Bursters!! Capítulo 59


Gif: y por fin salimos del arco depresivo yeeey  xd  aquí les traigo el cap de la samana ya por fin dando un cambio de aires, ojala los disfruten bye~~

PD: ya pueden guardar el clorox :,v

Lancelot: Que clorox? Si mis lectores son tan desalmados como yo. En fin… el “nenita” de mi editor me reclamo de que estaba siendo demasiado “cruel y desalmado” por lo que me vi en la obligación de “alegrar” un poco las cosas. ¡Pero no teman! ¡La crueldad volverá! !NO SERA LA ULTIMA VEZ QUE ESCUCHEN DE MI!

Edición y Corrección: Gif

Competencia y Preparación

Los hechos ocurridos en el lugar pasaron por una simple “falla técnica” según informaron Kenjuro y Fuuko, a modo de cubrir lo ocurrido. No obstante, el poder que sintieron Kazuha y Hikari no fue ninguna broma. Ellas lo sintieron, el poder de alguien había llegado a limites inesperados.

Lamentablemente debido a la distancia, no lograron distinguir de quien se trataba, así que decidieron no mencionarlo por el momento.

El día llego y toco reunirse nuevamente en el Bunker subterráneo.

Yashiro fue uno de los primeros en llegar, bostezando fuertemente mientras estaba a pocos metros de la puerta.

— Uhhhaaaaa…tengo sueño…

— Buenos días, Yashiro. — dijo una voz a su espalda.

— ¿…? Oh, si, buenos días…

Momoka es quien saluda a Yashiro sin mayores dificultades. Aunque el muchacho se sentía extraño de que ella no muestre siquiera el mas mínimo temor ante él. Mas aun por lo mostrado el otro día.

— Oigan… — dijo Yashiro.

— ¿…?

— Puedo sentirlos… salgan de detrás de los arboles…

— ¿Eh? — respondió Momoka.

Ante las palabras del chico, los demás decidieron salir de sus escondites. Enju se veía algo nerviosa en acercase a Yashiro. Cosa lógica, tomando en cuenta lo que se vio. Por otro lado, Ryuji se veía verdaderamente molesto. Finalmente, Misora se comportaba de manera bastante inquieta por algún motivo.

—…Si quieren decirme algo, díganlo…— dijo Yashiro mirándolos fijamente.

—…

Si había algo que no le gustaba era que le ocultaran cosas. Si bien se lo veía más calmado que ayer, fue en gran parte gracias a la charla con Momoka,

—…Así que, así va a ser… — dijo Yashiro.

—…

—…Haaaaa…Bueno, no es algo fuera de lo esperado. Yo entrare.

— ¡Ah!, yo iré contigo Yashiro. — respondió Momoka.

No se alcanzo a ver demasiado, pero cuando Yashiro se volteo para entrar al Bunker y Momoka dijo que iría con él, una pequeña sonrisa se pudo divisar en el rostro del chico.

No obstante, algo extraño ocurrió. Alguien comienza a correr en dirección a Yashiro. Lo cual lo alarma un poco.

— ¡…! «¡¿Un ataque?!» — pensó Yashiro al escuchar las rápidas pisadas.

Ambos, Momoka y Yashiro se voltearon para ver quién demonios está corriendo hacia ellos. Lo que ven los dejas sorprendidos a ambos.

— ¡Yaa-Chi~~n!

— ¿¡Pero qué demonios!?

Para sorpresa de la mayoría, Misora corrió hacia Yashiro y se colgó de el como si fuera una especie de mono o simio.

Cabe decir que los mas sorprendidos por ese comportamiento fueron Momoka y el mismo Yashiro.

—…

Momoka ya sentía la necesidad de sacar como mínimo una escopeta y apuntar directamente a Misora. Mientras que Yashiro no sabía que sucedía. Solo se limitó a observar a Ryuji con una cara desconcertada y hablarle.

—…Hey…Fuudo, creo que la pulga se equivocó de perro…

Ante eso Ryuji chasqueo la lengua en molestia y le respondió de muy mala gana.

— No lo creo, Shirazaki.

— ¿Huh?…

— Misora siempre busca encamarse con los Bursters más fuertes que encuentra…desde que vio eso el otro día ha estado mojándose cada vez que lo recuerda. Y no me refiero a mojarse del miedo precisamente…

—… «¡NO ME JODAAAAS! Digo, se que es una Zorra y todo, pero vamos…» — pensó Yashiro sorprendido por la respuesta.

— Yaa-chin…Yaa-chin… — repetía Misora mientras restregaba su rostro contra las ropas de Yashiro.

— ¡Deja de fregarte contra mí, Zorra en descuento!

— Ahhhh♥…

Los suspiros lascivos de Misora al restregarse contra el muchacho hacían enojar profusamente a Momoka. Tanto que en cierta forma les hizo recordar a Kazuha, con una sonrisa en la cara, pero dando un aire de peligro.

— Escucha perra fácil…te doy 5 segundos para soltarlo…

— ¿Hmmmm? ¿Y si no quiero que? — respondió Misora.

Ante la respuesta, Momoka saco su clásica Colt apuntando hacia Misora. No obstante, la zorra miraba el cañón con cierta picardía.

— Gracias por la oferta…pero prefiero otro tipo de cañón. Nyshishi.

Luego de eso, Misora levanto la mirada y quedo peligrosamente cerca del rostro de Yashiro.

— Estoy libre cuando quieras, Ny,shi,shi… — dijo Misora en voz baja.

Eso quebró la última fibra de tolerancia de Momoka. Cuando estaba a nada de disparar. Todos se congelan en el lugar. Al parecer, Yashiro también se encontraba molesto por la situación.

El chico comenzó a emanar aura en grandes cantidades. Al punto de intimidar bastante. Seguido de hablarle a Misora en un tono muy serio y cortante.

— Bájate…

— ¡Si! — exclamo Misora obedeciendo la orden.

Luego de que Misora se bajara de encima, Yashiro dejo de intimidar y Momoka guardo el arma.

— Bien… Ya entremos… — dijo Yashiro.

—…Sabias que era una mala idea. — le dijo Ryuji a Misora.

— Nyshishi…

— ¿…?

— Ese trato tampoco esta tan mal… — murmuro Misora mientras miraba fijamente a Yashiro.

—«Ugh…lo que faltaba…evoluciono de Zorra a una Zorra M…»

Luego de pasar por ese incomodo momento, todos decidieron entrar. Una vez dentro, todos sintieron una fuerte presión en el lugar, seguido de unos fuertes ruidos provenientes de la zona de combate.

Ya llegando al lugar, vieron a Miu y a Kaiga en la sala de control y a Seiji y Kenjuro en la sala de espera.

— Oh, llegaron…— dijo Kenjuro.

— ¿Qué sucede? Siento un impresionante poder… — dijo Enju.

— Mira por la ventana…— dijo Seiji.

Todos tomaron la palabra de Seiji y dentro vieron algo increíble. Kazuha y Fuuko, enfrentadas.

— ¡…! ¡Esa es la madre de Yashiro! — dijo Momoka.

—…

Yashiro observo atentamente que es lo que estaban tramando. Se dispuso a mirar atentamente el entrenamiento al igual que los demás.

Dentro de la zona, Kazuha estaba en su forma OverBurst y las lecturas llegaban al rango de SSS con mucho margen. No obstante, Fuuko se encontraba en su forma normal, registrando una fuerza de nivel S. Eso estaba muy extraño.

—…Adelante, y recuerda…si te contienes me las cobrare con Seiji.

— …Fu,fu,fu…No me culpes después Fuu-chan.

— Haaaa…siempre pensé que lo único de ti que crecía eran tus pechos…

En lo que Fuuko cerró los ojos, Kazuha llego a ella en menos de un parpadeo, tanto que ni siquiera los demás adultos lograron verla bien cuando se movió.

— Siempre igual… — dijo Fuuko.

La mujer soltera continuo sin siquiera abrir los ojos y se cubrió de una patada que venía desde detrás de ella, apuntada a su sien izquierda. Solo necesito el dorso de una mano para para dicho ataque.

El estruendoso impacto causa tal onda de choque que la ventana donde estaban observando los muchachos y muchachas tembló salvajemente, casi rompiéndose.

— ¡…!

Kazuha continúo atacando de manera tan veloz que se podían ver múltiples imágenes de ella, cada golpe acabando de la misma forma.

—…Vamos, ni siquiera estoy usando mi Burst… — dijo Fuuko.

— Fu, Fu… ¿terminamos de calentar? — dijo Kazuha sonriendo.

— Si, ven en serio. — respondió Fuuko sonriendo también.

Un pequeño destello salió de los ojos de ambas mujeres. En ese momento Hikari llego al lugar también.

— Uhaaaaa…. Buenos días…  ¡…!

Por casualidades del destino Hikari llego en el momento justo cuando Fuuko y Kazuha se pusieron serias. La velocidad y potencia de los golpes de la madre de Yashiro, junto con la férrea defensa de Fuuko dejaron a todos con la boca abierta.

Por un lado, nadie podía ver a Kazuha. Su velocidad rivalizaba o incluso superaba a la de Hikari, además de los ensordecedores impactos de sus golpes. Por otro lado, Fuuko opto por quedarse inmóvil. Con su Burst activado, esta podía seguir a Kazuha mentalmente y por consiguiente, defenderse. No obstante, había algo que aun fallaba en la ecuación.

— ¿Cómo diablos hace eso? … — dijo Yashiro sorprendido.

—…Es uno de los trucos de Fuuko. Incluso yo tengo problemas para imitarlo. — respondió Seiji.

El poder empleado por Kazuha llegaba a un rango de poder SSS. Fuuko, solo llegaba a rango S.

El combate termino con el último golpe de Kazuha siendo bloqueado por una sola mano de Fuuko.

— Hmmmm, te has oxidado en este tiempo.

— No seas mala, Fuu-chan…Ser madre no es tan sencillo como crees… — respondió Kazuha.

—…

Las mujeres salieron de la zona, cubiertas de transpiración y algo agitadas. Ciertamente un buen ejercicio. Una vez llegaron hasta la sala donde estaban los demás, Kazuha no pudo evitar emocionarse al ver nuevamente a su hijo.

— ¡Yaa-chan! — exclamo Kazuha felizmente.

— ¡…!

Una cosa era intimidar a Misora, otra muy distinta, por no decir imposible, era intimidar a Kazuha. Ella ya de por si era tan poderosa como Yashiro sin su restricción o incluso quizás más poderosa aún.

— K-Kaa-san… estas toda sudada, no me abraces así… — dijo Yashiro mientras trataba de sacársela de encima.

— Vamos…No seas tan frio con mama, Yaa-chan. — respondió Kazuha.

El cálido cuerpo de su madre, además de la sensación del sudor y aquel extraño pero dulce aroma, ponían a Yashiro en una situación complicada. Antes de pasar a problemas mayores, Yashiro logra sacarse de encima a su madre y le dice que vaya a cambiarse.

— «Dios…el hecho de que no sea mi verdadera madre lo hace aún más incómodo…» — pensó Yashiro.

— ¿Qué es lo que te parece incomodo? — pregunto Fuuko.

— ¡…!

Fuuko por alguna razón se mostraba contenta ante la vergüenza de Yashiro. Aunque no lo culpaba. Alguien como Kazuha con un traje tan ajustado y recién salida de entrenar era algo complicado de ignorar, mas aun cuando te abraza con tantas ganas.

—Haaaaa… bueno, mientras Fuuko y Kazuha se cambian les diré que haremos, ¿bien? — dijo Seiji.

— Verán chicos. Aparentemente la academia tardara unas semanas en terminar de repararse. Los daños fueron un poco mayores a los esperados y algunos profesores se encuentran de licencia. — dijo Miu.

— Si… ¿pero, exactamente qué haremos? — pregunto Momoka.

— ¿Qué más? Entrenaran… — respondió Kenjuro.

— ¡…! Espera, eso quiere decir que…— dijo Misora.

— Si, eso los incluye a ustedes. Dudo que a estas alturas quieran volver a Kenjo. ¿O me equivoco? — dijo Seiji.

Los chicos que antes eran sus enemigos no pudieron responder, solo se limitaron a permanecer en silencio. Todos en el lugar tomaron eso como sí.

A continuación, Seiji y Kenjuro, quienes se encontraban sentados en una banca, se levantaron. Kazuha y Fuuko volvieron de cambiarse y Miu y Kaiga también fueron. Todos estaban reunidos.

— Cada uno entrenara solo o en pareja dependiendo de la situación. Ahora, decidiremos bajo quien entrenaran. Empecemos con las chicas, ¿les parece? — Dijo Seiji.

Enju, Momoka y Misora tragaron saliva con ciertos nervios. Todos enfrente suyo eran mucho mas fuertes que ellas. Finalmente, Seiji dio un paso hacia adelante y comenzó a hablar.

— Tsukino, Tousaku…Ustedes entrenaran conmigo.

—… ¡¿QUUUUEE?! ¡¿DEBO ENTRENAR CON ESTA ZORRA/VIRGEN?! — respondieron al unisonó.

— ¡Prefiero ser virgen a ser una chica fácil! — exclamo Momoka.

— ¡JA!, ¡Con esa actitud que tienes nadie se te acercara, te lo aseguro! — respondió Misora.

— Ya basta…ya podrán pelearse en otro momento…— dijo Seiji.

— ¡HMPF! — bufaron ambas.

Al parecer, el reparto no fue del agrado de las chicas. En fin, continuando…

— Kasai, Sokudo ustedes entrenaran con Kazuha y Miu.

—… ¿Eh? ¿Espera? ¿Yo también? — dijo Hikari completamente confundida.

— ¿Hace falta decir por qué? — pregunto Miu.

—… Mejor me callo…— dijo Hikari.

Enju sintió que le bajaba la presión sanguínea al escuchar eso. Debía entrenar no solo con Miu, sino con la madre de Yashiro, quien por lo comentado podría ser incluso mas peligrosa que el mismo Yashiro.

— Vaya…— dijo Yashiro.

— ¿…?

— Solo te diré una cosa…no te mueras…

Para que ese chico dijera algo así, Enju sintió que no podía ser nada bueno. Tenía miedo.

— Continuando, muchachos. — dijo Seiji.

— ¡…!

— Fuudo, tu estarás bajo el ojo de Kenjuro.

—… «Mierda»— pensó Fuudo mientras veía al tan musculoso militar.

Ryuji ya había visto al militar antes. Había visto como manejaba a Yashiro como si fuera un muñeco de trapo. Esto no le daba muy buenas expectativas.

—…Espera… ¿Kaiga no entrenara a nadie? — pregunto Yashiro.

— No, yo me tendré que hacer cargo de algunas cosas de la base mientras entrenan. — respondió Kaiga.

— Eso quiere decir que mi entrenadora será…Uhg…— murmuro Yashiro.

Luego de murmurar eso, sintió como alguien lo abrazaba por detrás. Seguido de ver un pequeño destello.

— Sera un gusto entrenar contigo…Yashiro…— dijo Fuuko.

La sonrisa algo atemorizante de Fuuko, además de lo que vio antes. Esa forma tan bestial de defenderse, hacían que la cara de Yashiro perdiera algo de color.

— «Estoy jodido…» — pensó Yashiro.

— Je, je, je… puedes apostarlo…— respondió Fuuko.

Luego de decidir quienes entrenaran con quienes. Todos empezaron los jóvenes se sentían un poco atemorizados por el reparto. Con excepción de Momoka y Misora, quienes seguían peleadas.

— Oye, Yashiro… ¿tu madre es en verdad tan temible? — pregunto Enju con la voz quebradiza.

— No me servirá mentirte a estas alturas… no te miento cuando digo que casi me mata varias veces cuando entrene con ella.

— …

Enju ya temblaba de temor ante lo que le esperaba. Tanto así que tomo con los dedos la camisa del uniforme de Yashiro por simple reflejo.

—… ¿Tienes miedo? — pregunto Yashiro.

— Pu-pues cl-claro…Solo escucha lo que me dices…— respondió Enju.

Mientras eso pasaba, Momoka y Misora vieron el gesto de Enju, pero lo malinterpretaron por otra cosa. A lo cual, Enju ve como se le cae un poco de cabello luego de un sonido muy peculiar, un disparo.

—…

Enju se quedó pasmada y miro lentamente en dirección a donde salió el disparo. Momoka estaba apuntando con su Colt en su dirección.

— Cuidado con lo que intentas…Enju-chan…— dijo Momoka en un tono cortante.

— ¡No-No es lo que piensas Momo! — exclamo Enju, soltando la camisa de Yashiro.

— «Que carácter…» — pensaron Misora y Yashiro.

Con los entrenadores definidos. Los chicos comienzan a prepararse… ¿pero para qué?

— Ya casi estamos en esa época ¿verdad? — dijo Hikari.

— Si… recuerdo cuando me eligieron, Fu, fu, fu. — dijo Kazuha.

— Sería raro que Shuryo no aprovechara eso…el encuentro Intercolegial con China… — dijo Seiji.

Mientras tanto, en la sede central de KenjoCorp.

— El encuentro se aproxima…seguramente están entrenando. Hmpf…siempre fuiste bastante predecible, Kano Seiji… — dijo Shuryo mientras fumaba en su oficina.

CAPITULO ANTERIOR|ÍNDICE| SIGUIENTE CAPÍTULO

Anuncios

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s