaban otros platos de acompañamiento.

 

Aunque era una tienda de campaña, había un camino para el flujo del viento, y cubos llenos de agua fueron dejados a sus pies. También había sirvientes con grandes abanicos. Podía ver el esfuerzo por hacer que la sofocante cacería de verano fuera cómoda.

 

Los sirvientes llevaron diligentemente la comida.

 

Como lo cazado en la cetrería no fue suficiente, también cocinaron otras carnes. En primer lugar, la carne es diferente del pescado; no es algo que se pueda decir que es delicioso cuando se pesca en el momento.

 

Maomao estaba esperando detrás de Gaoshun. Miró la escena de la fiesta con estupefacción. A Gaoshun también se le proporcionó un asiento.

 

(Dicho esto,)

 

Aparte del tiempo que estuvo en la habitación, Gaoshun apenas estuvo con Jinshi, eh, pensó ella. En vez de eso, fue Basen quien hizo varias cosas, y Maomao siguió a Gaoshun como si fuera algo natural.

 

En la fila de asientos, sentados en el asiento de honor, había un hombre extraño.

Su cara estaba escondida detrás de una máscara. No tocó la comida en absoluto. Ni siquiera el vino.

Basen estaba mirando con ansiedad desde atrás.

 

(Es duro que tenga que usarla aquí también, ¿eh?)

 

Maomao lo miró como si fuera un problema de otro. Las mujeres que estaban distribuyendo el vino miraban a Jinshi, el Príncipe de la Máscara, de vez en cuando.

Es el invitado de honor más alto entre ellos, no importa lo sospechosa que fuera la máscara que llevara. Era mucho más estable convertirse en la amante de un alto funcionario que casarse. Parece que es una reunión de este tipo de mujeres decididas.

 

No eran sólo las mujeres las que estaban involucradas. El hombre regordete sentado junto a Jinshi le estaba susurrando. Era una manera íntima de hablarle a alguien, pero ¿era su imaginación que pudo escuchar un poco de maldad?

Jinshi solo pudo temblar un poco ante todo eso.

 

(¿Es ese el hombre llamado Shishou?)

 

Puede que haya oído el nombre anteriormente, pero no conocía su rostro. No debería ser un error pensar que era correcto desde la posición de su asiento.

 

(Me pregunto de qué estarán hablando.)

 

Shishou dejó de hablar y apartó su cara de Jinshi.

Las manos de Jinshi continuaron temblando.

 

La complexión de Basen empeoró.

 

(¿Él le dijo algo?)

 

No, susurró Maomao a Gaoshun.

 

Se ve extraño.

Sin embargo, Gaoshun meneó levemente su cabeza, y solo le dijo que se quedara en espera.

 

 

 

 

 

 

 

Bajo la excusa de un descanso para ir al baño, Jinshi se levantó de su asiento.

 

Gaoshun tiró de las mangas de Maomao.

 

“Ya es hora de que cambies”.

 

Maomao asintió y llamó a otro ayudante que estaba fuera de la tienda. Luego fue tras Jinshi, que caminaba con una forma inestable de caminar.

 

Y, antes de eso.

 

“¿Puedo quedarme con esto?”

 

Maomao se llevó una botella de sake que contenía agua, le preguntando al sirviente que había preparado las comidas.

 

“Ahh, claro.”

 

El sirviente que parecía ocupado se fue sin mirar mucho a su alrededor. Maomao añadió un poco de condimentos a la punta de la botella con una cuchara.Se fue al bosque con eso en la mano.

 

 

Aunque ingresó un poco más tarde, encontró una figura en el bosque.

 

La persona tambaleándose estaba apoyada en un árbol.

 

“Ji…”

 

Jinshi-sama, iba a decir Maomao, pero ella cerró la boca. ¿Por qué estaba usando un alias aquí? Cómo debería llamarlo, pensó ella mientras corría hacia aquí.

 

“…. ¿eres tú?”

 

Escuchó una voz ronca detrás de la máscara.

 

“Por favor, quítese eso.”

 

Maomao iba a quitarse la máscara, pero Jinshi la sostuvo desesperadamente.

 

“No puedes.”

 

“No es que no puedas. Si es aquí, no hay nadie”.

 

“No, alguien podría venir.”

 

(¡Ahh, qué dolor!)

 

Maomao levantó el brazo del tambaleante hombre sobre sus hombros y tiró.

 

“Si le preocupa tanto que la gente mire, tendremos que ir a un lugar donde no puedan verlo.”

 

Se adentraron más en el bosque. El bosque se elevó ligeramente como una colina. Vio un acantilado, había una hermosa cascada. Puedo recoger agua de aquí, juzgó Maomao y sumergió la toalla en el río.

 

(¿Estará bien si es aquí?)

 

Cerca del acantilado, había una cueva que parecía estar justo en un punto ciego. Entraron y Maomao usó la hiedra colgante como cortina.

A un lado crecía un árbol viejo, con cosas parecidas a una sombrilla estaban en su tronco.

 

(¿Hongos de soporte?) (EZ: Link)

 

Reunamos algunos después, pensó Maomao. Era un hongo que era firme como la corteza de un árbol; se usa como ingrediente para la medicina.

 

Había muchos fragmentos de marihuana caídos en la cueva. Parece que fue usado como almacén del lugar de extracción de agua, pero no parecía haber sido usado en mucho tiempo.

 

“No hay problema si es aquí.”

 

Maomao amontonó las andrajosas esteras tejidas que había allí y extendió una toalla seca diferente por encima. Lentamente recostó a Jinshi sobre eso.

Él se quitó la máscara, revelando un hermoso rostro enrojecido.

 

“Por favor, beba esto.”

 

Maomao llevó la botella que trajo a los labios de Jinshi. Hizo que bebiera su contenido lentamente y luego se lo pasó a sus manos.

 

“Después de esto, discúlpeme.”

 

“…!?”

 

Maomao soltó la faja de Jinshi, quitándole la ropa exterior. Jinshi estaba estupefacto, pero no tenía energía para resistirse. Le limpió el torso desnudo con la toalla que había empapado hace poco. Ella insertó la toalla debajo de su axila para humedecer toda su piel.

 

“No sólo las damas de palacio, ¿hasta le quitas la ropa de los hombres?”

 

“No es como si lo hubiera desnudado porque lo quisiera.”

 

Ante lo que Jinshi había dicho mientras estaba atontado, Maomao le devolvió una mueca.

Aunque le quitara la ropa al sinvergüenza no era interesante.

 

El cuerpo de Jinshi tenía rastros de fiebre. Después de ser limpiado, debería mejorar bastante.

Él todavía se veía mal, pero ella sentía que su tez había mejorado un poco después de beber agua. Maomao apoyó la cabeza de Jinshi en su regazo para que le resultara fácil beber de la botella.

 

“Esto sabe un poco raro”.

 

Dijo Jinshi mientras sorbía de la botella.

 

“Es ese tipo de cosas. Ya que es una mezcla de pasta de salsa y azúcar. No pude encontrar sal, así que es un sustituto. Una mezcla de estas cosas parece ser buena para aumentar la hidratación”.

 

Dijo Maomao mientras abanicaba la cara de Jinshi con la máscara.

 

“En un día tan bonito como este, caerá desmayado por el sol vistiendo algo así.”

 

“…no es que hubiera algo que pudiera hacer al respecto.”

 

“Es duro, tener un rostro que es tan encantador.”

 

Dijo Maomao admirada.

En respuesta a eso, Jinshi miró fijamente a Maomao.

 

(No muy bien. ¿Lo enfadé?)

 

Ella lo había dicho sin querer en un tono sarcástico. Maomao miró incómodamente a Jinshi. No parecía enfadado.

 

Aliviada, Maomao le quitó la toalla que tenía debajo de las axilas a Jinshi. Iba a bajar lentamente la cabeza de Jinshi y levantarse.

 

“¿Adónde vas?”

 

“Voy a remojar la toalla otra vez.”

 

“No tienes que hacerlo”.

 

Incluso si dices eso, pensó Maomao. La temperatura corporal de Jinshi seguía siendo alta; ella quería enfriarlo un poco más.

Pero Jinshi no la soltó.

 

“Hay algo de lo que quiero hablar”.

 

Dijo Jinshi, su voz estaba ronca pero a la vez era seria. Los ojos que miraban a Maomao eran como obsidiana pulida.

 

Maomao movió espontáneamente su mirada como si reaccionara contra eso. De repente, sus ojos se dirigieron al viejo árbol que estaba fuera de la cueva.

 

“Por esa intención, te traje esta vez.”

 

Una voz franca, pero ligeramente desorientada.

 

En medio de eso, Maomao sintió que su propio pulso comenzaba a acelerarse. Su corazón latía fuertemente, enviando sangre, calentando todo su cuerpo.

 

“Jinshi-sama, por favor, suélteme.”

 

Maomao entrecerró los ojos y le dijo a Jinshi. Ella no le miraba a los ojos, sólo miraba hacia afuera.

 

“No lo haré”.

 

“¡Por favor, suélteme!”

 

Maomao se sacudió a Jinshi; intentó dejar la cueva. Ella extendió su mano derecha y trató de agarrar la cosa que estaba más allá de su alcance.

 

Sin embargo, su mano izquierda fue agarrada y ella fue tirada con fuerza hacia atrás, rompiendo su postura. Se dio la vuelta, y justo cuando iba a golpear el suelo, su cara fue presionada contra un pecho sudoroso.

 

¿Qué está haciendo, pensó Maomao?

 

Miró más allá de su mano extendida. En unos tres shakus (尺, Pie Japonés. Unos 30cm.), pudo ver un viejo ciruelo. Algo sobresalía allí, creciendo en sus raíces.

La forma de la sombrilla crecía sólo en el tronco del árbol. Parecía un hongo de soporte, pero era un poco diferente. La superficie era brillante como si estuviera pintada con caramelo. No era duro como el hongo de soporte.

 

El latir de su corazón se hizo rápidamente más fuerte.

 

Era un hongo registrado en los libros como una droga milagrosa desde tiempos inmemoriales. Justo allí, estaba el hongo que se llamaba Lingzhi, o el Hongo de los Diez Mil Años.

 

Y aun así, su mano extendida no pudo alcanzarla.

 

En vez de eso, fue abrazada por Jinshi, y entonces-.

 

Y luego, su otra mano agarró algo que era un poco blando (ぐにゅん (gu nyun). Una mejor manera de describirlo es, uh… completamente flácido. Sí). (EZ: Quiso poner sus manos en un hongo y aunque no tomo el que quiso ciertamente tomo un hongo con la otra XDXD)

 

T/N: :O ¿Es este el desarrollo legendario? Soy totalmente malvad@ y me tomaré una semana de descanso. (EZ: esto es cuando el tradujo este cap hace mucho tiempo no ahora)

También,

…es el hongo equivocado, Maomao.


[Anterior] [Índice] [Siguiente]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s