Súper Gen Divino – Capítulo 292: Una Bestia Nebulosa Diferente


Tercer Capítulo Semanal

¡Disfrutenlo!

“Esta es un hambre increíble.” Montando en Meowth, Han Sen estaba a punto de morir de hambre. Había comido más de diez libras de carne mutante. Si continuaba comiendo, su estómago probablemente explotaría.

Sin embargo, además de la sensación de hambre, Han Sen también se sentía enérgico. Las dos opuestas sensaciones inundaban su cuerpo, lo que hizo que Han Sen entendiera por qué los voluntarios anteriores se rendirían. Definitivamente una tortura cruel.

A medida que Han Sen practicaba más, ambas sensaciones se hacían más fuertes. Han Sen había cazado muchas criaturas mutantes en su camino y comido su carne, pero eso no ayudaba.

Mientras sentía el increíble hambre, Han Sen también sentía que su fuerza estaba mejorando rápidamente e incluso su corazón latía más fuerte.

En el mapa de Huangfu Pingqing, todos los caminos habían sido probados por diferentes equipos de la Escuela de Combate Ares, así que ninguno de los caminos era peligroso.

Incluso las partes más arriesgadas de los caminos estaban marcadas claramente, y siempre se ofrecían soluciones o consejos.

Después de que Han Sen se pusiera en camino, llegó a comprender lo precioso que era el mapa. Su valor, como dijo Huangfu Pingqing, estaba más allá de las cinco espíritus mutantes de la bestia. Con este mapa, uno podría fácilmente empezar a comerciar entre estos refugios, por lo que el mapa era un secreto comercial muy valioso.

Han Sen no sabía cuál era la razón de que Huangfu Pingqing le diera ese mapa. Al tomar ese mapa, él le debía una.

Después de medio año, Han Sen pasó por cinco refugios. Ni siquiera quería recordar ese período de tiempo. No fue por todos los riesgos y peligros en el camino, sino principalmente por los terribles sensaciones que tuvo al practicar el Mantra de la Herejía.

Han Sen estaba devastado en los primeros dos meses cuando empezó a practicar. Al final, lo logró y terminó la primera fase. Tanto su corazón como sus venas se fortalecieron significativamente.

La razón principal de su éxito era que cada vez que sentía que el hambre se volvía insoportable, practicaba Músculo de Hielo y Hueso de Jade. Entonces la frescura fluía por su cuerpo y aliviaba su hambre.

El hambre desapareció repentinamente después de terminar la primera fase. Sin embargo, en tres meses, el peso de Han Sen bajó de ciento setenta libras (setenta y siete kilos) a ciento diez libras (cincuenta kilos). Hasta sus huesos sobresalían.

Debido a que ninguno de los voluntarios anteriores había llegado tan lejos, Han Sen no estaba seguro de que su experiencia fuera única.

Después de terminar la primera fase, Han Sen comenzó a practicar la segunda fase del Mantra de la Herejía: ver a través del espejismo. Entonces, Han Sen sintió que su cuerpo era como una planta marchita recibiendo agua. Después de comer mucha carne mutante, empezó a recuperar su peso.

El hambre se había ido, así como las opuestas sensaciones En su práctica, se sentía cada vez más satisfecho. Parecía que todo su cuerpo se estaba volviendo más fuerte. Y sus funciones cardíacas actuales eran mucho más fuertes que las de una persona normal.

Medio mes antes de regresar al Refugio Armadura de Acero, Han Sen terminó la segunda fase. En ese momento, de repente descubrió lo poderoso que era el Mantra de la Herejía.

Estaba casi seguro de que si era capaz de completar las cuatro fases del Mantra de la Herejía, debería tener la habilidad de matar a una súper criatura.

Tal vez ni siquiera necesitaba terminarlo completamente. Cuando terminase la tercera fase de longevidad, debería ser capaz de herir a una súper criatura, al menos al bebé Rugidor Dorado.

Sin embargo, cuando Han Sen comenzó a practicar la tercera fase, su progreso se hizo mucho más lento.

Todavía podía sentir que estaba avanzando, pero ya no podía completar la tercera fase en tres meses. Han Sen estimó que probablemente podría terminar la tercera fase en un año.

Después de regresar al Refugio Armadura de Acero, Han Sen ya había llegado al límite de sus puntos genéticos mutantes. Sin embargo, debido a que eligió seguir los caminos seguros, Han Sen no tuvo la oportunidad de cazar ninguna criatura divina.

No se sintió mal por eso, porque basado en lo que podía hacer ahora, ya no le era difícil matar criaturas divinas.

Después de terminar la segunda fase, el nivel de Han Sen ya no se limitaba a los no evolucionados. Era incluso más fuerte que Qin Xuan, que había completado la Fisión Atómica. La mayoría de las criaturas divinas no soportarían un golpe de Han Sen.

Con el milagroso cristal negro, Han Sen no estaba preocupado por sus puntos genéticos divinos. Todo lo que le importaba en ese momento era cómo encontrar y matar súper criaturas.

El nuevo objetivo de Han Sen era aprovechar al máximo los súper puntos genéticos. Los puntos genéticos divinos ya no merecían su atención.

En su camino, Han Sen intercambiaba diferentes espíritus de la bestia cada vez que llegaba a un refugio, lo que le reportó una gran fortuna. Si hubiese estado dispuesto a usar más tiempo, habría ganado mucho más.

Aún así, había obtenido un beneficio de más de seiscientos millones. Además de eso, todavía tenía muchos espíritus de la bestia sin vender en el Refugio Armadura de Acero. Han Sen estaba seguro de que su parte era de al menos seiscientos millones.

En ese momento, Han Sen no tenía mucho deseo de dinero. Si el dinero no podía ser convertido en espíritus de la bestia o en cosas que necesitaba, entonces no era más que un número.

Aunque seiscientos millones no era un número enorme, que ni siquiera era suficiente para comprar una nave espacial, para Han Sen era suficiente dinero para mantener a su familia.

Después de regresar al Refugio Armadura de Acero, Han Sen se fue a su propia habitación inmediatamente. Había estado alimentando a la bestia nebulosa durante más de un año, y era una gran pérdida de tiempo.

Cuando Han Sen regresó a su cuarto y vio a la bestia nebulosa, no pudo creer lo que vio.

La bestia nebulosa estaba allí y había evolucionado, pero parecía algo diferente de las bestias nebulosas que solía comer.

Esta bestia nebulosa casi se volvió transparente y estaba rodeada de un aura.

“¿Por qué éste se ve tan diferente?” Mirando a la bestia nebulosa, Han Sen de repente tuvo un pensamiento que le produjo escalofríos.

 

 


Anuncios

3 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s