Dragón Egg: Capítulo 207


Anterior |Índice| Siguiente


Hacia Haranae

 

Hagen tropezó y cayó.

 

Con una respiración áspera y su trasero pegado en el suelo, me miró.

 

— ¿Po-por qué… Sir Adofu está aquí? Y, ¡¿por qué está montando un dragón de dos cabezas?! (Hagen)

 

…Ahora, yo estoy tan perdido como él. Adofu también se encuentra en una situación incómoda, supongo que no se puede evitar.

 

—No es necesario llamarme Sir, ya no soy el capitán de los caballeros. Solo soy un prisionero fugitivo. (Adofu)

 

— ¡Mal-maldición! (Hagen)

 

Hagen se levantó, sacó una daga de debajo de su cadera, y cargó directamente contra Adofu que está en mi espalda.

 

La punta de su cuchillo temblaba.

 

—Baja tu arma, Hagen. No tengo ganas de pelear. ¿Sabes lo que les pasó a los otros miembros de tu grupo que fueron a subyugar al malvado dragón? (Adofu)

 

—Ellos me abandonaron y huyeron… (Hagen)

 

—Irushia dijo… que fueron asesinados por el malvado dragón. (Adofu)

 

— ¡¿Q-que?! ¡Eso es ridículo! (Hagen)

 

—Aparentemente, tú fuiste el que le dijo todo eso, Hagen. Por lo que, ¿lo has visto? (Adofu)

 

— ¡Si lo hubiera hecho, no estaría aún acostado en el desierto de esta manera! ¡E-esto no tiene ningún sentido! (Hagen)

 

—Ya veo. Ahora lo entiendo. (Adofu)

 

Adofu respiró después de decir eso, luego continuó.

 

—Se suponía que tú estabas muerto. Quiero decir, cualquiera que se enfrente a un malvado dragón, le hará pensar a las personas que está muerto para entonces. Pero… te perdiste uno. (Adofu)

 

La ultima oración era para mí. Asentí ligeramente.

 

—Irushia creyó en el falso reporte, y gritó tu nombre, tú, que eres el líder del escuadrón. Tuviste bastante suerte. (Adofu)

(Rachidor: A quien no le ha pasado que sus amigos te abandonan a tu suerte, pero al final te terminan ayudando sin saberlo.)

 

— ¿Cuál es tu punto… exactamente? (Hagen)

 

—Lo diré claramente. Fui incriminado por él. El escuadrón que fue enviado a derrotar al malvado dragón, también lo estaba. Irushia los asesinó como una excusa para poder sacarme fuera de la ciudad. (Adofu)

 

— ¡Pe-pero, eso…! No hay manera de que Lord Irushia… para llegar a tal punto… (Hagen)

 

—Si fuera una mentira, no tendría sentido que te contara todo esto. Ven. Necesitamos tu testimonio sobre esto. (Adofu)

 

Hagen no le creyó de inmediato. Pero, después de repetir todo con detalles esta vez, poco a poco comenzó a darle sentido. Hagen parecía haber notado algo sospechoso en el caso de asesinato en sí, que se suponía que era para Adofu, en lugar del caso original que se le dio.

 

—… ¿Ese dragón de dos cabezas es ese malvado dragón evolucionado? Si es así, entonces ciertamente quede fuera. (Hagen)

 

Dijo Hagen mientras se agarraba el cuello.

 

—Entiendo. Te ayudare… Si regreso con normalidad ahora, probablemente me callaran y mataran. (Hagen)

 

Hagen finalmente nos reconoció. La pierna lastimada del caballo… María fue sanada instantáneamente por la habilidad de mi compañera [Gran Descanso].

 

María, después de levantarse, miró a Hagen como si estuviera viendo un montón de basura.

 

…Ganarse la confianza perdida de un animal es muy difícil, creo recordar a alguien decir eso en mi vida anterior. Pero tú fuiste la que comenzó esto cuando escapaste primero, María.

 

Y de ese modo, Tamaki, Adofu, dos Hormigas Rojas, Hagen, y María, todos montaron mi espalda mientras me dirigía a Haranae. Fue un grupo bastante ruidoso.

 

—Dragón, ¿preferirías esperar fuera de la ciudad? Con Hagen aquí, no se convertirá en una pelea. Si solo son guardias, con solo mi brazo me basta para atravesarlos. Te prometo que eliminaré el cargo falso de esa joven mujer bestia. (Adofu)

 

Sacudí mi cabeza.

Si se encuentran en el momento equivocado, solo se extenderán los problemas que se han solucionado. No creo que todo esto acabe meramente hablando. Y no es que no sepa cómo podría enredarse. Simplemente, no me gusta esperar afuera a que todo termine.

 

—Ya… veo. (Adofu)

 

Una vez más, después de volar bajo por un par de horas, nos dirigimos directamente hacia Haranae.

 

Vi rocas dispuestas en un círculo. Parecía familiar. He visto esto antes, es el mismo círculo mágico en el amuleto del héroe. Esta es la prueba de que nos estamos acercando a Haranae.

 

Me siento un poco incómodo, pero no estoy realmente preocupado por eso.

 

…Mientras pensaba eso, Tamaki cayó de mi cabeza. Lo atrapé inmediatamente, luego aterricé en el suelo poco después.

 

“Pefu~u……”

{Huh…… Algo está mal……} (Tamaki)

 

… ¿No me digas que es debido a eso? ¿Le afecta a él?

Aún estamos a una buena distancia de eso.

¿Afecta de alguna manera los sentidos de los monstruos?

 

“Kucha……”

“Kucha……”

“hihyin……”

 

Las Hormigas Rojas y María se bajan de mí.

 

¿Es realmente tan malo?

¿Deberíamos rodearlo?

No, existe una alta posibilidad de que haya sido colocado para rodear una gran área.

Si no, entonces no tendría sentido.

 

—…Si pudiéramos evitar esto de alguna manera, entonces no habría más trucos que esos poderosos talismanes. (Adofu)

 

Me pregunto si podremos rodearlos…

Ya que llegamos a esto, no hay otra opción. Lo siento, pero te llevare en mi boca.

 

“Gru~o”

 

Me di la vuelta a mi lado y miré a mi compañera, después estiré el cuello y atrapé a Tamaki y a una de las Hormigas Rojas con mi boca.

 

“¡¿Kucha~a?!”

 

Los gritos de la Hormiga Roja hacen eco, pero Tamaki permanece en silencio. A Tamaki no le gustaba al principio, pero se terminó acostumbrando.

(Rachidor: Ese momento en que uno se termina resignando a su destino y termina muriendo por dentro.)

 

Mi compañera me imitó y extendió su lengua hacia la otra Hormiga Roja y la colocó dentro de su boca. Es mejor que no tragues esta vez, a diferencia de antes.

 

Mientras sentía a la Hormiga Roja luchando en mi boca, pasé por el círculo mágico. Volví a aterrizar, y escupí a Tamaki y la Hormiga Roja de mi boca.

 

Cuando el sol comenzó a elevarse, Adofu me dijo “creo que es momento de dejar de volar”, y de ese modo, aterricé y comencé a correr.

 

Poco después de eso, Haranae entro a la vista. Me incliné y me moví, después de acercarme a una distancia significativa, bajé a Adofu y a los otros. Ya no puedo acercarme a la ciudad como un dragón.

 

Después de que todos bajaron, usé [Arte de Transformación Humana].

Como ahora es nivel 7, debería ser considerablemente mejor.

 

El calor recorrió todo mi cuerpo y me volví pequeño.

 

“¿Grua~a? ¡Grua~a~a!”

 

Mi compañera retorcía su cuello y comenzó a enloquecer ruidosamente. Probablemente estaba inquieta por lo que estaba sucediendo. Debería haber dejado que Tamaki te avisara antes de tiempo.

 

Tuve un mal presentimiento cuando mi cuerpo se estaba encogiendo.

… ¿Mi compañera y yo retendremos el mismo tamaño de cabeza?

 

Inmediatamente agarré la cabeza de mi compañera y la empujé debajo de mi hombro. Su resistencia es bastante poderosa.

 

“¡Grua~a~aa!”

 

Perdóname, amiga.

Si te dejo así, seremos un humano con dos cabezas.

 

Debido a que estaba deformada, la cabeza de mi compañera era suave. Con mi cuerpo cambiando, me volví más y más pequeño. La cabeza de mi compañera finalmente desapareció cuando finalmente alcance el tamaño humano.

 

Antes, mi línea de visión estaba sobre los 2 metros, ahora es incluso más baja que la de Adofu.

Al parecer tengo unos 170 o 180 cm de altura.

 

Toqué la parte de atrás de mi cabeza. Tengo cabello, lo agarro y lo pongo en frente de mí. Cabello blanco. Y es lo suficientemente largo para llegar al nivel de los hombros. Esta es la melena de Ouroboros.

 

Observé mi cuerpo. Lo estoy manejando bastante bien, pero no tan bien como manejo mi forma de dragón. Hay alguna escama aquí y allá, pero es cercano al cuerpo humano.

 

Mi piel se ve pálida.

La longitud de las garras es buena.

 

Obviamente no puedo ser categorizado como una persona normal, pero en este mundo, ¿no se ve lo suficientemente bien? Quiero decir, mira a los monos.

 

Más importante, no puedo ver mi propio rostro, pero ahora no tiene sentido quejarse de la magia… ¿Verdad?

 

Cuando acaricié mi cabeza, noté que tenía cuernos.

 

—Hagen, préstanos tu capa. Necesitamos esconder nuestros rostros después de todo. (Adofu)

 

—A-Aquí tiene. (Hagen)

 

Hagen nos arrojó la capa. Permanece plegada en el aire, es bastante larga.

 

Adofu despliega la capa, y la envuelve alrededor de su cuerpo como una túnica. También lo imité, desdoblé la capa, y escondí mi cabeza y cuerpo.

 

“¡Kuccha!”

 

Las Hormigas Rojas corren hacia mí. Me pongo encima de una de ellas, sostengo a Tamaki con mi brazo izquierdo y me agarro de la Hormiga Roja con mi brazo derecho.

 

Adofu se sube en la otra Hormiga Roja, mientras Hagen monta a María. La cara de María tenía una expresión de disgusto. No sé si deberíamos cambiar su lugar con Adofu.

 

{Solo está de mal humor…… creo.} (Tamaki)

 

…Espero sea eso. Pero, supongo que esa solo es mi opinión.


Rachidor: Cada vez mas nos acercamos al clímax de este arco, los próximos dos capítulos serán desde el punto de vista del héroe.

PD: Una comparación de las formas humanizadas de Irushia hasta ahora:

 

Trad. ~Rachidor

Ed. ~Aucifer Sakuya


Anterior |Índice| Siguiente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .