The Returner: Capítulo 25


Traductor: The Un-Neet~     

Corrector: Skerly


Episodio 6:

Pero pensaba que podía irme (2)

Aunque detenido en la celda de detención de la KSF, Yi Ji-Hyuk estaba acostado cómodamente en la cama de la celda, desperdiciando el tiempo y haciendo absolutamente nada en lo absoluto.

En efecto, era de alguna manera lamentable que él no tuviera acceso a una computadora y por tanto, no podía jugar su juego, pero entonces de nuevo, la comida que le servían era inesperadamente buena y nadie lo molestaba aquí tampoco.

Además, para una persona siendo detenida forzosamente en contra de su voluntad, ¡¡Ellos incluso me proporcionaron inesperadamente el lujo de una TV!!

Seguro, él no podía cambiar el canal, e incluso peor, el canal fijado solo mostraba programas de noticias, pero aun así, él se estaba sintiendo bastante agradecido por eso.

¿Por qué? Pues porque, mientras veía esas transmisiones de noticias, llego a entender que a veces eran más divertidas que muchos shows de entretenimiento.

Si hubiera una cosa que no era guay, bueno, todas las paredes aquí estaban hechas de vidrio reforzado, así que su privacidad fue extremadamente afectada de alguna manera. En realidad, como todo lo que hacía no era nada más que holgazanear todo el día en la cama, realmente no había mucho que esconder de todos modos.

Debieron haber tenido algún sentido del tacto, considerando que el baño estaba acomodado con paredes apropiadas.

Él estaba esperando a ser interrogado sin fin tan pronto como llegara aquí, pero por los pasados tres días, lo dejaron en paz en gran medida.

Bueno, probablemente fue debido a que los monstruos no habían sido completamente subyugados incluso mientras fue encerrado aquí. Además, también estaba el pequeño detalle del papeleo por el cual tenían que pasar. El más o menos podía entender por qué su asunto fue dejado de lado.

Aun así…

‘No se olvidaron de mí, ¿verdad? pero, y si lo hicieron… Oh, bueno. No es un problema, supongo.’

Cuando mirar la TV se volvía muy monótono, Yi Ji-Hyuk sacaba su teléfono para acceder al sitio de la novela web.

“¿Eh?”

¿No puedo comprar los capítulos?

¿Eso quiere decir que no me queda nada de dinero en la cuenta? (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk cambió el buscador y fue a por los contactos, entonces tras encontrar el número de la persona a la que estaba buscando, marcó el número.

“¡Mamá!”

—“¡¡Ji-Hyuk-ah!! ¡¿Estás bien?!”

“Ng. Nada me ha pasado hasta ahora. Creo que todavía estoy en el lugar llamado KSF.”

—“Escuché de esas personas que te llevaron. Dijeron que no es nada de lo que preocuparse, no cometiste un crimen o algo por el estilo, ¿Cierto?”

“¡¿Qué quieres decir, yo cometiendo un crimen?! Bueno, probablemente iré a casa justo después de que conduzcan algunas entrevistas conmigo.”

—“Realmente no has hecho nada malo, ¿Verdad?”

“¡No! ¡Te lo estoy diciendo, no he hecho nada, vale!”

—“¡Tú hijo inculto mío! Entiendo, bien. Pero, ¡¿Por qué no me llamaste a mí o a la casa antes de hoy?! ¡¿Quieres ver a tu mamá morir de preocupaciones, es eso?! ¡¡Por qué solo me estás llamando ahora, cuando claramente has estado cargando tu celular por ahí!!”

Ahora que pensaba en ello…

“Ah. Mamá, lo siento. No estaba pensando bien porque fui abrumado y todo eso.”

Por supuesto, él estaba mintiendo a través de sus dientes. ¿Quién estaba ‘abrumado’ aquí? Hah.

—“En serio, ¿Nada pasó hasta ahora? ¿No te están torturando o algo así?”

“Mamá, ¿Me veo como un idiota? No me voy a quedar de brazos cruzados aceptando eso, sabes. En verdad no pasó nada, así que no te preocupes por mí.”

—“Ese es mi hijo.”

“Por cierto, mamá. No tengo nada de dinero en mi cuenta justo ahora y no puedo comprar nada por el teléfono. ¿Puedes depositarme 10.000₩? ¿Porfis?”0

—“¡¿Me llamas después de tres días, y lo primero que pides es dinero?! Aigoo… ¡Tú inculto, niño desconsiderado! ¡¡Me estás acorralando a la pared!! ¡¡La pared!!”

Tan pronto como sus regaños comenzaron, Yi Ji-Hyuk distanció su oreja del teléfono gentilmente.

“No, bueno, está bien si no lo haces…”

—“Te depositaré 50.000 ₩, así que consíguete algo bueno para comer allí, ¿Bien? ¿Sabes cuándo te dejarán ir?”

“No estoy seguro. Pero no debería tomar mucho. Probablemente.”

—“No te olvides de comer tres comidas al día, ¿Escuchas?”

“Ng. Lo sé. Adiós, mamá.”

Tras terminar la llamada, Yi Ji-Hyuk se acostó en la cama de nuevo.

“El mundo realmente ha cambiado mucho, ¿No es así?”

Si esto pasara hace cinco años atrás, su mamá habría levantado el infierno mientras gritaba “¡¿Por qué se están llevando a mi hijo inocente?!” Pero ahora, su mamá estaba aceptando obedientemente lo que la KSF le había dicho.

Esto solo podría significar que, comparado al pasado, la autoridad del gobierno se había vuelto así de grande.

“Disculpe, ahjussi.”

Yi Ji-Hyuk llamó al guardia resguardando la puerta.

“¿Sí?” (Guardia)

El guardia preguntó de vuelta con un rostro ligeramente irritado.

Inicialmente, los guardias no tenían permitido comunicar con “criminales”, pero Yi ji-hyuk no fue traído aquí porque hubiera hecho algo ilegal, al menos por lo que sabe este guardia, y además, no ha habido ninguna orden explícita emitida que prohibiera ningún contacto. Así que, eso significaba que el guardia encontró un poco difícil ignorar totalmente a este joven.

“¿Qué hay en el menú para la cena de esta noche, ahjussi? ¿Lo sabes?” (Yi Ji-Hyuk)

“Será salchicha vegetariana salteada acompañada con estofado kimchi.”

“Santo cielos. ¡¿Incluso te memorizaste eso?!” (Yi Ji-Hyuk)

“Mis superiores me forzaron a hacerlo…”

“Oh…” (Yi Ji-Hyuk)

Yi ji-Hyuk se limpió ligeramente los extremos de sus ojos humedeciéndose.

Los actos irrazonables de jerarquía inherentes en las instituciones militares estaban ocurriendo en los puestos de trabajo también. ¿Tan solo cuándo llegará a su fin la cadena de irracionabilidad? Seguro, él no había pasado por el sistema militar coreano aún, pero aun así…

“Se siente mal decírtelo a ti, pero, uh, ¿Puedes decirles, ya sabes, que pongan una porción más grande para mí esta noche? Digo, no me malentiendas, la comida sabe realmente genial, pero no puedo entender algo sin importar lo mucho que me esfuerce, ¿Por qué me están dando unas porciones tan malditamente pequeñas, sabes? ¿Es porque ustedes no tienen el presupuesto?” (Yi Ji-Hyuk)

“… Llamaré y les preguntaré.”

Qué mal, él no consiguió confirmar si su solicitud fue aceptada o no…

… Y eso es porque, justo antes de la cena, Yi Ji-hyuk fue transferido al cuarto de interrogación en su lugar.

A través de las paredes de vidrio endurecidas, él podía ver a docenas de hombres armados pesadamente apuntándolo con sus rifles mientras que una hostilidad espesa emanaba de ellos.

Pero, Yi Ji-Hyuk se mantuvo imperturbable.

Esto no era porque él fuera un hombre de corazón de acero, alguien tan lleno de confianza, sabiendo que él podía hacer que cada uno de esos soldados caigan inconscientes en un abrir y cerrar de ojos. Oh no.

No, él simplemente estaba acostumbrado a este tipo de tratamiento.

Como el Portador del Apocalipsis, se había acostumbrado mucho a tener a personas mirándolo ferozmente con intenciones asesinas, era más como un rutina de todos los días para él.

En su lugar, incluso se sintió algo nostálgico en el momento.

Como si encontrara la actitud de Yi Ji-hyuk completamente inaceptable, la voz de Seo Ah-Young fue una octava más fría.

“Señor Yi, Ji, Hyuk.” (Seo Ah-Young)

“¿Sip?” (Yi Ji-hyuk)

“¿Tan solo quién eres, exactamente?” (Seo Ah-Young)

“¿No tengo ni idea de lo que me estás hablando?” (Yi Ji-Hyuk)

Ya estaba empezando de nuevo.

“Eres un usuario de habilidad, ¿No es así?” (Seo Ah-Young)

“Pero, ya me tomaste la medición, ¿No es así?” (Yi Ji-Hyuk)

“Una persona regular peleó contra un Mono Zodiacal y ganó, ¿Vas con eso ahora?” (Seo Ah-Young)

“¿Hay una ley que diga que un tipo regular no pueda ganar contra un monstruo? En ese caso, supongo que rompí la ley, ¿Entonces qué debería hacer ahora?” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿Qué demonios, tú…?!” (Seo Ah-Young)

Choi Jung-Hoon golpeó ligeramente el brazo de Seo Ah-Young en ese preciso momento. Eso quería decir que necesitaba calmarse. Ella dejó salir un largo suspiro, y como lo prometido anteriormente, tomó un paso para atrás. Entonces, llevando una sonrisa amigable, Choi Jung-Hoon se sentó en la ahora vacante silla.

“Seguimos encontrándonos.” (Choi Jung-Hoon)

“Eso no es algo que un tipo que me arrestó debería estar diciendo, ¿Sabes?” (Yi Ji-hyuk)

“¿Qué puedo decir? Todo es parte de mi trabajo. Por favor entienda que no deseamos hacer ningún daño.” (Choi Jung-Hoon)

“Esa basura, me la trago. Por ahora.” (Yi Ji-Hyuk)

Choi Jung-Hoon observó tranquilamente al joven sentado enfrente de él.

Sus respuestas podrían sonar rudas y él podría estar mintiendo por sus dientes, pero una cosa era segura, él no poseía ninguna enemistad hacia la KSF.

No, si uno fuera a mirar esto fríamente, sería muy difícil encontrar a alguien que estuviera así de cooperativo tras ser arrastrado a la cámara de interrogación de la KSF.

‘Eso es, siempre y cuando tomemos esa actitud ruda suya fuera de la ecuación…’ (Choi Jung-hoon)

No había ninguna necesidad de adjetivos inútiles mientras le hablaba a este joven, supuso. En realidad, tales cosas deberían ser evitadas enteramente. Tales adjetivos podrían causar que la charla se desviara incluso más y hacer que todos se sintieran bastante infelices, después de todo.

“No es importante que seas un usuario de habilidad o no. De acuerdo a nuestra estimación, tú, Señor Yi Ji-Hyuk, posees un nivel de habilidad similar a un usuario de nivel 3, como mínimo.” (Choi Jung-Hoon)

“¿Es eso ‘de acuerdo a la ley’?” (Yi Ji-Hyuk)

“No, no es más que nuestra propia suposición estudiada. Si fuéramos a tomar el enfoque legal, entonces las cosas se pondrán complicadas. También sería difícil probarlo.” (Choi Jung-Hoon)

Incluso si fueran a presentar videos de las peleas de Yi Ji-Hyuk como evidencia, probar su estado todavía sería un esfuerzo difícil simplemente porque, actualmente, la única medida aceptada para identificar a un usuario de habilidad resulta en depender solamente en los valores de medición de Éter de uno.

Sin embargo, incluso si uno pudiera probarlo al final del día, el mero hecho de que tuvieron que recurrir a tales tácticas para atraer a esta persona, era un fracaso en si mismo ya. Él no estaría dispuesto a cooperar para entonces.

Aunque, no había necesidad de mencionar todo esto en público.

“Así que, ¿Ahora qué?” (Yi Ji-Hyuk)

Choi Jung-Hoon saltó directo al tema principal.

“¿Te gustaría trabajar para nosotros?” (Choi Jung-Hoon)

“¿Eh?”

“Nuestra paga es inesperadamente mucho mejor de lo que podrías estar pensando. Además, también recibirás unos excelentes beneficios de bienestar. No solo tú, sino los miembros de tu familia también están incluidas en ello. Y en tu caso, te deberían dar una increíble posición donde conseguirás disfrutar un montón de influencia, pero tendrás que hacer comparablemente poco en lo que respecta a trabajo real. Esta no es una mala propuesta, así lo considero.” (Choi Jung-Hoon)

Como si estuviera pensándolo seriamente, Yi Ji-Hyuk ligeramente dio golpecitos en su mejilla.

“¿Qué será mi título de trabajo entonces?” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Puedes aclararlo?” (Choi Jung-Hoon)

“Si trabajo para ti, ¿Qué estaré haciendo, exactamente?” (Yi Ji-hyuk)

“Por supuesto, serás asignado a entrar a las líneas frontales. ¿No es esa tu especialidad?” (Choi Jung-Hoon)

Al escuchar esto, Yi Ji-Hyuk sonrió refrescantemente.

“No estoy interesado.” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Perdón?” (Yi Ji-Hyuk)

“Argh, ¿Quieres que pelee? Urgh, dame un respiro. ¿Cómo podría pelear contra monstruos de nuevo? Demonios, incluso ahora mismo, mi corazón está temblando del miedo, ¿Sabes?” (Yi Ji-Hyuk)

‘Pero, estabas como un pato nadando en el agua en ese entonces.’ (Choi Jung-Hoon)

Aunque estaba lleno de comentarios ingeniosos y él quería dejar escapar todo en este momento, Choi Jung-Hoon era un hombre adulto que podía discernir lo que decir y lo que no en situaciones como esta.

“Solo porque es nominalmente las líneas frontales, no significa que las cosas siempre se pondrán peligrosas.” (Choi Jung-Hoon)

“¿Me estás diciendo que pelear contra monstruos no es peligroso?” (Yi Ji-Hyuk)

“No, no es eso…” (Choi Jung-Hoon)

“¿Por qué no? Por qué no vas a proclamar que una zona de guerra es en realidad un lugar realmente maravilloso lleno de flores y paz, mientras estás en ello” (Yi Ji-Hyuk)

“Claro, es verdad que una cierta cantidad de peligro acompaña cada línea frontal, sí. Pero hay recompensas adecuadas que encajan con el nivel de peligro. Es por eso que tantos usuarios de habilidad trabajan para la KSF, ves” (Choi Jung-Hoon)

“¿Pensé que eso era porque de lo contrario terminarías en una celda de cárcel?” (Yi Ji-Hyuk)

“… Eso no es 100% correcto, no todo el tiempo…” (Choi Jung-Hoon)

En realidad, incluso Choi Jung-Hoon no podía negar que esto era verdad.

Él apresuradamente suprimió las punzadas de culpa en aumento. No solo era un miembro responsable de la sociedad, él también era un asalariado dedicado, pero más importante, un agente leal de la KSF.

Por el bien de su organización, ¿Qué era el precio a pagar por pequeños trozos de mentiras ahora? ¿Su alma? ¡Pah!

“Bueno, ¿No es eso un desperdicio de tu talento el vivir una vida como esa?” (Choi Jung-Hoon)

“No realmente, no.” (Yi Ji-Hyuk)

Hostias. Este también debe ser una forma de superpoder. ¿Cómo puede irritar tanto a alguien con nada más que tres simples palabras? Ni siquiera estaba insultando. Realmente… (Choi Jung-Hoon)

“Si trabajas para la KSF, recibirás un montón de beneficios…” (Choi Jung-Hoon)

“Pero qué. ¿Qué bien hacen los beneficios cuando estás muerto?” (Yi Ji-Hyuk)

“Bueno, realmente no hay necesidad de pensar tan negativamente de esto. La tasa de mortalidad de nuestros agentes en realidad son más bajos que accidentes de tráfico, por ejemplo.” (Choi Jung-Hoon)

“Wow, debe de haber un montón~ de gente queriendo trabajar para una agencia tan maravillosa, ¿No? Estoy seguro de que no hay necesidad de que arroje mi sombrero en el cuadrilátero y hacerlo innecesariamente competitivo para todos, ¿Cierto?” (Yi Ji-Hyuk)

‘GROAN…’

¿Tan solo de dónde en la Tierra este b*stardo fue a entrenar para ser tan bueno en parlotear con su boca? Él no quiere ceder ni un centímetro, ¿No es así? ¡¡Ni siquiera un centímetro!! (Choi Jung-Hoon)

Choi Jung-Hoon finalmente sacó el as bajo la manga.

“¿Ya has estado en la milicia?” (Choi Jung-Hoon)

“Nop.” (Yi Ji-Hyuk)

“Ah. Eso significa que estarás recibiendo tu aviso de reclutamiento pronto.” (Choi Jung-Hoon)

“No te preocupes, no me tomarán porque soy un desertor escolar.” (Yi Ji-Hyuk)

“Jajajaja. Parece que no estás consciente de los cambios debido a que desapareciste por un largo tiempo. La ley cambió, así que incluso si solo te graduaste de secundaria, todavía serás reclutado al servicio militar. No, espera, estoy bastante seguro de que la ley cambió incluso antes de que desaparecieras.” (Choi Jung-Hoon)

“Ah, así que eso fue lo que pasó.” (Yi Ji-Hyuk)

Choi Jung-Hoon formó una sonrisa de alegría.

Si fueras un hombre, entonces intentarías desesperadamente evitar ser reclutado a la milicia. Esa era simplemente la naturaleza humana. En el pasado, ha habido unas cuantas almas valientes que quisieron entrar a la milicia solo para conseguir el reconocimiento social, o simplemente para satisfacer su propio orgullo masculino. Pero, todo eso cambió con el surgimiento de monstruos.

Ves, la fuerza de combate que podría ser llamada en cualquier lugar en cualquier momento gratis era la milicia, así que el número de refriegas que los soldados tenían que tomar parte naturalmente vio un incremento dramático. En otras palabras, uno ya no podía tenerlo fácil en la armada.

Gracias a eso, el número de chicos intentando escapar del reclutamiento estaba en su punto más alto ahora mismo.

Al trabajar para la KSF, Yi Ji-Hyuk podría evitar ser reclutado, lo cual debería albergar una fatal atracción para él. Usando esa carnada, ellos podrían atraerlo fácilmente. De seguro.

Pero, Yi Ji-Hyuk no parecía preocupado por esto. En lo absoluto.

“En ese caso, simplemente iré a la milicia entonces.” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿Qué?!” (Choi Jung-Hoon)

“¿Cuál es el problema? ¿Pensé que simplemente podía ir?” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿Pero?! ¡¿¡¿Por qué escogerías la armada?!?!” (Choi Jung-Hoon)

Choi Jung-Hoon saltó inconscientemente de la silla mientras Seo Ah-Young solo podía mirar con un par de ojos incluso más fríos.

“Oh bueno. Es solo por dos años, ¿Cierto? Puedo aguantar eso.” (Yi Ji-Hyuk)

“…”

La línea de ataque de Choi Jung-Hoon no fue muy mala, con toda honestidad.

Lo que faltó en sus cálculos fue — que al que estaba atacando, Yi Ji-hyuk, ya había gastado más de 50 años en un entorno militarista. En otras palabras, él era un soldado veterano. Y que en realidad estaba excluyendo su tiempo gastado como el Portador del Apocalipsis, comandando un ejército lleno de poderosos demonios.

Si uno fuera a comparar la milicia Coreana con el de Berafe, entonces sería como un retiro de la empresa a un balneario, ya que los ejércitos de Berafe estaban llenos de cojones con cada injusticia imaginable y un entorno de trabajo absolutamente desagradable y horrible.

En el ejército Coreano… Te daban tres comidas calientes al día. Te daban una cama y un techo encima de tu cabeza. ¡Demonios, incluso pagaban por tus ejercicios rutinarios también!

Él escuchó que los altos mandos incluso daban consolas de juegos para pasar los tiempos de inactividad, ¿Así que cómo podría eso siquiera ser llamado un ejército?

¡¡La milicia real debería de ser como lo siguiente!!

Una milicia real solo te daría una lanza de madera y te arrojarían enfrente de una bestia demoníaca como carne de cañón. Una milicia real te tendría yendo en una marcha por diez días seguidos sin descanso ni comida, que a su vez te hacían eficiente en discernir si esa hierba creciendo en el suelo era comestible o no — solo entonces, uno podría ser capaz de reclamar, “Ah, ahora en verdad soy el hombre del mundo.”

Así que, para un hombre del mundo como Yi Ji-hyuk, que había subido desde el mismo fondo del sistema militar de Berafe hasta lo más elevado de todas las grandes alturas, el ejército Coreano era más o menos como ir a una vacación pagada.

Mientras tanto, la mirada de cuchillo de Seo Ah-Young apuñaló la espalda de Choi Jung-Hoon.

Y oh tío, se sentía espeluznante…

Definitivamente se sentía como una daga apuñalándolo en la espalda incontables veces.

Frías gotas de sudor emanaron de los poros de Choi Jung-Hoon, mientras que estaba siendo sujeto a esa puntiaguda mirada llena de significados dolorosos.

Si él solo hubiera sabido que las cosas resultarían de esta manera, no habría hablado tanto en primer lugar.

Como la situación estaba tomando un giro para peor, Seo Ah-Young intentó otra línea de tácticas.

“Te mantienes actuando de esta manera, entonces podrías terminar en prisión por intentar evadir ilegalmente servir la milicia.” (Seo Ah-Young)

“¿Amenazándome otra vez? Nada ha cambiado, ¿Verdad?” (Yi Ji-Hyuk)

“En ese entonces, era una amenaza. Pero ahora, las cosas serán diferentes para ti. Sin importar lo malditamente ciego que sea el juez, incluso él no te pasaría como un civil regular tras mirar el video de las cosas que has hecho hace tres días.” (Seo Ah-Young)

Bueno, eso sonó bastante plausible.

A diferencia del video CCTV de la última vez, esta sería más como mirar a una película de acción de gran presupuesto. Probablemente.

“Además, deberías estar muy consciente del hecho de que eres responsable de daños severos a propiedad privada. Toda la tienda departamental podría haber colapsado encima de nosotros en ese entonces.” (Seo Ah-Young)

“Oh, es cierto. Hablando del diablo, ¿Está bien ese tipo?” (Yi Ji-Hyuk)

“…Sí, por supuesto.” (Seo Ah-Young)

A un lado, Choi Jung-Hoon estaba limpiándose sus lágrimas a escondidas.

Como este fue alguna especie de evento sin precedentes, nadie sabía muy bien cómo reparar tal daño estructural. Así que, incluso ahora, Park Sung-Chan estaba jugando al pilar de soporte humano con solo los especialistas de construcción para ofrecerle compañía.

Sin embargo, no había razón para anunciar este hecho en público, a menos que quisiera que la imagen pública de su organización desafinara incluso más…

“Encarcelamiento, huh…” (Yi Ji-Hyuk)

Yi Ji-Hyuk se encogió de hombros despreocupadamente.

“Conseguiré comer tres comidas al día, ¿Estoy en lo cierto?” (Yi Ji-Hyuk)

“… Seguro.” (Seo Ah-Young)

“Bueno entonces, simplemente lo trataré como un tiempo fuera y revisaré el interior de una prisión, entonces. No hay problema.” (Yi Ji-Hyuk)

“¡¿¡¿Eh?!?!” (Seo Ah-Young)

“En prisión, obtengo tres comidas al día, te dejan ejercitarte, te dan una cama en donde dormir, y demonios, incluso te dejan tomar una ducha. Y a diferencia del ejército, ellos ni siquiera te forzarán a hacer algo. Ahora que lo pienso, ir a prisión en realidad es mejor que servir en el ejército, huh.” (Yi Ji-Hyuk)

Seo Ah-Young fusiló a Yi Ji-Hyuk con la mirada sin decir nada.

Ella quería gritar que debería parar de fingir, aun así, algo se sentía fuera de sintonía para ella. Realmente se veía como que este b*stardo no estaba preocupado de aterrizar en una celda de prisión.

Yi Ji-Hyuk resopló burlonamente.

Una prisión, huh.

Oh, ¿Realmente?

Una prisión moderna realmente era una escapada de vacaciones. Esa historia, sobre los piratas somalí encarcelados alabando las prisiones Coreanas como un paraíso en el cual estar, definitivamente no era ningún rumor sin base susurrado por la gente descontenta con intereses personales.

Joder, si uno se quedara en la peor prisión de Berafe, Bellcatraz, por tres días, él o ella evaluaría el quedarse en una prisión Coreana como rentar la suite de lujo de un hotel de 7 estrellas.

‘Y debería saberlo, ya que me quede atascado en ese lugar por ocho años.’ (Yi Ji-Hyuk)

Incluso ahora, pensar en ese lugar le daba escalofríos desagradables.

Si no fuera por el incidente afortunado del país manejando la prisión siendo destruida, lo cual llevó a los prisioneros a escapar, él podría haber terminado gastando décadas en ese agujero del infierno medio lleno con agua, donde ni un solo rayo de luz entraba.

En realidad, él quedándose allí por ocho años era un récord de algún tipo. Antes de que entrara allí, nadie había logrado quedarse vivo por más de dos años en ese lugar.

“Hmm…” (Choi Jung-Hoon)

Choi Jung-Hoon decidió cambiar su enfoque una vez más.

“Señor Yi Ji-Hyuk” (Choi Jung-Hoon)

“Por favor siéntase libre de hablar.” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Por qué no hacemos esto al revés? ¿Qué es lo que quiere de nosotros?” (Choi Jung-Hoon)

“No estoy seguro de lo que quieres decir con eso.” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Qué clase de condiciones deberíamos poner en la mesa que podrían satisfacerte? Considero que hemos hecho suficiente yendo y viniendo a estas alturas.” (Choi Jung-Hoon)

Para llamar a esto ‘yendo y viniendo’…

Parece ser que este tipo no se ha dado cuenta aún. (Yi Ji-Hyuk)

“No, escuchen aquí. No tengo deseos en lo absoluto de trabajar, chicos.” (Yi Ji-Hyuk)

“Como mínimo, podemos garantizar que nuestra organización te tratará mejor que cualquier otro empleo potencial que encontrarás más tarde.” (Choi Jung-Hoon)

“No, espera. Te lo estoy diciendo, no voy a trabajar, como, nunca.” (Yi Ji-Hyuk)

De repente, Yi Ji-Hyuk se entusiasmó.

“Mi meta en esta vida es jugar agradablemente, disfrutar buenas cosas, y cuando el momento llegue, expirar bien sin rechistar. Eso es todo.” (Yi Ji-Hyuk)

“Pero, pero, ¿Qué hay de tus gastos de sustento…?” (Choi Jung-Hoon)

“Mis parientes ganan un montón, así que eso está cubierto.” (Yi Ji-Hyuk)

“¿Aunque, tendrán que ir por caminos separados una vez que te cases?” (Choi Jung-Hoon)

Yi Ji-Hyuk se le quedó mirando a Choi Jung-Hoon con una ceja levantada, como si fuera para indicar ‘¿Qué en la tierra estás siquiera hablando?’

“Eiii, eso no va a pasar.” (Yi Ji-Hyuk)

Choi Jung-Hoon se quedó completamente sin palabras.

Él no podía ver ningún otro método de ataque. Ya no más. Era simplemente imposible persuadir a este chico.

Si uno fuera una persona espabilada y calculadora, entonces él/ella habría buscado esta oportunidad para intentar negociar a por mejores beneficios. Pero, no era posible persuadir a un chico que ya se había dado por vencido en la vida. En realidad sería más fácil atrapar a un vagabundo sin hogar que este b*stardo justo aquí.

“¿Realmente no tienes ningún pensamiento de cooperar con nosotros?” (Seo Ah-Young)

Al escuchar la pregunta de Seo Ah-Young, los labios de Yi Ji-Hyuk formaron una sonrisa astuta mientras asentía una vez. Era una sonrisa tan cálida y gentil que ella realmente quería meterle un puño justo en su garganta y estallarlo.

“No hay garantía de que las condiciones que se te ofrezcan durante nuestro siguiente encuentro serán tan generosas, ¿Sabes?” (Seo Ah-Young)

“¡¿Vamos a encontrarnos otra vez?! Pero realmente me estoy cansando de esto…” (Yi Ji-Hyuk)

“… Entendemos. Señor Choi Jung-Hoon, por favor escolten a este hombre fuera del edificio.” (Seo Ah-Young)

“¿Solo al exterior?” (Choi Jung-Hoon)

“Estoy segura de que él puede encontrar su camino de vuelta a casa a estas alturas.” (Seo Ah-Young)

Choi Jung-Hoon no encontró ninguna razón particular para decir algo de vuelta a la voz de Seo ah-Young que estaba densamente cargada con una apenas disimulada intención asesina.

Así que, él acompañó a Yi Ji-Hyuk hasta la entrada frontal.

“Me gustaría no verlos más, si es posible.” (Yi Ji-Hyuk)

‘Sí, yo malditamente también.’ (Choi Jung-Hoon)

Se sentía como que Choi Jung-Hoon tenía que contenerse constantemente de soltar lo que en realidad quería decir, siempre que se encontraba con este joven.

“Bueno, es el destino reuniéndonos, así que, ¿Qué podemos hacer?” (Cho Jung-Hoon)

No era necesariamente malo actuar completamente opuesto a sus pensamientos privados. Al menos, por ahora.

“Bueno, entonces, ten un buen día.” (Yi Ji-Hyuk)

Mientras miraba a Yi Ji-Hyuk alejarse caminando en la distancia, Choi Jung-Hoon dejó salir un gran suspiro.

Por alguna razón, sus caminos se seguían cruzando.

Además, conociendo la personalidad de Seo Ah-Young de no dejar nada ir sin importar qué, Choi Jung-Hoon se estaba preocupando de su propio futuro, y con razón.

“¡¡Ah, rayos!! ¡¡Se me olvidó!!” (Choi Jung-Hoon)

Fue en ese entonces, Choi Jung-Hoon recordó algo bastante importante e intentó localizar a Yi Ji-Hyuk, pero el joven se había ido hacía tiempo para entonces.

“… Al menos deberías haberme pagado de vuelta el dinero que te presté, b*stardo…” (Choi Jung-Hoon)

¡¿Cómo podía ser tan naturalmente estafado así?!

Justo como la billetera vacía de Choi Jung-Hoon, su corazón se sentía vacío también.

“¿Se fue?” (Seo Ah-Young)

“Sí, ma’am” (Choi Jung-Hoon)

Seo Ah-young apretó sus dientes.

“¡Lo juro, definitivamente me aseguraré de ver el día en que venga a trabajar en este lugar!”

“… ¿Hay una razón para nosotros el aferrarnos así?” (Choi Jung-Hoon)

“¡¿Me estás preguntando eso porque realmente no sabes?!” (Seo Ah-Young)

Por supuesto, lo sabía.

Antes, ellos pensaron que estaban intentando agarrar a un usuario de habilidad con poderes únicos, pero después de que le sacara la mierda a un Mono Zodiacal, las cosas han cambiado drásticamente.

Para que esa ‘cosa’ que estaban planeando lograr, la presencia de Yi Ji-Hyuk era imprescindible.

“Pero, no será fácil del todo.” (Choi Jung-Hoon)

Ellos no podían usar el poder de la ley.

Los beneficios dulces no atraían al objetivo.

Así que, ¿Qué podían hacer, hablando realísticamente?

“Sin embargo, siempre hay una manera de evitar cualquier obstáculo.” (Seo Ah-Young)

“¿En serio? ¿Cómo?” (Choi Jung-Hoon)

Los ojos de Seo Ah-Young se volvieron inocentemente redondos mientras ignoraba con indiferencia a Choi Jung-Hoon.

“Eso es para ti, Señor Jung-Hoon, para descubrir.” (Seo Ah-Young)

… Y los hombros de Choi Jung-Hoon se encogieron.

“Pero, no deberías preocuparte mucho. Hemos hecho investigación suficiente de su antecedente, después de todo.” (Seo Ah-Young)

SFX de un suave crujido de tela

Detrás de Choi Jung-Hoon, Doh Gah-Yun surgió como una aparición. Pero él ya no estaba siquiera sorprendido. Él había visto esto demasiadas veces a estas alturas.

“¿Y?” (Seo Ah-Young)

Cuando Seo Ah-Young le preguntó, Gah-Yun respondió rotundamente.

“Varios métodos que utilizar. Incluso debilidades fatales, localizadas. Nada difícil.” (Gah-Yun)

“Te lo dije.” (Seo Ah-Young)

Seo Ah-Young empezó a sacudir sus puños en el aire.

“¡¡Tú maldito hijo de p*ta!! ¡¡Definitivamente conseguiré presenciar tu patética humillación ante mí muy pronto!! ¡¡¡¡Ojojojojojo!!!!” (Seo Ah-Young)

“Qué antiestético.” (Gah-Yun)

Mientras observaba a las dos mujeres atacarse mutuamente, choi Jung-Hoon deslizó su mano dentro de su chaqueta para buscar algo.

Ah, qué desafortunado, se había olvidado de traerlo hoy.

Él era el afligido asalariado llamado Choi Jung-Hoon que solo podía decirse a sí mismo resolutamente que preparara su carta de resignación mañana, para que finalmente pueda hacer su escape de este manicomio de una vez por todas.


Notas:

0-TI: 10.000 ₩ = 10$


Anterior capítulo |Índice| Siguiente capítulo

5 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .